chinochano
            El mundo chino al alcance de tu chano


Inicio


En toda la web
En Chinochano

Recibe chinochano
en tu correo

Mándame un email,
que es gratis:


Chinochanadas
en Feisbuk
y en Twitter




Estos posts
te pueden servir
Estudiar mandarín en China 

Encontrar trabajo en China 

Hacer negocios en China 

Buscar piso
en China
 

Encontrar hispanos en China 

Tu nombre
en chino
 

Preparar el viaje
a China
 

Clima en China 

Llamar por teléfono desde China 

Ver TV china
en español
 

Libros sobre China 

Las mejores pelis chinas 

Chino mandarín
en tu ordenador
 

Hoteles en Pekín 

Restaurantes
en Pekín
 

Bares en Pekín 


Y si quieres ahondar
en un tema, aquí tienes posts sobre...
01. Música china
o sobre China


02. Cine y TV
en China


03. Arte y literatura de China

04. Historia
de China


05. Idioma chino

06. Comer y beber en China

07. Viajes por China y alrededores

08. Política y actualidad en China

09. Vida cotidiana en China

10. Nombres y apellidos chinos

11. Pekín,
esa ciudad


12. Shanghai,
esa ciudad


13. Hong Kong y Cantón, esas ciudades

14. Tíbet y Xinjiang

15. Taiwán

16. Fútbol chino

17. Otros deportes en China

18. Bellezas chinas

19. Amor y sexo
en China


20. Asuntos personales

21. China en mapas

22. Consultorio
para los lectores


23. Juegos
para los lectores


24. Cosas inclasificables

Archivos
Abril 2014 
Marzo 2014 
Febrero 2014 
Enero 2014 
Diciembre 2013 
Noviembre 2013 
Octubre 2013 
Septiembre 2013 
Agosto 2013 
Julio 2013 
Junio 2013 
Mayo 2013 
Abril 2013 
Marzo 2013 
Febrero 2013 
Enero 2013 
Diciembre 2012 
Noviembre 2012 
Octubre 2012 
Septiembre 2012 
Agosto 2012 
Julio 2012 
Junio 2012 
Mayo 2012 
Abril 2012 
Marzo 2012 
Febrero 2012 
Enero 2012 
Diciembre 2011 
Noviembre 2011 
Octubre 2011 
Septiembre 2011 
Agosto 2011 
Julio 2011 
Junio 2011 
Mayo 2011 
Abril 2011 
Marzo 2011 
Febrero 2011 
Enero 2011 
Diciembre 2010 
Noviembre 2010 
Octubre 2010 
Septiembre 2010 
Agosto 2010 
Julio 2010 
Junio 2010 
Mayo 2010 
Abril 2010 
Marzo 2010 
Febrero 2010 
Enero 2010 
Diciembre 2009 
Noviembre 2009 
Octubre 2009 
Septiembre 2009 
Agosto 2009 
Julio 2009 
Junio 2009 
Mayo 2009 
Abril 2009 
Marzo 2009 
Febrero 2009 
Enero 2009 
Diciembre 2008 
Noviembre 2008 
Octubre 2008 
Septiembre 2008 
Agosto 2008 
Julio 2008 
Junio 2008 
Mayo 2008 
Abril 2008 
Marzo 2008 
Febrero 2008 
Enero 2008 
Diciembre 2007 
Noviembre 2007 
Octubre 2007 
Septiembre 2007 
Agosto 2007 
Julio 2007 
Junio 2007 
Mayo 2007 
Abril 2007 
Marzo 2007 
Febrero 2007 
Enero 2007 
Diciembre 2006 
Noviembre 2006 
Octubre 2006 
Septiembre 2006 
Agosto 2006 
Julio 2006 
Junio 2006 
Mayo 2006 
Abril 2006 
Marzo 2006 
Febrero 2006 
Enero 2006 
Diciembre 2005 
Noviembre 2005 
Sicilia 1947 


Mis posts
favoritos
Principios fundacionales de Chinochano 

El birrograma 

China conquista
el mundo
 

China rebautizada 

Un país de 5 

Etnias de China 

¡¡Me llamo
Josep Lluis!!
 

Pongamos que hablo de Pekín 

Gracias a la China 

Gripe pekinar 

Alfabeto chino 

El post más polémico 

Agujeros 

Aprende a ligar
con Richar
 

Una vez
fui activista
 

¿Te quedas
o te vas?
 

Colección de objetos superfluos 

China élfica 

Las cabezas de YSL 

Der Untergang
aus Kochinnen
 

Triciclos de China 

Hasta el infinito
y más allá
 

Supermegaofensivo 

Sindicación (RSS)
Artículos
Comentarios



Publicidad

Photobucket - Video and Image Hosting

Photobucket - Video and Image Hosting

 


03. Arte y literatura de China


La quinta de Indiana Jones
debería ser sobre esto

1 de Julio, 2013, 0:01

La semana pasada regresaron a China dos cabezas de bronce que representan a una rata y a un conejo. Se las recibió con una solemne ceremonia, en la que asistió hasta una viceprimera ministra china, Liu Yandong. (En la foto, la de la izquierda).


¿Por qué tanto alboroto por dos estatuas? Bueno, no son dos obras cualquiera, porque hace cuatro años protagonizaron una rocambolesca historia, que en realidad tiene siglo y medio detrás. En este blog ya se habló dos veces de aquello, pero como ha llovido mucho desde entonces lo recordaré de nuevo, para que este post sirva además de colofón a aquellos dos (o de continuación, porque quién sabe si la historia no terminará aquí).

Las cabezas pertenecían a una lujosa fuente del versallesco Antiguo Palacio de Verano de Pekín (Yuanmingyuan), en la que estaban presentes los 12 animales del zodiaco chino, y de cada uno salía un chorrillo de agua. Se cree que la fuente, como otros detalles de aquella residencia veraniega de los emperadores, fue diseñada por el jesuita italiano Giuseppe Castiglione.


El Antiguo Palacio de Verano (que no debe confundirse con el Palacio de Verano a secas, aunque los dos estén en el noroeste de Pekín) fue destruido y saqueado por tropas francesas e inglesas en 1860, durante la Segunda Guerra del Opio. Los europeos querían dar un golpe moral a los emperadores, y barajaron hasta quemar la Ciudad Prohibida, pero finalmente se decantaron por otro símbolo de los soberanos chinos, más en las afueras. Así dejaron, por ejemplo, la famosa fuente:


Las cabezas, como tantos otros botines cobrados por la soldadesca europea en sus campañas por todo el mundo, fueron a los museos y colecciones del Viejo Continente. La rata y el conejo, en concreto, llegaron a manos de nada más y nada menos que el diseñador francés Yves Saint-Laurent.

