chinochano
            El mundo chino al alcance de tu chano


Inicio


En toda la web
En Chinochano

Recibe chinochano
en tu correo

Mándame un email,
que es gratis:


Chinochanadas
en Feisbuk
y en Twitter




Estos posts
te pueden servir
Estudiar mandarín en China 

Encontrar trabajo en China 

Hacer negocios en China 

Buscar piso
en China
 

Encontrar hispanos en China 

Tu nombre
en chino
 

Preparar el viaje
a China
 

Clima en China 

Llamar por teléfono desde China 

Ver TV china
en español
 

Libros sobre China 

Las mejores pelis chinas 

Chino mandarín
en tu ordenador
 

Hoteles en Pekín 

Restaurantes
en Pekín
 

Bares en Pekín 


Y si quieres ahondar
en un tema, aquí tienes posts sobre...
01. Música china
o sobre China


02. Cine y TV
en China


03. Arte y literatura de China

04. Historia
de China


05. Idioma chino

06. Comer y beber en China

07. Viajes por China y alrededores

08. Política y actualidad en China

09. Vida cotidiana en China

10. Nombres y apellidos chinos

11. Pekín,
esa ciudad


12. Shanghai,
esa ciudad


13. Hong Kong y Cantón, esas ciudades

14. Tíbet y Xinjiang

15. Taiwán

16. Fútbol chino

17. Otros deportes en China

18. Bellezas chinas

19. Amor y sexo
en China


20. Asuntos personales

21. China en mapas

22. Consultorio
para los lectores


23. Juegos
para los lectores


24. Cosas inclasificables

Archivos
Abril 2014 
Marzo 2014 
Febrero 2014 
Enero 2014 
Diciembre 2013 
Noviembre 2013 
Octubre 2013 
Septiembre 2013 
Agosto 2013 
Julio 2013 
Junio 2013 
Mayo 2013 
Abril 2013 
Marzo 2013 
Febrero 2013 
Enero 2013 
Diciembre 2012 
Noviembre 2012 
Octubre 2012 
Septiembre 2012 
Agosto 2012 
Julio 2012 
Junio 2012 
Mayo 2012 
Abril 2012 
Marzo 2012 
Febrero 2012 
Enero 2012 
Diciembre 2011 
Noviembre 2011 
Octubre 2011 
Septiembre 2011 
Agosto 2011 
Julio 2011 
Junio 2011 
Mayo 2011 
Abril 2011 
Marzo 2011 
Febrero 2011 
Enero 2011 
Diciembre 2010 
Noviembre 2010 
Octubre 2010 
Septiembre 2010 
Agosto 2010 
Julio 2010 
Junio 2010 
Mayo 2010 
Abril 2010 
Marzo 2010 
Febrero 2010 
Enero 2010 
Diciembre 2009 
Noviembre 2009 
Octubre 2009 
Septiembre 2009 
Agosto 2009 
Julio 2009 
Junio 2009 
Mayo 2009 
Abril 2009 
Marzo 2009 
Febrero 2009 
Enero 2009 
Diciembre 2008 
Noviembre 2008 
Octubre 2008 
Septiembre 2008 
Agosto 2008 
Julio 2008 
Junio 2008 
Mayo 2008 
Abril 2008 
Marzo 2008 
Febrero 2008 
Enero 2008 
Diciembre 2007 
Noviembre 2007 
Octubre 2007 
Septiembre 2007 
Agosto 2007 
Julio 2007 
Junio 2007 
Mayo 2007 
Abril 2007 
Marzo 2007 
Febrero 2007 
Enero 2007 
Diciembre 2006 
Noviembre 2006 
Octubre 2006 
Septiembre 2006 
Agosto 2006 
Julio 2006 
Junio 2006 
Mayo 2006 
Abril 2006 
Marzo 2006 
Febrero 2006 
Enero 2006 
Diciembre 2005 
Noviembre 2005 
Sicilia 1947 


Mis posts
favoritos
Principios fundacionales de Chinochano 

El birrograma 

China conquista
el mundo
 

China rebautizada 

Un país de 5 

Etnias de China 

¡¡Me llamo
Josep Lluis!!
 

Pongamos que hablo de Pekín 

Gracias a la China 

Gripe pekinar 

Alfabeto chino 

El post más polémico 

Agujeros 

Aprende a ligar
con Richar
 

Una vez
fui activista
 

¿Te quedas
o te vas?
 

Colección de objetos superfluos 

China élfica 

Las cabezas de YSL 

Der Untergang
aus Kochinnen
 

Triciclos de China 

Hasta el infinito
y más allá
 

Supermegaofensivo 

Sindicación (RSS)
Artículos
Comentarios



Publicidad

Photobucket - Video and Image Hosting

Photobucket - Video and Image Hosting

 


16. Fútbol chino


Informe Ruo Binsong

16 de Marzo, 2014, 0:01

La larga y cada vez más incomprensible desaparición del avión MH370 sigue siendo la noticia que nos sigue intrigando aquí en China, como en casi todo el resto del mundo (este fin de semana muchos nos hemos quedado boquiabiertos al ver que la tesis del secuestro, la más peliculera y optimista, cobraba mayor fuerza). Sin embargo, creo que nos vendría bien a todos distraernos con alguna otra cosa hasta que el enigma se resuelva un poco (si es que algún día se resuelve), así que hoy voy a hablar de la liga china de fútbol, que es de lo que hubiera hablado hace una semana si no hubiera pasado lo del avión (el día en que se desvaneció fue el día en el que comenzaba la temporada). La Super Liga china (nombre oficial, porque de super no tiene demasiado) sigue el modelo ruso o escandinavo y se juega entre primavera y otoño, pues en invierno algunos campos del país están más congelados que Winterfell.


Equipos que juegan este año en Primera (imagen tomada de aquí).


La temporada anterior de la Super Liga China dejó un ganador indiscutible, el Guangzhou Evergrande de Marcello Lippi, que sacó 18 puntos de ventaja al segundo clasificado (el Shandong Luneng de Radomir Antic) y ganó la Liga de Campeones de Asia por primera vez en su historia (segunda para toda China en general).


Además el club cantonés llegó a la final de la Copa de China, donde el Guizhou Renhe le quitó el sueño del triplete. Y como guinda en el pastel evergrandiano, el club representó a Asia en el Mundialito de Clubes de diciembre pasado, donde consiguió un honroso cuarto puesto y tuvo el mejor premio posible (ganar no lo era): le tocó jugar tanto contra el mejor equipo europeo de 2013 (Bayern Múnich) como contra el mejor latinoamericano (Atlético Mineiro). Perdió ambos encuentros con claridad, pero seguro que los jugadores del equipo chino fueron felices en el campo.

La temporada 2014 comienza, en fin, con un gran enemigo a batir, el Evergrande, que el año pasado se dio un paseo triunfal por los campos del país y el resto de Asia y ahora tiene como gran rival sobre todo a sí mismo, al aburguesamiento y a la autocomplacencia. Lippi, que parecía que se iba a marchar a final de esta temporada, ha cambiado repentinamente de opinión y renovó recientemente por tres años, parece ser que tras recibir un portazo de un grupo inglés al que quería emigrar.

(La ciudad de Cantón no podrá quejarse de entrenadores eminentes, pues otro equipo local que está en primera división, el Guangzhou R&F, lo dirige desde el pasado año nada menos que Sven Goran Eriksson).


Volviendo al Guangzhou Evergrande, el club cantonés ha perdido a uno de sus principales jugadores, el argentino Darío Conca, pero lo intentará sustituir con un jugador de corte similar y encima bastante más famoso, el internacional italiano Alessandro Diamanti, hasta estas Navidades capitán del Bolonia y que casi sin avisar se ha marchado a China. Se ignoran las razones de Diamanti para dejar su puesto de capitán boloñés, aunque es de suponer que Lippi tendrá que ver algo en el fichaje. Igual también ha podido influir el hecho de que la esposa de Diamanti es una bella presentadora italiana de origen oriental, Sylvia Hsieh. Hsieh ha vivido durante toda su vida en Italia, pero nació en Taipei (Taiwán), y en Italia ha llegado ha presentar algún programa de temática china.







