chinochano
            El mundo chino al alcance de tu chano


Inicio


En toda la web
En Chinochano

Chinochanadas
en Feisbuk
y en Twitter




Estos posts
te pueden servir
Estudiar mandarín en China 

Encontrar trabajo en China 

Hacer negocios en China 

Buscar piso
en China
 

Encontrar hispanos en China 

Tu nombre
en chino
 

Preparar el viaje
a China
 

Clima en China 

Llamar por teléfono desde China 

Ver TV china
en español
 

Libros sobre China 

Las mejores pelis chinas 

Chino mandarín
en tu ordenador
 

Hoteles en Pekín 

Restaurantes
en Pekín
 

Bares en Pekín 


Y si quieres ahondar
en un tema, aquí tienes posts sobre...
01. Música china
o sobre China


02. Cine y TV
en China


03. Arte y literatura de China

04. Historia
de China


05. Idioma chino

06. Comer y beber en China

07. Viajes por China y alrededores

08. Política y actualidad en China

09. Vida cotidiana en China

10. Nombres y apellidos chinos

11. Pekín,
esa ciudad


12. Shanghai,
esa ciudad


13. Hong Kong y Cantón, esas ciudades

14. Tíbet y Xinjiang

15. Taiwán

16. India, el otro gigante asiático

17. Japón y Corea

18. Sureste asiático

19. Fútbol chino

20. Otros deportes en China

21. Bellezas chinas

22. Amor y sexo
en China


23. China en mapas

24. Juegos
para los lectores


25. Consultorio
para los lectores


26. Asuntos personales

27. Cosas inclasificables

 


Junio del 2015


La isla que se comió al pueblo

27 de Junio, 2015, 0:01

Recientemente circularon por el internet chino unas hermosas fotos de un pueblo de pescadores en una isla china llamada Guoqi, cerca de la desembocadura del río Yangtsé (aunque ya bastante mar adentro). El pueblo quedó abandonado y ha sido invadido por la hiedra, dejando un paisaje casi tolkieniano que ha sabido captar muy bien el fotógrafo Tang Yuhong, de quién provienen las siguientes instantáneas:






Viniendo como vengo de Huesca, la provincia española con más pueblos abandonados, estas imágenes me han impresionado especialmente.

Enlace Permanente

Por ahora hay 6 comentarios


¡Novios wan sui!

25 de Junio, 2015, 0:01

Hola gentes: os escribo desde Madrid, porque ya han comenzado mis vacaciones estivales, en las que vuelvo a mi patria querida. Pero no voy a hablaros de la Carmena o de Podemos, ni siquiera de Marujita Díaz (DEP), sino de lo que hice el último día antes de volar a España: asistir a una boda china.

 

Aunque llevo muchos años en Pekín, es sólo la segunda boda china a la que asisto, quizá señal de lo difícil que es adaptarse a este país y ser uno más (o igual señal de que mis amigos son solterones como yo, quién sabe). En fin, el caso es que esta boda fue mejor que la primera, porque ésta no fue sólo un banquete (que es a lo que suelen limitarse las bodas chinas) sino que también tuvo otras "diversiones".

 

La primera de ellas fue que la boda era por la iglesia (católica), ya que tanto el novio como la novia son de esta religión. No es habitual en China, pero eso no quiere decir que no pueda pasar, y además entre los jóvenes chinos lo del catolicismo tiene cierto componente "cool" que en Occidente se perdió hace como 2.000 años. El caso es que la boda se celebró en una bonita iglesia de la provincia de Hebei, de donde es el novio (una de las diferencias con España: la boda se hace en el lugar del novio).





 

La misa ofició a las 6 y media de la mañana. En efecto, demasiado pronto, pero en fin, así no pasamos tanto calor. A la ceremonia habíamos sido invitados bastantes extranjeros, amigos y colegas de trabajo de la novia, que probablemente debido al madrugón fuimos los últimos en llegar a la iglesia. Cuando los guiris llegamos, nos encontramos al novio y a la novia en la puerta del templo (sí, en China lo de que la novia llegue tarde no parece que sea costumbre) y esperando un poco impacientemente a que llegáramos los extranjeros tardones. Nosotros y el novio éramos los únicos que llevábamos traje y corbata, el resto del mundo iba de normal.