A la muerte de Saint-Laurent, en 2008, su compañero sentimental, Pierre Bergé, decidió subastar parte de la colección del artista. A mí me parece ya mal, para empezar, que con tu pareja recién enterrada te pongas a finiquitar sus bienes, pero en fin, a los chinos lo que les molestó fue que se intentara hacer negocio con unas obras que habían sido saqueadas a China. Hubo protestas públicas, y hasta el Gobierno chino intentó presionar para que la subasta en casa Cristo la casa Christie's no se celebrara.

Bergé calentó la subasta diciendo al Gobierno chino que devolvería las cabezas al día siguiente si el país mejoraba sus derechos humanos y la situación del Tíbet (no sé cómo se puede hacer eso en un día, pero es lo que dijo Pierre). Vamos, que quería desviar la atención.

La subasta se celebró, y un comprador anónimo (en estas pujas multimillonarias todo suele ser muy secreto)
se llevó las cabezas por 28 millones de euros.


Sin embargo, pocos días después, ese comprador, que resultó ser un coleccionista chino llamado Cai Mingchao, celebró una rueda de prensa en Pekín y se identificó como el ganador de la puja, pero dijo que no pensaba pagar porque se había subastado un objeto robado.

Se armó mucho revuelo... Se debatió mucho sobre si el Gobierno chino estaba detás de la "emboscada" o no. También se discutió si era ético que China reclamara unas obras que posiblemente gracias a estar fuera de su país de origen probablemente sobrevivieron a cosas como la Revolución Cultural. En fin, el caso es que la noticia animó mucho la actualidad en los inicios de 2009, cuando en China estábamos algo resacosos y tristones porque se acabara el año olímpico 2008.

Desde entonces no hemos oído casi hablar en cuatro años de esas cabezas, pero recientemente, cuando el asunto parecía ya olvidado, regresó a la actualidad. Así, nos hemos enterado de que, tras el fiasco de la subasta, las adquirió otro magnate de la industria del lujo francés, Henri Pinault (no sé si es que fue el segundo que más pujó en la polémica subasta, o si es que tiempo más tarde, más discretamente, las cabezas volvieron a venderse).

Pero Pinault decidió adoptar una postura opuesta a la de Bergé, y devolver las cabezas de la discordia a los chinos sin política de por medio. No se sabe si China ha tenido que pagar algo, si Pinault obtendrá algo a cambio, pero el caso es que ya están en Pekín, y se exhibirán en el Museo Nacional, el más importante del país, en plena plaza de Tiananmen.

Con estas dos cabezas, China ha recuperado siete de las 12 que tenía la fuente original. Según este gran estudio de la historia, tres de ellas (el buey, el tigre y el mono) las compró en 2000 en una subasta en Hong Kong el Grupo Poly (una enorme inmobiliaria china, ligada según dicen al ejército). En aquella subasta también había una cabeza de otro de los 12 animales, el perro, pero los expertos de Poly dijeron que era falsa y se quedaron sólo con las otras tres.

Otras dos estatuas de la histórica fuente, el caballo y el cerdo, las compró entre 2003 y 2007 el magnate Stanley Ho, que durante décadas tuvo el monopolio de los casinos en Macao, hasta que llegaron los de Las Vegas. Stanley Ho donó las dos cabezas a China, pero están en museos distintos: el caballo está en el Museo de la Capital, y el cerdo se muestra en el museo del Grupo Poly, junto a los tres animales que compraron antes. En cualquier caso, las siete cabezas están en Pekín, su "hogar".







La historia de las cabezas ha inspirado a la cultura china actual. Ai Weiwei, ese artista/disidente que todos los meses sabe hacer algo llamativo para salir en los periódicos, hizo una copia gigante de las 12 cabezas y la está llevando desde 2010 de gira por ciudades de todo el mundo (ahora se supone que andan por Toronto).


Por el otro lado del espectro político, Jackie Chan (bastante amigo del Gobierno chino, o por lo menos amigo de hacer negocio con ellos) lanzó a finales del año pasado su película "Chinese Zodiac", que según él es la última cinta de acción que va a protagonizar, porque ya no tiene años para ir dando volteretas. No la he visto, pero imagino que Jackie Chan será un agente secreto, o un espía, o algo similar, encargado de la misión de recuperar las cabezas de marras. La película es, de momento, la quinta más vista en la historia de China.


La historia, como veis, da para mucho, y además no acaba aquí, porque todavía falta por encontrar las cabezas del dragón (mi signo), la serpiente, la cabra, el gallo y el perro. Mirad en vuestros trasteros no vaya a ser que os las hayáis dejado en algún rincón.

Enlace Permanente

Por ahora hay 9 comentarios

Escribe aquí tu comentario
(Comments in Chinese or English
are also welcome)

Referencias (0)

Compárteme en Facebook, Twitter, Menéame
y otros lugares pulsando aqui: Bookmark and Share



Pintor de brocha bella

17 de Abril, 2013, 0:01

Ésta es la sala de estar de mi casa, con la perra Once -que está en celo estos días- de invitada en la imagen:



El póster pintado a mano que hay pegado a la pared se lo compré a un pintor de Panjiayuan, el célebre mercado de arte y antigüedades que hay en el sur de Pekín. Lo adquirí porque me pareció el único entre miles que se salía del típico estilo tradicional chino (paisajes de acuarela, montañas, tigres, etc) pero curiosamente no lo abandonaba del todo. Me pareció un estilo original y muy agradable a la vista.

Pocos días después, gracias a un artículo en ZaiChina, me enteré de que el póster es una copia de un cuadro de Wu Guanzhong, uno de los pintores chinos más excepcionales del siglo XX, y que falleció recientemente, en 2010, a los 90 años.


Wu es uno de los pocos pintores chinos "clásicos" -con esto me refiero a los que no pertenecen a las vanguardias artísticas chinas surgidas tras la muerte de Mao- que intentó mezclar estilos tan complicados de mezclar como son el occidental y el oriental. En su caso, Wu era un gran admirador del modernismo, especialmente de sus pintores tardíos (Van Gogh, Gauguin, Cezanne). Él pudo incluso viajar a Francia para conocer ese arte en persona, y aunque lo hizo en unos años difíciles para Europa, a mediados de los 40 (con el continente recuperándose de la II Guerra Mundial) pudo empaparse de sus ídolos europeos.

Otros pintores chinos que hicieron ese viaje con él no regresaron a la nueva China maoísta que estaba naciendo, pero Wu sí lo hizo. De vuelta al país, creó un estilo que mezcló las pinceladas modernistas o los vivos colores de Van Gogh con el estilo chino tradicional, en el que la tinta negra sobre blanco reina y se busca con simplicidad taoísta que un trazo lo cuente todo.