Equipos cantoneses aparte, la liga china ha perdido en la pretemporada algunos personajes familiares para el fútbol europeo y se ha vuelto en 2014 un poco más "localista". A mitad del año pasado ya se marchó Anelka del Shanghai Shenhua (desde este año Shanghai Greenland), un equipo ambicioso pero que nunca llegó a funcionar ni deportiva ni finacieramente en los últimos años (y para colmo le quitaron una liga ganada hace 10 años, por amañar partidos). A finales de temporada, Antic fue destituido del Luneng, pese a la digna segunda posición en la tabla. Dejaron otro club de la parte alta de la tabla, el Dalian Aerbin, dos exjugadores del Barcelona, Keita y Rochemback, y aquí en Pekín anunciaba su retirada Kanouté, muy querido por la verdosa afición local. Para más inri, los dos españoles que jugaban en el Guizhou Renhe, Nano y Rafa Jordà (ambos exfutbolistas del Levante) finalizaron contrato y se marcharon, después de haber contribuido a que su club, recién creado, se convirtiera en uno de los mejores de las últimas temporadas. Si a todo eso le añadimos la más sonada marcha del pasado año, la de José Antonio Camacho como seleccionador de China, podríamos concluir que China ha perdido este año la mayoría de los referentes que podrían hacer que un seguidor de la liga española de vez en cuando tuviera curiosidad de saber cómo van las cosas en una competición tan lejana.

Sin embargo, esto se corregirá en parte con un muy llamativo fichaje, el de Gregorio Manzano como entrenador del Beijing Guoan, anunciado apenas dos semanas antes del comienzo de temporada.


Manzano, que comparte con Camacho el hecho de que China es su primera y exótica aventura internacional, dirige ahora un equipo que por plantilla y tradición debe ser uno de los principales aspirantes a acabar con la tiranía del Guangzhou Evergrande. De hecho, tras dos jornadas el conjunto pequinés es colíder junto al equipo de Lippi, y ambos son los únicos que han contado por ahora sus partidos ligueros por victorias, aunque las del Guoan han sido por la mínima y las del Evergrande goleadas. Vamos a ver qué tal se adapta el psicólogo Manzano a Pekín y a un trabajo más intenso y seguramente más exigente que el que Camacho tuvo como seleccionador (el Beijing Guoan, no debe olvidarse, también juega Liga de Campeones asiática).


PD: Otro conocido de la Liga española que está en la liga china, aunque proveniente más de los campos de Segunda que de los de Primera, es el futbolista español Ibán Cuadrado, que a mediados de la temporada pasada llegó a uno de los tres equipos que la ciudad de Shanghai tiene en primera división, el Shanghai East Asia.

Enlace Permanente

Por ahora hay 2 comentarios

Escribe aquí tu comentario
(Comments in Chinese or English
are also welcome)

Referencias (0)

Compárteme en Facebook, Twitter, Menéame
y otros lugares pulsando aqui: Bookmark and Share



¿Y el Liaoning qué,
otra vez campeón de Asia?

9 de Noviembre, 2013, 0:01


Dentro de unas horas se disputa la final de la Champions League... de Asia, un acontecimiento especial para China porque por primera vez en 15 años la disputa un equipo chino (el Guangzhou Evergrande, dirigido por Marcello Lippi) y, si la gana, será la primera vez en 23 años que un club de este país se lleve el preciado trofeo. Para ello tiene que doblegar al FC Seoul, de la capital surcoreana. Este año, a diferencia de los anteriores, la final se está jugando a doble partido, y en la ida -en Seúl- los del Evergrande se llevaron un valioso empate a dos, lo que pone las cosas más fáciles en la vuelta.

En todo caso, hasta el rabo todo es toro, aún quedan 90 minutos, no hay enemigo pequeño, el fútbol es así y lo que diga el míster, de modo que en este post no venderemos victorias de antemano y lo que voy a hacer es recordar aquella ocasión, hace casi un cuarto de siglo, en que el fútbol chino, siempre tan acomplejado, se quitó esos complejos y logró ganar el máximo trofeo continental, que entonces no se llamaba Champions League sino Copa de Campeones de Asia.

Fue un mes de abril de 1990, y el autor de la hazaña fue el Liaoning FC, un equipo de la ciudad de Shenyang (en el noreste de China y capital de la provincia de la que el club toma el nombre) que en aquellos años dominaba la liga china de forma incontestable (siete ligas entre 1985 y 1993). En una liga aún amateur, el equipo fue el primero que logró un patrocinador, la marca de medicamentos Dong Yao, y era el único de China que tenía por tanto publicidad en las camisetas, en letras tan grandes que casi se salían de la sudadera.


"Pequeños Tigres" es su apodo.


No fue casualidad que Liaoning fuera la cuna de ese primer triunfo. La provincia fue durante muchas décadas, hasta la llegada de grandes inyecciones de pasta a los clubes chinos, el centro nacional del balompié (otro equipo de la zona, el Dalian Shide, tomó después el relevo del Liaoning en el dominio liguero). Los equipos de la provincia tenían una buena cantera natural, pues los chinos del noreste son los "chicarrones del norte" del país, en general más aguerridos que los del sur, y por muchos de ellos corre la sangre de los antiguos guerreros manchúes. Shenyang, por cierto, fue durante muchas décadas la sede "de facto" de todos los partidos de la selección china, aunque esto ha cambiado en los últimos años.
Es una pena que en los últimos años haya sido allí precisamente donde hayan estallado los principales escándalos de corrupción futbolística en China.

En 1990, el Liaoning FC volvía a jugar la Copa de Asia después de haberlo hecho en 1986 y 1987. En su primera participación en el torneo (que se comenzó a jugar a finales de los 60, aunque no se disputó entre 1972 y 1985 por problemas organizativos) no ganó ningún partido, pero en la segunda consiguió un meritorio tercer puesto.

Como suele pasar en los inicios de todo torneo, el sistema de competición era un poco caótico y cambiaba de edición a edición. En 1990, se disputaba primero una fase de grupos a partido único y con una sede por grupo (una especie de torneos cuadrangulares, vamos). Shenyang acogió en agosto de 1989 el grupo de Extremo Oriente, en el que el Liaoning FC aprovechó el factor campo y quedó primero. La segunda fase también era de grupos, y nuevamente los de Liaoning acabaron líderes del suyo, jugando en esa ocasión en Yakarta, la capital de Indonesia. En la final le aguardaba el Nissan FC, equipo japonés de Yokohama al que ya había ganado en la primera fase, y que pocos años después conoceríamos mejor en España, porque, con su nombre cambiado por el de Yokohama Marinos y siendo entrenado por Xabier Azkargorta, llegó a fichar a Julio Salinas y a Andoni Goicoextea allá por 1997 y 1998.

La final se disputó a doble partido, y la ida fue en Yokohama, donde los jugadores chinos se quejaron de que fueron muy mal tratados. Relataban los futbolistas que no les dejaron entrenar en campo de fútbol en los días previos al encuentro, por lo que tuvieron que hacerlo en un parque, y cuando les echaron de éste también, no les quedó más remedio que simplemente ejercitar sus músculos en un gimnasio. También aseguraron que los japoneses habían echado arena en una de las porterías, para que el guardameta chino resbalara (aunque no me queda claro cómo hicieron para que esto no afectara también al cancerbero local tras el preceptivo cambio de campo que llega tras el descanso). En fin, ya sabéis, el típico pique entre chinos y japoneses: es posible que en el partido de vuelta a los nipones también les jorobaran de alguna forma, pero eso no lo cuentan, claro.

Sea como sea, en la ida los chinos lograron la gran proeza de ganar a los japoneses a domicilio (1-2), algo bastante sorprendente teniendo en cuenta que el fútbol chino era bastante amateur y los japoneses ya empezaban a invertir bastante en su liga (el Nissan ya tenía fichajes extranjeros, por ejemplo). Normal, se habían pasado los años 80 viendo leyendo mangas del Capitan Tsubasa (Oliver y Benji) y querían ponerlos en práctica.

En el partido de vuelta, los japoneses no tenían más remedio que atacar, y vaya si lo hicieron, según cuentan las crónicas de la época. Pero los chinos se encerraron en su campo en plan italiano, y consiguieron un empate (1-1) que les daba el primer torneo internacional de su historia (y único a la hora de escribir estas líneas, aunque veremos dentro de unas horas si esto ya no hace falta decirlo).






