chinochano
            El mundo chino al alcance de tu chano


Inicio


En toda la web
En Chinochano

Chinochanadas
en Feisbuk
y en Twitter




Estos posts
te pueden servir
Estudiar mandarín en China 

Encontrar trabajo en China 

Hacer negocios en China 

Buscar piso
en China
 

Encontrar hispanos en China 

Tu nombre
en chino
 

Preparar el viaje
a China
 

Clima en China 

Llamar por teléfono desde China 

Ver TV china
en español
 

Libros sobre China 

Las mejores pelis chinas 

Chino mandarín
en tu ordenador
 

Hoteles en Pekín 

Restaurantes
en Pekín
 

Bares en Pekín 


Y si quieres ahondar
en un tema, aquí tienes posts sobre...
01. Música china
o sobre China


02. Cine y TV
en China


03. Arte y literatura de China

04. Historia
de China


05. Idioma chino

06. Comer y beber en China

07. Viajes por China y alrededores

08. Política y actualidad en China

09. Vida cotidiana en China

10. Nombres y apellidos chinos

11. Pekín,
esa ciudad


12. Shanghai,
esa ciudad


13. Hong Kong y Cantón, esas ciudades

14. Tíbet y Xinjiang

15. Taiwán

16. India, el otro gigante asiático

17. Japón y Corea

18. Sureste asiático

19. Fútbol chino

20. Otros deportes en China

21. Bellezas chinas

22. Amor y sexo
en China


23. China en mapas

24. Juegos
para los lectores


25. Consultorio
para los lectores


26. Asuntos personales

27. Cosas inclasificables

 


Mayo del 2015


Ingmar Bergman, superado

29 de Mayo, 2015, 0:01

Probablemente muchos ya habréis visto el cortometraje sueco Kung Fury, porque es el fenómeno internetero de hoy (más de dos millones de visitas en tan sólo 24 horas), pero quiero contribuir modestamente a su fama incluyéndolo en este blog.

Kung Fury es todo lo ¿bueno? que tenían los 80 sumado, destilado y sublimado. Incluyendo mitos de la cultura "china" como las películas de kung fu, el filme "Golpe en la Pequeña China" o el vídeojuego Double Dragon, que creo que están dentro de los cientos de cosas que han inspirado a los autores de esta genialidad, para que así este gran corto tenga un gancho oriental que lo una a este blog.

Sin más dilación, para todos ustedes, Kung Fury (contiene violencia gratuita, así que no se lo dejen ver a sus niños):



PD: Si te has quedado con ganas de más años 80, te invito a que veas este publirreportaje de Cathay Pacific, éste sí, grabado en esa época.

Enlace Permanente

Por ahora hay 6 comentarios


Algo está cambiando

25 de Mayo, 2015, 0:01


Con mucha emoción e ilusión observo desde la lejanía de Pekín los históricos momentos que se están construyendo poco a poco en España. En 2011, cuando se produjo el 15-M (que apoyé, aunque luego se me olvidara, y que comparé de forma muy sui generis con las protestas de Tiananmen) comenzó algo que nadie sabíamos aún a dónde llegaría, pero que finalmente está tomando forma. He tenido dudas, como cualquiera, pero poco a poco he ido entendido que el proceso es bueno para el país, y para ello he tenido que cambiar muchos esquemas en mi cabeza (para empezar, mi poca afición a las revoluciones, aunque bueno, sigo defendiendo que han de ser pacíficas).

Además, siempre fui un gran enemigo de politizarlo todo (por ejemplo, cuando se politizaron los Juegos Olímpicos de Pekín), pero ahora veo que todos tenemos que politizar más, o mejor dicho, debemos meternos de lleno en la política, por la sencilla razón de que en las décadas en que delegamos ese deber a sólo unos pocos, los políticos "profesionales" bajaron de nivel, tanto intelectual (sólo hay que escuchar un discurso de Tierno Galván y uno de Ana Botella para entenderlo) como ético (robar las arcas públicas, ha quedado claro, no fue la excepción, sino la regla: la política española se basó en prácticas mafiosas dignas de los Soprano). Ojalá un día esto llegue a China: los políticos chinos son buenos gestores económicos y buenos alumnos de Sun Tzu en su minimalismo diplomático, no se puede dudar, pero intelectualmente son un completo vacío cerebral. Me cuesta recordar, en los cientos, miles de discursos que les he oído o leído, alguna frase inteligente, original, que apasione, que pueda ligarles emocionalmente a un pueblo que no les presta atención alguna.

