chinochano
            El mundo chino al alcance de tu chano


Inicio


En toda la web
En Chinochano

Recibe chinochano
en tu correo

Mándame un email,
que es gratis:


Chinochanadas
en Feisbuk
y en Twitter




Estos posts
te pueden servir
Estudiar mandarín en China 

Encontrar trabajo en China 

Hacer negocios en China 

Buscar piso
en China
 

Encontrar hispanos en China 

Tu nombre
en chino
 

Preparar el viaje
a China
 

Clima en China 

Llamar por teléfono desde China 

Ver TV china
en español
 

Libros sobre China 

Las mejores pelis chinas 

Chino mandarín
en tu ordenador
 

Hoteles en Pekín 

Restaurantes
en Pekín
 

Bares en Pekín 


Y si quieres ahondar
en un tema, aquí tienes posts sobre...
01. Música china
o sobre China


02. Cine y TV
en China


03. Arte y literatura de China

04. Historia
de China


05. Idioma chino

06. Comer y beber en China

07. Viajes por China y alrededores

08. Política y actualidad en China

09. Vida cotidiana en China

10. Nombres y apellidos chinos

11. Pekín,
esa ciudad


12. Shanghai,
esa ciudad


13. Hong Kong y Cantón, esas ciudades

14. Tíbet y Xinjiang

15. Taiwán

16. Fútbol chino

17. Otros deportes en China

18. Bellezas chinas

19. Amor y sexo
en China


20. Asuntos personales

21. China en mapas

22. Consultorio
para los lectores


23. Juegos
para los lectores


24. Cosas inclasificables

Archivos
Mayo 2015 
Abril 2015 
Marzo 2015 
Febrero 2015 
Enero 2015 
Diciembre 2014 
Noviembre 2014 
Octubre 2014 
Septiembre 2014 
Agosto 2014 
Julio 2014 
Junio 2014 
Mayo 2014 
Abril 2014 
Marzo 2014 
Febrero 2014 
Enero 2014 
Diciembre 2013 
Noviembre 2013 
Octubre 2013 
Septiembre 2013 
Agosto 2013 
Julio 2013 
Junio 2013 
Mayo 2013 
Abril 2013 
Marzo 2013 
Febrero 2013 
Enero 2013 
Diciembre 2012 
Noviembre 2012 
Octubre 2012 
Septiembre 2012 
Agosto 2012 
Julio 2012 
Junio 2012 
Mayo 2012 
Abril 2012 
Marzo 2012 
Febrero 2012 
Enero 2012 
Diciembre 2011 
Noviembre 2011 
Octubre 2011 
Septiembre 2011 
Agosto 2011 
Julio 2011 
Junio 2011 
Mayo 2011 
Abril 2011 
Marzo 2011 
Febrero 2011 
Enero 2011 
Diciembre 2010 
Noviembre 2010 
Octubre 2010 
Septiembre 2010 
Agosto 2010 
Julio 2010 
Junio 2010 
Mayo 2010 
Abril 2010 
Marzo 2010 
Febrero 2010 
Enero 2010 
Diciembre 2009 
Noviembre 2009 
Octubre 2009 
Septiembre 2009 
Agosto 2009 
Julio 2009 
Junio 2009 
Mayo 2009 
Abril 2009 
Marzo 2009 
Febrero 2009 
Enero 2009 
Diciembre 2008 
Noviembre 2008 
Octubre 2008 
Septiembre 2008 
Agosto 2008 
Julio 2008 
Junio 2008 
Mayo 2008 
Abril 2008 
Marzo 2008 
Febrero 2008 
Enero 2008 
Diciembre 2007 
Noviembre 2007 
Octubre 2007 
Septiembre 2007 
Agosto 2007 
Julio 2007 
Junio 2007 
Mayo 2007 
Abril 2007 
Marzo 2007 
Febrero 2007 
Enero 2007 
Diciembre 2006 
Noviembre 2006 
Octubre 2006 
Septiembre 2006 
Agosto 2006 
Julio 2006 
Junio 2006 
Mayo 2006 
Abril 2006 
Marzo 2006 
Febrero 2006 
Enero 2006 
Diciembre 2005 
Noviembre 2005 
Sicilia 1947 


Mis posts
favoritos
Principios fundacionales de Chinochano 

El birrograma 

China conquista
el mundo
 

China rebautizada 

Un país de 5 

Etnias de China 

¡¡Me llamo
Josep Lluis!!
 

Pongamos que hablo de Pekín 

Gracias a la China 

Gripe pekinar 

Alfabeto chino 

El post más polémico 

Agujeros 

Aprende a ligar
con Richar
 

Una vez
fui activista
 

¿Te quedas
o te vas?
 

