chinochano
            El mundo chino al alcance de tu chano


Inicio


En toda la web
En Chinochano

Chinochanadas
en Feisbuk
y en Twitter




Estos posts
te pueden servir
Estudiar mandarín en China 

Encontrar trabajo en China 

Hacer negocios en China 

Buscar piso
en China
 

Encontrar hispanos en China 

Tu nombre
en chino
 

Preparar el viaje
a China
 

Clima en China 

Llamar por teléfono desde China 

Ver TV china
en español
 

Libros sobre China 

Las mejores pelis chinas 

Chino mandarín
en tu ordenador
 

Hoteles en Pekín 

Restaurantes
en Pekín
 

Bares en Pekín 


Y si quieres ahondar
en un tema, aquí tienes posts sobre...
01. Música china
o sobre China


02. Cine y TV
en China


03. Arte y literatura de China

04. Historia
de China


05. Idioma chino

06. Comer y beber en China

07. Viajes por China y alrededores

08. Política y actualidad en China

09. Vida cotidiana en China

10. Nombres y apellidos chinos

11. Pekín,
esa ciudad


12. Shanghai,
esa ciudad


13. Hong Kong y Cantón, esas ciudades

14. Tíbet y Xinjiang

15. Taiwán

16. India, el otro gigante asiático

17. Japón y Corea

18. Sureste asiático

19. Fútbol chino

20. Otros deportes en China

21. Bellezas chinas

22. Amor y sexo
en China


23. China en mapas

24. Juegos
para los lectores


25. Consultorio
para los lectores


26. Asuntos personales

27. Cosas inclasificables

 


10. Nombres y apellidos chinos


Líderes errados

10 de Septiembre, 2015, 0:01

Desde tiempos inmemoriales, y así será por los siglos de los siglos, se han escrito mal los nombres de los chinos en los medios de comunicación en español. En chino el apellido va antes que el nombre (por ejemplo: en el director Zhang Yimou "Zhang" es el apellido paterno, y "Yimou" es el nombre), así que cuando los medios hablan del "presidente Jinping", el "primer ministro Keqiang" o cosas así, están equivocándose, como si se refirieran al "presidente Mariano" o la "canciller Angela". Este error es muchísimo más habitual en las noticias en español que en las escritas en inglés.






Yo siempre he pensado que para evitar este habitual fallo habría que acordarse del "Libro Rojo de Mao". ¿Era el Libro Rojo de Zedong? No, era el Libro Rojo de Mao. ¿Por qué? Porque cuando se pone la versión simplificada del nombre completo, que es Mao Zedong, se toma sólo el apellido, que es Mao. Por tanto, si con Mao Zedong casi todo el mundo ve que el apellido es Mao, ¿por qué no extrapolar esto al resto de nombres chinos? Es una regla mnemotécnica buena, pero en fin, parece que no va a cundir mucho por las redacciones.

Curiosamente, las páginas del periódico que menos se equivocan en esto son las deportivas, quizá porque el deporte es una de las cosas que más internacionaliza tu mente (con tanto Mundial, Eurocopa, Olimpiadas...) pero quizá también porque muchas federaciones internacionales, por norma, suelen darle la vuelta a los nombres de todos los deportistas chinos en sus documentos. Por ejemplo, en las hojas de resultados que dan a los periodistas que están cubriendo un evento.

Así, por citar un caso, la tenista china Li Na, recientemente retirada, es conocida por los chinos así, con el nombre de Li Na, pero en casi todos los documentos de la WTA, la federación de tenis femenino, aparece como Na Li. Se ve que la WTA ya se temía que muchos periodistas iban a tomar la segunda palabra como apellido, así que volteando el orden se aseguraba que no hubiera errores. Lo mismo se hace en atletismo, por ejemplo (Liu Xiang era Xiang Liu en los documentos de la IAAF). De todos modos, con Liu Xiang (y también con el baloncestista Yao Ming) lo que solía pasar es que los medios siempre ponían su nombre completo, en todas las menciones en el artículo, de esa forma no se equivocaban.


En fin, que la confusión de nombres y apellidos chinos ahí está, no es nueva ni creo que se acabe en mucho tiempo. Sin embargo, y esto es lo que realmente quería contar hoy, en los últimos años ha llegado una nueva fuente de problemas en las noticias sobre China, sobre todo aquéllas que se hacen desde fuera de China (por ejemplo, cuando un líder de este país asiático visita España o Latinoamérica).