Una curiosidad de aquel día es que, por lo que se ve, hubo un gran apagón en China cuando se retransmitía la segunda parte del encuentro, así que muchos aficionados del país se quedaron sin ver uno de los pocos momentos de gloria futbolística que el país ha tenido. Les pasó como a mí en la final de la final de fútbol de Barcelona 92, porque ese día en Huesca hubo una gran tromba de agua, la ciudad se quedó sin luz y no pude ver el gol que Kiko metió en el último minuto para darnos el oro.

La victoria del Liaoning FC en la Copa de Asia del 90 se produjo en la era preinternetera, así que no es fácil encontrar datos sobre ella, ni siquiera en la Wikipedia que todo lo sabe. No he conseguido, por ejemplo, encontrar la alineación del Liaoning FC campeón. Sí sé, al menos, que uno de los goleadores en las finales fue Fu Bo (qué majo, suena como "fútbol"), un señor que probablemente a nadie os diga nada pero que es actualmente el sustituto de Camacho al frente del banquillo de la selección china (y no le está yendo mal).


Otro héroe de esa final fue Ma Lin (otro nombre cachondo si lo piensas en castellano), quien, mira por dónde, es el actual entrenador del Liaoning, equipo que en las últimas temporadas ha tenido el no menos gracioso nombre de Liaoning Whowin ("Liaoning Quiengana").



El entrenador de aquel equipo, Li Yingfa, sigue en el mundo del fútbol, pero en otro club, el de la ciudad de Qingdao, y no se ha cambiado el peinado desde entonces.


Sun Wei, Huang Chong, Huang Guoliang y Li Zheng también estaban en aquel once para la Historia, que aún jugó otra final continental, la de 1991, aunque ésa la perdió con el Esteghlal iraní. Todos los nombrados en este post, ahora cincuentones, estarán muy atentos a la televisión esta noche para ver si otros paisanos les ayudan en la pesada carga de ser los únicos chinos con una Copa de Asia.

ACTUALIZACIÓN (Horas después): Bueno, pues se cumplieron los pronósticos y, con más apuros que otra cosa, el Guangzhou Evergrande finalmente se coronó campeón.


El fútbol chino se olvida de 23 añ
os de fracasos, y su mejor equipo actual estará en diciembre en el Mundial de Clubes, donde, si gana los cuartos contra el mejor equipo de África (que aún no se sabe si será el Al Ahly egipcio o el Orlando Pirates sudafricano) jugaría la semifinal contra el Bayern Munich de Pep Guardiola.


Aparte de la importancia para China del título de hoy, es muy de destacar que Lippi se convierte en el único entrenador del mundo en haber ganado la Liga de Campeones de Europa y la de Asia. Además, ha conseguido grandes victorias internacionales en tres décadas distintas:

-1996 Liga de Campeones europea (con la Juventus)
-2006 Mundial de Fútbol (con Italia)
-2013 Liga de Campeones asiática (con el Evergrande)

¿Será el próximo seleccionador de China, país que a partir de ahora lo va a santificar?

Enlace Permanente

Por ahora hay 2 comentarios

Escribe aquí tu comentario
(Comments in Chinese or English
are also welcome)

Referencias (0)

Compárteme en Facebook, Twitter, Menéame
y otros lugares pulsando aqui: Bookmark and Share



Clemente ya ha echado el currículum

19 de Junio, 2013, 0:01

Hace poco menos de dos años celebrábamos en China la llegada de Camacho como seleccionador nacional, una noticia tan sorprendente y graciosa como esperanzadora. Camacho llegaba sin presiones -no le pedían ni siquiera clasificar a China para el Mundial 2014-, y con promesas de que le iban a dejar trabajar muchos años en un proyecto a largo plazo para llevar a China a un nivel de calidad lógico para su gran población, su nivel físico y competitivo (que demuestra en casi el resto de deportes) y su afición al balompié. Un proyecto que incluía el desarrollo de fútbol base, prácticamente inexistente en China pero necesario para que éste y cualquier país tengan calidad futbolística.


"Eso está hecho, amiguetes".


¿Qué ha pasado en dos años? Bueno, China, como era de esperar no se clasificó para el Mundial, algo de lo que no se culpó excesivamente a Camacho, aunque la selección debería haber llegado al menos a la fase final de clasificación asiática (se lo impidió una sorprendente Jordania). Hasta ahí, tiene un pase, pero la paciencia con la que federación y aficionados han observado el proyecto "lento y a largo plazo" de Camacho se ha acabado en las últimas semanas, después de tres derrotas consecutivas contra Uzbekistán, Holanda y Tailandia.


"Nunca debí salir de Cieza".



La última de esas derrotas ha sido la más dolorosa, porque los tailandeses (sobre la mesa, peores que uzbecos, holandeses y chinos) le metieron cinco goles a China, en casa de los chinos. Además, la selección tailandesa que jugó el amistoso no eran los titulares habituales (que ya de por sí son bastante débiles). Y para echar sal política a la herida, la derrota, que los periódicos chinos calificaron como "la más humillante en muchos años", se produjo el día del 60 cumpleaños del presidente Xi Jinping, un autoproclamado forofo del fútbol. Toma ya regalo.


"Hay que darle así, ¡con más coXXnes!".


El anterior partido, el China-Holanda, lo pude ver in situ la semana pasada, porque fue en el Estadio de los Trabajadores de Pekín y me encargaron escribir sobre él. La selección nacional llevaba casi 10 años sin jugar en la capital, como castigo por unos ingratos incidentes de los que no queremos acordarnos. Bueno, el caso es que no esperábamos ninguno ver a los chinos jugar de tú a tú con Robben o Sneijder, pero es que aquello, aun con todo, dio mucha, muchísima pena. Con una Holanda a medio gas para no humillar demasiado, en el primer ataque oranje, los chinos ya hicieron penalty. En el segundo ataque, los locales se quedaron con 10 por una entrada brutal. Era la viva imagen de la impotencia. Y aquello por lo visto se multiplicó días después ante Tailandia, hasta tal punto de que muchos sospechan que los jugadores se están dejando ganar aposta todos los encuentros porque quieren echar a Camacho.

En los últimos meses, la selección china ha caído al peor nivel de su historia, y no es que la historia del fútbol chino sea precisamente como para tener nostalgia de ella. En la clasificación FIFA, que no sirve de mucho pero por lo menos refleja subidas o bajadas de calidad, China ha caído 30 puestos, del sesentaypico de hace unos años al 95 actual (y en marzo estuvo por detrás de los 100 primeros). Como guinda, con Camacho la selección ha recibido la peor goleada de su historia, 8 a 0 (conste que fue ante la gran Brasil, y en tierras brasileñas).

En fin, pase que China no se haya clasificado para el Mundial 2014, pero es que tampoco tienen muy claro los chinos que vayan a estar en la Copa de Asia 2015 (a celebrarse en Australia), lo que supondría su primera ausencia en más de 40 años en el torneo continental. Aún quedan partidos por jugarse, pero China se juega dos plazas para el torneo en un complicado grupo con dos equipos que, visto lo visto, parecen superiores al de Camacho: Iraq y Arabia Saudi, este último dirigido por otro viejo conocido del Real Madrid, Juan Ramón López Caro.

Ante este panorama, aficionados chinos, medios de comunicación en el país y responsables de la federación están desesperados. Ya hay muchos que piden la cabeza de Camacho, al que consideran un entrenador desganado y demasiado caro (es uno de los seleccionadores mejor pagados del mundo en la actualidad).


Hace unos meses un diario chino se saltaba todas las censuras
(la prensa deportiva parece que tiene algo de manga ancha)
y directamente insultaba a Camacho en grades titulares en rojo.
(大SB = da shabi = mejor no lo traduzco).



Hay que decir, sin embargo, que no existe unanimidad al respecto de si Camacho es el culpable de la situación. Muchos comentaristas con cabeza opinan que el problema del fútbol chino no está en quién lo entrena, sino en el sistema completo, desde su liga hasta el fútbol base (o la falta de éste). Para empezar, el fútbol es muy poco practicado por los niños chinos, agobiados a deberes y actividades extraescolares que en muchos casos no tienen tiempo libre para éste ni para otros juegos o deportes. Y en las clases de educación física chinas se priman otros deportes más tradicionalmente exitosos para el país, como el ping pong, el bádminton, el voleibol o la gimnasia. Si no hay cantera, poco se puede hacer: muchos futbolistas chinos sólo lo son desde su juventud, no han mamado el fútbol desde la cuna, y es difícil que puedan ser unos Messis o Iniestas que han jugado al balompié toda su vida y aman el deporte porque primero fue un juego para ellos.