Colección de objetos superfluos 

China élfica 

Las cabezas de YSL 

Der Untergang
aus Kochinnen
 

Triciclos de China 

Hasta el infinito
y más allá
 

Supermegaofensivo 

Sindicación (RSS)
Artículos
Comentarios



Publicidad

Photobucket - Video and Image Hosting

Photobucket - Video and Image Hosting

 


09. Vida cotidiana en China


Jaimas vitamínicas

29 de Abril, 2015, 0:01

Nunca fui muy de comer fruta, pero desde hace unos meses me he propuesto cambiar esa mala costumbre comiendo mucha, sobre todo por la noche. Estaba un poco harto de digestiones pesadas después de cenar y he sustituido cena de plato por unas piezas de fruta. A veces demasiadas, como si quisiera recuperar ansiosamente el tiempo sin frutas perdido.

Abastecerse de fruta en China no es ningún problema. La puedes encontrar, como en España, en supermercados, mercados y fruterías, pero hay otro establecimiento ligeramente diferente a esos tres que creo que es exclusivamente chino: los fruteros de tu bloque de viviendas, de tu "xiaoqu", que suelen estar como acampados en la entrada de tu casa. El de mi bloque, para que veáis un ejemplo, es así, parece una jaima saharaui:

Por detrás...


...y por delante.



Esta frutería está abierta durante muchísimas horas, desde el amanecer hasta la medianoche o más, si hace falta. Al cerrar, se despliegan los toldos por completo, y la jaima cobra aún más aspecto de jaima. Es probable que el matrimonio de fruteros que la regenta duerma en su interior, entre piñas, naranjas y peras, al menos en los meses más cálidos. Otra opción que tienen es la de dormir en la furgoneta que tienen al lado, que también usan para ir a buscar más género. Así que ya veis, no sólo tenemos en el bloque a gente viviendo en el sótano, como contaba la semana pasada, sino también a acampados en plena calle.

Este tipo de fruterías-tenderete son muy comunes en ciudades como Pekín, y es muy frecuente que haya una en cada zona residencial, sobre todo si ésta es grande y ello les asegura tener mucha clientela. Los fruteros suelen ser gente humilde de las afueras de la ciudad, o emigrantes de otras provincias. La fruta puede venir de muchos lugares de China, aunque tengo entendido que en los alrededores de Pekín hay una enorme extensión de invernaderos que no tiene nada que envidiar a Almería, así que es posible que mucha venga de ellos.

Estas fruterías vecinales están últimamente viéndose amenazadas por cierta moda que ha llegado a Pekín de fruterías pijillas, que suelen ofrecer una mayor oferta de frutas tropicales y lo tienen todo mejor presentado. En mi barrio, por ejemplo, se abrió hace cosa de un año ésta, situada a apenas 50 metros de la frutería-tenderete:



Que os parecerá a simple vista una frutería normal y corriente, pero al lado de las fruterías-jaima es mucho más sofisticada. El otro día, por ejemplo, ofreció unos pequeños melones con forma de buda que se acabaron en pocas horas:


Yo cedí a la tentación (no soy fiel a una sola frutería, a veces visito la popular y otras la pija). Me tocó un buda que sabía a pepino cosa mala, y mientras me lo comía me entraba cierto acongoje, porque no sé si está bien comerse a un buda.


La competencia entre las fruterías populares y las pijas está aumentando con el paso de los meses. Las primeras intentan ofrecer también frutas tropicales y exóticas (durianes, mangostinos, rambutanes y cosas así) pero las segundas contraatacan alargando sus horarios: antes cerraban a las 7 o las 8, como hacen otros establecimientos en China, pero útimamente los fruteros pijos a las 10 de la noche aún estaban abiertos. ¿Habrá guerra entre fruteros? Seguiremos informando.

Enlace Permanente

Por ahora hay 4 comentarios

Pincha aquí para comentar


Mis vecinos del sótano

22 de Abril, 2015, 0:01




Hace unos días el diario El Mundo publicó un artículo sobre los chinos que viven bajo tierra, es decir, en los sótanos de muchas de las zonas residenciales en ciudades como Pekín. La situación es bien cierta: en casi todas las casas en las que he vivido he tenido vecinos así, habitando pequeñas habitaciones sin ventanas.

La casa en la que vivo desde hace poco más de dos años, sin embargo, es posiblemente el sitio donde más vecinos subterráneos de éstos he tenido. Vivo en un bloque enorme, de 12 portales iguales pegados unos a otros, y en el sótano estos portales están todos unidos por un mismo y largo pasillo que recorre tres pisos, en los que viven cientos de personas. Muchas veces me he pasado por allí para ver cómo viven, sobre todo cuando paseo a mi perra.

A raíz de la publicación del artículo de El Mundo, mi familia me pidió por Whatsapp si les podía mandar imágenes de mis vecinos subterráneos, y así me animé a algo que llevaba mucho tiempo queriendo hacer: un vídeo caserillo del sótano, para mostrarlo aquí.



Como habréis podido comprobar, el vídeo me salió muy borroso, así que decidí hacer otro minutos después, aunque el segundo me salió un poco oscuro y tuve que salir un poco por patas al ser sorprendido por una vecina, así que ninguno de los dos es mejor que el otro. En todo caso, os muestro a continuación el segundo, y entre ambos os podréis hacer una idea, aunque sea vaga, del lugar donde viven mis vecinos del sótano (piso -1 en el primer vídeo, piso -3 en el segundo).