Esta nueva fuente de problemas llegó en 2013, con el cambio de Gobierno de China. Se fueron entonces el presidente Hu Jintao y el primer ministro Wen Jiabao, y llegaron el presidente Xi Jinping y el primer ministro Li Keqiang, que, atención... ESTÁN MAL ESCRITOS.

¿Mal escritos? Bueno, en chino no, Xi Jinping y Li Keqiang son sus nombres, o mejor dicho, la transcripción al pinyin de sus nombres en mandarín (习近平 y 李克强). Pero, y ahí está el quiz de la cuestión, leídos por un hispanohablante poco viajado, los dos tienen pegas:

- Xi Jinping incumple la norma ortográfica española que dice que "antes de P y de B se escribe M".

- Li Keqiang tiene una letra Q que no va sequida por una U, algo inconcebible en el idioma de Cervantes.


¿Y qué pasa entonces? Pues que muchos diarios españoles y latinoamericanos, al recibir su país a alguno de estos líderes, ven con horror la "falta de ortografía" que se traen y no pueden evitar corregirla:
























Ignoro si quienes escribieron eso también pondrían Mao Cedong o Jiang Cemin, pero afortunadamente para éstos, cuando mandaban en China internet no existía, en el caso del primero, o no tenía Google, en el caso  del segundo. Bueno, veremos más casos de todo lo anterior en el futuro, e incluso más de un "presidente Jimping" que una todo lo anterior, así que... ¡resignación!


ACTUALIZACIÓN (14/9/2015): Rita, desde Londres, nos demuestra que no sólo la prensa española comete estos fallos...

Enlace Permanente

Por ahora hay 5 comentarios


Santificados sean sus nombres

1 de Mayo, 2013, 0:01


Hace tiempo que quiero hacer en el blog una recopilación de nombres chinos curiosos, pero siempre me ha surgido la duda de qué criterio usar. ¿Nombres curiosos desde la óptica del idioma chino, del español, del inglés, o curiosos desde perspectivas no idiomáticas? Por poner un ejemplo: el nombre de Isabel Tocino -ex ministra de medio ambiente- puede ser relativamente curioso para un español y no para un chino que no sepa español. En cambio, el futbolista Xavi puede ser curioso para un chino, porque al pronunciarlo suena como el insulto mandarín "shabi", pero a un español, pues ni fu ni fa...

El tiempo va pasando, y no consigo reunir suficientes nombres siguiendo un sólo criterio, así que me he hartado y he decidido hacer una lista caótica: unos nombres me resultaron curiosos por una razón, y otros por otra bien diferente. A ver qué os parece. Si queréis aportar alguno, serán bienvenidos, salvo aquellos que provengan de chistes viejos del tipo "Chinchampú" (el chino con el pelo más sucio).

NIU GENGSHENG, EL MAGNATE VACUNO

China tiene dos grandes marcas de leche, las más conocidas y vendidas del país: Yili y Mengniu, ambas con sede en Mongolia Interior, la zona con más tradición lechera (los mongoles son más bebedores de leche que los chinos). El presidente de Mengniu se apellida Niu, que en chino significa "vaca", así que parece ser que nació predestinado.


HU Y WEN, LÍDERES LLENOS DE INTERROGANTES

Durante una década (marzo de 2003-marzo de 2013) los dos principales líderes de China, Hu Jintao y Wen Jiabao, sembraban de confusiones las noticias en inglés, porque el apellido del primero se pronuncia igual que "who", que significa "quién" en inglés, y el apellido del segundo sonaba como "when", que significa "cuando". Esta dualidad dio para chistes como el de Bush hablando con Condolezza Rice sobre el nuevo presidente chino, en el que Kofi Annan tampoco salía bien parado. El nuevo presidente chino, Xi Jinping, ya no pregunta nada a los angloparlantes, aunque su apellido suena como "she", que significa "ella".


NIE ER, SER TODO OÍDOS

A Nie Er, el artista que compuso la música del actual himno de China, ya lo he nombrado en alguna ocasión en este blog. Que un compositor tenga de nombre Er, que significa "oreja", parece irle que ni pintado, Pero es que encima su apellido, Nie, esta formado por el carácter "er" de oreja repetido tres veces más. Lo tenía todo para triunfar en la música, vamos.



