chinochano
            El mundo chino al alcance de tu chano


Inicio


En toda la web
En Chinochano

Chinochanadas
en Feisbuk
y en Twitter




Estos posts
te pueden servir
Estudiar mandarín en China 

Encontrar trabajo en China 

Hacer negocios en China 

Buscar piso
en China
 

Encontrar hispanos en China 

Tu nombre
en chino
 

Preparar el viaje
a China
 

Clima en China 

Llamar por teléfono desde China 

Ver TV china
en español
 

Libros sobre China 

Las mejores pelis chinas 

Chino mandarín
en tu ordenador
 

Hoteles en Pekín 

Restaurantes
en Pekín
 

Bares en Pekín 


Y si quieres ahondar
en un tema, aquí tienes posts sobre...
01. Música china
o sobre China


02. Cine y TV
en China


03. Arte y literatura de China

04. Historia
de China


05. Idioma chino

06. Comer y beber en China

07. Viajes por China y alrededores

08. Política y actualidad en China

09. Vida cotidiana en China

10. Nombres y apellidos chinos

11. Pekín,
esa ciudad


12. Shanghai,
esa ciudad


13. Hong Kong y Cantón, esas ciudades

14. Tíbet y Xinjiang

15. Taiwán

16. India, el otro gigante asiático

17. Japón y Corea

18. Sureste asiático

19. Fútbol chino

20. Otros deportes en China

21. Bellezas chinas

22. Amor y sexo
en China


23. China en mapas

24. Juegos
para los lectores


25. Consultorio
para los lectores


26. Asuntos personales

27. Cosas inclasificables

Archivos
Diciembre 2016 
Noviembre 2016 
Octubre 2016 
Septiembre 2016 
Agosto 2016 
Julio 2016 
Junio 2016 
Mayo 2016 
Abril 2016 
Marzo 2016 
Febrero 2016 
Enero 2016 
Diciembre 2015 
Noviembre 2015 
Octubre 2015 
Septiembre 2015 
Agosto 2015 
Julio 2015 
Junio 2015 
Mayo 2015 
Abril 2015 
Marzo 2015 
Febrero 2015 
Enero 2015 
Diciembre 2014 
Noviembre 2014 
Octubre 2014 
Septiembre 2014 
Agosto 2014 
Julio 2014 
Junio 2014 
Mayo 2014 
Abril 2014 
Marzo 2014 
Febrero 2014 
Enero 2014 
Diciembre 2013 
Noviembre 2013 
Octubre 2013 
Septiembre 2013 
Agosto 2013 
Julio 2013 
Junio 2013 
Mayo 2013 
Abril 2013 
Marzo 2013 
Febrero 2013 
Enero 2013 
Diciembre 2012 
Noviembre 2012 
Octubre 2012 
Septiembre 2012 
Agosto 2012 
Julio 2012 
Junio 2012 
Mayo 2012 
Abril 2012 
Marzo 2012 
Febrero 2012 
Enero 2012 
Diciembre 2011 
Noviembre 2011 
Octubre 2011 
Septiembre 2011 
Agosto 2011 
Julio 2011 
Junio 2011 
Mayo 2011 
Abril 2011 
Marzo 2011 
Febrero 2011 
Enero 2011 
Diciembre 2010 
Noviembre 2010 
Octubre 2010 
Septiembre 2010 
Agosto 2010 
Julio 2010 
Junio 2010 
Mayo 2010 
Abril 2010 
Marzo 2010 
Febrero 2010 
Enero 2010 
Diciembre 2009 
Noviembre 2009 
Octubre 2009 
Septiembre 2009 
Agosto 2009 
Julio 2009 
Junio 2009 
Mayo 2009 
Abril 2009 
Marzo 2009 
Febrero 2009 
Enero 2009 
Diciembre 2008 
Noviembre 2008 
Octubre 2008 
Septiembre 2008 
Agosto 2008 
Julio 2008 
Junio 2008 
Mayo 2008 
Abril 2008 
Marzo 2008 
Febrero 2008 
Enero 2008 
Diciembre 2007 
Noviembre 2007 
Octubre 2007 
Septiembre 2007 
Agosto 2007 
Julio 2007 
Junio 2007 
Mayo 2007 
Abril 2007 
Marzo 2007 
Febrero 2007 
Enero 2007 
Diciembre 2006 
Noviembre 2006 
Octubre 2006 
Septiembre 2006 
Agosto 2006 
Julio 2006 
Junio 2006 
Mayo 2006 
Abril 2006 
Marzo 2006 
Febrero 2006 
Enero 2006 
Diciembre 2005 
Noviembre 2005 
Sicilia 1947 


Mis posts
favoritos
Principios fundacionales de Chinochano 

El birrograma 

China conquista
el mundo
 

China rebautizada 

Un país de 5 

Etnias de China 

¡¡Me llamo
Josep Lluis!!
 

