chinochano
            El mundo chino al alcance de tu chano


Inicio


En toda la web
En Chinochano

Recibe chinochano
en tu correo

Mándame un email,
que es gratis:


Chinochanadas
en Feisbuk
y en Twitter




Estos posts
te pueden servir
Estudiar mandarín en China 

Encontrar trabajo en China 

Hacer negocios en China 

Buscar piso
en China
 

Encontrar hispanos en China 

Tu nombre
en chino
 

Preparar el viaje
a China
 

Clima en China 

Llamar por teléfono desde China 

Ver TV china
en español
 

Libros sobre China 

Las mejores pelis chinas 

Chino mandarín
en tu ordenador
 

Hoteles en Pekín 

Restaurantes
en Pekín
 

Bares en Pekín 


Y si quieres ahondar
en un tema, aquí tienes posts sobre...
01. Música china
o sobre China


02. Cine y TV
en China


03. Arte y literatura de China

04. Historia
de China


05. Idioma chino

06. Comer y beber en China

07. Viajes por China y alrededores

08. Política y actualidad en China

09. Vida cotidiana en China

10. Nombres y apellidos chinos

11. Pekín,
esa ciudad


12. Shanghai,
esa ciudad


13. Hong Kong y Cantón, esas ciudades

14. Tíbet y Xinjiang

15. Taiwán

16. Fútbol chino

17. Otros deportes en China

18. Bellezas chinas

19. Amor y sexo
en China


20. Asuntos personales

21. China en mapas

22. Consultorio
para los lectores


23. Juegos
para los lectores


24. Cosas inclasificables

Archivos
Agosto 2014 
Julio 2014 
Junio 2014 
Mayo 2014 
Abril 2014 
Marzo 2014 
Febrero 2014 
Enero 2014 
Diciembre 2013 
Noviembre 2013 
Octubre 2013 
Septiembre 2013 
Agosto 2013 
Julio 2013 
Junio 2013 
Mayo 2013 
Abril 2013 
Marzo 2013 
Febrero 2013 
Enero 2013 
Diciembre 2012 
Noviembre 2012 
Octubre 2012 
Septiembre 2012 
Agosto 2012 
Julio 2012 
Junio 2012 
Mayo 2012 
Abril 2012 
Marzo 2012 
Febrero 2012 
Enero 2012 
Diciembre 2011 
Noviembre 2011 
Octubre 2011 
Septiembre 2011 
Agosto 2011 
Julio 2011 
Junio 2011 
Mayo 2011 
Abril 2011 
Marzo 2011 
Febrero 2011 
Enero 2011 
Diciembre 2010 
Noviembre 2010 
Octubre 2010 
Septiembre 2010 
Agosto 2010 
Julio 2010 
Junio 2010 
Mayo 2010 
Abril 2010 
Marzo 2010 
Febrero 2010 
Enero 2010 
Diciembre 2009 
Noviembre 2009 
Octubre 2009 
Septiembre 2009 
Agosto 2009 
Julio 2009 
Junio 2009 
Mayo 2009 
Abril 2009 
Marzo 2009 
Febrero 2009 
Enero 2009 
Diciembre 2008 
Noviembre 2008 
Octubre 2008 
Septiembre 2008 
Agosto 2008 
Julio 2008 
Junio 2008 
Mayo 2008 
Abril 2008 
Marzo 2008 
Febrero 2008 
Enero 2008 
Diciembre 2007 
Noviembre 2007 
Octubre 2007 
Septiembre 2007 
Agosto 2007 
Julio 2007 
Junio 2007 
Mayo 2007 
Abril 2007 
Marzo 2007 
Febrero 2007 
Enero 2007 
Diciembre 2006 
Noviembre 2006 
Octubre 2006 
Septiembre 2006 
Agosto 2006 
Julio 2006 
Junio 2006 
Mayo 2006 
Abril 2006 
Marzo 2006 
Febrero 2006 
Enero 2006 
Diciembre 2005 
Noviembre 2005 
Sicilia 1947 


Mis posts
favoritos
Principios fundacionales de Chinochano 

El birrograma 

China conquista
el mundo
 

China rebautizada 

Un país de 5 

Etnias de China 

¡¡Me llamo
Josep Lluis!!
 