Por otra parte, está el tema de la corrupción. En China, las apuestas electrónicas en torno al fútbol mueven mucho dinero, lo que, unido a unos sueldos de los jugadores no tan altos como en Europa, favorece que los apostadores puedan comprar partidos, resultados. Ello ha adulterado la liga china y, sobre todo, ha arruinado, quien sabe durante cuantos años, la catadura moral de los futbolistas, entrenadores y árbitros. Sin ética y honor, no puede haber buen fútbol (bueno, excepto en Italia).

Ni que decir tiene que criticar el sistema (del fútbol) y la corrupción (del fútbol) es, por otra parte, una buena espita de gas para que los medios y la gente en China critiquen, sibilina y metafóricamente, al país en general, pero bueno, no me andaré por las ramas, sigamos en el tema deportivo.

Es posible, en todo caso, que Camacho tenga algo de culpa, que esté algo perdido, no se entienda con los jugadores o su traductor y haya decidido tirar por la borda aquellos proyectos iniciales, decidiendo aguantar "hasta que se pueda". No se le ve muy feliz en las ruedas de prensa: no parece que esté muy adaptado a China, parece como si algo le hubiera decepcionado, como si tuviera un pekinazo (aunque quién sabe, igual es que es así siempre). Llegaría con ilusión, pero al ver el percal en China se puede haber amargado un poco (hay que decir que ha coincidido con los peores años de corrupción futbolística, o mejor dicho, cuando los casos se han destapado, porque el Gobierno intentaba hacer limpieza).

También hay que tener en cuenta, dicen muchos en China, que es posible que la federación no pueda permitirse despedir a Camacho, pues la indemnización sería bastante alta.


Camacho es una casa clavo, dice este titular deportivo.
Agarrado igual que el pino junto a la ribera, no lo moverán.



Igual hay que aguantar con él a las duras y a las maduras, y vienen muy duras... El mes que viene China se enfrenta en un cuadrangular a los tres grandes "cocos" de la región (Japón, Corea del Sur y Australia), y si la moral sigue como está podemos ver unas goleadas que ni las de Tahití.

Por encima de todas estas angustias, Camacho no es un mal entrenador. Como futbolista, aprendió cómo se entrena en selección a partir de uno de los grandes técnicos que ha tenido España, el queridísimo Miguel Muñoz. Y cuando Camacho, años después, fue el seleccionador de España, no hizo mal papel: aquella selección que entrenó entre 1998 y 2002, comandada por el mejor Raúl, podría haber estado hasta en la final de Mundial 2002 si Corea del Sur no nos hubiera robado vilmente en los cuartos (tiene gracia que a Camacho se lo hagan pasar tan mal siempre en Asia).



En fin, que quizá todo sea cuestión de paciencia y caso omiso a los ruidos del "entorno". Si a Camacho le dejaran 10 años de seleccionador, el país comenzara a llevar el fútbol a las escuelas, y a los corruptos en el deporte nacional los obligaran a ver Anna Karenina una y otra vez sin parar como mecanismo de tortura, podría haber una selección china medianamente decente, al menos a nivel asiático.

Aunque también es verdad que, arreglando todo eso, a lo mejor no hacía falta contratar por una millonada a "exóticos" técnicos extranjeros. En fin, podría ser peor, al menos los chinos no tienen que aguantar a Mourinho.

Fuera de todas estas disquisiciones, no es lógico que un país de 1.300 millones de personas, donde el fútbol es el deporte más seguido a nivel sillonbol, tenga una selección indigna de jugar un partido de tercera división española. Ellos verán como lo arreglan, con o sin murcianos.




ACTUALIZACIÓN (dos o tres días después): Bueno, parece que la destitución de Camacho es un hecho ya. La federación no lo ha confirmado pero parece que ya están negociando con Camacho el finiquito. Y toda la prensa lo da por hecho, con titulares en la prensa oficial tan finos como "a Camacho ya le han dado la patada".

SEGUNDA ACTUALIZACIÓN (40 días después): Pues China ya ha jugado tres partidos sin Camacho, los tres bien complicados (Japón, Corea del Sur y Australia) y, sorprendentemente, no ha perdido ninguno (dos empates y una victoria por 4-3 a los australianos). ¿Milagrosa recuperación, o es que los jugadores estaban jugando mal aposta en los últimos meses con el murciano?

Enlace Permanente

Por ahora hay 5 comentarios

Escribe aquí tu comentario
(Comments in Chinese or English
are also welcome)

Referencias (0)

Compárteme en Facebook, Twitter, Menéame
y otros lugares pulsando aqui: Bookmark and Share



Hola corazones,
hoy seguimos a Deivid

25 de Marzo, 2013, 0:01

En los últimos días, la informacion en China ha tenido un tono muy Anne Igartiburu. Lo primero ha sido decir en todos los medios chinos y en las redes sociales lo guapa que es la nueva primera dama china, una mujer que, sin comerlo ni beberlo, va a convertir la política nacional en algo más superficial y a la vez más divertido que antes.





Lo segundo ha sido seguir minuto a minuto la visita promocional de David Beckham a Pekín, Qingdao y Wuhan. Beckham ha sido contratado por la federación china para vender el fútbol chino en el propio país: en definitiva, mostrar a los niños que siguiendo la carrera futbolística uno puede llegar a ser una estrella, no sólo un apestado sospechoso de amañar partidos, como ahora se piensa de la mayoría de los futbolistas patrios.


No sé muy bien cómo los niños chinos van a mejorar su imagen de los futbolistas de su liga admirando a un jugador inglés que jamás ha jugado ni creo que juegue (pocos años de fútbol le deben quedar ya) en China, pero en fin...

Durante la visita de Beckham, en todo caso, se ha hablado muy poco de fútbol y mucho, claro está, de Beckham. Su momento más memorable ha sido la caída de culo que se pegó en un entrenamiento con niños... Becks se empeñó, muy chulito él, en jugar todos los partidos en corbata y zapatos, y pasó lo que tenía que pasar.





Otro momento muy comentado ha sido -me va a dar mucho asquete poner las fotos siguientes, pero por divulgar estoy dispuesto a lo que sea- cuando Beckham, a petición de sus fans, sobre todo femeninas, ha mostrado uno de los tatuajes que cual preso de cárcel ucraniana tiene repartidos en todo el cuerpo. El tatuaje en cuestión es en chino, uno de esos profundos proverbios orientales que dice: "La vida y la muerte están determinadas por el destino, el prestigio y las riquezas están determinadas por el cielo". Esto en español te ocuparía un tatoo de la oreja hasta el talón, pero afortunadamente el chino permite ahorrar bastante espacio:


Debe decirse que el tatuaje está bastante bien escrito y con una caligrafía muy trabajada, cosa rara en los tatuajes presuntamente chinos que se hacen en Occidente, y que suelen estar sembrados de faltas de ortografía o errores garrafales.

En fin, el tatuaje de Beckham ha dado mucho que hablar en China (no era de extrañar, teniendo en cuenta que es un tema tan fascinante que hasta tiene web propia), y muchos internautas chinos han decidido sacarle punta a base de Fotochop, cambiando el proverbio por cualquier cosa:

 
"Más de cien surtidos, precios ultrabajos".


"Se venden falsos documentos, razón teléfono XXXXX".


"Tener una hija es tan bueno como tener un hijo"
(lema relacionado con la política del hijo único).


"Servir al pueblo"
(clásico eslogan de la época comunista).


"Derribar"
(pintada habitual en edificios viejos
y símbolo de la burbuja inmobiliaria china).


"Santana"
(típica marca de coche vejete chino, equivalente a nuestro Seiscientos).

Enlace Permanente

Por ahora hay 4 comentarios

Escribe aquí tu comentario
(Comments in Chinese or English
are also welcome)

Referencias (0)

Compárteme en Facebook, Twitter, Menéame
y otros lugares pulsando aqui: Bookmark and Share



Sobreviviendo a la Euro

28 de Junio, 2012, 0:01





El retorno a China tras un mes de vacaciones suele ir acompañado de un jet lag que me obliga a maldormir duranta una o dos semanas. Pero esta vez se ha mezclado con otra extraña circunstancia, la de la
Eurocopa, en la que la selección española, una vez más, está llegando bien lejos, lo que implica aún menos sueño para mí.