Pongamos que hablo de Pekín 

Gracias a la China 

Gripe pekinar 

Alfabeto chino 

El post más polémico 

Agujeros 

Aprende a ligar
con Richar
 

Una vez
fui activista
 

¿Te quedas
o te vas?
 

Colección de objetos superfluos 

China élfica 

Las cabezas de YSL 

Der Untergang
aus Kochinnen
 

Triciclos de China 

Hasta el infinito
y más allá
 

Supermegaofensivo 

 


Abril del 2016


Océano Bélico

29 de Abril, 2016, 0:01



En 2013 se estrenó Pacific Rim, una película en la que el Océano Pacífico, que da nombre a la cinta, es atacado por unos monstruos alienígenas gigantes tipo Godzilla y donde países de la zona  como Japón, Australia, China o Estados Unidos -hay una triste ausencia de Latinoamérica, pese a que el director sea el mexicano Guillermo del Toro- se unen para derrotar a los monstruos manejando robots igualmente gigantes. La película, en la que Santiago Segura juega un importante papel, tiene como escenario Hong Kong (donde me encuentro hoy, casualmente) y por tanto las aguas donde robots y monstruos se dan de leches son las del Mar de China Meridional. Se podría decir que Pacific Rim, que fue una película que gustó mucho en China y cuya proyección fue autorizada por la censura en los cines del país, simbolizó de forma muy gráfica el naciente interés de Estados Unidos, representada por su maquinaria de propaganda, que es Hollywood, hacia un mar conflictivo y deseado.

Más o menos por esa época en la que se estrenó la película (quizá un poco antes) un Estados Unidos que había declarado abiertamente que iba a desplazar su política internacional desde Oriente Medio hacia el Extremo Oriente comenzaba en la segunda de esas regiones unas estrategias que no le iban a hacer mucha gracia a China. La entonces secretaria de Estado Hillary Clinton -muy impopular entre los chinos, tanto que casi prefieren que Donald Trump gane en las próximas elecciones- y el propio presidente Barack Obama iban a visitar países de la zona, tales como Filipinas o Vietnam, para darles a entender que iban a recibir apoyo en sus reclamaciones de islas de ese mar igualmente reclamadas por China, como las Spratly o las Paracel (que algunos llamaron estos años, equivocadísimamente y para mi desespero, Paracelso). A raíz de estos apoyos de Washington, Vietnam y Filipinas comenzaron a reivindicar públicamente sus derechos sobre esas islas, y a acusar a China de apresar sus pesqueros o pescar ilegalmente. También hubo un aumento de la presencia militar estadounidense en Australia, tradicional aliado de la zona por la proximidad cultural aunque a veces olvidado por Washington.

China reaccionó a estos movimientos con gestos de fuerza. Levantó en una de las islas que controla una ciudad, Sansha, para dar fuerza a su presencia en los archipiélagos (durante casi toda la historia deshabitados, salvo destacamentos militares en las últimas décadas). También plantó una plataforma petrolífera muy cerca de las costas de Vietnam, y ha aumentado artificialmente algunas de las islas para instalar en ellas pistas de aterrizaje, algo que fue condenado por Estados Unidos (de forma un tanto hipócrita, porque también Filipinas, Vietnam y hasta Taiwán tienen pistas aéreas o instalaciones similares en islas en disputa de esa zona, algo que es posible que jamás mencione un medio de comunicación en inglés).

