chinochano
            El mundo chino al alcance de tu chano


Inicio


En toda la web
En Chinochano

Chinochanadas
en Feisbuk
y en Twitter




Estos posts
te pueden servir
Estudiar mandarín en China 

Encontrar trabajo en China 

Hacer negocios en China 

Buscar piso
en China
 

Encontrar hispanos en China 

Tu nombre
en chino
 

Preparar el viaje
a China
 

Clima en China 

Llamar por teléfono desde China 

Ver TV china
en español
 

Libros sobre China 

Las mejores pelis chinas 

Chino mandarín
en tu ordenador
 

Hoteles en Pekín 

Restaurantes
en Pekín
 

Bares en Pekín 


Y si quieres ahondar
en un tema, aquí tienes posts sobre...
01. Música china
o sobre China


02. Cine y TV
en China


03. Arte y literatura de China

04. Historia
de China


05. Idioma chino

06. Comer y beber en China

07. Viajes por China y alrededores

08. Política y actualidad en China

09. Vida cotidiana en China

10. Nombres y apellidos chinos

11. Pekín,
esa ciudad


12. Shanghai,
esa ciudad


13. Hong Kong y Cantón, esas ciudades

14. Tíbet y Xinjiang

15. Taiwán

16. India, el otro gigante asiático

17. Japón y Corea

18. Sureste asiático

19. Fútbol chino

20. Otros deportes en China

21. Bellezas chinas

22. Amor y sexo
en China


23. China en mapas

24. Juegos
para los lectores


25. Consultorio
para los lectores


26. Asuntos personales

27. Cosas inclasificables

 


Mayo del 2016


Una sorpresa en Chaozhou

31 de Mayo, 2016, 0:01


La semana pasada me invitaron a un viaje de esos que las provincias chinas organizan para promocionarse, en este caso al este de la provincia de Cantón, una zona que no conocía. Allí están las ciudades de Shantou y Chaozhou, con una tradición cultural fabulosa (de ahí es buena parte de la cultura del té, por ejemplo) y cunas de muchos emigrantes chinos que hoy viven en otros países, sobre todo del sureste asiático (Singapur, Tailandia, Malasia, Camboya...).

En ese viaje tuve la grata sorpresa de descubrir que Chaozhou, una ciudad de la que apenas había oído hablar, es un sitio precioso. Tiene una calle principal de ésas típicas del sur de China, con casas de aires europeos y grandes porches para protegerse de la lluvia, pero además en esa calle hay 20 o 30 arcadas tradicionales chinas que añaden espectacularidad a un decorado casi cinematográfico. De esa gran calle, que se llama Taiping Lu, bajan hacia el río Han, que baña la ciudad, callejuelas con mercados, templos, casas de té maravillosas... y junto al río hay una impresionante muralla con varias puertas fortificadas que no tienen nada que envidiar a otras murallas más famosas de China, como las de Xian o Pingyao. Para rematar este fantástico escenario, en el río hay un puente de piedra de bella factura y bastante especial porque le falta un trozo: no sufrió guerras o bombardeos, como otros, sino que es así para dejar pasar a los barcos, y cuando hace falta que funcione como puente, son también barcos los que completan el fragmento que falta creando una pasarela.

En fin, me alegro de que todavía haya ciudades chinas bellas y desconocidas, hasta para alguien que como yo lleva en China tanto tiempo que cuando llegué al país la película de El Último Emperador era una cinta de ciencia ficción. Si un día pasáis por esa zona (por ejemplo, en el largo camino entre Xiamen y Cantón) os recomiendo que os detengáis un rato en el centro histórico de Chaozhou.