 

La misa fue en chino, así que no entendimos mucho de ella: sí puedo decir que los rituales son muy parecidos, aunque cantan muchísimos salmos más que en España, y cuando se dan la paz no se dan la mano, sino que se reverencian unos a otros. Cuando los novios se pusieron los anillos, la intimidad del momento quedaba algo reducida por el hecho de que un cámara contratado para la ocasión estaba junto a ellos metiendo la cámara sobre sus cabezas.



Los extranjeros nos portamos muy bien pero hicimos un poco el ridículo en la comunión, cuando nos pidieron en inglés que si queríamos comulgar cruzáramos nuestras manos sobre el pecho, como en el sarcófago de Tutankamón. Nosotros pensamos que teníamos que estar así todo el rato, no sólo al pasar a comulgar, y nos quedamos en esa rara postura varios minutos, sin saber qué hacer. Aunque todo fue muy católico, al final de la ceremonia los novios hicieron reverencias a estilo chino a sus padres y a los asistentes a la misa.

 

A la salida de la misa, en vez de arroz (y mira que en China tienen arroz) se tiraron petardos, una gran traca que había sido dispuesta en forma de corazón en la puerta de la iglesia.

 

Desde allí fuimos a la casa del novio, donde nos recibió otra gran traca y donde la tradición mandaba al parecer que los niños invitados robaran prendas de los recién casados (la chaqueta de él, los zapatos de ella) y se los revendieran, mientras la pareja se sentaba un buen rato en el lecho nupcial y se hacía allí fotos con los invitados. Los niños ladrones eran premiados con unos hongbaos (sobres rojos) nada desdeñables, de hasta 1.000 yuanazos. Así me gusta, premiando el crimen desde la infancia… También hubo sobre rojo para una niña que les dio a los novios un bol de fideos (símbolo de larga vida) para que se los comieran.

 



Mientras ocurría esto y la novia se cambiaba de traje (llevó tres distintos a lo largo de la ceremonia, dos blancos como de novia occidental y uno rojo de novia china) los invitados éramos agasajados con té, pipas, sandía, dátiles chinos y cosas así que nos quitaron un poco el hambre de cara al banquetazo, que empezó a eso de las 12 de la mañana en un hotel cercano a la iglesia.

 

En el banquete todos comimos muy bien salvo los pobres novios, que subidos a un escenario tenían que hacer toda clase de rituales: escuchar el discurso de una especie de presentador que les decía las obligaciones que tenían con el matrimonio, dar el ramo a la mejor amiga de la novia (no se tiró indiscriminadamente) y, por encima de todo, el ritual de colocarse frente a los padres de los novios y ofrecerles té con una reverencia mientras se les decía "ma, qing he cha" y "ba, qing he cha" (máma y papá, bebed té), que suena muy gracioso. Es uno de los actos centrales de las bodas chinas, simboliza en cierta manera que la novia es ya parte de la familia del novio, y es lo que seguramente más emocionó a los recién casados.

 

Antes del banquete cada invitado entregó en una mesita de la entrada su particular regalo, un hongbao con dinero que la familia del novio no se cortaba en sacar del sobre y contar, para apuntar lo que cada uno daba (es lo normal en China, no se asusten). Otra cosa chocante para un guiri ocurrió al final del banquete (a las 2, la hora a la que en España comenzamos a comer), cuando los camareros no tuvieron miramientos para empezar a recoger las mesas (incluso llevándose sillas y tableros) cuando algunos comensales estaban comiendo aún (incluidos los novios, que con tanto ritual habían empezado a comer bastante más tarde que el resto).

 

En fin, cosas muy diferentes de una boda española, pero a la vez divertidas y que nos hicieron disfrutar mucho la ceremonia, pese al gran madrugón (que me permitió llegar pronto de vuelta a Pekín para hacer las maletas, dejar a la perra en la perrera y hacer la maleta, pues al día siguiente volaba a España). ¡Vivan los novios!

Enlace Permanente

Por ahora hay 3 comentarios


Siguiendo la corriente II
(game edition)

18 de Junio, 2015, 0:01


La semana pasada, como ya os conté, estuve en Fushun y Dandong, dos ciudades atravesadas por grandes ríos que forman parte muy importante de su personalidad. China es un país de grandes corrientes fluviales, y buena parte de las grandes urbes del país están en sus orillas.