Una vez revueltas las aguas, Estados Unidos ha tomado más medidas, que han consistido, básicamente, en hacer que portaviones o acorazados de su flota en el Pacífico pasen por aguas en disputa, como medida de advertencia a China. También lo ha hecho con aviones, y en algunos de esos vuelos han llegado a participar generales americanos o hasta el secretario de Defensa Ash Carter. Otra medida ha sido la de intentar que el conflicto en el Mar de China Meridional, antes pequeño y desconocido para la mayoría de los mortales pese a que tiene décadas de antigüedad, se convierta en algo familiar: los políticos estadounidenses, desde secretarios a congresistas o senadores, hablan sobre el todas las semanas, aunque no haya en realidad muchas novedades que contar, lo que consigue sin embargo que el tema aparezca casi a diario en los medios y se convierta en un asunto que alarme a la opinión pública.

¿Qué hay detrás de todo esto? En primer lugar, lo que desde el fin de la II Guerra Mundial ha generado conflictos en todo el planeta: ya no se pelea por tierras, sino por recursos. En el Mar de China Meridional hay de momento sólo recursos pesqueros, pero se considera que en su lecho marino podría haber enormes bolsas de petróleo y gas, quizá las mayores del mundo. Sin embargo, de momento eso es sólo una posibilidad aún no probada, ni siquiera por la plataforma marítima que los chinos colocaron cerca de Vietnam y que hizo varias prospecciones. Por otra parte, no podemos olvidar los intereses de la industria armamentística estadounidense, un lobby con gran poder que ahora sueña con vender submarinos y cazas a Vietnam o Filipinas, aunque lo cierto es que por ahora no se ha oído hablar de grandes ventas de armamento a esos países.

Además de la clásica guerra de recursos y mercados, hay un claro conflicto por la hegemonía, muy interesante y que demuestra una vez más que aquellas teorías del Fin de la Historia que hubo tras la caída del Muro de Berlín estaban totalmente equivocadas, y a la Guerra Fría le seguirán nuevos conflictos tan malos o peores. Tras el fin de la Unión Soviética, Estados Unidos centró su política exterior en Oriente Medio, que ése sí es un indiscutible depósito de recursos energéticos. La presencia de Washington en una región tan compleja y conflictiva, donde el conflicto aumentó con la mayor presencia americana, obligó a los Estados Unidos a dedicarse casi exclusivamente a esa región en su política exterior. Ello quizá le distrajo del ascenso de China, que hoy día ya le mira de tú a tú como potencia mundial, y también de la conversión de Corea del Norte en potencia nuclear, rompiendo el equilibrio en Extremo Oriente.

Cuando Obama llegó a la presidencia de EEUU, su bandera en política internacional era cerrar la prisión ilegal de Guantánamo, un símbolo de que quería reducir la presencia de su país en Oriente Medio, en el momento en que su país ocupaba dos países (Irak y Afganistán). No sólo por razones humanitarias, que también las habría y seguramente le valieron el Nobel de la Paz aquel prematuro que le dieron, sino por reconducir la política exterior norteamericana al Pacífico, una región tradicionalmente interesante para Washington, ya desde los tiempos en que ayudó a Filipinas a "independizarse" de España (lo entrecomillo porque luego la ocuparon ellos). Tampoco debe olvidarse que para Estados Unidos el gran enemigo de la Segunda Guerra Mundial fue Japón, en esas aguas, y que por ellas navega su mayor flota naval.

En este sentido, es simbólico que los primeros acercamientos de la Administración Obama a Filipinas o Vietnam llegaran tras la muerte de Osama Bin Laden, en 2011. La muerte del líder de Al Qaeda fue interpretada desde Washington como signo de que se podía levantar el pie del acelerador que habían pisado a fondo en Oriente Medio especialmente desde los atentados de las Torres Gemelas. Lo que no sabían quizá por aquel entonces es que después de Al Qaeda llegaría el Estado Islámico, y que Rusia volvería a una región en la que no había estado apenas desde los tiempos de la invasión de Afganistán, esta vez en ayuda de los sirios... La historia se repite, y quizá ahora la excesiva atención de Estados Unidos al Mar de China Meridional le ha hecho olvidar un poco Oriente Medio, por lo que ahora es allí donde salen monstruos no tan gigantes como los de Pacific Rim pero igual de amenazadores.