En China, por la diferencia horaria, estamos viendo los partidos de la fase eliminatoria a las tres menos cuarto de la madrugada. Terminan a las 4 y media, y si hay penalties, a las 5 y pico. Como en este país amanece tan pronto, antes de que termine el encuentro ya tienes claridad en la ventana (Sol no, a ése no lo he visto desde que dejé España).

Es mi sexto gran acontecimiento futbolero desde que vivo en China (Mundiales de 2002, 2006 y 2010, Eurocopas de 2004, 2008 y la actual), aunque mal que bien he ido capeando en otras ocasiones los madrugones. El Mundial de 2002, como fue en Asia, me dio partidos a horas decentes. El Mundial 2006 y la Euro de 2004 apenas los vi porque España cayó a las primeras de cambio. Media Euro 2008 la vi en China y la otra media (incluyendo la final) en España... En esta ocasión es al revés, disfruté la primera fase en tierras españolas y ahora me toca el trasnoche.

En Europa la gente no debe de ser consciente de lo que nos afectan estos horarios en otros continentes... Millones de aficionados nos pegamos días y días sin dormir, y como muchos hemos de trabajar al día siguiente, arrastramos sueño de semanas. En este tipo de eventos depostivos, los diarios chinos siempre acaban publicando alguna noticia de algún fan que ha fallecido de agotamiento tras intentar ver a sus equipos favoritos demasiados días seguidos...

Tampoco es que quiera yo que la Eurocopa se juegue por las mañanas para adaptarse a China, pero hombre, podría jugarse algún partido de las eliminatorias también en horario de tarde, como se hizo en la primera fase, y no sólo de noche. Por el bien de millones de aficionados del otro lado de los Urales...

En cualquier caso, sea a la hora que sea, la madrugada del lunes estaremos en Pekín atentos a la finalísima, animando a la Roja, cómo no, que este año necesitamos mucho una alegría cómo ésta, aunque sea para hacernos olvidar por un rato los gordos problemas de la economía. Los chinos también apoyarán muchos de ellos a la Roja, porque ellos son mucho de animar a los vigentes campeones... les gusta ir al valor seguro.Y la Roja se lo agradece...



ACTUALIZACIÓN (Después de ganar la Eurocopa): No tengo mucho que añadir a los ríos de tinta que se han escrito ya sobre la grandiosa final contra Italia... Sólo decir que después de habernos quitado en los anteriores títulos la espina de perder siempre con Alemania, en esta ocasión nos hemos librado de muchos complejos ante Francia, que tantas veces nos jorobó, e Italia, a la que ganamos en los penaltis de la Euro 2008 pero había que derrotarla a lo bestia, como ha sido, de una vez por todas, para sacarnos, ahora sí, el trauma del codazo de Tassotti. Aunque lo hemos ganado todo, aún podríamos pedir más: por ejemplo, un Balón de Oro ex aequo a Xavi, Iniesta y Casillas, a los que hace casi un lustro que se lo deben. Y ganar un Mundial noqueando en las eliminatorias a Brasil y a Argentina, a los que aún no hemos catado.

Enlace Permanente

Por ahora hay 4 comentarios

Escribe aquí tu comentario
(Comments in Chinese or English
are also welcome)

Referencias (0)

Compárteme en Facebook, Twitter, Menéame
y otros lugares pulsando aqui: Bookmark and Share



Hala Pekín, hala Pekín

4 de Abril, 2012, 0:01

El otro día me quedé con las ganas de ir a ver la final de la liga de baloncesto china, así que para compensar esta semana conseguí una entrada para ver el fútbol, concretamente para asistir a todo un Pekín-Tokio de la Liga de Campeones Asiática, que se celebró hoy, en la fiesta china del Día de Barrer las Tumbas. Ahí estuve para contároslo e ilustrároslo con fotos malas hechas con el móvil.

El partido, por la rivalidad entre chinos y japoneses, imagino que se consideró de alto riesgo, así que hubo un amplio despliegue policial, que incluyó policías antidisturbios con escudo y todo. No apetecía nada liarla parda, la verdad...





Tras pasar el detector de metales de rigor, entré en el estadio, que no estaba lleno del todo pero sí bastante animado. Fui a buscar mi asiento pero descubrí que estaba ocupado, y los que allí estaban me dijeron que me sentara donde pudiera, que todo el mundo hacía lo mismo. En este sentido me recordó a la Plaza de Toros de Huesca en las fiestas de San Lorenzo, donde también hay cierto caos ocasionado por el público.


En fin, tampoco fue complicado encontrar un asiento, y como quedaba aún tiempo hasta que comenzara el partido me fijé en el respetable. Me sorprendió la marea verde que hay en el Estadio de los Trabajadores, todo el mundo o casi todo el mundo viste los colores esmeralda del Beijing Guoan (en este sentido también se parece a la Plaza de Toros de Huesca, ya que los peñistas laurentinos también van de verde).


Bueno, en esta foto no se nota tanto, pero creedme, aquello era más verde que la campiña suiza.


Mientras salían los equipos de vestuarios todos estos peñistas, perdón, pequinistas, mostraron su pasión por el Guoan con sus bufandas. Fue bastante espectacular ver esta marea de lana y acrílico... supongo que en un partido del Madrid o del Barcelona también pasa, pero yo no lo había disfrutado en directo nunca.





Luego llegó la presentación de los jugadores de cada equipo. A cada nombre de jugador japonés, los hinchas gritaban "shabi", que traducido literalmente significa "tonto del coño" y es uno de los peores insultos en mandarín (también se lo dedicaron al árbitro o a los jueces de línea en varias ocasiones durante el partido). Después, cuando presentaban a los jugadores locales, los aficionados gritaban "niubi", literalmente "coño de vaca" y que aunque sea parecido se usa de forma completamente diferente, para mostrar admiración. También se oyó la palabra en alguna buena jugada de los pequineses, aunque no hubo muchas.

El partido fue bastante divertido, aunque no hubiera muy buen juego, cosa que yo ya daba por hecha de antemano... Empezó marcando el Pekín de penalti nada más empezar, el Tokio empató al final de la primera parte, y la segunda mitad estuvo emocionante porque los del Guoan apretaron mucho y gozaron de varias ocasiones, aunque al final no lograron la merecida victoria. Los de Pekín están terceros en su grupo y lo van a tener complicado para pasar a la segunda fase.

Lo realmente entretenido para mí fue ver la afición, porque aunque ya había estado en otros partidos del Guoan todos fueron amistosos (contra el Madrid, el Barsa, ¡incluso la Peña Sport de Tafalla!) pero éste era un partido de competición oficial, y más parejo, así que había más emoción y más tensión en el aire. Los aficionados del Pekín, por lo que vi, son bastante animados, pese a que su equipo no sea precisamente el Manchester United. Gritan, saltan, entonan cánticos... sobre todo los de la parte oriental del estadio, que es donde me tocó estar a mí, porque los de la occidental, no sé por qué razón, estaban mucho más calmados. Igual es que nos pusieron por edades... la pega de ello es que me tocó ver el partido de pie todo el rato. De todos modos el centro hooligan del Pekín, por lo que vi, era el fondo norte, allí se la pasaron saltando en manada todo el encuentro.

Había alguna vuvuzela que otra, pero afortunadamente los chinos no son como los sudafricanos y no dan el coñazo con ellas todo el partido, en realidad sólo se oyeron al principio... Lo que ya no hay son gongs, como hace años, ahora parece que se han decantado por el bombo occidental al estilo de Manolo.

A veces los aficionados fueron un poco cafres, pero bueno, un poco de bestialidad verbal suele ser tolerable en estas cosas, y más si el rival no te entiende... Por ejemplo, cuando los jugadores japoneses tenían la pelota se oía algún "rómpele la pierna" colectivo. Y también "xiaoriben caonima", algo así como "pequeño japonés de mierda". Pero bueno, que se desahoguen en estas cosas y así fuera del campo están tranquilitos... También se oyó de vez en cuando la expresión 跟丫死磕, que por lo visto es como el lema de los fans del Pekín, y creo que también es un poco bestia, algo así como "matar a palos", pero nunca he entendido muy bien su significado.

Con todo, no me pareció que el partido fuera tenso o que el público pudiera liarla... Por si acaso, eso sí, en las pantallas gigantes del estadio mostraron imágenes de recientes tragedias en estadios de fútbol de todo el mundo (incluida la que hubo hace poco en Egipto) para aconsejar a los aficionados que estuvieran tranquilillos. Parece ser que el público lo acató... eso sí, al salir del estadio, dos o tres casi llegan a las manos por entrar en un autobús de vuelta a casa, tuvo que ir la policía a separarlos y a desincrustar a uno que se había agarrado a la puerta del vehículo y no quería que éste partiera sin él.