A Wu, como a casi todo el mundo en China, especialmente los intelectuales, la Revolución Cultural le truncó su carrera. Se dice que pudo salvar su vida porque quemó o rompió públicamente sus cuadros "burgueses", obligado por las circunstancias, por lo que apenas queda nada de sus obras de juventud. Ya antes de la locura de los guardias rojos había tenido problemas con otros artistas chinos coetáneos, por tener un estilo rompedor y occidentalizado, algo difícil de aceptar para muchos en el arte chino, académico y poco amigo de innovar (sus variaciones a lo largo de los siglos han sido mucho más discretas que en el arte europeo).

Os dejo con algunas muestras de la obra de Wu, uno de los pocos pintores de los que puedo decir que, de momento, me gusta todo lo que veo de él. Y eso que posiblemente sus mejores obras, las que pintó en la frescura de su juventud, nunca las podremos admirar.



Enlace Permanente

Por ahora hay 16 comentarios

Escribe aquí tu comentario
(Comments in Chinese or English
are also welcome)

Referencias (0)

Compárteme en Facebook, Twitter, Menéame
y otros lugares pulsando aqui: Bookmark and Share



Fabricando tornillos, luego ideas, luego souvenirs

28 de Enero, 2013, 0:01


Para los que vivan en Pekín, el distrito artístico de Dashanzi, también conocido como 798, es algo tan familiar como la plaza de Tiananmen o Sanlitun. Para los de fuera, puede que su historia les resulte interesante...

Dashanzi es una zona al noreste de Pekín, entre el aeropuerto y la ciudad, que en los años 50 fue elegida por el recien nacido régimen comunista para instalar allí fábricas, principalmente de alta tecnología, dirigidas sobre todo a abastecer al ejército. China entonces aún no estaba enfadada con la Unión Soviética, que le prestó ayuda para construir ese complejo industrial, y además recomendó a los chinos que solicitaran ayuda a Alemania Democrática, que como buenos alemanes, sabían mucho de tecnología.

Los alemanes del este no sólo llevaron al noreste de Pekín sus conocimientos en la tecnología de entonces, sino que además influyeron en la forma de construir muchas de las factorías, hasta tal punto que el entendido en arquitectura podría aun hoy encontrar restos de la Bauhaus en el lugar.

Dashanzi, que incluía viviendas para los obreros de las fábricas, fue durante décadas la envidia de la industria china (tenía equipos deportivos propios, bibliotecas con libros en alemán, era visitada por Mao, Deng Xiaoping, Kim Il-Sung...) pero en los 80, con la reconversión de la economía china y la retirada de la ayuda estatal, cayó en decadencia. A sus restos, atraídos por el ambiente "punk" de las fábricas abandonadas (que ofrecían además amplios espacios y estaban diseñadas con cierto gusto artístico), comenzaron a llegar los miembros de la naciente comunidad artística china, nacida precisamente en la China postmaoísta y que gustaba, y gusta, de vivir en comunidad. Antes habían estado concentrados en la zona de Yuanmingyuan (el antiguo Palacio de Verano), pero les habían ido echando de allí, como suele pasar cuando los artistas acaban dignificando una zona antes deprimida.

Los primeros estudios y galerías de relumbrón se fueron abriendo en los primeros años de este siglo, hace apenas una década, pero en sólo 10 años el lugar ha ido ganando fama, sobre todo por los aficionados extranjeros al arte, que empezaron a visitarlo y a comprar arte chino de vanguardia (dominado por la caricaturización y renuncia a los dos artes anteriores, el socialista-maoísta y el tradicional oriental).

El resto de la historia la sabe cualquiera que haya visitado el lugar... como siempre pasa con estos "ghettos artísticos", el lugar murió de éxito. Hoy en día el lugar está comercializado, y hay más cafeterías y tiendas de ropa y souvenirs que arte de verdad (aunque a mí me gustan mucho los souvenirs de 798, al menos son diferentes a los de cualquier otro lugar de China). Muchos artistas se hicieron ricos y se quedaron allí, algunos explotando todavía 30 años después la tontería ésa de pintar a Mao con orejas de Mickey Mouse. Muchos otros que no triunfaron se tuvieron que ir de allí, porque los precios de los estudios y galerías son hoy prohibitivos para quien no sea un Ai Weiwei de la vida.

El otro día me pasé por allí un rato y le hice unas cuantas fotos, incluida la que abría este post... coloco el resto a continuación, para que quienes no hayáis estado nunca en Pekín conozcáis nuestro particular "Montmartre". Invitados estáis a visitarlo: no os perdáis una visita a la galería Iberia, dedicada -a veces- al arte español.




Enlace Permanente

Por ahora hay 12 comentarios

Escribe aquí tu comentario
(Comments in Chinese or English
are also welcome)

Referencias (1)

Compárteme en Facebook, Twitter, Menéame
y otros lugares pulsando aqui: Bookmark and Share



Oremus
(esta vez a Allah)

17 de Enero, 2013, 0:01

Ya os debo de haber dicho 500 veces que vivo pegado a una mezquita pequinesa que hasta ahora desconocía, se llama Nandouya y ayer entré para hacerle unas fotillos.


Qué raro el cartel de la entrada, parece un crucifijo en llamas...



Aprovechando la coyuntura, se me ha ocurrido a mí solo que podría usar estas fotos como excusa para colocar unas cuantas de mezquitas de diferentes ciudades chinas. Una versión islámica del post de las iglesias que hice hace unas semanas, y que tuvo una calurosa acogida. A ver si repito éxito.

Antes de las imágenes, en todo caso, me apetece explicar que el Islam llegó a China muy pronto, posiblemente en vida de Mahoma, en el siglo VII. Cuenta la leyenda, de hecho, que quien llevó la religión mahometana al imperio chino fue un tío materno del profeta, Saad Ibn Abi Waqqas, quien construyó la primera mezquita china (en Cantón, no en la Ruta de la Seda como todos nos imaginábamos) y está enterrado en sus proximidades.

Esta religión tiene por tanto más o menos los mismos siglos de historia en China que el cristianismo (que llegó también en esa época, con los "herejes" nestorianos). Ambos credos también comparten similar número de creyentes en el país (no hay cifras exactas, pero ambas estarán por entre 15 y 20 millones).

En China hay unas 30.000 mezquitas, y aproximadamente la tercera parte están en la zona de la Ruta de la Seda (Xinjiang, Gansu, Ningxia, etc). Veamos algunos ejemplos de mezquitas chinas, muchos de ellos encontrados en
este fantástico compendio de templos islámicos en el país.

Empezaremos con las cuatro mezquitas que los musulmanes chinos (los hui, que son los musulmanes más asimilados a la cultura china) consideran las más importantes del país, por ser las más antiguas. Una es la de Huaisheng, en Cantón, donde descansa el tío de Mahoma.