Por supuesto, no voy a tratar a China como un sujeto meramente pasivo en este apasionante juego de poderes. Un régimen comunista como el actual, con un presidente tan conservador como está demostrando ser Xi Jinping, está utilizando el conflicto como excusa para aumentar el sentimiento nacionalista dentro del país, aunque lo cierto es que la mayoría de la ciudadanía china es totalmente ajena a la política, y le da lo mismo tanto lo que Pekín como lo que Washington estén pergeñando. En cambio, al presidente Xi sí que le sirve para que una institución tan poderosa como el ejército chino cierre filas en torno a él y le rinda pleitesía mientras China muestre de vez en cuando gestos de desafío hacia la todopoderosa Estados Unidos. Los órdagos que de vez en cuando se dan chinos y estadounidenses en el Mar de China Meridional, menos peligrosos que los que hay a veces en Oriente Medio pues en esta región se producen en un mar prácticamente deshabitado, ayudan a China a mostrarse fuerte con unos riesgos mínimos, llevando el conflicto a una dimensión de tensión permanente pero controlada que a la larga beneficia tanto a Estados Unidos como al régimen comunista chino. El problema es si un día de éstos llega un actor incontrolable (Corea del Norte es un gran candidato) que te rompe el equilibrio regional y todo se dispara. Esperemos que Extremo Oriente no se convierta este siglo en el desastre que ha sido Oriente Medio, por culpa de tantos intereses poderosos puestos en él.

Enlace Permanente

Por ahora hay 2 comentarios


Superpoderosos

27 de Abril, 2016, 0:01

¡Bienvenidos de nuevo a China! Después de mes y medio posteando sobre la India, este blog regresa a su medio natural. O igual sólo a medias, porque hoy voy a hablar de superhéroes, un concepto muy de Estados Unidos pero que quiere entrar en China a saco.

Y digo lo de entrar a saco porque DC Comics, una de las dos grandes del sector (la otra es Marvel) ha decidido crear un Supermán chino. Se va a llamar Kenan Kong, vive y trabaja en Shanghai, y es casi igual que el original, sólo que con un traje mucho más rojo, que pega más por estas latitudes:


Hace mucho que no leo comics de superhéroes y voy muy perdido en sus interminables sagas, pero por lo que he leído someramente Supermán en estos momentos está muerto en la ficción de los tebeos de DC, aunque su espíritu, o sus descendientes, o algo así, va a resucitar en varias partes del mundo. Uno de los sitios para la segunda venida del Hombre de Acero es Shanghai, y ahí es donde Kenan Kong entra en juego.


Kenan Kong tendrá un duro competidor, porque el pasado año, en una convención de comics de Tianjin, fue presentado en sociedad el gran Tianjin Man, que causó conmoción no precisamente por su fuerza y sus heroicidades, sino más bien por su traje con aspecto de pijama y por su barriga de fofisano. De todos modos, están de moda los superhéroes realistas, así que en este contexto Tianjin Man aún podría triunfar...


¿Y en Pekín? Pues aquí hemos tenido hace unos años a una misteriosa mujer enmascarada que en pleno invierno salió en leotardos a la calle para dar abrigos a los mendigos, donar comida y cosas así. No salvó al mundo de una catástrofe nuclear, bien es cierto, pero al menos era una persona real e hizo cosas de verdad. Su nombre era algo así como Capullo Rojo (no suena muy bien en español, lo sé) y no se ha vuelto a saber nada más de ella, quizá está junto a Supermán en la Fortaleza de la Soledad o algo así.


Los tres anteriores se unen a una lista ya muy larga de superhéroes que en Marvel, DC Comics u otros universos han tenido orígenes en China, porque esos mundos en trajes de licra son tan grandes e inabarcables que han tomado todo tipo de escenarios para buscar héroes y villanos. Quizá los superhéroes chinos no son los más famosos, pero hay casos muy notables. Veamos algunos:

Posiblemente el primer superhéroe chino en comics fue Tortuga Verde, creado por la editorial Blazing Comics en 1944 como una especie de versión china del Capitán América: un héroe de los aliados para derrotar el fascismo. De la misma manera que el Capitán América luchaba entonces contra los nazis, Tortuga Verde, pese a dar a entender con su nombre que no era muy rápido de reflejos, combatía sin cuartel a los japoneses.