Bueno, que tampoco quiero dar la impresión de que haya estado en el estadio de Heysel... en definitiva estuvo bastante bien e igual repito en el próximo partido de Champions, que será con un equipo surcoreano y en el que seguramente el Pekín se estará jugando el pase, si lo hace bien en los encuentros anteriores. Os dejo alguna foto borrosa más de la noche.








Enlace Permanente

Por ahora hay 4 comentarios

Escribe aquí tu comentario
(Comments in Chinese or English
are also welcome)

Referencias (0)

Compárteme en Facebook, Twitter, Menéame
y otros lugares pulsando aqui: Bookmark and Share



Siete horas,
siete goles

6 de Noviembre, 2011, 0:01

Bueno, por fin una noticia que nos afecta a los que leáis esto tanto en China como en España, aunque sea en un tema frívolo como el del fútbol: hoy, por primera vez, el Real Madrid ha jugado a las 12 de la mañana la Liga, algo que se ha empezado a hacer este año precisamente para que veamos más el fútbol español en Asia, ya que por la diferencia horaria coincide con nuestra tarde, y hasta ahora todos los encuentros eran en nuestra madrugada. Yo lo he visto a rachas en BTV-6 (canal deportivo de Pekín) en el gimnasio, donde algún monitor y algún cliente ha parado sus ejercicios para ver por primera vez al Huangma (como aquí se le llama) por fin a una hora decente.


Al final de cada serie de flexiones iba a este monitorcillo
y casi siempre había un gol nuevo...



Le ha ido bien al Juanma porque ha metido siete goles, uno por cada hora de diferencia entre Madrid y Pekín, a Osasuna (no al Osasuna, ya aprendí este año que si pones artículo delante de este club los pamplonicas irán a organizarte un encierro a tu casa). Los chinos han podido hasta disfrutar de un hat trick de C-Luo, que es el apodo que tiene Cristiano Ronaldo (Luo es para Ronaldo el brasileño, y Ronaldinho es Xiao Luo, "el pequeño Luo").

No es el primer partido que en la Liga española se juega a las 12, creo que esto se hace desde la primera jornada en esta temporada, pero sí es el primero con uno de los dos "grandes", que en China tienen millones de seguidores y hasta peñas. Estoy seguro que habrá tenido una gran audiencia, pero igual tardamos unos días en saber cuántos millones, o decenas de millones. Hasta ahora, los chinos podían ver a esta hora partidos de las ligas alemana, italiana o inglesa, pero nunca de la española.

Me ha llamado la atención que la publicidad en las vallas era de Iberdrola, un gigante eléctrico español que a los consumidores chinos no les dirá nada (y eso que aquí compramos electricidad como quien compra la fruta), pero que tiene muchas inversiones en China, especialmente en el sector eólico, y me imagino que quiere más. Vamos, que parece que esta vez las vallas no se han colocado para el consumidor a pie de calle, sino para los jefazos comunistas, para que conozcan mejor esa firma y aprueben más proyectos de Iberdrola en el país.

En Carrusel Deportivo ya les he oído varias veces que no les parece bien este horario, que hay que madrugar y tal, aunque bueno, ayer ese programa de radio se pasó la tarde hablando de masturbaciones en la Universidad de Massachusetts, así que no sé si se trata de un opinador digno... Yo creo que está fenomenal, y no sólo para "nosotros" los chinos. Un partido al mediodía de vez en cuando será más festivo, más familiar, que los de la tarde-noche. La gente no beberá en horas matinales antes de entrar en el estadio. Y es más, por lo que oigo los estadios se están llenando más a esta hora...

Así que, por favor, ¡más partidos al mediodía! En China, nosotros, encantados, que hemos pasado muy malas épocas de no dormir, sobre todo en Eurocopas y Mundiales.

PD de propina: para acordarnos también en el post de hoy del gran Barsa, también muy querido en Asia, un anuncio de Fabregas anunciando galletas en Indonesia.


ACTUALIZACIÓN (al día siguiente): Actualizando un poco, BTV dijo que por su canal el partido lo debieron de ver unos 60 millones de personas (aunque pueden ser más, pues se emitió también en otros canales provinciales). Tened en cuenta que lo más visto en China en los últimos años fueron las finales de concursos exitosos como Supergirl o China Tiene Talento, que llegaron a los 400 o 500 millones de telespectadores. Aunque en China no sé si las mediciones son muy exactas, todo son estimaciones...

Otra cosa, gran patinazo el de Camacho diciendo que el partido no lo estaban poniendo en la tele china, porque él había puesto el canal deportivo CCTV-5 y echaban en ese momento voleibol... Es novatillo en el país y no sabe que aquí hay varios canales deportivos, ¡no sólo el nacional!


ACTUALIZACIÓN (dos días después):
La prensa de Barcelona (qué sectario y maniqueísta es el periodismo deportivo español) dice ahora que es imposible que el partido del Real Madrid lo vieran 60 millones de chinos, porque según su ignorante lógica, la BTV es un canal de Pekín y en Pekín sólo viven 20 millones de mortales. Si se hubieran informado un poco, o simplemente hubieran decidido no tomar conclusiones apresuradas, sabrían que en China, a diferencia de España, vemos desde cualquier provincia muchos canales de otras provincias, hasta 50 o 60. En fin, como decía aquel blog llamado La Libreta de Van Gaal... qué divertido es leer la prensa deportiva.

Enlace Permanente

Por ahora hay 8 comentarios

Escribe aquí tu comentario
(Comments in Chinese or English
are also welcome)

Referencias (0)

Compárteme en Facebook, Twitter, Menéame
y otros lugares pulsando aqui: Bookmark and Share



Camachino

14 de Agosto, 2011, 0:01




Con José Antonio Camacho nunca se sabe, que al Real Madrid ya le dejó plantado dos veces, pero si todo va bien en pocas horas el de Cieza se va a convertir en el nuevo seleccionador de China, algo que, creo, nadie hubiera imaginado hace apenas unas semanas. Con lo castizamente español que aparenta ser, a uno le cuesta imaginárselo fuera de España, o por lo menos fuera de la Península Ibérica (recordemos que ya entrenó al Benfica portugués).

Pero la vida es así, en España hay crisis en el fútbol y fuera de él, en China parece que hay dinero para los deportes (recordemos que el quinto jugador mejor pagado del mundo está aquí, es un argentino llamado Conca) y la federación china ha decidido dar la campanada con un fichaje que pone a su selección en el mapa y en las páginas de deportes de los diarios españoles. Un partido tan exótico como el China-Singapur, clasificatorio para el Mundial 2014 y que se juega el 2 de septiembre, será ahora de repente seguido con curiosidad por los aficionados españoles porque será el primero de Camacho al frente de los chinos, si todo va bien...

Imagino que en la decisión china de fichar a Camacho ha jugado el hecho de que España sea actualmente la mejor selección de fútbol del mundo, campeona europea y mundial. Camacho la dirigió años an
tes de estos éxitos, pero lo hizo durante el Mundial 2002, que fue muy seguido en China porque fue el único en el que por ahora ha jugado la selección del país asiático.

Quizá otro punto que ha podido jugar a favor de Camacho esté fuera del fútbol, en otra disciplina de equipo como es el waterpolo, ya que es en ese deporte donde otro español, Juan Jané, ha conseguido muy buenos resultados en China. Jané, que ha trabajado muchos años en China (en dos etapas) ha convertido a la selección femenina de waterpolo del país, antes una desconocida, en una de las mejores del mundo, llegando a conseguir la plata en los pasados Mundiales de Shanghái. Algo que en China se ha valorado mucho,
y que puede haber dado a los españoles fama de buenos técnicos para llevar selecciones chinas de la nada a la gloria.

Camacho tiene una tarea muy difícil, pues la selección china está en uno de sus momentos de peor juego después de cierto repunte de calidad hace 10 años, cuando estuvo en el Mundial. Ahora, lastrada por la corrupción de la liga local, acumula una buena colección de humillaciones en los recientes campeonatos asiáticos y en las fases de clasificación de los Mundiales. Cuando hace unos días iba perdiendo por 1 a 2 en el descanso an
te una selección de la talla de Laos, creo que los hinchas chinos debieron pensar "ya está, hemos tocado fondo, más bajo no se puede llegar".  Luego acabó ganando 7 a 2, pero el ridículo inicial fue espantoso.