También he tenido que cambiar mi visión del pasado: siempre he defendido la reconciliación entre pueblos que han sufrido guerras o dictaduras, como el español (o el chino), pero he ido comprendiendo que una reconciliación puede estar construida sobre pilares equivocados que, inevitablemente, harán que tarde o temprano salgan las viejas rencillas del pasado. Una de las cosas que más me gusta del fenómeno que estamos viviendo es que psicoanaliza a España, le hace preguntarse qué pasó en la República, en la Transición, en los 80 o en los 90 (no tanto en la dictadura, porque en la dictadura el pueblo no podía hacer gran cosa, como ocurre ahora en China). Ahora, con casi 40 años, empiezo a encontrar inexplicable que de niño y adolescente no me enseñaran en la escuela nada del franquismo entonces recién terminado, o de la guerra civil. ¡Es un escándalo! En la televisión, que fue uno de nuestros grandes referentes culturales en esos años, tampoco se contaba nada. Si en la pantalla salían los 60 o los 70, era sólo con fines estéticos: los ye-yes, los guateques, los hippies. He de decir que quien más me ha ayudado a conocer mejor la historia de España en esas épocas que nadie quiere contar ha sido, en los últimos meses, Radio Nacional de España, con sus documentales sobre grandes figuras y hechos del siglo XX (aunque haya sido una visión moderada del asunto en comparación con la que haría alguien de Podemos, al menos se dignan a contar las cosas preguntando a los protagonistas).

Esto de escarbar en el pasado a China también le vendría muy bien. Otro país amnésico, y aún peor, que a la vez que no se acuerda de nada de lo ocurrido en las seis décadas pasadas (hambrunas del Gran Salto Adelante, linchamientos de la Revolución Cultural, matanza de Tiananmen), recuerda obsesivamente todos los días en la tele, en sus películas o en sus diarios lo que pasó en los años 30, cuando Japón les invadió. Ni siquiera es consecuente con sus discutibles leyes de punto final. Españoles y chinos, somos dos pueblos a los que les han secuestrado la historia reciente (está claro que a los chinos de forma mucho más sistemática, pero vosotros me entendéis) y eso no es sano.

Otra cosa que me gusta del nuevo movimiento que se vive en España es su nueva relación con Latinoamérica. Sí, Podemos ve con respeto, a veces quizá con excesiva admiración, movimientos como los de Venezuela, Bolivia, Brasil, Ecuador... Podré estar más o menos de acuerdo con ellos, pero algo de todo ello me parece extremadamente positivo, y es que por fin se contempla a América Latina sin paternalismos ni lástimas del rico que da limosna a un pobre: se ve a Latinoamérica como una región que nos puede enseñar cosas, ahora que hemos visto que el capitalismo de nuestros otros hermanos, los europeos del norte, puede ser salvaje y asesino. Que vale, tal vez Maduro no sea nuestro modelo a seguir, pero quizás sí Pepe Mújica.

España está probablemente viviendo un momento para la Historia, y precisamente cuando se cumplen 40 años de la muerte de aquel error histórico que estuvo otros 40 años en el poder. ¿Cómo afectará esto a las relaciones de España con China? No lo tengo aún claro. La actitud de la nueva izquierda que está surgiendo hacia el gigante asiático es ambivalente: por una parte, rechaza su carácter dictatorial y a la vez neoliberal. No gusta, por ejemplo, su papel innegable en la deslocalización de muchos negocios españoles, o que muchos negocios chinos en España hayan apuntalado el timo del ladrillo: la compra del Edificio España, la operación Campamento, los intentos de venta de viviendas de lujo a los millonarios chinos. Está por ver si la que posiblemente será la nueva alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, seguirá adelante con los negocios del magnate chino Wang Jianlin en la ciudad.

Sin embargo, el nuevo movimiento (en el que la cara más visible es Podemos, pero no quiero darles todo el protagonismo en este post, por eso a veces no le pongo nombre) también parece ver con buenos ojos el mundo multipolar que China, junto a Rusia, ofrece frente a dos décadas de dominio estadounidense en solitario que han coincidido con un liberalismo mortal, el de las hipotecas subprime, las bolsas convertidas en casinos de "productos financieros" y los bancos timando a sus clientes con las preferentes. Ni China ni Rusia son perfectas, es más, EEUU es probablemente un mejor país para vivir que los otros dos, pero es bueno que el imperio no sea omnipotente ni omnipresente.

Por otro lado, creo que estas izquierdas reconocerán que el papel de China como eliminador de pobreza es indiscutible, aunque a veces haya sido con métodos heterodoxos. Ya no sólo en la propia China, sino también en América Latina, donde muchos milagros económicos de esos países (desde economías muy liberales como Chile a otras populistas como Bolivia) tienen mucho que agradecer a los negocios con China. Habrá que ver cómo se relacionarán con un país que en parte ha sido uno de los grandes actores de la globalización que estas izquierdas tanto rechazan, pero que a la vez ha contribuido a una mejor redistribución de la riqueza.