La segunda es la mezquita de Qingjing, en Quanzhou, que está en ruinas
pero vale la pena visitar por su diseño arábico, muy poco común en el este de China.


La tercera es la mezquita Fénix, en Hangzhou
(las cuatro están en el este de China, señal de que los primeros musulmanes
llegaron en barco, no en camello por la Ruta de la Seda).


La cuarta del cuarteto es la mezquita Xianhe, de Yangzhou.


Muchas de las mezquitas más bellas de China están en el noroeste,
en la zona de la Ruta de la Seda. Su estilo es menos "chino" y más
próximo al de países árabes o de Asia Central. Por ejemplo, la mezquita de Dong Kuruk,
la principal de Urumqi, capital de Xinjiang.


O la mezquita de Idkah, en Kashgar, centro de la cultura uigur.


Otra mezquita de Kashgar.
Me dice el lector Camilo en los comentarios que lo siguiente no es una mezquita,
sino el mausoleo de Afaq Khoja, figura importante del islamismo.

Pero lo de que está en Kashgar sí es cierto.



De imponente minarete es otra mezquita uigur: la de Emin, en Turpan.


Yendo más al este de la Ruta de la Seda, fuera de la zona cultural uigur,
nos seguimos encontrando con mezquitas de aspecto árabe,
incluso algunas que se han construido recientemente. Por ejemplo, la mezquita de Lanzhou.


O la mezquita Nanguan, en Yinchuan, la capital de Ningxia.


Mezquita de Xining, en Qinghai.


Mezquita de Dunhuang.


La Ruta de la Seda terminaba en Xian, cuya Gran Mezquita,
una de las más importantes de China, ya no tiene rasgos arabescos.


En Pekín, además de la mezquita de mi vecindario, hay muchas otras.
La más famosa es la de Niujie ("Calle de la Vaca").
Como muchas otras del este de China, podría pasar perfectamente por templo budista.


En verde pastel, está la Mezquita Nanxiapo,
que "descubrí" en la época en que almorzaba en la bocadillería libia de al lado.
(Desgraciadamente, aquel bendito establecimiento cerró).


Otra mezquita pequinesa, la de Huashi.


Otra más de Pekín, la de Dongsi.


Y una quinta pequinesa, la verdosa Mezquita Jinshifang.


Mezquita de Xiaotaoyuan, en Shanghai.


Otra mezquita shanghainesa, la de Songjiang.


Mezquita de Taiyuan.


Mezquita de Qingdao.


Mezquita de Najiahu, en Ningxia
(está en la Ruta de la Seda, pero sus aires son más chinos que árabes).


Mezquita de Guilin.


Mezquita de Dalian.


Mezquita de Chongqing.


Mezquita de Haoyue, en Changchun.


Mezquita del Sur, de Jinan.


Bella portada la de la Mezquita de Hohhot, en Mongolia Interior.


Azulada
Mezquita Daowai, de Harbin.


Mezquita de Beida, en Zhengzhou.


Mezquita de Lhasa, muy cerca del Monasterio Jokhang.




PD: Javier García E, fiel lector, pide en los comentarios que se incluya alguna mezquita de Yunnan, provincia en la que los musulmanes se rebelaron contra el imperio en varias ocasiones (y algunos de ellos tuvieron que refugiarse en la vecina Birmania, donde también hay muchas mezquitas). Pongo tres lugares de oración de esa provincia, las tres con similar aspecto y cúpula verde:

Mezquita de Kunming.


Mezquita de Dali.



Mezquita de Yongping.

Enlace Permanente

Por ahora hay 8 comentarios

Escribe aquí tu comentario
(Comments in Chinese or English
are also welcome)

Referencias (0)

Compárteme en Facebook, Twitter, Menéame
y otros lugares pulsando aqui: Bookmark and Share



Mo y mamá

14 de Diciembre, 2012, 0:01






Para continuar las recientes discusiones sobre arte que se politiza, hoy podríamos, por ejemplo, hablar un poco del Nobel que esta semana recibió el escritor chino Mo Yan. Pocos días antes de recibirlo, en Estocolmo, pronunció un discurso magistral (lo podéis leer en español aquí, u oírlo en chino aquí) que se ha comentado mucho dentro y fuera de China, y del que a mí también me gustaría decir cuatro cosillas, porque simboliza bastante la manera de ser y escribir del nobel chino.

El discurso empieza con gran ternura: en el inicio Mo Yan cuenta historias que le ocurrieron cuando era niño y en las que la protagonista es su madre, a la que desde el primer párrafo muestra su gran amor y su admiración. Su madre era muy pobre y analfabeta, pero él la venera como una de las grandes influencias en su vida.

Con confuciana devoción por la señora que le trajo al mundo, Mo cuenta por ejemplo que una vez vio cómo a su madre le pegaba un bofetada un guardia cuando recogían, supongo que por desesperada hambre, unas espigas de trigo de un campo donde no debían hacerlo. Años después, Mo Yan se encontró con aquel guardia, ya anciano, y cuando intentó devolverle aquel bofetón, su madre le detuvo diciendo que "aquel señor que me pegó y este señor mayor no son el mismo". Para mi gusto es el mejor pasaje del discurso, es difícil no emocionarse al llegar a él.

El comienzo maternal del discurso es una auténtica delicia para los ojos, aunque debo matizar que yo estaba influido personalmente al leerlo, ya que el día en que lo hice -el mismo día en que Mo recibió el premio- se cumplían exactamente 25 años del fallecimiento de mi madre, quien también fue una señora con una dignidad a prueba de bombas, como la del laureado escritor chino.

Además de esas tiernas y tristes historias -en las que muestra la dura vida de la China de su infancia- Mo Yan cuenta que a su madre, fallecida en 1994 y enterrada en un huerto de melocotoneros (en la China rural es frecuente hacer esto, el padre de mi amigo el de las pasas yace en un huerto de piñas) la tuvieron que desenterrar hace poco debido a la construcción de una vía de tren. De manera sutil, Mo alude aquí al rápido desarrollo de China, y de cómo éste a veces pasa atropelladamente por encima de las personas. Mo nos habla aquí sin mencionarlas de las casas clavo, o incluso de la tumba clavo que estos últimos días también se ha hecho famosa en el país.

El discurso lleva por título "Cuentacuentos", porque en él Mo viene a decir que él, más que un escritor, es un contador de historias, alguien que "cuenta cuentos con el bolígrafo". Frente a otros galardonados o grandes escritores que aseguran haber comenzado a escribir tras leer tal o cual clásico, Mo, con modestia, asegura que lo que le movió a contar cosas fueron los cuentacuentos que llegaban a su pueblo en las fiestas, un oficio con siglos de historia (Mo recuerda a un cuentacuentos de su comarca que ya trabajaba en el siglo XIX). Después menciona a Faulkner o García Márquez, y asegura que "durante dos años segui los pasos de estos dos maestros, pero me di cuenta de que tenía que alejarme de ellos".