Si Tortuga Verde fue el primero en comics, anterior a él, y quizá el personaje chino (o por lo menos de etnia china) más popular en el universo superheroico ha sido Kato, el ayudante de Green Hornet (creo que ninguno de los dos tenía superpoderes, pero bueno, los colocaremos en el mismo saco, al estilo de Batman). Green Hornet y Kato no se dieron a conocer en comics, sino primero en la radio, mediante seriales en los años 30, después en series de televisión en los 60 (donde quien hacía de Kato era el gran Bruce Lee) y recientemente en una película muy decente donde el personaje asiático era otro popularísimo actor oriental, el taiwanés Jay Chou.


Bruce Lee disfrazado de Kato.


En Marvel, quizá el superhéroe chino que más éxito ha tenido ha sido Júbilo, una chica mutante de padres chinos emigrantes a EEUU que ya aparecía en los años 90, cuando los X-Men estaban en su gran esplendor de fama (en lo que a comics se refiere). Apenas ha salido en las películas, aunque parece ser que en la que va a venir (X-Men Apocalypse, novena entrega de la saga) sí que va a tener un papel más importante, y va a ser interpretado por una jovencísima actriz vietnamita que se llama Lana Condor (el nombre no tiene nada de vietnamita porque fue adoptada por estadounidenses).


En cuanto a supervillanos, quizá el más célebre es el Mandarín, uno de los grandes enemigos de Iron Man, y que ya ha salido en alguna película del hombre de hierro. Aunque en los comics es un malvado chino, en la película fue interpretado por Ben Kingsley, que de chino tiene poco: quizá, dicen los rumores, para que el público chino no se enfadara y fuera en masa a ver la peli, ahora que las salas de cine chino dan casi tanto dinero como las estadounidenses a Marvel y otras productoras de cine de palomitas.


Menos he oído hablar, pero quiero nombrarlo aquí, del Hombre Colectivo, otro personaje Marvel que en realidad estaba formado por cinco hermanos que, cual Power Rangers, eran capaces de fundirse en uno sólo, simbolizando como nadie el poder del colectivismo comunista. Este poder unificador lo han usado a veces contra el mal y otras contra el bien, luchando -y perdiendo siempre, me imagino- contra grandes nombres del mundillo como el Capitan América, Hulk o los X Men. Como digo no conozco mucho al Hombre Colectivo, pero he querido citarlo aquí sobre todo porque tiene ese típico "traje bandera" que tanto gusta en Marvel y también me gusta a mí, al estilo de los que llevaron antes el Capitán América, el Capitán Britania, el canadiense Guardián o nuestro querido Capitán Hispania.


Enlace Permanente


Comer como un rey

22 de Abril, 2016, 0:01

Este blog, dedicado principalmente a China, se está tomando un paréntesis para hablar principalmente de su vecina la India, el otro gigante asiático. ¿Durante cuánto tiempo? Hasta que deje de salir este mensaje).

India es un país que no te lo terminas, pero este blog debe volver tarde o temprano a sus orígenes, así que creo que éste va a ser el último post del paréntesis indio que me he tomado, y que ha durado unos dos meses (además el post enlazará con China, y así vamos ya cambiando sin brusquedades).

Para acabar el paréntesis indio, decía, voy a hablar de lo último que vi en la India, que fue el restaurante Karim's, donde cené en la última noche (mi avión hacia China salió a primeras horas de la madrugada).


Karim's es un restaurante que me recomendó un sikh que viajaba a mi lado en el vuelo de ida a la India, aunque el sitio tampoco es que sea un gran secreto: es de hecho, seguramente, el sitio de comidas más famoso de Delhi. Situado al sur de la Gran Mezquita de la ciudad, en el ruidoso y bullicioso casco antiguo, está siempre lleno de gente dispuesta a merendarse su sabroso cordero.

Si Karim's me llamó la atención no fue tanto por su comida -que sí, estaba muy buena, pero tampoco andaba yo con mucha hambre esa noche- sino por su parecido con el restaurante más famoso de Pekín, el Quanjude: ambos nacieron para llevar a la gente de a pie la comida de los emperadores. (Un inciso: lo de que el Quanjude es el restaurante más famoso de Pekín es cada vez menos verdad, porque el Da Dong crece en fama y prestigio año tras año, pero bueno, durante muchas décadas fue así).