Los que viven en estas condiciones no son vagabundos, sino gente de bajos ingresos, muchos de ellos inmigrantes de otras zonas del país: camareros, estudiantes universitarios, albañiles, parejas jóvenes con sus primeros trabajos... En mi bloque, por ejemplo, hay bastantes cocineros del restaurante Dadong, que está cerca de mi casa y es uno de los más pijos de la ciudad. Sé que son de allí porque en sus trajes de faena, que suelen llevar puestos a menudo, sale el logotipo del restaurante.

Estos vecinos bajo tierra son para los de mi bloque unos vecinos más, aunque generan un pequeño problema del que yo me quejo mucho para mis adentros, aunque poco arreglo tiene: el reparto de los ascensores. Al vivir tanta gente en los pisos subterráneos, el piso bajo, el que da acceso a la calle, es como si fuera un piso intermedio, y a veces llegar a él supone una pequeña pelea por llamar el ascensor entre los que vivimos sobre la superficie y bajo ella. Muchas veces llego tarde a trabajar o a otros sitios por culpa de esto, pero qué les vas a decir.

Hace años se escucharon en Pekín noticias de que iban a prohibir este tipo de vivienda por poco insalubres. Es posible que en los Juegos Olímpicos de 2008 mucha de esta gente fuera desahuciada, pero fue sólo temporalmente, y ya vuelven a ser muchos los que viven así.

A veces he hablado con otros españoles de este tipo de viviendas y, fíjate tú qué curioso, siempre se ha acabado desatando un acaloradísimo debate sobre ellas. Ello se debe a que yo a este tipo de vivienda, aunque dé toda la pena que queráis, le veo ciertas ventajas con respecto a la forma de vivir más habitual entre las comunidades pobres de otros países, que son los suburbios, los poblados chabolistas, los guetos en general.

Yo, por supuesto, desearía que no existiera la pobreza y que nadie tuviera que vivir en condiciones infrahumanas, es más que obvio. Pero si sólo tuviera oportunidad para elegir entre estas dos posibilidades, me quedo con la de los habitáculos subterráneos. De esta forma, las ciudades chinas no están tan exageradamente divididas en barrios ricos y pobres como las de otros países: aunque sí hay zonas residenciales para gente con dinero, tanto clase media como baja viven juntas. No hay lugares de las ciudades, como pasa por ejemplo en países de América, donde no se puede entrar porque sean más peligrosos que el resto. La gente pobre de ciudades como Pekín es vecina de gente no tan pobre, lo que le puede abrir la puerta a oportunidades de trabajo mejores. Y suele tener mejor acceso a los transportes públicos que alguien que vive en un alejado suburbio olvidado de Manila o Río de Janeiro, por poner dos ejemplos.

La gente que no está de acuerdo conmigo me dice -o más bien me grita, porque por lo que he visto causo bastante polémica- que pareciera que quiero dejar a la gente pobre bajo tierra, para que no se vean. Pues no sé, yo creo que los tengo más visibles, y más en mente, si están en el sótano que de vez en cuando visito, y no en un barrio de las afueras que nunca voy a ver... Pero bueno, estoy abierto a otras opiniones, que, como siempre, podéis dejar en los comentarios.

Enlace Permanente

Por ahora hay 13 comentarios

Pincha aquí para comentar


Feliz y beeeeeeello año

18 de Febrero, 2015, 0:01


Oveja gigante en Pekín


Sigo en Estados Unidos de vacaciones (apurando mis últimos días), y aquí en Los Angeles son sólo las 9 de la mañana, pero en Pekín ya debe ser de madrugada y todos estarán celebrando la llegada del nuevo año de la oveja (que algunos llaman de la cabra y otros del carnero), así que desde el mismísimo Paseo de la Fama de Hollywood os deseo feliz y próspero año nuevo lunar chino. Que os paséis el año triscando cual cabras, y que ni los riscos más complicados de la vida os impidan seguir triscando.

Como cada año, celebro la llegada del nuevo animal del horóscopo chino con una lista de famosos ejemplares, entre ellos dos del horóscopo occidental: es curioso que ovejas y cabras estén tan presentes en la astrología de Oriente y Occidente. Los animales los tenía ya preparados desde hace algunas semanas, me divierte mucho buscarlos cada año, pero ya que estoy en los EEUU voy a añadir uno al final, que he descubierto durante este viaje: la mascota del equipo de la Universidad de Colorado, que es un carnero (el equipo juega en Fort Collins, la ciudad donde vive mi sobrina, a la que vine a visitar en esta excursión).












Por cierto, he visto mucha decoración del Año Nuevo chino, cabras y ovejas incluidas, en Las Vegas, que se preparaba para recibir a muchos turistas chinos estos días. Aunque lo que más había, con diferencia, eran turistas mexicanos...