Enlace Permanente

Por ahora hay 4 comentarios


Lentejas radiactivas

27 de Mayo, 2016, 0:01



El 6 de agosto de 1945, una bomba estalló a 600 metros de altura sobre Hiroshima y generó con ello una reacción en cadena que destruyó más de dos tercios de esa ciudad, entonces de unos 250.000 habitantes. Primero, una bola de fuego de 5.000 grados arrasó todo lo que pudo: hubo gente cuyo cuerpo se desintegró y sus cenizas quedaron literalmente estampadas en la pared, como en la foto que abre este post. Décimas de segundo después, las ondas expansivas hicieron estallar los cristales y los convirtieron en unos remolinos cortantes que continuaron la matanza. Instantes después de la explosión, una lluvia negra de ceniza y humo cayó sobre la ciudad: más muertos, intoxicados y asfixiados. También murieron ahogados muchos habitantes que se arrojaron a los numerosos ríos y canales de la ciudad para escapar del fuego, el humo y la ceniza. Unas 80.000 personas fallecieron en el acto, pero muchas más en días, meses y años posteriores, por la radiación, los cánceres y las leucemias.

Todo esto se repitió de forma similar el 9 de agosto en Nagasaki (inicialmente se iba a lanzar esa segunda bomba atómica sobre una ciudad llamada Kokura, pero ésta tuvo la suerte de que ese día amaneció nublado sobre ella y eso hizo que los bombarderos estadounidenses cambiaran su objetivo. En total, unos 250.000 o 300.000 muertos, en dos días, en su mayoría civiles y en dos ciudades que no eran grandes centros militares de Japón en la II Guerra Mundial. Estos dos hechos no figuran, aunque debieran, en las listas de grandes genocidios de la historia. Son, siguen siendo 70 años después, los únicos bombardeos nucleares sobre población que ha habido, e irónicamente EEUU suele ser el gendarme que dicta quién debe tener bombas atómicas y quién no (dicho sea de paso, NADIE debería tener bombas atómicas).



Hiroshima y Nagasaki, antes y después de las bombas

EEUU no avisó para que se resguardaran a los habitantes de estas ciudades arrojándoles papeletas desde los aviones, como había hecho anteriormente en bombardeos convencionales contra Tokio y otras ciudades japonesas. En estas ocasiones quería hacer el mayor daño posible y causar el mayor horror posible. En los días que transcurrieron entre un bombardeo y otro, el presidente estadounidense Harry S.Truman pronunció palabras que si no nos dijeran su autor, creeríamos salidas de Bin Laden o de un líder del ISIS: "Si no aceptan nuestros términos, pueden esperar una lluvia de ruina desde el aire, algo nunca visto hasta ahora sobre esta tierra".

Estados Unidos justificó los bombardeos diciendo que evitaron una larga prolongación de la guerra que podría haber costado aún más vidas, ya que los japoneses estaban dispuestos a morir matando hasta el final. Una justificación más que dudosa, teniendo en cuenta que los muertos de una guerra larga hubieran sido, en teoría, sobre todo militares y no sobre todo civiles inocentes como ocurrió en Hiroshima o Nagasaki (donde también murieron prisioneros de guerra aliados, o coreanos que habían sido llevados por los japoneses a sus fábricas para trabajar en condiciones de esclavitud). Además, Japón se había quedado sola en la guerra, y todos los aliados estaban ya con las manos libres una vez liberada Europa de nazis y fascistas, por lo que los frentes se podrían haber multiplicado, imposibilitando esa supuesta irreductibilidad de los kamikazes japoneses.

Lo de que Estados Unidos quería acabar pronto con la guerra es seguro, pero quizá la verdadera razón de ello es que justo en esos días de verano de 1945 la Unión Soviética le acababa de declarar la guerra a los japoneses, ahora que el frente europeo ya estaba cerrado con la rendición alemana en abril del 45. Washington no quería que ocurriera como en Alemania, que los soviéticos llegaran a Tokio y se repartieran un cacho del país para el comunismo, y decidieron acabar de una vez por todas con el frente del Pacífico. EEUU, de hecho, ocuparía militarmente Japón durante décadas tras la rendición.

Aunque no tuviéramos en cuenta lo anterior y creyéramos realmente en la necesidad de bombardear Hiroshima como un mal menor, ¿cómo justificar Nagasaki? Japón ya había visto lo que era capaz de hacer Estados Unidos, era cuestión de tiempo que se rindiera sin condiciones, pero Washington optó por un nuevo bombardeo. Nuevo horror y total ausencia de razonamiento ético o incluso práctico.