Karim's fue fundado en 1913 por un cocinero llamado Haji Karimuddin, cuyo padre fue chef de los emperadores mogoles (aunque su título de éstos era más bien honorífico para entonces, en los años de la dominación británica). Karimuddin usó las recetas que su padre aprendió en las cocinas reales para complacer a los clientes de la Vieja Delhi, algo que le llevó a un éxito comercial que sigue hoy en día. Los bisnietos de Karim son ahora los que llevan el negocio.

En Pekín, Quanjude fue abierto casi en la misma época, en 1864. El fundador, Yang Renquan, no era cocinero imperial ni descendiente de ellos, pero pagó a un chef retirado de la Ciudad Prohibida para obtener la complicada receta del pato laqueado, que es el plato estrella tanto del restaurante como de la cocina pequinesa. Hay varios restaurantes de esta marca, pero el original está en Qianmen, al sur de ese palacio imperial al que le "robó" los patos laqueados. Un gran cartel digital muestra el número de patos que han asado allí desde que el cartel fue colocado (creo que iban por varios cientos de millones la última vez que me pasé por allí).


Enlace Permanente


Artículos anteriores en Abril del 2016




Este blog -sorpresas te da la vida- recibió el premio Blasillo de Huesca 2006 al ingenio español en Internet

Y como no hay uno sin dos, fue galardonado poco después con el Premio 20 Blogs 2006 al mejor blog expatriado

Y agárrate bien a la silla, porque más de un lustro después, llegó el Premio BOBs 2012 al mejor blog en español





Mis adorados
(en español)

A un clic de China
Acupuntura China
Aorijia
Aprende chino blog
Arroz con cristales
Asia es Fútbol
Asia, Buda y rollitos de primavera
Asociación Cultural Amigos de China
Asociación Familias Adoptantes
Bitácora Sino-Cubana
Búsqueda de orígenes
Casa de España en Shanghai
China actual
China en su tinta
China es un Planeta
China Files
China por descubrir
China por descubrir II
China Viva
Chinaempleo
Chinalati
Chino Ahora
Chino-China
Chinoesfera
Comida china de verdad
Emigrante retornada
En Beijing
Escala Pekín
Experiencia en China
Farolillos chinos
Foro Chino
Fútbol en China
Gazpacho Agridulce (cómic)
Global Asia
Guangzhou, mi casa
Historias de China
Hong Qiao Liang
Humitas con Arroz
Importar productos de China
Infinity plus one
Instituto Cervantes en Pekín
La sabiduría del I-Ching
Latinoamericanos en China
Living in Pekín
Man Zai Er Gui
Mi vida y China
Ni Hao, Ni Daniel
Nordeste Asiático
Observatorio de la política china
Paella de Kimchi (desde Corea)
Pásame esa China
Pasión por China
Persiguiendo una ilusión
Quality Control Blog
Reflexiones Orientales
Revista de Oriente
Sapore di Cina
Sobre China
Sprachcaffe Chino
Tintas de China
Toro y dragón
Trabajo en China
Viamedius
Xibanya
Y un poquito del vecino Vietnam
Zai China


Mis enchufados
(en inglés)

China Car Times
China Daily
China Digital Times
China Herald
China Hush
China Radio International
China.org
ChinaCulture
ChinaSMACK
Chinat0wn
Chinesepod
Chinos durmientes
CRCC Asia
Danwei
ESWN
Frog in a Well
Global Times
Global Voice
Hanzi Smatter
Layabozi
Ministry of Tofu
New Dynasty
Offbeat China
Shanghaiist
Sinalunya
Sinosplice
South China Morning Post
The Beijinger
Tibetan Altar
Transpacifica
Weibo Trends
Xinhuanet


Mis favoritos
(en chino)

Acramelo (escrito por un español)
Blog de mi amigo el artista Huang Wen
Zeng Jinyan


Mis predilectos
(en portugués)

Associaçao dos Macaenses


Mis queridos
(en catalán, valenciano, balear, LAPAO)

Sergi Vicente (corresponsal de TV3 en China)

 

Blog alojado en ZoomBlog.com

Creative Commons License
Los textos de este blog están bajo una licencia de Creative Commons.

Si eres el autor de alguna de las fotos colocadas en el blog
y no deseas que sea usada aquí,
notifícamelo y la retiraré