Culmino el post con una de mis canciones favoritas de uno de mis cantantes favoritos... ¡Feliz año!


Enlace Permanente

Por ahora hay 4 comentarios

Pincha aquí para comentar


Estampas festivas

8 de Enero, 2015, 0:01

Se apagan ya los aires de fiesta en Occidente, una vez acabadas las Navidades, pero en Oriente, donde lo navideño se importa cada vez con más pasión, continúa la fiesta, porque ya todo el mundo está pensando en el Año Nuevo Chino, la gran fiesta de la región. Este año cae un poco tarde (19 de febrero, si no me equivoco), pero bueno, ya se respira ambientillo festivalero: comienza a haber linternas rojas en las calles, adornos de ovejas, carneros y cabras (el año que viene está dedicado a esos animales) y los estudiantes y emigrantes ya van como locos comprando billetes de tren para regresar a sus casas a pasar la "Nochevieja" en familia. Un ritual, el de la compra de billetes, lleno de complicaciones y colas que en los últimos tiempos se ha intentado facilitar a través de la venta de billetes por internet, aunque sigue teniendo sus dificultades.

Otra tradición en las semanas previas al Año Nuevo chino es la emisión del sello de correos dedicado al animal del horóscopo chino que va a llegar. En esta ocasión, como os decía, es una ovejita, bueno, más bien un carnero.





Así a bote pronto uno diría que el ganado ovino no es tan popular en China como, por ejemplo, en España, donde a veces uno se encuentra grandes rebaños hasta cortando carreteras y calles. Pero si uno mira estadísticas, resulta que China es el país con más ovejas del mundo, casi 200 millones. Aquí hay de todo, vamos.

El sello de la oveja es el último de la serie del horóscopo chino que el servicio de correos del país asiático ha emitido en los últimos 12 años, dedicando cada año al animal que iba tocando (ya os puse algunos sellos de esta serie en un post de 2012, cuando salió la estampita del dragón). Aprovechando que ya está completada esta bonita colección, los pongo todos juntos, y bueno, a ver el año que viene que cambios nos trae el diseño filatélico chino.


   
   
 

 


Enlace Permanente

Por ahora hay 4 comentarios

Pincha aquí para comentar


The Expendables va de esto, creo

7 de Diciembre, 2014, 0:01

En la anterior entrada del blog, que versaba sobre el café en China, uno de los más fieles lectores y comentaristas, José de Melilla, preguntó si en el país asiático son habituales las máquinas de café con monedas. Pues yo diría que no, pero creo que la cuestión abre la puerta a un maravilloso mundo, el de las máquinas expendedoras, que merece un post entero, o quién sabe, un blog entero, o quizá un internet entero.


No es sólo que en China no haya muchas máquinas de café con monedas, sino que hay muy pocas máquinas expendedoras de cualquier cosa, incluso de refrescos. Hay algunas en los metros o en los aeropuertos, pero en plena calle yo diría que jamás, y muy pocas en tiendas o centros comerciales. En China lo del vending se lleva muy poco, y eso que estoy seguro de que muchas de las máquinas se fabrican en el país...

Es curioso que así sea, teniendo en cuenta que no muy lejos de China se encuentra Japón, que es el paraíso del vending. Japón tiene máquinas de monedas por todas partes, en las que puedes encontrar cosas muy singulares, incluyendo lechuga, huevos o hasta bragas supuestamente usadas por señoritas de buen ver (esto creo que sólo en los sex shops, pero existir existe). Yo creo que los japoneses no votan a su primer ministro, lo escogen en una vending machine gigantesca.


No tengo muy claro por qué en China no triunfan estas máquinas que tanto se usan en Japón y en otros vecinos de los chinos como Corea del Sur, Taiwán o Hong Kong. Es posible que sea porque estas máquinas requieren cierto mantenimiento, y en el país chino no son demasiado buenos en este aspecto, cualquier cosa que está en la calle o en una zona pública suele deteriorarse con bastante más rapidez que en otros lugares (por poner un ejemplo, el otro día estuve en el Estadio Olímpico, que apenas fue inaugurado hace un lustro, y del polvo y los achaques que empieza a tener ya parece que sea un edificio de hace décadas).

Otro asunto que podría tener que ver con el poco éxito de estas máquinas es la escasez de monedas que hay en China. Escasez en dos sentidos: primero, hay pocas monedas en general, casi todo el dinero es en billetes (aunque en Shanghái te dan más cambio en monedas que en Pekín, porque al parecer allí es donde acuñan las monedas chinas). Segundo, hay pocos tipos de moneda, y la mayor es de sólo un yuan, por lo que a nada que tuvieras que pagar 20 o 30 yuanes en una máquina de ésas te daría pereza y preferirías comprar lo que fuera en un mostrador, que acabarías antes. Bueno, en las máquinas expendedoras se puede pagar con billetes, sí, pero ya sabéis lo intransigentes que suelen ser esos aparatos a la hora de aceptar cualquier billete que no esté nuevo y recién planchado.