Pongamos que hablo de Pekín 

Gracias a la China 

Gripe pekinar 

Alfabeto chino 

El post más polémico 

Agujeros 

Aprende a ligar
con Richar
 

Una vez
fui activista
 

¿Te quedas
o te vas?
 

Colección de objetos superfluos 

China élfica 

Las cabezas de YSL 

Der Untergang
aus Kochinnen
 

Triciclos de China 

Hasta el infinito
y más allá
 

Supermegaofensivo 

Sindicación (RSS)
Artículos
Comentarios



Publicidad

Photobucket - Video and Image Hosting

Photobucket - Video and Image Hosting

 


06. Comer y beber en China


Durián Durián

20 de Marzo, 2014, 0:01

Estos días en los que Malasia aparece tanto en las noticias (debido a la angustiosa y enigmática desaparición del vuelo de Malaysian Airlines) creo que es un buen momento para hacer una pequeña referencia bloguera a una tienda que hay al lado de mi oficina, y que tiende, a su modesta manera, un puente comercial, y espero que también de amistad, entre China y Malasia. Se trata de esta pequeña tienda llamada "Enganchado al Durián".




La tienda está en el mismo lugar donde funcionó durante unos años una peluquería de ésas en las que las luces de dentro son todas rojas y donde jamás nadie se cortó el pelo, pero ésa es otra historia.

Primera pregunta que se harán muchos: ¿qué carallo es un durián? Pues un durián es una fruta tropical muy común en el sureste asiático. En una adivinanza sería marrón por fuera y amarilla por dentro. Su contenido es abundante, carnoso y muy dulce. Su tamaño es el de un melón, pero su dura piel está recubierta de pinchos tan afilados que es bastante complicado tomar una de estas frutas en la mano (se suele tansportar en cestas, o atada con una cuerdecilla). Si te cae un durián al pie, ten por seguro que te tocará ir a urgencias.





La tienda de al lado de mi curro, según el letrero de la puerta, importa los durianes que vende de Malasia, aunque ése no sea el único país del sureste asiático donde se cultivan y venden. (Malasia en chino se escribe 马来西亚, "malaixiya", o traduciendo sin necesidad de hacerlo, "el caballo que viene de Asia Occidental").


Estos días de angustia tanto en Malasia como en China, a modo de modesto homenaje a los malasios que tan denodadamente están coordinando las labores de búsqueda del avión (entre las críticas de sabelotodos que creen que encontrarlo es fácil) estoy pasando todos los días por esa tienda para comprar algo y, a mi rara manera, mostrar con ello mi afecto a los malasios (a los que me encantaría llamar malayos, pero por lo visto no es lo correcto).

La verdad es que el durián que venden, ya pelado y empaquetado en bandejas, es bastante caro, cosas de los artículos importados, así que cuando voy adquiero otros productos algo más baratos que también venden allí, siempre con el durian como ingrediente: yogures, pasteles, helados, galletas...





El sabor del durián es -al menos para mi gusto- espectacular, va bien con cualquier cosa dulce y nada más paladearlo te sientes transportado al trópico asiático. Sin embargo, a mucha gente le parece que el durián tiene un olor apestoso. A mí no me parece que sea para tanto, más bien me trae buenos recuerdos de los animados mercados del sureste asiático, pero a mucha gente le repele hasta tal punto que en no pocos lugares de Asia Oriental, especialmente en la pulcra Singapur (como nos enseñó Paco Vázquez en uno de sus posts recientes) está prohibido llevar durianes a ciertos lugares, sobre todo sitios cerrados (taxis, centros comerciales, hoteles, el metro...). Muchas aerolíneas no lo admiten en los vuelos.

     

   
     

Lo amas o lo odias, el durián no admite medias tintas, pero yo, en todo caso, me cuento entre sus más acérrimos partidarios, así que estos días, antes de ir al trabajo, me pasaré diariamente por la tienda "Enganchado al Durián". En solidaridad con Malasia, y con mi estómago.

ACTUALIZACIÓN (23/3/2014): En la sección de comentarios Álvaro recuerda con muy buen tino que si bien en Singapur el durián está bastante mal visto en la calle, irónicamente, el teatro principal de la ciudad tiene forma de durián gigante.