En resumen, que si España acaba cambiando como parece que va a cambiar, las relaciones con China van a estar llenas de contradicciones, y no va a ser fácil seguir totalmente unos principios. Esperemos, en todo caso, que no acabemos abrazando el marxismo de Groucho Marx.


Enlace Permanente

Por ahora hay 15 comentarios


Eternamente Liu

20 de Mayo, 2015, 0:01

Es curioso, pero el fin de semana pasado, cuando yo comenzaba mi carrera como atleta, fue también el momento elegido por otro compañero de gremio, el inmenso Liu Xiang, para poner fin a la suya. En realidad Liu Xiang, el saltador de vallas de Shanghai, el mejor atleta masculino de la historia de China, no corría desde los Juegos Olímpicos de Londres 2012, pero su adiós oficial no ha sido hasta ahora, dicen que por compromisos con compañías publicitarias que le obligaban a estar teóricamente en activo 10 años (desde su salto a la fama mundial en 2004 hasta ahora, más o menos). Su despedida, entre lágrimas, fue en la misma ciudad donde comenzó a correr, Shanghai, y aprovechando que ese día su patria chica acogía la Liga de Diamante.



A mí me da mucha pena, entre otras cosas porque con su retirada, la del baloncestista Yao Ming hace un tiempo y la de la tenista Li Na hace tan sólo unos meses, se pone fin a una gran generación de deportistas mediáticos de la China en la que yo he vivido, ésta de principios de siglo XXI. Me preguntáis deportistas famosos de la China actual, en activo, y así a bote pronto no se me ocurre ninguno.

La carrera de Liu Xiang es, además, la que más me apasiona de los tres deportistas mencionados. Hace poco se supo que se va a rodar una película de Li Na, pero yo no me explico cómo a nadie se le ha ocurrido hacer también una de Liu, una historia de grandes éxitos y enormes fracasos que quedaría perfecta en celuloide. Quizá es poque Liu Xiang siempre fue un hombre discreto, no hizo tantos anuncios como las otras estrellas deportivas chinas e incluso en los mejores y peores momentos de su carrera intentó evitar las cámaras.

Pese a esa timidez, Liu ha dado enormes momentos para la historia del deporte de China, momentos que a veces han inspirado posts en este blog. Recordemos algunos de ellos, primero los buenos y luego los malos, porque además así se sucedieron cronológicamente:



Atenas 2004: Liu Xiang, que no partía como favorito pero sí como posible revelación, gana el oro olímpico. Un enorme hito para un atleta asiático, en una prueba que como casi todas las de velocidad está desde hace décadas monopolizada por corredores de raza negra. El tiempo en el que corrió la final, además, sigue siendo el récord olímpico (12,91 segundos).





Lausana 2006
: El vallista shanghainés bate el récord mundial, con un tiempo de 12,88, que aún a día de hoy es la tercera mejor marca de la historia. Liu ostentaría el récord hasta 2008, en que se lo quitó su gran rival psicológico, el gafotas cubano Dayron Robles (digo psicológico porque en realidad han disputado muy pocas finales juntos, como conté en uno de los posts antes linkeados).





Osaka 2007
: En Japón, un país siempre muy simbólico para los chinos, Liu sigue construyendo su leyenda y gana el Mundial. En una perfecta progresión, pues en los Mundiales de París 2003 había sido bronce, y en los de Helsinki 2005 logró la plata.





Pekín 2008
: Comienza a estropearse la hasta entonces perfecta historia de Liu. En los Juegos Olímpicos disputados en su "casa", y ante decenas de miles de espectadores que habían ido prácticamente a verle sólo a él, Liu no puede ni siquiera correr la primera de las series calificatorias, ya que se resiente de una vieja lesión que en realidad siempre le ha estado doliendo. Liu se va por la puerta de servicio, y toda China se la pasó llorando ese día (si buscáis en YouTube o YouKu podréis encontrar un montón de vídeos de aficionados chinos recordando ese día con poemas tristes y músicas fúnebres).





Daegu 2011
: Tres años han pasado ya desde el desastre de Pekín. Liu ha estado todo ese tiempo entre médicos, operaciones, y disputando carreras de segundo nivel para no forzarse mucho. Tras la travesía por el desierto, está otra vez en forma y listo para dar al menos su última gran carrera, su canto del cisne. Es la final del Mundial, y al lado está su eterno rival, Dayron Robles. La carrera es triste y a la vez legendaria: Liu corre como si tuviera 10 años menos, la borda, pero llega la última valla y... a Dayron se le cruza el cable, lo agarra, y arruina a ambos. Increíble, épico y poético, aunque fuera un final tan infame. Dayron fue descalificado y Liu al menos se llevó la plata, su último gran metal. Pese a todo, se abrazaron.