Por otra parte, quizá en China no se atreven demasiado a colocar estas máquinas por el tema de que algunas veces, como todos sabemos, fallan al expender y los chinos -no todos, pero muchos de ellos- son bastante coléricos cuando entienden que no les han ofrecido un buen servicio que han pagado. Dicho de otra manera, no me extrañaría que si hubiera máquinas expendedoras en las calles de China acabaran destrozadas por compradores a los que se les hubieran tragado la moneda o sufrieran la frustrante experiencia, que todos hemos vivido, de que la chocolatina se queda enganchada al final de la espiral.

Pese a la escasez de máquinas de vending en China, ello no quita que haya habido varios ejemplos de expendedoras curiosas que han llegado a ser incluso noticia. Un conocido caso fue el de las máquinas de cangrejos que hace unos años se colocaron en la ciudad de Nanjing.



Hasta los japoneses, que mira que tienen máquinas raras, fueron a la ciudad nankinesa a hacer reportajes de ellas. Y eso que ellos en su país también tienen máquinas extrañas con marisco en su interior, como ésta de tipo gancho (las que suele haber en las ferias) pero con langostas en vez de peluches.


En Pekín no hemos visto máquinas marisqueras, quizá porque estamos lejos del mar, pero sí que tenemos expendedoras de libros...



(Este vídeo y el siguiente los hice para el curro,
pero están libremente accesibles en YouTube, así que los enlazo).


...y máquinas de botellas de agua a la inversa: pones en ellas un botellín vacío y la máquina te da dinero, una forma interesante y lucrativa de reciclar. Con las botellas recicladas hacen hasta ropa: yo de hecho tengo una camiseta hecha con ese plástico, que me regaló la empresa responsable de las máquinas.




Ya en plan excepcional y más como performance que como negocio de verdad, en una reciente feria de automóviles en China se montó una pseudomáquina expendedora de coches, que en realidad era una forma de hacer propaganda de la marca.


Y me despido con otra pseudomáquina expendedora que no es de China, pero que vende "china" (que es como los angloparlantes llaman a la porcelana). La creó hace unos años un artista para un museo, y cuando alguien la usa, la figura que compra, inevitablemente, se rompe al caer por su interior. Una bonita metáfora de... bueno, de lo que sea que quisiera expresar el creador, que vaya usted a saber.




ACTUALIZACIÓN (16/12/2014): Suele pasar: haces un post de una cosa y de repente la realidad empieza a mostrarte una y otra vez que no tenías razón en lo escrito. En este caso, ha sido escribir que en China no hay muchas máquinas expendedoras, y ahora no dejo de encontrármelas en la calle. Este fin de semana, por ejemplo, encontré varias máquinas que hacen zumo de naranja recién exprimido, y muy bueno, por cierto.


ACTUALIZACIÓN (25/2/2015): Acabo de estar en Las Vegas, y allí vi una máquina expendedora de lingites de oro que creo que vale la pena colocar aquí... La vi en el casino Golden Nugget ("pepita de oro").


Enlace Permanente

Por ahora hay 7 comentarios

Pincha aquí para comentar


Maneras tontas de morir en Pekín

14 de Julio, 2014, 0:01






Durante todos los Mundiales de Fútbol, que ayer terminaron con victoria alemana (enhorabuena a los teutones y a las teutonas), la policía de tráfico de China aumentó por la noche los controles de alcoholemia, porque mucha gente iba a ver los partidos a los bares y volvía a casa a las tantas de madrugada con varias copas de más. Esta información la he leído miles de veces estos días pasados, e incluso la he escrito para mi trabajo, pero a pesar de todo, hace escasos días casi me la pego mientras conducía en estado de ebriedad.

Matizo: sólo fue durante escasos segundos, y no era un coche, sino un triciclo-taxi de ésos que andan por Sanlitun buscando incautos los fines de semana (el taxista se empeñó en que condujera yo, no sé si porque él iba más intoxicado que yo). Todo quedó en un chichón, un moretón en la pierna, una uña medio rota y el orgullo herido, pero por lo demás estoy bien.

Lo idiota de mi actitud me hizo recordar la hermosa y a la vez truculenta canción Dumb Ways to Die ("Maneras tontas de morir"), que, por si no la conocéis, fue parte de un anuncio encargado en 2012 por el metro de la ciudad australiana de Melbourne para concienciar a los viajeros de que debían tomar precauciones en los andenes y en el resto de la vida. Para ello recurrió a una canción condenadamente pegadiza y unos encantadores dibujos animados que morían de docenas de maneras posibles (la semana pasada añadieron un apéndice sanferminero). Ya la habréis visto y oído muchos, pero la voy a enlazar aquí, que nunca sobra un vídeo tan molón.