Enlace Permanente

Por ahora hay 24 comentarios

Escribe aquí tu comentario
(Comments in Chinese or English
are also welcome)

Referencias (0)

Compárteme en Facebook, Twitter, Menéame
y otros lugares pulsando aqui: Bookmark and Share



Cuellodepaterías

28 de Noviembre, 2011, 0:01

Ya se ha contado en el blog en más de una ocasión que a los chinos les encanta comer partes de animales domésticos -garras de pollo, por ejemplo- que nosotros desdeñamos, y que muchas veces hasta tienen consideración de preciado aperitivo o incluso golosina para los niños y no tan niños. Quizá el aperitivo/golosina favorito de los chinos en este tipo de productos son los cuellos de pato, que suelen venderse troceados, ya cocinados para comerse fríos y sazonados de especias picantes (creo que son una ambrosía típica de Hubei, provincia del centro de China donde la comida suele picar lo suyo).



Los cuellos de pato son casi todo hueso, por lo que suelen ser un aperitivo entre comidas, más para entretenerse que para quitar el hambre, algo semejante a lo que en España sería comer pipas (en China también hay pipas, dicho sea de paso).

Estos cuellos son tan apreciados por los chinos que hay tiendas que se dedican principalmente a la preparación y venta de estas delicias cervicales. No es que sólo se dediquen a los cuellos de pato (también suelen tener cabezas, alas y garras de pato, por ejemplo) pero usan el cuello de pato como el principal reclamo en sus letreros, y algunas incluso se definen como "yabodian" (鸭脖店), lo que traducido literalmente podría ser una "cuellodepatería".

Sólo en la manzana donde está mi casa, que forma parte de una de las calles de restaurantes más populares de Pekín (Guijie, la "calle de los fantasmas"), hay tres cuellodepaterías, señal de que hay mucha demanda. Os pongo fotos de las tres:







La tercera de las tiendas es de una conocida marca llamada "Hahajing" (哈哈镜), es decir, "espejo de la risa", ésos de las casas de feria que te hacen más gordo o más delgado. No he conseguido averiguar si Hahajing es una cadena de tiendas o no, pero lo que sí sé es que los productos de la marca, con los cuellos de pato a la cabeza, se venden en muchas otras tiendas de Pekín, siempre con el mismo envoltorio verde y negro.

Si estáis en Pekín, olvidaos de consideraciones gastronómicas de vuestro país y pediros unos cuellos de pato. Hay dos modalidades, la la, "picante" y la weila, "poco picante": os recomiendo la segunda, que pese al nombre os dormirá la lengua durante media hora. Y yo ahora me voy a comer unos cuellecitos que he comprado para documentarme para el post de hoy.




Enlace Permanente

Por ahora hay 10 comentarios

Escribe aquí tu comentario
(Comments in Chinese or English
are also welcome)

Referencias (0)

Compárteme en Facebook, Twitter, Menéame
y otros lugares pulsando aqui: Bookmark and Share



Olivicidio

30 de Agosto, 2011, 0:01

Las olivas son un alimento típicamente mediterráneo, pero ello no significa que en países como China no existan. Eso sí, la forma en que estos frutos son tratados allí -yo diría que maltratados- es totalmente diferente.

La forma más popular de usar las olivas en China es como chuchería dulce, por mucho que nos cueste creerlo. Sólo hay que ver una oliva que me regalaron recientemente para verlo... Más parece un envoltorio de caramelo o de piruleta que de aceituna.

Una vez abierto el envoltorio, vemos que la oliva no tiene color verde, marrón oscuro o negro, como es habitual en el Mediterráneo, sino más bien marrón claro. No sé si es el color natural de las olivas chinas, o el que se les pone al ser procesadas...

Ya sólo queda probarlas... si eres hombre. La oliva está completamente seca, si alguna vez en ella hubo aceite, no sé cómo pero se perdió. Ni rastro de ese frescor que uno suele sentir al comerse una olivita española... y añade a eso, por supuesto, la ingrata sorpresa de que la oliva ha sido azucarada, lo cual por lo menos en el Mare Nostrum sería considerado un sacrilegio.

Este tipo de olivas dulces son sobre todo populares en la costa sureste de China, en Fujian, Zhejiang, Cantón... Quizá las olivas que allí se cultivan no son lo suficientemente buenas para elaborar aceite -o no necesitan hacerlo- y las prefieren para endulzarse la vida. Cada uno es cada uno...