Londres 2012
: Un final de película, digno de esta historia. Liu sabe que ya no está para ganar, pero al menos va a intentarlo. Vuelve Liu a unos Juegos Olímpicos, esta vez no quiere irse cobardemente como en Pekín, y correrá como sea. Otra vez la primera carrera de calificación, salen los atletas y... se da el trompazo padre con la primerísima valla. Entonces Liu se levanta, se muerde el orgullo y yendo a la pata coja, llega como puede hasta la última de las vallas y le da un beso, como diciendo que nunca más correría (y así fue, realmente). Dios, ya estoy oyendo música de violín de fondo.







En fin, que se me ponen los pelos como escarpias. Lo de Liu a mi entender está al nivel de Maradona o George Best, es de esas historias deportivas que no sólo son grandes por lo alto que llegaron, sino también por lo bajo que cayeron. Liu al menos no cayó en las drogas o en el alcohol, sólo se cayó en algunas vallas. Adiós Liu Xiang, los que hemos vivido en China estos años nunca te olvidaremos.

Enlace Permanente

Por ahora hay 2 comentarios


Artículos anteriores en Mayo del 2015




Este blog -sorpresas te da la vida- recibió el premio Blasillo de Huesca 2006 al ingenio español en Internet

Y como no hay uno sin dos, fue galardonado poco después con el Premio 20 Blogs 2006 al mejor blog expatriado

Y agárrate bien a la silla, porque más de un lustro después, llegó el Premio BOBs 2012 al mejor blog en español




Archivos
Diciembre 2016 
Noviembre 2016 
Octubre 2016 
Septiembre 2016 
Agosto 2016 
Julio 2016 
Junio 2016 
Mayo 2016 
Abril 2016 
Marzo 2016 
Febrero 2016 
Enero 2016 
Diciembre 2015 
Noviembre 2015 
Octubre 2015 
Septiembre 2015 
Agosto 2015 
Julio 2015 
Junio 2015 
Mayo 2015 
Abril 2015 
Marzo 2015 
Febrero 2015 
Enero 2015 
Diciembre 2014 
Noviembre 2014 
Octubre 2014 
Septiembre 2014 
Agosto 2014 
Julio 2014 
Junio 2014 
Mayo 2014 
Abril 2014 
Marzo 2014 
Febrero 2014 
Enero 2014 
Diciembre 2013 
Noviembre 2013 
Octubre 2013 
Septiembre 2013 
Agosto 2013 
Julio 2013 
Junio 2013 
Mayo 2013 
Abril 2013 
Marzo 2013 
Febrero 2013 
Enero 2013 
Diciembre 2012 
Noviembre 2012 
Octubre 2012 
Septiembre 2012 
Agosto 2012 
Julio 2012 
Junio 2012 
Mayo 2012 
Abril 2012 
Marzo 2012 
Febrero 2012 
Enero 2012 
Diciembre 2011 
Noviembre 2011 
Octubre 2011 
Septiembre 2011 
Agosto 2011 
Julio 2011 
Junio 2011 
Mayo 2011 
Abril 2011 
Marzo 2011 
Febrero 2011 
Enero 2011 
Diciembre 2010 
Noviembre 2010 
Octubre 2010 
Septiembre 2010 
Agosto 2010 
Julio 2010 
Junio 2010 
Mayo 2010 
Abril 2010 
Marzo 2010 
Febrero 2010 
Enero 2010 
Diciembre 2009 
Noviembre 2009 
Octubre 2009 
Septiembre 2009 
Agosto 2009 
Julio 2009 
Junio 2009 
Mayo 2009 
Abril 2009 
Marzo 2009 
Febrero 2009 
Enero 2009 
Diciembre 2008 
Noviembre 2008 
Octubre 2008 
Septiembre 2008 
Agosto 2008 
Julio 2008 
Junio 2008 
Mayo 2008 
Abril 2008 
Marzo 2008 
Febrero 2008 
Enero 2008 
Diciembre 2007 
Noviembre 2007 
Octubre 2007 
Septiembre 2007 
Agosto 2007 
Julio 2007 
Junio 2007 
Mayo 2007 
Abril 2007 
Marzo 2007 
Febrero 2007 
Enero 2007 
Diciembre 2006 
Noviembre 2006 
Octubre 2006 
Septiembre 2006 
Agosto 2006 
Julio 2006 
Junio 2006 
Mayo 2006 
Abril 2006 
Marzo 2006 
Febrero 2006 
Enero 2006 
Diciembre 2005 
Noviembre 2005 
Sicilia 1947 

 

Blog alojado en ZoomBlog.com

Creative Commons License
Los textos de este blog están bajo una licencia de Creative Commons.

Si eres el autor de alguna de las fotos colocadas en el blog
y no deseas que sea usada aquí,
notifícamelo y la retiraré