El magistral vídeo se hizo famoso en todo el mundo y, como suele ocurrir en el siglo XXI internetero, ha sido versioneado hasta la saciedad:

Maneras tontas de morir en una agencia de publicidad
Maneras tontas de morir con Legos
Maneras tontas de morir en Grand Theft Auto
Maneras tontas de morir amateur y de papel
Maneras tontas de morir en Río de Janeiro
Maneras tontas de morir en Caracas

Así que, amigos, he decidido unirme a esta moda versioneadora y hacer mi propio "Dumb Ways to Die", ambientado, como era de esperar, en Pekín, inspirado en mi reciente percance. Yo sólo cambié la letra, si alguien tiene conocimientos de animación le invito a que ponga la imagen. Espero que les guste, o al menos que no les disguste mucho.


Enlace Permanente

Por ahora hay 10 comentarios

Pincha aquí para comentar


Alta graduación

30 de Mayo, 2014, 0:01


Nos encaminamos inexorablemente a junio, mes de los estudiantes por excelencia. En China, como en otros países, es una época de nervios y emociones para ellos: examenes de selectividad (que en este país se conocen con el nombre de gaokao), ceremonias de graduación, despedidas de compañeros de pupitre y dormitorio para quién sabe cuántos años... Y preocupación por buscar trabajo lo antes posible, claro está.


Feria de búsqueda de trabajo para jóvenes en Pekín.


En la graduación, los estudiantes chinos se hacen las fotos de rigor, con toga y birrete, o encorbatados. En tiempos pretéritos, estas fotos eran serias y pomposas...


...pero en los últimos tiempos los jóvenes chinos le han echado mucha imaginación a estas fotos y las han hecho más relajadas y divertidas. Y no sólo hablo de la típica imagen en la que los chavales lanzan sus birretes al aire.


Os muestro aquí una recopilación de fotos de graduaciones en China, que en los últimos años ha circulado mucho por internet. Algunos consideran que estas fotos muestran que llega al mundo laboral chino una generación más imaginativa e irreverente que las anteriores, cosa que se antoja buena. También los hay que opinan que los chavales chinos, especialmente los nacidos a partir de los 90, ya no respetan ni la sagrada institución de la educación, pero en fin, para gustos hay colores. Vamos a ver cómo pasan los estudiantes chinos el día de su graduación:


Recreando famosas obras de arte









Aprovechando una inundación estival
(Universidad de Wuhan)








Desarrollando poderes sobrenaturales







Homenajeando a algún estudiante o profesor





Creando mensajes y formas
(Universidad de Anhui)








Enseñando cacho







Y, en resumen... haciendo el gamba











Enlace Permanente

Por ahora hay 6 comentarios

Pincha aquí para comentar


Y tiro porque me lleva la corriente

12 de Abril, 2014, 0:01


El Gobierno chino siempre ha estado obsesionado por las obras públicas faraónicas (sobre todo en los últimos años, en los que ya puede permitir el vender su ingeniería al extranjero). La presa de las Tres Gargantas, el enorme trasvase de agua Yangtsé-Amarillo, el ferrocarril al Tíbet... Y en este aspecto no nos podemos olvidar de los muchos puentes que China ha construido para sortear sus grandes ríos, aunque en los últimos años también los ha edificado para atravesar bahías y estuarios, unir islas con la China continental, o como pasos elevados de sus autopistas y líneas férreas de alta velocidad.

Creo que no estaría mal dar un pequeño repaso a algunos de los principales puentes construidos en China, así que a continuación he hecho una selección de entre las miriadas que tienen. Unos se han incluido por su enorme tamaño (como veréis, bastantes de ellos baten records) mientras que otros tienen además interés turístico, histórico o paisajístico. Hablemos pues de puentes, que además ahora en España vais a tener el de Semana Santa.


Gran Puente Danyang-Kunshang: Con 164 kilómetros de longitud, es el puente más largo del mundo, y está situado en la provincia oriental china de Jiangsu. Es parte de la línea de alta velocidad Pekín-Shanghái, inaugurada en 2011, así que no cumple la tradicional función de sortear un río o similar masa de agua, sino que más bien está pensado para que el viaje del tren bala esté lo más libre posible de curvas y cambios de rasante. Bueno, en realidad sí que hace de puente convencional en una pequeña parte de su recorrido (nueve kilómetros), ya que en ese tramo atraviesa un lago. El segundo puente más largo del mundo también forma parte de la mísma línea Pekín-Shanghái (el Gran Puente de Tianjin, de 113 kilómetros). Y otros dos más de la red de trenes bala china están en el top ten mundial. Pese a sus enormes longitudes, quizá no son los favoritos de los frikis de la ingeniería, pero no se pueden obviar en esta lista.