Enlace Permanente

Por ahora hay 8 comentarios

Escribe aquí tu comentario
(Comments in Chinese or English
are also welcome)

Referencias (0)

Compárteme en Facebook, Twitter, Menéame
y otros lugares pulsando aqui: Bookmark and Share



Joroña que joroña

18 de Abril, 2011, 0:01

Se han puesto de moda en supermercados y tiendas de abastos chinas unos tipos de yogur con aspecto retro y que parecen buscar el sabor original de los yogures de toda la vida, como los caseros que se venden todavía en algunos kioskos chinos (aquellos que si devuelves el envase te dan un yuan).

Dos de las principales marcas lácteas de China, Yili y Sanyuan, parecen ser las que más fuerte están apostando por este tipo de yogures, hacia los que he desarrollado una fuerte adicción en las últimas semanas.

Sanyuan (una de las pocas marcas que quedó indemne del
escándalo de las leches con melamina de hace tres años) ha lanzado unos yogures llamados "Laobeijing" ("Viejo Pekín") con un envase de lo más nostálgico, en plan taza de té de porcelana pero que en realidad es de plástico...







El yogur está de muerte, y me recuerda en su sabor no demasiado dulce al mítico Griego de Danone, aunque la textura es más de Cuajada sin azucar (el mundo de los yogures tiene tantos matices como estrellas hay en el cielo...).

En respuesta al Laobeijing, la marca Yili, de Mongolia Interior, ha lanzado los "Laosuannai" ("Viejo Yogur"), con un envase de similar aspecto, aunque mostrando en este caso a una china ordeñando una vaca de aspecto alpino...





Este yogur es algo más dulzón, pero también es muy recomendable, en un país que, dicho sea de paso, no hace malos yogures, pese a que hace apenas unas décadas casi nadie bebía leche ni tomaba sus derivados.

Enlace Permanente

Por ahora hay 8 comentarios

Escribe aquí tu comentario
(Comments in Chinese or English
are also welcome)

Referencias (0)

Compárteme en Facebook, Twitter, Menéame
y otros lugares pulsando aqui: Bookmark and Share



Golochinas

10 de Marzo, 2011, 0:01


En un pa
ís donde la comida es tan importante culturalmente hablando como China, es curioso que se preste muy poca atención a las golosinas, esos antojos que de niños arruinan nuestros dientes y nos condenan a la obesidad adulta.

No significa ello que no haya golosinas en China, pero s
í que es cierto que éstas son menos variadas y habituales en los comercios que en otros países. Se diría que los chinos no son mucho de dulce, salvo cuando se trata de unirlo con el sabor agrio en las salsas de la gastronomía del sur, la cantonesa.

Pese a la limitaci
ón, en China nos podemos encontrar con caramelos, chocolatinas, gominolas y otros dulces habituales en muchas otras latitudes. Además, tienen algunos dulces especialmente curiosos o exóticos a los ojos de un extranjero.

He aqu
í cuatro ejemplos, aunque hay muchos más (podeis contar vuestras experiencias en los comentarios). Y recordad: pastel chino sin relleno de judías, ni es pastel chino ni es nada.


- Láminas de carne de cerdo azucaradas: podrían venderse en las carnicerías, pero no, se expiden en las reposterías y tiendas de regalos. Son láminas cuadradas de carne picada de cerdo (o a veces de ternera) sazonadas con especias y azúcar. Al comprarlas, el tendero las corta en pequeñas tiras, las pone en una bolsa como de caramelos, y hala, a disfrutarlas... Están realmente buenas, y son un souvenir muy típico, por ejemplo, de Macao, aunque también se venden en muchos otros lugares (vi muchas, por ejemplo, en los Chinatowns de Malasia).


- Frutas desecadas: de manera similar a los orejones que comemos en Aragón (o comíamos en tiempos, no sé si aún lo seguimos haciendo) los chinos agarran cualquier fruta -tropical, subtropical o de zona templada- la secan, la espolvorean con azúcar (muchas veces glas) y la venden al mejor postor. De hecho, los chinos comen muchísimas cosas desecadas como golosina, también taquitos de carne o hasta pescado y marisco.


- Galletas peludas y apelmazadas: si los españ
oles tenemos el polvorón como summum del dulce incómodo de ventilarse, los chinos tienen un tipo de galletas de bonito aspecto exterior pero que en realidad son realmente difíciles primero de morder y después de tragar. Suelen ir en cajas transparenes y venderse en tiendas de recuerdos y aeropuertos para que algun pardillo caiga. No sólo decir "Pamplona" con ellas en la boca es imposible, prácticamente hasta respirar es imposible.