Me gusta mucho también esa afirmación de Mo, la modestia que demuestra al confesar que sus inspiradores fueron gente humilde y quizá analfabeta, en lugar de la casi obligada alusión que otros maestros hacen a los intocables de siempre (los novelistas rusos del XIX, por ejemplo, que si no has leído o "copiado" no puedes estar en el club de grandes escritores). No, para Mo los orígenes son esos cuentacuentos que su madre al principio veía como un buen pasatiempo para él, pero que con el tiempo, al descubrir que Mo era bueno relatando, se ablandó e indirectamente le dio permiso para ir a verlos siempre que llegaban al pueblo.


El discurso está alejado de la política, pues Mo Yan siempre ha intentado separarse tanto de la propaganda comunista como de la retórica disidente (una elección que, en mi opinión personal, le ha ayudado a lograr el nobel, pues arte y política no suelen ser buenos compañeros). Sin embargo, hay que admitir que una línea de la alocución parece haberla escrito el responsable comunista de su provincia, una en la que habla de lo mucho que la reforma y apertura han hecho para mejorar China en los últimos 30 años. Sea verdad o no, es una frase que está prácticamente calcada de una nota oficial de Xinhua, o de Diario del Pueblo. No sé si Mo la escribió sin querer (al leerla en tantos sitios se le puede haber quedado en el subconsciente) o ha tenido que negociar su inclusión en el discurso, pero es un pequeño borrón en una por otra parte magnifica conferencia.

No se puede interpretar como una concesión al régimen, sin embargo, el que Mo leyera el discurso vestido con lo que en Occidente "traje Mao", pero que en China llaman "traje Sun Yat-sen". Es una indumentaria elegante para los chinos un poco "chapados a la antigua", anterior al comunismo, y de hecho le aleja de los permanentes trajes-corbata de los actuales líderes chinos. Ahora lo tendremos que llamar "traje Mo".


Quizá compensado a la "frase-lema" antes mencionada, en el discurso aparecen frecuentes alusiones a la pobreza, los enfrentamientos sociales, la dura sociedad de la acusación colectiva durante el maoísmo... críticas muy solapadas, en verdad, pero algún guiño a los chinos "descontentos" encontrará cualquiera que entienda un poco a China. Nadie en su sano juicio podía pretender que Mo Yan llegara a Estocolmo y se pusiera una camiseta en la que dijera "free Liu Xiaobo", pero con leer un poco entre líneas el discurso, se puede conocer una China comunista a veces cruel, como aquel guardia que pegó a la madre de Mo.

En todo caso, el escritor aseguró en su discurso, tras esas leves concesiones a la China "pelota" y la China "crítica", que busca ser un escritor políticamente neutral, aunque a veces no es fácil: "el mayor problema (...) es cómo controlar la pasión ardiente y la furia para no desviarme hacia la política ni alejarme de la literatura", confiesa, asegurando que "la literatura puede nacer de la realidad e incluso superarla, puede preocuparse por la política pero estar por encima de ella". La falta de crítica social que algunos le lanzan él la convierte en una parábola del discurso, la del niño que no podía llorar.

Tras todo el revuelo que su premio ha montado, desde las alabanzas oficiales hasta las críticas y a veces insultos de la disidencia (le han llegado a llamar "prostituta"), Mo Yan ha intentado mantener la cabeza fría, parapetado en su pueblecito de Gaomi, del que casi no se ha movido desde que se anunciara el galardón en octubre.

"Me convertí en espectador de un drama mientras veía al resto actuando en el mismo escenario. Había visto que al protagonista, ganador de un premio, le ofrecían flores, pero además también le tiraban piedras y agua sucia. Temía que no pudiera aguantarlo. No obstante, huyó de las flores y las piedras, se limpió las manchas de agua sucia y salió tranquilamente a dar un discurso al público".

Un discurso humilde, maternal, lleno de bellas historias, con intentos de agradar a unos y otros de los dos bandos (aunque ninguno quedará contento) y muy humano. En él hay proverbios chinos, menciones a Lao Tse, momentos para reír ("soy genéticamente feo desde que nací", dice en él Mo) y para llorar. Os recomiendo su lectura.

Enlace Permanente

Por ahora hay 17 comentarios

Escribe aquí tu comentario
(Comments in Chinese or English
are also welcome)

Referencias (0)

Compárteme en Facebook, Twitter, Menéame
y otros lugares pulsando aqui: Bookmark and Share



Oremus

11 de Diciembre, 2012, 0:01

En el anterior post decía yo que llevamos dos grandes superproducciones en China que han tenido iglesias del país como destacadas "actrices" del reparto. Una de las pelis era "Las Flores de la Guerra", de Zhang Yimou, y la otra "Back to 1942", de Feng Xiaogang. Pregunté en los comentarios de ese anterior post si alguien sabía dónde estaba la iglesia que aparece en el filme (creo que lo contaban en la historia, pero no estuve atento). De momento no he obtenido respuesta, pero googleando un poco creo haberlo encontrado: se trata de la iglesia de Yuncheng, en la provincia de Shanxi (en la peli creo que está un poco trucada, pues aparece en lo alto de un típico pueblo de cuevas de la cuenca del Amarillo, y creo que en realidad no es así).


En China, a diferencia de Europa, las iglesias no ocupan un lugar privilegiado en las ciudades, con alguna excepción (Santa Sofía de Harbin, o la iglesia católica del centro de Qingdao, por ejemplo), pero eso no significa que no haya iglesias. En el país, de hecho, hay decenas de miles de estos templos, algunos con varios siglos de historia.

Mientras buscaba la iglesia de Yuncheng, he encontrado por la web decenas de otras iglesias chinas, algunas que conocía y otras que no, y he pensado en dedicar un post a mostrarlas. Algunas son muy bellas, otras tienen una arquitectura un tanto estrambótica, alguna que otra sería difícil de distinguir de un templo budista...

Las iglesias las he "encontrado" en foros de internet chinos un tanto caóticos, así que es posible que no todas ellas pertenezcan al lugar que digo. Si alguno veis un error, decídmelo, será un favor impagable. Del mismo modo, si sabéis a qué santo o virgen está dedicada alguna de estas iglesias, avisad y se añadirá para mejorar la colección. Por último, si conocéis alguna iglesia en China que valga la pena de estar aquí, no os cortéis en indicarlo (con foto, a ser posible).

No aparece en la larga lista a continuación la iglesia de la película "Las Flores de la Guerra", pues ésa fue un decorado construido expresamente para el film.