A corto plazo, el objetivo de Camacho debe ser llevar a China al Mundial, cosa que no va a ser fácil porque en Asia hay muchos países y pocas plazas para ese
torneo (cuatro y media, que en realidad se podrían reducir a dos o tres, porque salvo sorpresa mayúscula Japón y Corea del Sur se quedarán un par).

De momento los primeros escollos son Jordania, Singapur e Iraq, que es dirigida por otro clásico ochentero, el gran Arthur Antunes Coimbra "Zico". Suerte para Camacho, y a gritar como él solo sabe. Y un consejo al murciano: mucho desodorante y camisetas de algodón, que el verano en China es muuuuy sofocante.


Enlace Permanente

Por ahora hay 6 comentarios

Escribe aquí tu comentario
(Comments in Chinese or English
are also welcome)

Referencias (0)

Compárteme en Facebook, Twitter, Menéame
y otros lugares pulsando aqui: Bookmark and Share



Las tres visitas merengues

5 de Agosto, 2011, 0:01






Esta semana tenemos en China al Real Madrid, que lleva a cabo la que es su tercera gira por este país, el retorno del "hijo pródigo" después de seis años sin venir. Como no han pasado por Pekín esta vez, a diferencia de las dos anteriores, la visita se está notando un poco menos aquí en la capital. Aunque yo la estoy siguiendo telefónicamente, porque una amiga mía está trabajando como traductora para Mou y me cuenta alguna que otra anécdota por el móvil, así que la cosa está resultando también graciosa.

Sin ser yo merengue -desde el pasado año me declaré culé, porque seré para siempre del equipo donde jueguen Xavi e Iniesta- recuerdo con bastante intensidad las dos visitas anteriores que hicieron los madridistas, en 2003 y 2005, especialmente esta última, porque me tocó cubrirla como periolisto.

Voy a rememorarlas un poco en el post de hoy, porque además en aquellos tiempos aún no tenía yo este blog, así que creo que no he contado demasiado de aquellas giras, las primeras que un equipo español de renombre hizo por China.

La visita del Real Madrid en 2003 fue extremadamente importante para Pekín, y no sólo porque llegara uno de los mejores equipos del mundo, que todavía estaba en su época exitosa en la Champions. Fue además una gran inyección de moral para la ciudad, pues en los meses previos a la llegada de los blancos, había sufrido la epidemia de SARS, o mejor dicho, la epidemia de pánico al SARS. En abril y mayo todos íbamos con mascarilla, estábamos angustiados y el mal rollo se respiraba en el ambiente, mientras los diarios daban la cifra de fallecidos diarios por el misterioso mal. Y la ciudad estaba un poco aislada porque la OMS había recomendado no viajar desde el extranjero a Pekín, así que en la primavera de 2003 se suspendieron muchos eventos en la ciudad, como el Mundial femenino, o un muy esperado concierto de los Rolling Stones (nunca más han intentado sus satánicas majestades venir a Pekín).

Con este contexto, se entenderá que la llegada del Real Madrid fue como el final de la mala época, por fin "alguien" se dignaba a venir, y alguien muy famoso... Allí el equipo español se portó bastante bien.

El club estuvo en Kunming y en Pekín, donde jugaron con un equipo inventado, los Dragons. En realidad era un partido contra la selección china de fútbol, pero quizá por no mezclar clubes y selecciones, se los llamó de otra forma. Aquel partido, que fui a ver porque a última hora me dieron una entrada, fue el primero de David Beckham con los blancos. Del encuentro, que el Madrid ganó por 0 a 4, recuerdo sobre todo que antes del comienzo se rindió homenaje a otro "equipo blanco", el colectivo de enfermeras chinas, por su labor contra el SARS. Así, un grupito de estas profesionales sanitarias posó con el Real Madrid y entregó a los jugadores ramos de flores. Algunas de estas enfermeras, con unas cofias muy graciosas -las enfermeras chinas llevan cofias de servilleta plegada, como las de las películas antiguas- intentaron por todos los medios declarar su amor a Beckham, pero él se quedó con Victoria.


La segunda venida de los madridistas, en 2005, fue bastante más intensa para mí, porque como digo me tocó cubrir la visita, que además fue realmente pesada. Y es que en 2005 los chinos decidieron tratar al Real Madrid como si fuera un presidente del Gobierno, con multitud de actos solemnes, raros, y siempre rodeados de fans completamente histéricos y guardias de seguridad más histéricos aún.

Por ejemplo, nada más llegar desde el aeropuerto, con jet lag, llevaron a los futbolistas al Gran Palacio del Pueblo para darles la bienvenida, como se hace con los jefes de Estado. Los jugadores, con cara de cansados y aburridos -menos Roberto Carlos, que se choteaba de todo- tuvieron que tragarse una docena de discursos.

Lo más peculiar de aquella gira fue su paso por Tianjin, precisamente la ciudad donde mañana los blancos jugarán un amistoso contra el equipo local. Yo todavía no me puedo creer aquello... Para empezar, las autoridades chinas pararon el tráfico de un carril en la autopista Pekín-Tianjin (en aquel entonces aún no había tren de alta velocidad) para que el autobús del equipo llegara lo antes posible a esa ciudad. Dentro de Pekín a veces se hace esto cuando viene un presidente, pero estamos hablando de una carretera de casi 200 kilómetros, entre dos de las principales ciudades de China, con cientos de policías apostados para desviar el tráfico... Ni cuando los marcianos vengan a la tierra recibirán un tratamiento semejante.

Una vez llegado a Tianjin, primero el equipo tenía un acto en un hotel muy hortera, que por fuera era una copia del palacio ducal de Venecia. Si me preguntáis en qué consistía el acto os diré que ni yo ni nadie lo sabemos: al entrar el Real Madrid al hotel, los fans enloquecieron de tal manera que empezaron a tirar mesas, pelearse con policías, gritar... el tumulto fue tal que los madridistas se tomaron unas galletas que había en las mesas que quedaban en pie y se largaron pitando. Recuerdo que Casillas estaba hablando por el móvil con su familia, o su Carbonero de entonces, y les decía que estaba alucinando con lo que veía.

Después los llevaron a un estadio de Tianjin, pero no para jugar, sino para un extraño entrenamiento nocturno. Los de Tianjin no querían perder la ocasión y vendieron entradas para este entrenamiento como si de un partido se tratara, así que llegamos al estadio y nos lo encontramos lleno hasta la bandera (menos de 50.000 personas seguro que no había) y con la gente gritando a pleno pulmón, como si fuera la final del Mundial. Increíble... Recuerdo que algunos fans hasta llevaban camisetas que conmemoraban ese momento, "el día en el que el Real Madrid fue a entrenar a Tianjin". Tras una sesión de ejercicios atentamente seguida por los fans, se jugó una pachanga entre los blancos, y cada vez que marcaban un gol con desgana, los aficionados lo coreaban como si fuera clave para un título liguero. En fin, todo un poco absurdo, porque además duró solo una tarde, el Real Madrid tras el entrenamiento regresó a Pekín.

Días después jugó un partido contra el Pekín Guoan, un encuentro muy pasado por agua, en el que los pequineses llegaron a ponerse por delante en dos ocasiones (1 a 0 y 2 a 1), aunque finalmente perdieron por 2 a 3.

Aquella visita tuvo momentos graciosos, pero yo reconozco que no me llevé muy buena impresión del Madrid, equipo que desde entonces me cae un poco gordo... Recuerdo con especial amargura que Raúl se cabreó conmigo porque le pedí un autógrafo, que encima no era para mí, sino para uno de los muchos palizas que al saber que cubría al Real Madrid me llamaron incansablemente para que les consiguiera "algo" de la visita. También recuerdo que Ronaldo no entendió una pregunta que le hice, se ve que no manejo el lenguaje del gremio, y me quedé un poco fuera de juego. Por lo menos me llevé un balón firmado por Figo y Zidane, pero se lo di a mi entonces novia que ya no lo es, así que ni siquiera me queda ese souvenir.

En general, aquellas dos giras creo que no fueron muy positivas para el Real Madrid. Si el objetivo era hacerse populares en China, yo creo que lo eran más antes de ir... En 2005, con lo dormidos que estaban los jugadores por el jet lag y lo agobiados que se sentían por los fans enloquecidos, daban una sensación como de antipatía y divismo, al menos cuando la gente los veía en los actos públicos, supongo que en la tele esas cosas no se notan.