- Partes del pollo o del pato endulzadas: por fuera adquieren, quién sabe con qué métodos, una textura plástica similar a la de las gominolas, pero por dentro siguen siendo algo mas parecido a la carne de ave que fueron en su día. Son uno de los dulces favoritos de los chinos, niños y mayores, que se desviven especialmente por las partes en las que hay que mordisquear más: las alas, los cuellos y las garras. En ese orden, ahí van fotos que no son gore, sino de ambrosías chinas...






Enlace Permanente

Por ahora hay 11 comentarios

Escribe aquí tu comentario
(Comments in Chinese or English
are also welcome)

Referencias (0)

Compárteme en Facebook, Twitter, Menéame
y otros lugares pulsando aqui: Bookmark and Share



¿El fin de la shark fin?

17 de Febrero, 2011, 0:01




Uno de los tópicos que más se repite cuando se habla de China y su ascenso económico es aquello de que cuando todos los chinos alcancen, si lo logran, la clase media, el mundo tendrá muchos problemas para sostener sus necesidades. Puede que sea un mito, puede que no, aunque lo cierto es que hay un recurso natural que se está resintiendo especialmente de esto. Un recurso que a bote pronto quizá no se le ocurre a uno, pero importante al fin y al cabo, y en bastante peligro: los tiburones.

En Occidente, los tiburones protagonizan pelis de Spielberg con música enervante, sirvieron de modelo a míticos helados, y pare usted de contar, pero en China son el ingrediente de uno de los platos más lujosos de su gastronomía, la sopa de aleta de tiburón.

Esta sopa empezó, como tantos otros platos de la actual gastronomía china de alto standing, siendo una ambrosía sólo permitida a los emperadores. Con la caída del imperio, hace 100 años, el plato siguió siendo estando muy restringido, pero ya no por razones de sangre azul, sino porque debido a su elevado precio sólo los más ricos se lo podían permitir.

Sin embargo, en la China actual cada año son más los que se pueden y quieren permitir un plato que antes era de ricos, no sólo porque esté más o menos bueno, sino por mostrar estatus ante otros, en un mundo donde aparentar, tristemente, cuenta mucho. Como resultado, la población de tiburones mundial se está resintiendo (¡dicen que sólo para esta sopa se pescan hasta 70 millones de estos animales al año!), algo muy peligroso además para todo el ecosistema marino, dado que estos animales son muchas veces el mayor depredador, por lo que su desaparición puede causar la superpoblación del resto de animales, con desastrosas consecuencias.

A esto hay que añadirle la "peculiar" forma de obtener el ingrediente que da nombre a la sopa: a los tiburones que son pescados para tal fin, simplemente se les corta la principal aleta, en su parte superior, y despuésel tiburón es lanzado al agua, sangrando y sin una extremidad vital para que nade y siga vivo. Para los ecologistas, esto es una muestra de crueldad con los animales que no debe ser tolerada. Y para muchos otros, se trata de un derroche absurdo, pescar un enorme animal para aprovechar sólo de él una mínima parte de su anatomía.

No sé si será verdad, pero bueno, lo comento: una guía turística de una famosa mansión de inmigrantes chinos en Penang (Malasia) nos contaba a los visitantes hace unos días que durante siglos las aletas de tiburón eran una comida de pobres, ya que eran la parte que tiraban los ricos después de comerse el resto del tiburón, así que a los pobres lo único que les quedaba era hacer sopa con ese "despojo". Con el tiempo, cambiaron las tornas totalmente. No sé si será verdad esto, teniendo en cuenta que ya hace siglos la sopa de aleta de tiburón era manjar de emperadores, pero bueno, lo digo por si acaso, ya que aquel comentario me ha inspirado a hacer este post.

Volviendo a los problemas del consumo de esta sopa, éstos han llevado a algunos grupos ecologistas y otros sectores de la sociedad china a buscar formas de reducir o incluso eliminar este plato de lujo de los menús. Algunos restaurantes ya sólo hacen esta sopa con sucedáneos. La ONG WildAid ha contratado a famosos chinos, como el jugador de baloncesto Yao Ming o la saltadora de trampolín, Guo Jingjing, para que hagan campaña contra el consumo de este plato. Hay que decir, no obstante, que Yao no es del todo sincero en sus intenciones, porque en el banquete de su boda, había sopa de aleta de tiburón.