Empiezo por la única iglesia de China en la que he asistido a una misa,
la Catedral de la Inmaculada Concepción de Pekín.
(Lo hice porque tenía una novia a la que le dio un tiempo por ser católica, no le duró mucho).


Catedral de San José, en Pekín
(en pleno Wangfujing).
En Pekín hay varias iglesias bautizadas como "catedrales".


Iglesia del Salvador o de Xishiku, en Pekín.


Catedral del Sagrado Corazón de Cantón.


Original iglesia de Chengde.


Catedral ortodoxa de Santa Sofía, en Harbin
(hoy es un museo).


Iglesia de la Virgen María, también ortodoxa y también en Harbin.


Y otra más de Harbin.


Similar a las iglesias "rusas" de Harbin, veréis templos "alemanes"
en Qingdao, como éste, que es protestón, digo protestante.


Aunque la iglesia más famosa de Qingdao es ésta, en lo alto de una colina.


Iglesia muy cuca en Xian.


Iglesia en Jiaxing (Zhejiang).


Iglesia "camuflada" como templo budista en Dali (Yunnan).


Espectacular portada de la Catedral de Guiyang,
recuerda la arquitectura de las minorías étnicas de la provincia.


Iglesia de Zhanjiang (Cantón).


Iglesia de Cristo Rey, en Xiamen.


Iglesia de Datong.


Iglesia de Jingcheng, en Mongolia Interior.


Iglesia de Fuzhou, en la provincia de Jiangxi.


Iglesia de Wenling, lugar donde estaba la "casa clavo" en medio de la carretera.
La iglesia es igual de rara que aquella casa...


Iglesia de Tianjin, por lo que veo, tiene muchas iglesias interesantes.
Ésta es una...


...otra...


...y una tercera.


Iglesia de Pingyao, con el mismo ladrillazo gris
que el resto de esa bella localidad.


Iglesia de Jinan (capital de Shandong).


Iglesia de Suzhou.


Curiosa y multicolor iglesia de Shijiawan, en Sichuan.


Iglesia de Jilin, en la provincia homónima (de la que no es capital).
Está al lado del río que cruza la ciudad,
y desde el otro lado del cauce la vista es muy chula.


Iglesia de San Ignacio, en Shanghai.


Otra iglesia de Shanghai, aunque no tengo del todo claro si está allí,
le veo más aires pequineses...

Una comentarista, Regina, me confirma que es de Shanghai,
y es conocida como la Iglesia Hongde.



Iglesia de la Virgen de Sheshan, junto al observatorio local,
fundado por los jesuitas (gracias Kailing por la información).


Lo que queda de la Iglesia de San Pablo, en Macao,
gran símbolo turístico de la ciudad otrora portuguesa.
En Macao hay muchas iglesias de bella factura.


Una iglesia aún entera de Macao es la de San Lorenzo,
a la que ya dediqué un post porque también es el patrón de mi Huesca querida.


Iglesia de Shenyang.


La provincia de Hebei, que rodea a Pekín,
es uno de los lugares con más creyentes católicos de China.
(Hay hasta lugares de supuestas apariciones marianas).
Ésta es una iglesia de esa provincia.


Y ésta sería otra de Hebei.


En la vecina Shanxi también hay muchas iglesias.
Aparte de la del comienzo, o las que hemos visto de Datong y Pingyao,
tenemos ésta...


...o ésta (que a lo mejor es la del principio desde otra perspectiva).


Iglesia de Hong Kong.


Catedral de la Asunción, en Ningbo.
(Gracias Fabiana por la pista).


Fabiana también me ha comentado que la iglesia más famosa de Ningbo
es ésta dedicada al Sagrado Corazón, toda una joya:


Yulo cuenta en los comentarios que las iglesias del valle del Nujiang (Yunnan),
al pie del Himalaya, son espectaculares, con una original mezcla
de arte tibetano, cristiano y de minorías. Nos manda dos fotos de ellas:




Enlace Permanente

Por ahora hay 13 comentarios

Escribe aquí tu comentario
(Comments in Chinese or English
are also welcome)

Referencias (0)

Compárteme en Facebook, Twitter, Menéame
y otros lugares pulsando aqui: Bookmark and Share



A buscarlo en la Cuesta de Mo-Yano

11 de Octubre, 2012, 0:01






Casi cada mes de octubre toca en este blog hablar de los Premios Nobel (ya pasó en 2009 y 2010), pero en esta ocasión creo que va a ser sin tantas polémicas, porque se trata del Nobel de Literatura, no el de la Paz, y ha recaído casi por sorpresa en el escritor chino Mo Yan, que ni es disidente ni está a sueldo de Moscú Pekín, es simplemente un escritor que, en la complicada China actual, intenta desarrollar una literatura original, comprometida y divertida. O eso dicen, porque he de reconocer que no he leído ninguno de sus libros, y ni siquiera he visto "Sorgo Rojo" de Zhang Yimou, la adaptación al cine de su obra más famosa. Sí he visto, del mismo director, "Happy Times", genial comedia basada en un relato de Mo.

Política y literatura aparte, me alegro mucho del premio, y me he emocionado con él. Como escribía hace cosa de tres años, cuando le dieron el Nobel a Obama, los más célebres -y polémicos- premios del planeta llevaban demasiado tiempo olvidando una literatura en un idioma, el chino, que es el más hablado del mundo y tiene la escritura más antigua de las que siguen vivas. Salvando el caso de Gao Xingjian, Nobel de Literatura en 2000 (pero exiliado en Francia y nacionalizado en ese país), el mundo cultural chino estaba olvidado y condenado al ostracismo por Estocolmo, y había que poner final a ello. El premio a Mo es un justo paso para que eso termine, y me alegro mucho que así sea.

Por lo demás, no creo que la Academia Nobel haya dictado este premio con una agenda política establecida, pero su cercanía con el que se llevó Liu Xiaobo hace dos años podría ser interpretado -quizá de forma simplista, pero simbólicamente atrayente- como "la de arena" para Pekín después de haberle dado "la de cal" con un premio a un escritor disidente encarcelado. Una forma escandinava de decir que Oslo no dio el Nobel a Liu porque aborrezca China, de la misma manera que Estocolmo no se lo da a Mo porque quiera rendir pleitesía a la creciente potencia oriental (el Nobel de la Paz se da en la capital noruega, los otros en la sueca). Las lecturas serán múltiples, y es lo que el Premio Nobel siempre quiere, dar que hablar.

En fin, es tarde y el día ha estado lleno de emoción, así que no diré más, si alguno de vosotros lectores ha leído algo de Mo y nos quiere contar lo que le parece, a comentar se ha dicho, aunque también se admiten valoraciones positivas y negativas del galardón. Sea como sea, seguramente China mirará ahora los Nobel con distintos ojos.