Si me pongo yo como ejemplo, la gira sirvió para que desde entonces el Real Madrid -club de una ciudad donde viví siete años, y que considero mi casa tanto como Huesca o Pekín- me cayera mal, así que no sé si en otros tuvo ese efecto... La prensa china fue muy crítica especialmente con la gira de 2005, que yo creo que estuvo bastante mal organizada -¡a los periodistas nos cobraban entrada por ver los amistosos!- e incluso comparó al Real Madrid con una plaga de langostas. Y eso que en China los medios se cuidan mucho de criticar las visitas.

Deportivamente, creo que para el Real Madrid tampoco fue bien... casualidad o no, estas giras coincidieron con los tres años de sequía de títulos que tuvieron, pese a sus fichajes galácticos. Poco después de regresar de China en 2003, comenzaban aquella desastrosa temporada en la que hasta mitad de año eran los mejores, estaban líderes y luchando en Copa y Champions, pero tuvieron un enorme bache tras la mítica goleada del Zaragoza en Copa. Al final lo perdieron todo en pocas semanas, y no levantaron cabeza en tres años. ¿Quizá fue culpa de unas malas pretemporadas, con viajes engorrosos al otro lado del mundo? Pues quizá...

En fin, lo que está claro es que Florenchino Pérez es un gran amante de las giras asiáticas. Aquellas dos de hace más de un lustro fueron probablemente un proyecto suyo, ya que parece que sus empresas tienen muchos intereses en China, y ahora que ha vuelto a la presidencia del Madrid, el Real regresa a China, no es casualidad.


A ver si esta vez la cosa va mejor, que creo que sí, pero si no no pasa nada, que hay que agrandar la leyenda de Xavi e Iniesta en el Nou Camp.
El Barcelona también ha estado en China, por cierto, y también me ha tocado seguirles alguna vez, pero eso sí que lo conté antes.

Enlace Permanente

Por ahora hay 2 comentarios

Escribe aquí tu comentario
(Comments in Chinese or English
are also welcome)

Referencias (0)

Compárteme en Facebook, Twitter, Menéame
y otros lugares pulsando aqui: Bookmark and Share



Renovarse o perder

6 de Julio, 2011, 0:01

Ya he contado alguna vez que soy un apasionado del diseño de logotipos. Esta afición me viene de hace unos 15 años, cuando me dediqué a coleccionar como loco escudos de equipos de fútbol, y llegué a acumular miles, quizá billones. Dejé la colección por varias razones: entre ellas, llegó por aquel entonces internet, y la oferta de logotipos se hizo tan infinita que me agoté un poco. Otra causa, también muy importante, es que muchos de los clubes o selecciones -sobre todo los que no son muy buenos- cambian de logotipo como quien cambia de chaqueta, y eso también me desesperó.

Esto último ha pasado últimamente, por ejemplo, con la selección china de fútbol. El fútbol chino, envuelto en escándalos de corrupción desde hace años, está intentando "resucitar" haciendo limpia, y esto al parecer incluye un cambio de imagen. Por eso su logotipo de hasta ahora, que era este...


...se va a cambiar por este otro, quizá más "chino" por ello de que usa más los colores nacionales (rojo y gualda) y unos símbolos tan tradicionales como son el dragón y el fénix.


El nuevo logotipo tiene como particularidad que incluye una variante para la selección femenina (con bastante más prestigio que la masculina, aunque en los últimos tiempos también lo está perdiendo). Esta variante destaca más al ave fénix, tradicionalmente el símbolo de las emperatrices chinas:


Además, la selección juvenil china tiene también su propia versión, en la que quien se agranda es el dragón, no el fénix:


Estos logotipos recuerdan al de la selección nacional china de baloncesto, un poco más respetada internacionalmente que la de fútbol, y en cuyo emblema también se ha incluido el dragón en los últimos tiempos:


De todos modos, no sé muy bien cómo va la operación renove de imagen para el fútbol chino, porque la web oficial de la federación china todavía usa el emblema antiguo, e incluso hay algunas, como ésta, que no se cortan y usan el antiguo y el nuevo a la vez. A lo mejor uno se reserva para la federación como institución, y otro para el equipo en sí.

Curiosamente, al otro lado del Estrecho de Formosa, la fermosa Taiwán también ha cambiado recientemente el logotipo de su selección, que antes parecía el de una escuela de taekwondo de barrio...


...y ahora ha adoptado uno un poco más decente, en el que, curiosamente, también hay animalillos, en este caso lo que parece ser una garza, otro animal de gran tradición imperial en China (simbolizaba la inmortalidad).



En fin, fútbol para una semana en la que el deporte rey mundial se fija un poquito más de lo habitual en China, primero porque estos días Iker Casillas el Grande está de visita por Pekín, y segundo porque hace poco se conoció que el quinto jugador mejor pagado del mundo iba a recibir ese sueldazo en un internacionalmente desconocido equipo de Cantón. Otro equipo con logotipo animal, por cierto...


Enlace Permanente

Por ahora hay 5 comentarios

Escribe aquí tu comentario
(Comments in Chinese or English
are also welcome)

Referencias (0)

Compárteme en Facebook, Twitter, Menéame
y otros lugares pulsando aqui: Bookmark and Share



Artículos anteriores en 16. Fútbol chino







Este blog -sorpresas te da la vida- recibió el premio Blasillo de Huesca 2006 al ingenio español en Internet

Y como no hay uno sin dos, fue galardonado poco después con el Premio 20 Blogs 2006 al mejor blog expatriado

Y agárrate bien a la silla, porque más de un lustro después, llegó el Premio BOBs 2012 al mejor blog en español




  
Translate
this page
into English


Mis adorados
(en español)

A un clic de China
Acupuntura China
Aorijia
Aprende chino blog
Arroz con cristales
Asia, Buda y rollitos de primavera
Asociación Cultural Amigos de China
Asociación Familias Adoptantes
Bitácora Sino-Cubana
Búsqueda de orígenes
Casa de España en Shanghai
China actual
China en su tinta
China es un Planeta
China Viva
China, por descubrir
Chinaempleo
Chino Ahora
Chino-China
Chinoesfera
Emigrante retornada
En Beijing
Escala Pekín
Farolillos chinos
Foro Chino
Fútbol en China
Gazpacho Agridulce (cómic)
Global Asia
Guangzhou, mi casa
Historias de China
Humitas con Arroz
Importar productos de China
Infinity plus one
Instituto Cervantes en Pekín
La sabiduría del I-Ching
Latinoamericanos en China
Living in Pekín
Man Zai Er Gui
Mi vida y China
Ni Hao, Ni Daniel
Nordeste Asiático
Observatorio de la política china
Paella de Kimchi (desde Corea)
Pásame esa China
Pasión por China
Persiguiendo una ilusión
Quality Control Blog
Reflexiones Orientales
Revista de Oriente
Sapore di Cina
Sobre China
Sprachcaffe Chino
Toro y dragón
Trabajo en China
Viamedius
Xibanya
Y un poquito del vecino Vietnam
Zai China


Mis enchufados
(en inglés)

China Car Times
China Daily
China Digital Times
China Herald
China Hush
China Radio International
China.org
ChinaCulture
ChinaSMACK
Chinat0wn
Chinesepod
Chinos durmientes
CRCC Asia
Danwei
ESWN
Frog in a Well
Global Times
Global Voice
Hanzi Smatter
Layabozi
Ministry of Tofu
New Dynasty
Offbeat China
Shanghaiist
Sinalunya
Sinosplice
South China Morning Post
The Beijinger
Tibetan Altar
Transpacifica
Weibo Trends
Xinhuanet


Mis favoritos
(en chino)

Acramelo (escrito por un español)
Blog de mi amigo el artista Huang Wen
Zeng Jinyan


Mis predilectos
(en portugués)

Associaçao dos Macaenses


Mis queridos
(en catalán, valenciano, balear, LAPAO)

Sergi Vicente (corresponsal de TV3 en China)

 

Blog alojado en ZoomBlog.com

Creative Commons License
Los textos de este blog están bajo una licencia de Creative Commons.

Si eres el autor de alguna de las fotos colocadas en el blog
y no deseas que sea usada aquí,
notifícamelo y la retiraré