Enlace Permanente

Por ahora hay 4 comentarios

Escribe aquí tu comentario
(Comments in Chinese or English
are also welcome)

Referencias (0)

Compárteme en Facebook, Twitter, Menéame
y otros lugares pulsando aqui: Bookmark and Share



Pues sí que da, sí

23 de Marzo, 2010, 0:01

En el Seven Eleven de al lado de mi oficina, venden en la sección de snacks uno muy popular entre los chinos, las garras de pollo. Pero fijaos en el nombre de la marca:





Creo que "yuyu" es una palabra africana que tiene relación con el vudú. Hay cosas que "dan yuyu", que tienen cierta magia en su interior, y otras que no lo dan. El vudú suele usar pollos en sus rituales (al menos eso nos enseñaba Monkey Island), así que los chinos, con su ambrosía, han dado en el clavo.

Con las garras de pollo marca Yuyu, elevo a tres la colección de productos chinos con nombre gracioso si se piensa en español, colección de la que también forman parte la tienda Cara que mostré recientemente y la bebida Kaka. Aún estamos lejos de los nipones, pero al menos avanzamos...

Por cierto, hablando de Kaka, he encontrado un anuncio que usa al jugador del Real Madrid para vender pastillas para la garganta:



Estas Ricolas chinas son de la conocida marca Jinsangzi ("Garganta de Oro"), y hace unos años ya usaron a otro jugador entonces del Real Madrid, Ronaldo (Cristiano no, el ateo). Por cierto, que aquella vez el regordete jugador brasileño se quejó de que habían usado su imagen sin permiso. ¿Estará ocurriendo otra vez lo mismo, o Florentino ha aprobado esta joint venture entre su club y la industria caramelífera china?


Enlace Permanente

Por ahora hay 12 comentarios

Escribe aquí tu comentario
(Comments in Chinese or English
are also welcome)

Referencias (0)

Compárteme en Facebook, Twitter, Menéame
y otros lugares pulsando aqui: Bookmark and Share



Y la costumbre hainanesa era...

18 de Diciembre, 2009, 0:01

Mi sucia estrategia para lograr comentarios funcionó, conseguí los 20 que exigía en el post anterior a cambio de hablar hoy de una costumbre hainanesa. Visto el éxito de la extorsión, hablaré de tal tradición, que no es otra que la de mascar areca y betel (la avezada Marta, una de las comentaristas, ya lo adivinó).


En el sur y sureste de Asia, es muy extendido mascar hojas de betel, una planta estimulante, mezcladas con nueces de areca, igualmente estimulantes. Son la coca asiática (entendiendo por coca la hoja que mascan los indígenas andinos, no la sustancia que Amy Winehouse se pone en los sandwiches). A los que consumen esto se les localiza enseguida porque la sustancia tiñe la saliva de rojo y deja a los consumidores con unos dientes que da penica verlos.


Una consumidora de Betel en Tailandia
(o quizá Laos).


Yo había visto esta costumbre antes en países como Birmania, Vietnam o Filipinas, pero no sabía que en China también se daba en algunos lugares (aquí a este producto lo llaman binlang). Hainan en realidad está a un tiro de piedra de Vietnam, y tiene muchas cosas similares (uso extendido de motos, gorros cónicos de los campesinos, lenguaje muy sincopado y nasal...) así que de todas formas no me extrañó descubrir la presencia de betel, que descubrí nada más salir del aeropuerto al ver que la acera de la calle estaba llena de manchas rojizas (los consumidores de betel lo van escupiendo, una cosa no demasiado agradable a la vista). Por lo visto, también hay betel en otras provincias chinas como Guangxi o Yunnan, fronterizas con el sureste asiático.


Mapa wikipédico de los países donde se consume betel,
aunque no incluye las zonas de China mencionadas.


En Hainan el betel se vende en pequeños puestos callejeros, frecuentemente regentados por mujeres, que preparan la mezcla a la vista de todos. No sé en otros lugares, pero en Hainan a la hoja de betel la rebozan con una sustancia blanca que según me dijo un amigo chino era yeso (no sé si creérmelo, pero ahí queda). Grabé un pequeño vídeo de uno de esos puestos de preparación de betel, os lo muestro a aquellos que podáis entrar en YouTube:



Las hojas son el betel, y esa especie de fruta verde es la areca. Te compras la mezcla, la mascas, y a funcionar, destroy destroy destroy. Yo lo probé hace unos años en Birmania, y ya no lo haré más (me empezó a dar un terrible hipo, no sé por qué, y tuve que escupir la mezcla a la tercera mascada).