Postdata: si no conoces Madrid igual no entiendas el titular, en ese caso quizá veas mejor el triste chiste pinchando aquí.

Enlace Permanente

Por ahora hay 18 comentarios

Escribe aquí tu comentario
(Comments in Chinese or English
are also welcome)

Referencias (0)

Compárteme en Facebook, Twitter, Menéame
y otros lugares pulsando aqui: Bookmark and Share



Desnuda reflexión

26 de Marzo, 2012, 0:01

Hace dos años entrevisté para el curro a Ou Zhihang, un curioso "perionudista" que se dedica desde hace más de una década a visitar los lugares de China donde ha pasado algo importante (bueno o malo, desde los Juegos Olímpicos hasta las revueltas tibetanas y uigures) para retratarse a sí mismo en ellos desnudo mientras hace flexiones. De entrada suena un poco raro, pero ya sabéis, los artistas son así...





Aunque empezó con retratos en lugares turísticos y pintorescos, Ou ha ido evoucionando y ahora visita con su pompis lugares del país donde se han producido hechos que han dado mucho que hablar, convirtiéndose en temas de debates encendidos, rumores y controversias (y que muchas veces no son las noticias que más llaman la atención desde China en el extranjero).

En aquel entonces pensé en citarlo en este blog también, porque me parecía curioso, pero lo fui dejando, pasó el tiempo y me fui olvidando de Ou... Pero al artista le ha dado igual, él ha seguido haciéndose fotos en más y más lugares de China, con el culo al aire y ejercitando los músculos, y mostrando una admirable rapidez por llegar a los sitios casi antes que los reporteros. La semana pasada el blog Shanghaiist mostró algunas fotos de los ultimos meses para demostrarlo...

Aparte del valor artístico de sus fotos que en eso yo no me meto pues soy bastante iletrado en arte contemporáneo, es de admirar su ojo periodístico, y, también, lo que viaja este hombre... Todos los meses viaja las veces que haga falta para poder ir a lugares que a vaces son de lo más anodino, sólo porque en ellos ha pasado algo unos días antes... que por cierto, me parece más interesante de sus fotos precisamente eso, ver lugares que han sido noticia pero ya sin el interés del momento, pasado un tiempo, cuando todo ha regresado la normalidad. Lugares donde estuvo la atención nacional, y a veces internacional, pero vacíos en la obra artística, puesto que Ou imagino que hace las fotos a primeras horas de la mañana para que nadie lo vea en bolangas.

Bueno, veamos algunas de las últimas fotos que ha hecho este original artista, lo que de paso nos ayudará a recordar algunos hechos de la historia reciente de China, porque al tío no se le escapa nada...


Estadio de Shenzhen (por la Universiada del año pasado,
con mucha polémica por su organización).


Este lugar a muchos os resultará familiar:
es casi el sitio exacto, y con el mismo ángulo de cámara, donde se produjo
el terrible doble atropello de la niña Yueyue, que conmocionó al país y dio la vuelta al mundo.



Lugar de Wenzhou donde se accidentó el tren de alta velocidad en julio del año pasado
(¡qué tío, llegó antes de que retiraran los vagones siniestrados!).



Centro de la ciudad de Chongqing, donde "reinó" Bo Xilai
antes de ser defenestrado hace un par de semanas.



Aquí Ou se la jugó, ¡en pelotas en plena Ciudad Prohibida!
(por el robo que sufrió su museo el año pasado, que dio mucho que hablar).



Metro de Shanghái, donde el pasado año hubo un polémico accidente,
cuando el país aún sacaba chispas por el siniestro ferroviario de Wenzhou.



Sede de la Cruz Roja, por el escándalo de Guo Meimei,
que puso en tela de juicio ésa y otras organizaciones benéficas en el país.

Enlace Permanente

Por ahora hay 11 comentarios

Escribe aquí tu comentario
(Comments in Chinese or English
are also welcome)

Referencias (0)

Compárteme en Facebook, Twitter, Menéame
y otros lugares pulsando aqui: Bookmark and Share



Vacaciones en el Mar
(de la China Meridional)

8 de Agosto, 2011, 0:01


Como este año me toca trabajar en julio y en agosto -vacaciono en septiembre- casi no me estoy dando cuenta de que muchos me estaréis leyendo con una piña colada en la mano, tumbados en una hamaca de una playa paradisíaca. O bueno, directamente muchos no me estaréis leyendo.

Por ello, y para intentar darle al blog un aire más veraniego, se me ha ocurrido buscar por la red posters de viajes turísticos a China, pero anuncios de hace medio siglo, de la época de los cruceros y los vuelos con aviones de hélice de la Pan Am o la TWA...


Como durante mucho tiempo China no fue precisamente un destino turístico popular -la República Idem de China no debía permitirlo- muchos de estos anuncios se refieren a Hong Kong, por aquel entonces parte del Reino Unido y el mejor lugar de aquellas épocas para sumergirse en la cultura tradicional china.







Y como muchas veces los anuncios eran de cruceros, pues qué mejor forma de promocionarse que mostrando lo primero que iban a ver los viajeros, los sampanes...












(Este último muy antiguo no será,
pues ya salen rascacielos modernos,
pero la estética es vintage).


Buscando estos anuncios he encontrado dos muy peculiares. Uno, éste que anuncia la ciudad de Harbin cuando estaba ocupada por los japoneses, en los años 30, esos tiempos en los que el noreste de China era llamado Manchukuo y lo gobernaba el Último Emperador...



Otro, un anuncio de promoción de Taiwán, en los años 50, donde su principal lema era que se trataba de una provincia de China. Vamos, lo que ahora repite la propaganda del régimen comunista día sí y día también...



En fin, anuncios de una época en la que sólo podían viajar los que tenían todo el tiempo y el dinero del mundo para pasarse meses en un barco, parando en todos los puertos que hiciera falta. Imitando a Phileas Fogg, o mejor, a Willy Fog (los dos pasaron por Hong Kong).




Enlace Permanente

Por ahora hay 2 comentarios

Escribe aquí tu comentario
(Comments in Chinese or English
are also welcome)

Referencias (0)

Compárteme en Facebook, Twitter, Menéame
y otros lugares pulsando aqui: Bookmark and Share



Mi amor,
eres mi flor,
tu color es el de mi dolor,
coliflor,
alcanfor,
Terminator

12 de Enero, 2011, 0:01








Intentemos acercarnos hoy aunque sea un poco a la poesía china de la dinastía Tang, aunque reconozco que así a bote pronto el tema da un poco de respeto. No tengáis miedo, que no muerde.