LIN BIAO Y LIN ZHAO, VÍCTIMAS CON NOMBRE VICTIMISTA

La verdad es que lo siento por ambos, pero su nombre, al oírlo en español, puede dar para humor negro... Lin Biao, el hombre que según dicen intentó atentar contra su otrora amigo Mao Zedong durante la Revolución Cultural, fue virtualmente limpiao y purgao en un accidente de avión -dicen que provocado- cuando intentaba huir a la Unión Soviética. Por esa misma época, Lin Zhao, escritora y periodista de cuya muerte se cumplieron recientemente 45 años, fue una de las primeras disidentes que hubo en la China de Mao, y fue terriblemente torturada y ejecutada.


 LI LILI Y HUANG HUAHUA, REPETIR NO ES PROBLEMA

Tengo noticia de momento de dos Li Lili: una fue una actriz del cine chino de los años 30, la otra es lo que en España sería una viceconcejala de deportes, en la ciudad de Pekín. Puntualizo que en chino una sílaba puede tener cuatro tonos distintos, y para un chino el "li" del apellido de ambas es muy diferente de los dos "li" de sus nombres. Huang Huahua, de carcajeante nombre (pronunciese Juanjuajua) fue el gobernador de Cantón entre 2003 y 2011, y a veces parecía que realmente se reía de sus gobernados, porque fue bastante desastroso (por ejemplo en la gestión de la epidemia del SARS). Ya que hablamos de repeticiones, recordaré que en chino es habitual usar una sílaba repetida para darle un toque cariñoso a los nombres (por eso muchas mascotas, bebés o novietes/as son llamados con palabras del tipo Didi, Honghong, Sisi, Tutu  y un largo etcétera).


AO GAO, SIN MIEDO A LAS PISCINAS

El dibujante Mauro Entralgo le dedicó un chiste a Ao Gao en su desaparecida tira en Público, en la que se hizo con una importante colección de nombres que desvelaban sin quererlo -en español- datos sobre la ocupación del propietario del nombre. Ao Gao es una jugadora china de la selección nacional de waterpolo, aunque en su país se la conoce como Gao Ao (en las competiciones internacionales, donde los nombres chinos suelen ser cambiados de orden, sí que figura como Ao Gao).


@, EL NIÑO EMAIL

En China de vez en cuando aparece en la prensa alguna noticia de un padre que le ha puesto a su hijo un nombre raro para llamar la atención (en chino la libertad para poner nombres es mucho mayor que en los idiomas occidentales, casi cualquier cosa puede valer). Quizá el más revolucionario, porque abandonaba la escritura china e incluso el alfabeto latino, fue un señor que le puso a su hijo de nombre @. Muchas veces, estos niños chinos de nombres extraños (que a veces ni siquiera se pueden escribir en un ordenador chino de raros que son) acaban de mayores teniendo problemas a la hora de hacer simples trámites como matricularse en un lugar, pedir una visa o cosas así (su nombre se pierde en la burocracia informatizada, o no puede figurar en ella) y acaban cambiándose el nombre exótico por uno más normal.


NG, EL APELLIDO APRETÓN

Ya me estoy yendo por los cerros de Úbeda, porque ahora estoy cruzando las lindes del mandarín para entrar en las del cantonés, pero es que siempre me ha fascinado el apellido Ng, muy abundante en Cantón, Hong Kong y Macao. Aunque su transliteración al alfabeto latino parezca impronunciable, o pronunciable como si hiciéramos esfuerzos intestinales, los cantoneses no tienen problema en leerlo, pues para ellos suena a "eng" o "ing". El mismo apellido, con los mismos caracteres, se pronuncia "Wu" en mandarín.




MA LIN Y MA LONG, NO HACEN HONOR A SUS NOMBRES

Ma Lin y Ma Long, contrariamente a lo que sus nombres podrían indicarnos a los hispanohablantes, son muy buenos en lo suyo, que es el ping pong. Son dos de los mejores jugadores de la historia del tenis de mesa en China, y por tanto en el mundo. Los dos son de la provincia de Liaoning, cuna de grandes deportistas chinos, pero por lo demás no están relacionados por parentesco, son simplemente rivales y (espero) amigos. Ma Lin, que ya es un poco veterano, ganó el oro individual en Pekín 2008, mientras que Ma Long, más jovencito, es actualmente el número 1 en los rankings internacionales.

Enlace Permanente

Por ahora hay 9 comentarios


Santiago Cajal y Ramón

8 de Noviembre, 2010, 0:01

Quiero dedicar el post de hoy a Zuferri, antiguo compañero de instituto. A saber qué será de él...