Aunque no sea Hainan, es interesante comentar que en Taiwán, otra zona de la órbita cultural china donde se consume betel, es por lo visto bastante popular que este producto sea vendido por chicas vestidas con ropa muy erótica, a veces incluso en lencería, a las que llaman "bellezas del betel" (binlang xishi). Por lo visto, esto ha causado algún equívoco entre foráneos, pues alguno ha pensado que eran prostitutas y les ha preguntado precios por servicios que ellas nunca ofrecen, con resultados algo bochornosos. En cualquier caso, el tema merece que ponga varias fotos explicativas de estas chicas (tomadas de aquí) y que lamente profundamente no haberlas visto -o no haberme fijado en ellas- cuando el pasado año visité tierras taiwanesas.


  
 

Enlace Permanente

Por ahora hay 10 comentarios

Escribe aquí tu comentario
(Comments in Chinese or English
are also welcome)

Referencias (0)

Compárteme en Facebook, Twitter, Menéame
y otros lugares pulsando aqui: Bookmark and Share



Pera limooooommmmera

17 de Septiembre, 2009, 0:01

No se le ha ocurrido a un agricultor chino otra cosa que desarrollar unas peras con forma de Buda, mediante moldes de plástico y mucha paciencia. El resultado es una cosecha de lo más bizarro:





No sé qué sensación tendrán los clientes budistas a la hora de morder una fruta con la forma de Buda, la verdad. En los países católicos, dudo que tuviera salida una sandía con la forma del niño Jesús o un plátano representando la crucifixión. Pero si alguien se anima que se lo encargue a los agricultores chinos, que para ellos todo es posible. No se sabe muy bien por qué, pero siempre hay alguno de ellos en la prensa inventando algo, o consiguiendo lo imposible (bueno, también hay que tener en cuenta la ventaja de que son 600 millones).

Tenéis más fotos de las peras "sagradas" en una web que he encontrado hoy llamada Imagine China, que en su sección "bizarre and unusual" ofrece fotos de lo más insólito: pies con 12 dedos, una mandioca con forma de ser humano (¡!) o un señor que se clava 2008 agujas de colores en la cara. Ojo, que algunas veces los contenidos de esa sección son algo duros (malformaciones en personas y animales, por ejemplo), pero las que os he enlazado no son especialmente complicadas de ver (el de las agujas da cosica pero es soportable).

Enlace Permanente

Por ahora hay 6 comentarios

Escribe aquí tu comentario
(Comments in Chinese or English
are also welcome)

Referencias (0)

Compárteme en Facebook, Twitter, Menéame
y otros lugares pulsando aqui: Bookmark and Share



Alianza de Consumiciones

15 de Julio, 2009, 0:01

Ahora que los tristes devenires de los últimos días en Urumqi han puesto un poco feas las cosas entre China y el mundo musulmán, creo que es el mejor momento para recomendar a todos los pequineses que se lleven bien con los muchos musulmanes que hay en la ciudad de la forma más suculenta posible: visitando el mejor restaurante de bocadillos de la ciudad, que es propiedad de un libio y sirve comida Halal (nada de cerdo y carne sacrificada con los rituales islámicos preceptivos).

El restaurante se llama "Simbad", por tópico que suene, y se encuentra en una pequeña callejuela que surge de la calle Yabaolu, cerca de la parada de metro de Jianguomen, en la zona donde los rusos van a comprar y todos los letreros están en cirílico.


Fachada del Simbad


Tanto la calle como el restaurante son pequeños, no sé si será fácil que lo encontréis: es un callejón que va hacia el norte desde Yabaolu, y al lado del restaurante se encuentra una pequeña mezquita de deslumbrante color verde:


Fachada de la mezquita


El restaurante no es bonito por su decoración, ni porque los platos sean cuadrados, ni porque los camareros vistan de negro, es en realidad una tasca de lo más anodino. Pero tiene varias características que lo convierten, sin ninguna discusión, en la mejor bocadillería a este lado de los Urales:

- El pan de los bocadillos es pan pan, no son rebanadas de Bimbo ni mariconadas otros sucedáneos poco agradables al tacto y el paladar.