Puente de la Bahía de Qingdao (o de Jiaozhou): Esta infraestructura, situada en la ciudad de Qingdao, se vende en muchos lugares como el puente más largo del mundo sobre agua, con 41 kilómetros, pero es un poco de trampa, porque lo que mide eso es un proyecto de comunicaciones que incluye el puente propiamente dicho (de 26 kilómetros) y un túnel subterráneo en la misma bahía pero que pasa por otro lado. En realidad, el puente sobre agua más largo del mundo es el del lago Pontchartrain, en Nueva Orleans (EEUU). Hubo hasta rivalidad entre los dos puentes por ver cuál era incluido en el Guinness, hasta tal punto de que se inventaron dos categorías distintas para que ambos estén en el libro de los records. China tiene enormes puentes sobre bahías y estuarios: de este tipo de estructuras también destacan el de la Bahía de Hangzhou (35 kilómetros, que podría venderse como el mayor puente marítimo del mundo), o el que une Shanghái con su puerto de aguas profundas, el Puente Donghai, de 32 kilómetros. También será digno miembro de esta colección el que actualmente se construye en la bahía del Río Perla y que unirá Hong Kong con Macao y Zhuhai: tendrá 22 kilómetros y se espera inaugurar en 2016. Un dato curioso: China inauguró el mismo día (1 de enero de 2011, 90 aniversario de la fundación del Partido Comunista de China) tanto el puente de Jiaozhou como la línea férra Shanghái-Pekín a la que pertenecen los enormes puentes del anterior epígrafe.
Puente sobre el río Sidu: Siguiendo con los records, este víaducto para automóviles en la provincia central china de Hubei es el que tiene mayor altura de vano del mundo (es decir, más metros desde la plataforma para cruzarlo hasta el fondo del desnivel que atraviesa, un récord que durante muchos siglos, hasta mediados del XIX, tuvo el español Puente de Ronda). En concreto son 496 metros, el equivalente a un rascacielos de unos 100 pisos. El de Ronda son 98 metros, por comparar. China tiene ocho de los 10 puentes con vano más alto del mundo.

  Puente Sutong: Este puente, que atraviesa el río Yangtsé cerca de su desembocadura, en la provincia de Jiangsu, es el más alto de China y el tercero más alto del mundo (306 metros). Aquí, a diferencia del anterior, no se cuenta el vano, sino los metros que hay desde la base del puente, sus columnas, hasta la plataforma para cruzarlo. En esta categoría el líder mundial es el famoso y espectacular Viaducto de Millau, en Francia. El Sutong además fue hasta 2012 el puente atirantado más largo del mundo (los puentes atirantados son los que usan cables para sostener la estructura), aunque le ha superado en eso un puente que los rusos han construido en Vladivostok, no lejos de aquí.
Puente del Río Zhijinghe: Situado en la región de las Tres Gargantas, es el puente de arco más alto del mundo, con 294 metros de altura. Como veis, hay records para dar y regalar en el mundo de los puentes, y China siempre tiene alguno que otro en los primeros puestos de cada categoría.
 
  Puente de Chaotianmen: Si el anterior es el más alto, este es el puente de arco más largo del mundo, con 552 metros de luz. Atraviesa el río Yangtsé en la ciudad de Chongqing.
Puente de Lupu: El puente de arco más largo del mundo es chino, pero es que el segundo también... Es el Lupu, un popular puente que se encuentra en Shanghái y atraviesa el famoso río local, el Huangpu. Los peatones pueden cruzarlo por arriba, recorriendo el arco entero (como el de Sidney), y la estructura tuvo un papel protagonista  en la Exposición Universal Shanghái 2010, celebrada en las dos orillas del río cercanas al puente. Su nombre no tiene nada que ver con la enfermedad que aprendimos viendo la serie House.

Puente de Xihoumen: Yendo a otro tipo de puentes, los colgantes, nos encontramos con que el segundo puente colgante más largo del mundo también está en China, mide 1,6 kilómetros, y une dos islas en la bahía de Hangzhou. El puente colgante más largo del mundo, para los que estén intrigados, está en Japón.
Puente del Yangtsé en Wuhan: Este puente de 1,6 kilómetros, que crucé andando el año pasado (dos veces, para ir y para volver) fue el primero que China logró construir en el curso medio o bajo de su mayor río, en 1957 (ahora el Yangtsé tiene más de 60 estructuras para cruzarlo). Por eso se le conoce popularmente en el país como el Primer Puente del Yangtsé. El año pasado ocurrió en él algo terrible: una pareja se suicidó tirándose por él, lo cual fue espeluznantemente inmortalizado por la cámara de uno de los muchos turistas que suelen rondar el lugar. 
 

Puente del Yangtsé en Nanjing: Este puente tiene similar valor histórico que el anterior. Terminado en 1968, puede ser considerado el primero construido en el curso bajo del Yangtsé. De 1,5 kilómetros, también lo crucé andando (y también dos veces), hace ahora 10 años, y lo hice junto a una amiga china y su madre mientras me contaban que el abuelo de mi amiga había trabajado en las obras.No me queda más remedio que hablar otra vez de suicidios, ya que este puente tiene el triste récord de ser el lugar del mundo donde más gente se ha quitado la vida en los últimos tiempos.
Puente de Zhongshan: Ya que hemos hablado de puentes sobre el Yangtsé, vamos a citar uno de los muchos que cruzan el otro gran río de China, el Amarillo. Este puente en la ciudad de Lanzhou fue el primero que cruzó permanentemente el gran río del norte de China, aunque fue construido mucho antes que los anteriormente citados, entre 1907 y 1909. Sí, amigos, también lo he cruzado a patita.
 