Menuda se ha montado, y no me extraña, con la inesperada decisión del Gobierno español de cambiar la tradición de los apellidos y sugerir que éstos vayan por orden alfabético, y no como hasta ahora, primero el del padre y luego el de la madre.

La iniciativa, que no sé qué supuestos descontentos quiere contentar ni qué falta hace en una época con problemas bastante más acuciantes, busca al parecer llevar el principio de igualdad también al mundo de los apellidos, pese a que España, irónicamente, sea uno de los países más igualitarios en este tema (en muchos países, la mujer pierde el apellido al casarse, y la mayoría de la gente en esas naciones sólo tiene un apellido, que suele ser el paterno).

Apellido más frecuente según la provincia


Lo que no han pensado los promotores de esta iniciativa es que, eliminando la presunta discriminación por sexo del sistema de apellidos español, pueden llegar otros tipos, como la discriminación por país de origen. Por ejemplo, esta ley puede perjudicar de forma muy significativa a los chinos que se casen con un español o española y tengan un hijo (ya sé que muchos no son, pero oye, si hay que buscar igualdad, busquémosla en todos los frentes, qué carajo).

¿Por qué sería discriminatorio para los chinos? Bueno, ello se debe a que muchos apellidos chinos, transcritos al alfabeto latino, empiezan por alguna de las últimas letras del alfabeto (uve doble, equis, ye -otro cambio de los últimos días, válgame dios cómo avanzan los tiempos- o zeta).

Aunque los chinos son muchos, sus apellidos son menos variados que, por ejemplo, los españoles, no sé muy bien por qué razones históricas. Tan es así, que los 10 apellidos más frecuentes en chino los comparte el 40 por ciento de la población nacional, esto es, más de 500 millones de personas.

Y de estos diez apellidos, seis comienzan por las últimas letras del alfabeto, así que con la propuesta de ley española, y a menos que los padres se opongan al orden alfabético, sus poseedores estarían condenados a desaparecer en dos generaciones si se casan con un malagueño o malagueña y se van a vivir a Puerto Banús. Son los apellidos Zhang, Zhou, Zhao, Yang, Wang y Wu. A ojo, me da que con estos apellidos hay unos 300 millones de chinos, la cuarta parte del total.

Muchos otros apellidos chinos que no están en el top ten pero sí en el top 20, o 50, también empiezan por las últimas letras del alfabeto: el Wen del primer ministro Wen Jiabao, Xu, Zheng, Zhu, Xiao, Xie, Xi como el vicepresidente Xi Jinping (y probablemente el futuro máximo líder de China), Ye, Yuan... En fin, una larga lista, aunque también haya muchos apellidos chinos que empiecen por letras más "aventajadas".

Así que nada, que sepa el Gobierno español que por intentar complacer a las madres -a quienes, la verdad, nunca he visto organizar huelgas o manifestaciones por la supuesta injusticia apellidística- estamos haciendo un feo a los chinos, que también son muchos. Allá el Consejo de Ministros con sus decisiones...

Ya que hablamos de apellidos -cosa de la que me alegro, porque es la categoría del blog que tenía más abandonada- me gustaría contar que en China también ha habido en los últimos años iniciativas legislativas que han cambiado el panorama de los nombres en el país, aunque en este caso las razones no han sido de género sino tecnológicas.

La cuestión es que los chinos a veces, para combatir el "problema" de la escasez de apellidos, suelen intentar que la otra parte de sus nombres, el nombre de pila, sea original o complicado. Por eso a veces los padres escogen para sus hijos nombres obtenidos de caracteres complicados de escribir, o raros, a veces tanto que no se pueden escribir con los ordenadores (de los 70.000 caracteres que tiene el idioma chino, sólo unos 32.000 son reconocidos por los computadores, y aun de esos 32.000, un chino normalmente al escribir no usa ni la cuarta parte).

A lo que iba, el caso es que el Gobierno chino decidió prohibir los nombres que no se pudieran escribir con ordenador, para desespero de los típicos padres que quieren castigar a su hijo con un nombre rarito (para entendernos, ésos que si fueran de España le llamarían Cojoncio).

Volviendo a los apellidos, como digo en China son relativamente pocos, y es de destacar que el Gobierno hace un cuidadoso seguimiento, cada cierto tiempo, de cuáles son más frecuentes, con el fin de elaborar un "Top 100" que con el tiempo ha ido variando. Actualmente, el apellido más común de los chinos, que deben poseer unos 100 millones de hijos del dragón, es Li, mientras que en los estudios realizados hace 20 años, el que ganaba en las estadísticas era Wang.