Por todo esto y por mucho más, lo único que siento ante el spot peliculero protagonizado hoy por Barack Obama en Hiroshima es rabia y repugnancia. Encima de que Estados Unidos cometió un crimen despreciable, ahora quiere sacarle tajada política y publicitaria. Todo para que Obama tenga una foto más con la que dejar un supuesto legado trascendental ahora que ya casi está retirándose... y para aumentar los lazos con Japón y mostrar fuerza conjunta ante China (no olvidemos que Obama acaba de estar en Vietnam, otro país donde la memoria histórica se ha sacrificado en favor de alianzas contra esos presuntos enemigos chinos que de momento "atacan" con pescadores).

Obama no pidió perdón a las víctimas hoy, y me parece bien, él no había nacido cuando se tiraron las bombas, pero debería haber dejado hoy mucho más claro que fue su país, o el Gobierno de su país, el que autorizó esta infamia. Y respecto al Gobierno de Japón... mira que vender su pasado por una alianza contra un hipotético enemigo que de momento sólo lo es en lo comercial... qué indigno para una civilización tan refinada, inteligente y admirable como la japonesa. Pero claro, qué importan la historia o la justicia ante una imagen hollywoodiense.

Enlace Permanente

Por ahora hay 10 comentarios


El Ikea ancestral

25 de Mayo, 2016, 0:01


El retrato que acaba de encabezar este post es una imagen recreada de Lu Ban, un artesano chino que vivió hace 2.500 años y que es una especie de dios protector de los carpinteros y los constructores de China. Se le atribuyen numerosos inventos, aunque el más conocido de todos son las cometas. De ahí que en Shandong, su provincia natal -donde cada año hay una convención de miles de cometas en la ciudad de Weifang- haya una estatua en su honor en la que parece volar cual hombre pájaro.



En recuerdo a esta especie de protector de los carpinteros chinos, allá por el siglo XV se tituló con el nombre de "Lu Ban Jing" ("Clásico de Lu Ban") un manual para carpinteros que recogía saberes de este gremio muy antiguos. El manual incluye una parte sobre cómo construir muebles y otra sobre cómo edificar casas, corrales y otros recintos en madera. No es el único tratado sobre cómo construir casas que hay en la China clásica, pero sí el único en el que se enseña a construir muebles.



Ese carácter único, unido a las muchas supersticiones que había en la antigua China, atribuyó a este manual un halo casi sagrado, o sin el casi. En torno a él había muchos rituales: en unas zonas de China, por ejemplo, el carpintero tenía que bañarse -cosa que ni él ni nadie debían hacer todos los días en épocas sin agua corriente-, quemar incienso y hacer un sacrificio antes de poder abrirlo tras comprarlo, porque si no decía la leyenda que no entendería una palabra de su interior. En otras partes del país, el librero que lo vendía, al entregárselo al comprador, no podía mirarle a la cara, por similares razones. Y también se decía que antes de consultar el libro el lector debía hacer una fechoría (aunque valía con una muy pequeña, por ejemplo romper una hierbecita, que es lo que los carpinteros solían hacer).

Sabiendo todo esto, no extrañará saber que el interior del libro no sólo contenía instrucciones técnicas sobre cómo serrar, clavar o encajar tablas, sino que también había una muy detallada serie de sortilegios que los carpinteros podían hacer para bendecir o maldecir una casa (el uso de esta magia era más común al construir grandes cosas, no tanto para una mesilla o una caseta de pájaros). Para hacer una casa en China, hacían falta carpinteros, un geomante (que sabía de feng shui y decía dónde y cuándo construir, cómo orientar, etc), y curiosamente tanto ellos como el cliente que necesitaba vivienda nueva contaban con sus propios libros para hacer magia y neutralizar las de los otros "rivales" en ese proceso de construcción. Como veis, las pesadillas a la hora de hacer reformas en el piso no son para nada algo contemporáneo.