La visión de aquellos ríos, y también el reciente naufragio de un barco en el Yangtzé, me hizo pensar estos días en agua dulce, y se me ocurrió crear un juego en el que los más avezados entendidos de China intenten emparejar distintas ciudades de este país con los ríos que las atraviesan.

Así que si te atreves, prodigioso lector, intenta acertar todos los ríos de este juego, al que puedes retarte pinchando en el siguiente link:




Ya me dirás cuántos has acertado. Y si te quedas con ganas de saber más de ríos chinos, te recuerdo que en este post hablé más cosas de ellos.

Enlace Permanente

Por ahora hay 2 comentarios


Artículos anteriores en Junio del 2015




Este blog -sorpresas te da la vida- recibió el premio Blasillo de Huesca 2006 al ingenio español en Internet

Y como no hay uno sin dos, fue galardonado poco después con el Premio 20 Blogs 2006 al mejor blog expatriado

Y agárrate bien a la silla, porque más de un lustro después, llegó el Premio BOBs 2012 al mejor blog en español




Archivos
Diciembre 2016 
Noviembre 2016 
Octubre 2016 
Septiembre 2016 
Agosto 2016 
Julio 2016 
Junio 2016 
Mayo 2016 
Abril 2016 
Marzo 2016 
Febrero 2016 
Enero 2016 
Diciembre 2015 
Noviembre 2015 
Octubre 2015 
Septiembre 2015 
Agosto 2015 
Julio 2015 
Junio 2015 
Mayo 2015 
Abril 2015 
Marzo 2015 
Febrero 2015 
Enero 2015 
Diciembre 2014 
Noviembre 2014 
Octubre 2014 
Septiembre 2014 
Agosto 2014 
Julio 2014 
Junio 2014 
Mayo 2014 
Abril 2014 
Marzo 2014 
Febrero 2014 
Enero 2014 
Diciembre 2013 
Noviembre 2013 
Octubre 2013 
Septiembre 2013 
Agosto 2013 
Julio 2013 
Junio 2013 
Mayo 2013 
Abril 2013 
Marzo 2013 
Febrero 2013 
Enero 2013 
Diciembre 2012 
Noviembre 2012 
Octubre 2012 
Septiembre 2012 
Agosto 2012 
Julio 2012 
Junio 2012 
Mayo 2012 
Abril 2012 
Marzo 2012 
Febrero 2012 
Enero 2012 
Diciembre 2011 
Noviembre 2011 
Octubre 2011 
Septiembre 2011 
Agosto 2011 
Julio 2011 
Junio 2011 
Mayo 2011 
Abril 2011 
Marzo 2011 
Febrero 2011 
Enero 2011 
Diciembre 2010 
Noviembre 2010 
Octubre 2010 
Septiembre 2010 
Agosto 2010 
Julio 2010 
Junio 2010 
Mayo 2010 
Abril 2010 
Marzo 2010 
Febrero 2010 
Enero 2010 
Diciembre 2009 
Noviembre 2009 
Octubre 2009 
Septiembre 2009 
Agosto 2009 
Julio 2009 
Junio 2009 
Mayo 2009 
Abril 2009 
Marzo 2009 
Febrero 2009 
Enero 2009 
Diciembre 2008 
Noviembre 2008 
Octubre 2008 
Septiembre 2008 
Agosto 2008 
Julio 2008 
Junio 2008 
Mayo 2008 
Abril 2008 
Marzo 2008 
Febrero 2008 
Enero 2008 
Diciembre 2007 
Noviembre 2007 
Octubre 2007 
Septiembre 2007 
Agosto 2007 
Julio 2007 
Junio 2007 
Mayo 2007 
Abril 2007 
Marzo 2007 
Febrero 2007 
Enero 2007 
Diciembre 2006 
Noviembre 2006 
Octubre 2006 
Septiembre 2006 
Agosto 2006 
Julio 2006 
Junio 2006 
Mayo 2006 
Abril 2006 
Marzo 2006 
Febrero 2006 
Enero 2006 
Diciembre 2005 
Noviembre 2005 
Sicilia 1947 

 

Blog alojado en ZoomBlog.com

Creative Commons License
Los textos de este blog están bajo una licencia de Creative Commons.

Si eres el autor de alguna de las fotos colocadas en el blog
y no deseas que sea usada aquí,
notifícamelo y la retiraré