Lo de los cien apellidos más comunes en China es un concepto muy asentado en la sociedad china, de hecho cuando un chino quiere decir de él mismo que es una persona normal, un ciudadano de pie, una persona como tú y como yo, un don nadie, un paria, uno más, un tipo sencillo, un ... ¡ay, que se me ha rayado el disco! ... a lo que iba, que cuando un chino se quiere definir como una persona que no destaca sobre el resto, se califica a sí mismo como un laobaixing (
老百姓), es decir, un "tipo de los 100 apellidos", cuyo apelativo de familia no resalta sobre el resto porque lo comparten con él millones de compatriotas.


Enlace Permanente

Por ahora hay 36 comentarios


Artículos anteriores en 10. Nombres y apellidos chinos




Este blog -sorpresas te da la vida- recibió el premio Blasillo de Huesca 2006 al ingenio español en Internet

Y como no hay uno sin dos, fue galardonado poco después con el Premio 20 Blogs 2006 al mejor blog expatriado

Y agárrate bien a la silla, porque más de un lustro después, llegó el Premio BOBs 2012 al mejor blog en español




Archivos
Diciembre 2016 
Noviembre 2016 
Octubre 2016 
Septiembre 2016 
Agosto 2016 
Julio 2016 
Junio 2016 
Mayo 2016 
Abril 2016 
Marzo 2016 
Febrero 2016 
Enero 2016 
Diciembre 2015 
Noviembre 2015 
Octubre 2015 
Septiembre 2015 
Agosto 2015 
Julio 2015 
Junio 2015 
Mayo 2015 
Abril 2015 
Marzo 2015 
Febrero 2015 
Enero 2015 
Diciembre 2014 
Noviembre 2014 
Octubre 2014 
Septiembre 2014 
Agosto 2014 
Julio 2014 
Junio 2014 
Mayo 2014 
Abril 2014 
Marzo 2014 
Febrero 2014 
Enero 2014 
Diciembre 2013 
Noviembre 2013 
Octubre 2013 
Septiembre 2013 
Agosto 2013 
Julio 2013 
Junio 2013 
Mayo 2013 
Abril 2013 
Marzo 2013 
Febrero 2013 
Enero 2013 
Diciembre 2012 
Noviembre 2012 
Octubre 2012 
Septiembre 2012 
Agosto 2012 
Julio 2012 
Junio 2012 
Mayo 2012 
Abril 2012 
Marzo 2012 
Febrero 2012 
Enero 2012 
Diciembre 2011 
Noviembre 2011 
Octubre 2011 
Septiembre 2011 
Agosto 2011 
Julio 2011 
Junio 2011 
Mayo 2011 
Abril 2011 
Marzo 2011 
Febrero 2011 
Enero 2011 
Diciembre 2010 
Noviembre 2010 
Octubre 2010 
Septiembre 2010 
Agosto 2010 
Julio 2010 
Junio 2010 
Mayo 2010 
Abril 2010 
Marzo 2010 
Febrero 2010 
Enero 2010 
Diciembre 2009 
Noviembre 2009 
Octubre 2009 
Septiembre 2009 
Agosto 2009 
Julio 2009 
Junio 2009 
Mayo 2009 
Abril 2009 
Marzo 2009 
Febrero 2009 
Enero 2009 
Diciembre 2008 
Noviembre 2008 
Octubre 2008 
Septiembre 2008 
Agosto 2008 
Julio 2008 
Junio 2008 
Mayo 2008 
Abril 2008 
Marzo 2008 
Febrero 2008 
Enero 2008 
Diciembre 2007 
Noviembre 2007 
Octubre 2007 
Septiembre 2007 
Agosto 2007 
Julio 2007 
Junio 2007 
Mayo 2007 
Abril 2007 
Marzo 2007 
Febrero 2007 
Enero 2007 
Diciembre 2006 
Noviembre 2006 
Octubre 2006 
Septiembre 2006 
Agosto 2006 
Julio 2006 
Junio 2006 
Mayo 2006 
Abril 2006 
Marzo 2006 
Febrero 2006 
Enero 2006 
Diciembre 2005 
Noviembre 2005 
Sicilia 1947 

 

Blog alojado en ZoomBlog.com

Creative Commons License
Los textos de este blog están bajo una licencia de Creative Commons.

Si eres el autor de alguna de las fotos colocadas en el blog
y no deseas que sea usada aquí,
notifícamelo y la retiraré