PD: Estas y otras muchas cosas sobre carpinteria y construcción en la antigua China las podéis leer en el libro "Carpintería y Construcción en la China Imperial Tardía", del sinólogo Klaus Ruitenbeek. Se pueden leer los capítulos iniciales de este estudio (que incluye en su interior el mismo Lu Ban Jing, como se ve en la anterior ilustración de este post) en este enlace.

Enlace Permanente


Artículos anteriores en Mayo del 2016




Este blog -sorpresas te da la vida- recibió el premio Blasillo de Huesca 2006 al ingenio español en Internet

Y como no hay uno sin dos, fue galardonado poco después con el Premio 20 Blogs 2006 al mejor blog expatriado

Y agárrate bien a la silla, porque más de un lustro después, llegó el Premio BOBs 2012 al mejor blog en español




Archivos
Diciembre 2016 
Noviembre 2016 
Octubre 2016 
Septiembre 2016 
Agosto 2016 
Julio 2016 
Junio 2016 
Mayo 2016 
Abril 2016 
Marzo 2016 
Febrero 2016 
Enero 2016 
Diciembre 2015 
Noviembre 2015 
Octubre 2015 
Septiembre 2015 
Agosto 2015 
Julio 2015 
Junio 2015 
Mayo 2015 
Abril 2015 
Marzo 2015 
Febrero 2015 
Enero 2015 
Diciembre 2014 
Noviembre 2014 
Octubre 2014 
Septiembre 2014 
Agosto 2014 
Julio 2014 
Junio 2014 
Mayo 2014 
Abril 2014 
Marzo 2014 
Febrero 2014 
Enero 2014 
Diciembre 2013 
Noviembre 2013 
Octubre 2013 
Septiembre 2013 
Agosto 2013 
Julio 2013 
Junio 2013 
Mayo 2013 
Abril 2013 
Marzo 2013 
Febrero 2013 
Enero 2013 
Diciembre 2012 
Noviembre 2012 
Octubre 2012 
Septiembre 2012 
Agosto 2012 
Julio 2012 
Junio 2012 
Mayo 2012 
Abril 2012 
Marzo 2012 
Febrero 2012 
Enero 2012 
Diciembre 2011 
Noviembre 2011 
Octubre 2011 
Septiembre 2011 
Agosto 2011 
Julio 2011 
Junio 2011 
Mayo 2011 
Abril 2011 
Marzo 2011 
Febrero 2011 
Enero 2011 
Diciembre 2010 
Noviembre 2010 
Octubre 2010 
Septiembre 2010 
Agosto 2010 
Julio 2010 
Junio 2010 
Mayo 2010 
Abril 2010 
Marzo 2010 
Febrero 2010 
Enero 2010 
Diciembre 2009 
Noviembre 2009 
Octubre 2009 
Septiembre 2009 
Agosto 2009 
Julio 2009 
Junio 2009 
Mayo 2009 
Abril 2009 
Marzo 2009 
Febrero 2009 
Enero 2009 
Diciembre 2008 
Noviembre 2008 
Octubre 2008 
Septiembre 2008 
Agosto 2008 
Julio 2008 
Junio 2008 
Mayo 2008 
Abril 2008 
Marzo 2008 
Febrero 2008 
Enero 2008 
Diciembre 2007 
Noviembre 2007 
Octubre 2007 
Septiembre 2007 
Agosto 2007 
Julio 2007 
Junio 2007 
Mayo 2007 
Abril 2007 
Marzo 2007 
Febrero 2007 
Enero 2007 
Diciembre 2006 
Noviembre 2006 
Octubre 2006 
Septiembre 2006 
Agosto 2006 
Julio 2006 
Junio 2006 
Mayo 2006 
Abril 2006 
Marzo 2006 
Febrero 2006 
Enero 2006 
Diciembre 2005 
Noviembre 2005 
Sicilia 1947 

 

Blog alojado en ZoomBlog.com

Creative Commons License
Los textos de este blog están bajo una licencia de Creative Commons.

Si eres el autor de alguna de las fotos colocadas en el blog
y no deseas que sea usada aquí,
notifícamelo y la retiraré