- Además de bocadillos, hay una sopa con tomate, verduras y pasta que te caes de espaldas de lo buena que está.

- Para beber, tienen zumos naturales de piña, mango, manzana y alguna otra fruta más. Recién hechos en la licuadora de la barra.

- El bar tiene una tele en la que, aparte de ofrecer los canales por satélite de cualquier país musulmán (Sudán TV, Qatar TV, Omán TV...) tiene la Televisión Española Internacional (el mando a distancia de la tele está en las mesas, disponible para cualquier cliente). Debido a la diferencia horaria, ayer mientras comía allí vi en directo (2 de la tarde en China, 8 de la mañana en España) el último encierro de los Sanfermines de este año, encierro que los chinos y musulmanes que comían allí también siguieron con gran atención.

Enlace Permanente

Por ahora hay 12 comentarios

Escribe aquí tu comentario
(Comments in Chinese or English
are also welcome)

Referencias (0)

Compárteme en Facebook, Twitter, Menéame
y otros lugares pulsando aqui: Bookmark and Share



Artículos anteriores en 06. Comer y beber en China







Este blog -sorpresas te da la vida- recibió el premio Blasillo de Huesca 2006 al ingenio español en Internet

Y como no hay uno sin dos, fue galardonado poco después con el Premio 20 Blogs 2006 al mejor blog expatriado

Y agárrate bien a la silla, porque más de un lustro después, llegó el Premio BOBs 2012 al mejor blog en español




  
Translate
this page
into English


Mis adorados
(en español)

A un clic de China
Acupuntura China
Aorijia
Aprende chino blog
Arroz con cristales
Asia, Buda y rollitos de primavera
Asociación Cultural Amigos de China
Asociación Familias Adoptantes
Bitácora Sino-Cubana
Búsqueda de orígenes
Casa de España en Shanghai
China actual
China en su tinta
China es un Planeta
China Files
China Viva
China, por descubrir
Chinaempleo
Chinalati
Chino Ahora
Chino-China
Chinoesfera
Comida china de verdad
Emigrante retornada
En Beijing
Escala Pekín
Experiencia en China
Farolillos chinos
Foro Chino
Fútbol en China
Gazpacho Agridulce (cómic)
Global Asia
Guangzhou, mi casa
Historias de China
Humitas con Arroz
Importar productos de China
Infinity plus one
Instituto Cervantes en Pekín
La sabiduría del I-Ching
Latinoamericanos en China
Living in Pekín
Man Zai Er Gui
Mi vida y China
Ni Hao, Ni Daniel
Nordeste Asiático
Observatorio de la política china
Paella de Kimchi (desde Corea)
Pásame esa China
Pasión por China
Persiguiendo una ilusión
Quality Control Blog
Reflexiones Orientales
Revista de Oriente
Sapore di Cina
Sobre China
Sprachcaffe Chino
Toro y dragón
Trabajo en China
Viamedius
Xibanya
Y un poquito del vecino Vietnam
Zai China


Mis enchufados
(en inglés)

China Car Times
China Daily
China Digital Times
China Herald
China Hush
China Radio International
China.org
ChinaCulture
ChinaSMACK
Chinat0wn
Chinesepod
Chinos durmientes
CRCC Asia
Danwei
ESWN
Frog in a Well
Global Times
Global Voice
Hanzi Smatter
Layabozi
Ministry of Tofu
New Dynasty
Offbeat China
Shanghaiist
Sinalunya
Sinosplice
South China Morning Post
The Beijinger
Tibetan Altar
Transpacifica
Weibo Trends
Xinhuanet


Mis favoritos
(en chino)

Acramelo (escrito por un español)
Blog de mi amigo el artista Huang Wen
Zeng Jinyan


Mis predilectos
(en portugués)

Associaçao dos Macaenses


Mis queridos
(en catalán, valenciano, balear, LAPAO)

Sergi Vicente (corresponsal de TV3 en China)

 

Blog alojado en ZoomBlog.com

Creative Commons License
Los textos de este blog están bajo una licencia de Creative Commons.

Si eres el autor de alguna de las fotos colocadas en el blog
y no deseas que sea usada aquí,
notifícamelo y la retiraré