Dicen que la poesía china, como otras expresiones artísticas de esta cultura oriental (también la porcelana por ejemplo) alcanzó su periodo clásico, su cumbre formal, en esa época, hace más de mil años (la dinastía empezó en el siglo VII y acabó el X). Para los más puristas, por tanto, muchas artes chinas llevan un milenio de decadencia, ahí es nada.

Los poemas de esa dinastía son a veces bastante difíciles de entender, porque hablan de reinos y personas de esa época, pero no todos son así, algunos todavía nos pueden contar muchas cosas. De hecho, es sorprendente que poemas de hace mil años, escritos por gente que vivía en un lugar tan lejano al nuestro y con unas estructuras de pensamiento tan diferentes a la nuestra, escribieran cosas con las que ahora podemos conectar, a mí me parece algo asombroso.

Sorprende su simplicidad, son lineales pero bellos, como las acuarelas en tinta china, y al oírlos a uno le viene a la mente la manida "armonía" que los chinos pregonan tanto (ahora también los líderes comunistas). En todo caso, y huyendo de los usos propagandísticos, sí, inspiran esa armonía, además de calma y sosiego. Aunque algunos de sus autores, como el famoso Li Bai, fueran unos calaveras de cuidado, o por lo menos unos defensores del vinacho como inspirador del arte.

Dicho lo cual, os dejo con unos poemillas de aquella época. Son una breve selección de otra selección que he encontrado en esta web, aunque también tenéis muchos en esta otra.


Si me preguntasen por qué habito
entre las verdes montañas,
Reiría silenciosamente;
mi alma está en la calma.
El capullo del melocotonero
sigue el movimiento del agua;
Hay otro cielo y otra tierra
más allá del mundo de los hombres.

Li Bai
_______________

A lo largo del camino
cubierto de musgo,
En dirección a tu choza,
descubro las huellas
de tus pasos.
Blancas nubes yacen ocultas
sobre tu silenciosa isla;
Fragantes hierbas crecen
hasta la altura
de tu inútil puerta.
Un chubasco pasajero
revela el color
de los pinos.
Vagando por los cerros
hallé el nacimiento
de un arroyo.
Arroyo, flores, meditación:
todo es uno y no sienten
la necesidad de hablar.

Liu Changqing
_______________

Un centenar de colinas
y ningún pájaro;
Un millar de sendas
sin una huella;
Una barca solitaria;
una cobertura de bambú.
En el frío río nevado
un viejecito pescando.

Liu Zhongyuan
_______________

Sentado en un verde bosque,
con la camisa abierta,
Agito suavemente su abanico
de blancas plumas.
Me quieto el sombrero y lo suspendo
de una roca que sobresale;
Desde los pinos la brisa se desliza
sobre mi cabeza desnuda.

Li Bai
_______________

Durmiendo en primavera
no se advierte el alba
Hasta que por doquier resuena
el reclamo de las aves.
Pero anoche oí el estruendo
del viento y la lluvia
Y me pregunté: ¿cuántos capullos
se habrán dañado?

Meng Huhan
_______________

En el ocaso de la vida
la tranquilidad es mi única alegría.
Los diez mil asuntos
cesan de turbar mi corazón.
Reflexionando, creo que no existe
mejor determinación
Que despedirme del saber y regresar
a los bosques de mi antiguo hogar,
donde el viento suspira en los pinos
y me despojo de la banda.
Cuando la luna brilla en los cerros
taño el laúd.
Si me preguntas por qué no me ocupo
de mi hacienda,
Te invito a escuchar, mientras
desde el estuario llega hasta mí,
el canto del pescador.

Wang Wei

Enlace Permanente

Por ahora hay 10 comentarios

Escribe aquí tu comentario
(Comments in Chinese or English
are also welcome)

Referencias (0)

Compárteme en Facebook, Twitter, Menéame
y otros lugares pulsando aqui: Bookmark and Share



Artículos anteriores en 03. Arte y literatura de China







Este blog -sorpresas te da la vida- recibió el premio Blasillo de Huesca 2006 al ingenio español en Internet

Y como no hay uno sin dos, fue galardonado poco después con el Premio 20 Blogs 2006 al mejor blog expatriado

Y agárrate bien a la silla, porque más de un lustro después, llegó el Premio BOBs 2012 al mejor blog en español




  
Translate
this page
into English


Mis adorados
(en español)

A un clic de China
Acupuntura China
Aorijia
Aprende chino blog
Arroz con cristales
Asia, Buda y rollitos de primavera
Asociación Cultural Amigos de China
Asociación Familias Adoptantes
Bitácora Sino-Cubana
Búsqueda de orígenes
Casa de España en Shanghai
China actual
China en su tinta
China es un Planeta
China Viva
China, por descubrir
Chinaempleo
Chino Ahora
Chino-China
Chinoesfera
Emigrante retornada
En Beijing
Escala Pekín
Farolillos chinos
Foro Chino
Fútbol en China
Gazpacho Agridulce (cómic)
Global Asia
Guangzhou, mi casa
Historias de China
Humitas con Arroz
Importar productos de China
Infinity plus one
Instituto Cervantes en Pekín
La sabiduría del I-Ching
Latinoamericanos en China
Living in Pekín
Man Zai Er Gui
Mi vida y China
Ni Hao, Ni Daniel
Nordeste Asiático
Observatorio de la política china
Paella de Kimchi (desde Corea)
Pásame esa China
Pasión por China
Persiguiendo una ilusión
Quality Control Blog
Reflexiones Orientales
Revista de Oriente
Sapore di Cina
Sobre China
Sprachcaffe Chino
Toro y dragón
Trabajo en China
Viamedius
Xibanya
Y un poquito del vecino Vietnam
Zai China


Mis enchufados
(en inglés)

China Car Times
China Daily
China Digital Times
China Herald
China Hush
China Radio International
China.org
ChinaCulture
ChinaSMACK
Chinat0wn
Chinesepod
Chinos durmientes
CRCC Asia
Danwei
ESWN
Frog in a Well
Global Times
Global Voice
Hanzi Smatter
Layabozi
Ministry of Tofu
New Dynasty
Offbeat China
Shanghaiist
Sinalunya
Sinosplice
South China Morning Post
The Beijinger
Tibetan Altar
Transpacifica
Weibo Trends
Xinhuanet


Mis favoritos
(en chino)

Acramelo (escrito por un español)
Blog de mi amigo el artista Huang Wen
Zeng Jinyan


Mis predilectos
(en portugués)

Associaçao dos Macaenses


Mis queridos
(en catalán, valenciano, balear, LAPAO)

Sergi Vicente (corresponsal de TV3 en China)

 

Blog alojado en ZoomBlog.com

Creative Commons License
Los textos de este blog están bajo una licencia de Creative Commons.

Si eres el autor de alguna de las fotos colocadas en el blog
y no deseas que sea usada aquí,
notifícamelo y la retiraré