Puente de Marco Polo: Pekín no tiene grandes ríos que la atraviesen, como las ciudades nombradas hasta ahora, pero sí tiene un puente de gran importancia histórica. Llamado Lugou por los chinos, es conocido con el nombre del mercader veneciano porque éste lo nombró y elogió en su Libro de las Maravillas (aunque la estructura actual es del siglo XVII). Para los chinos es sobre todo conocido porque allí se celebró la primera batalla entre chinos y japoneses en la guerra que libraron entre 1937 y 1945. Se supone que pasa por el río Yongding, pero muchas veces éste está seco del todo.
Puente de Chengyang: Es uno de los mejores ejemplos de puente fengyu ("puente de viento y lluvia"), unas bellas estructuras cubiertas que una minoría étnica china, los dong, construyó durante siglos en numerosos ríos del centro sur de China.
 

Puente de Anji: Situado en la provincia de Hebei, es el puente más antiguo de China aún en pie (fue construido a finales del siglo VI y principios del VII).
Puente de las Hadas: Por si no tuvieran bastante los chinos con tener los mayores puentes artificiales en multitud de categorías, también tienen el mayor puente natural del mundo, hecho por la madre naturaleza esculpiendo en roca. Está en la región de Guangxi y mide unos 120 metros de longitud. Cruza el río Buliu, cerca de la frontera con Vietnam.
 
  Puente de Anping: Hasta la llegada de la moderna ingeniería del cemento y el acero, este bello puente de dos kilómetros, hecho de piedra en el siglo XII, fue el más largo de China. Situado en la ciudad de Quanzhou, es uno de los puentes de piedra más largos del mundo.

Para terminar, me despido con un puente que aún no se ha construido (las obras se supone que empiezan este año) pero que va a dar que hablar... Estará en la ciudad de Changsha, y lo han diseñado unos arquitectos holandeses. Siguiendo con los records, casi lo podríamos definir como el puente más locuelo del mundo.


Enlace Permanente

Por ahora hay 4 comentarios

Pincha aquí para comentar


Feliz año galopante

30 de Enero, 2014, 0:01






Comienza el año del Caballo en el calendario chino, en el que os deseo que todo vaya no al paso ni al trote, sino al galope. Que con el caballo por montura os pongáis el mundo por montera.


El primer Año Nuevo chino que viví en China, allá por 2002 (llegué a Pekín en septiembre de 2001) también dio la bienvenida a este animal, así que esto se me empieza a repetir un poco... Pero bueno, fue hace 12 años ya, así que no me acuerdo muy bien. Es lo bueno de la gran festividad china, que cambian las decoraciones cada año, al menos durante los próximos 12 años. No como las Navidades occidentales, qué aburridas, siempre con lo mismo...

Éste año, por cierto, se ha puesto de moda en China felicitar con un jueguecillo de palabras de los que les gustan a los chinos. Como "mashang" significa en chino "enseguida" pero también "sobre el caballo", la gente se ha dedicado a mandar a amigos y parientes fotos de caballos que en su silla tienen dinero, una casa, o lo que se desee, con el fin de desear al receptor que la riqueza, la vivienda, o lo que se desee, lleguen enseguida y sobre el caballo.


En fin, no me extiendo más, que de vacaciones hay que bloguear poco... Pero eso sí, hay que seguir la tradición de este blog y coronar el post de Año Nuevo con una buena ristra de caballos famosos. ¡Feliz Dos Mil Caballo!

   
 

     

   
     
     
     

   
 
 
     

   
 

 

Enlace Permanente

Por ahora hay 6 comentarios

Pincha aquí para comentar


Feliz Vanidad

25 de Diciembre, 2013, 0:01

Felices fiestas a todos, los que las améis y los que las odiéis. Yo, como siempre, vivo estas festividades con un perfil bajo, aunque tampoco es que huya despavorido de todo lo navideño: el lunes, por ejemplo, me invitaron una fiesta de Navidad puramente china, algo que nunca había probado, y fue una interesante experiencia.

Se celebró en un club chino de ésos que tienen spa, algo ostentosos (eso me da excusa para justificar el titular del post de hoy) y muy populares entre los empresarios chinos.



La decoración del techo ya daba una muestra de la mezcla cultural que iba a tener la noche: un típico fiestorro chino, pero en esta ocasión con unos toques de la Navidad occidental, o lo que los chinos creen que es la Navidad occidental, que creo que no lo tienen del todo claro.



Al entrar nos dieron un regalo en una cajita que resultó ser una manzana, algo que dejó un poco decepcionados a los niños que estaban en la fiesta. Gracias a lectores del Grupo de Facebook he sabido que las manzanas son un regalo típico de la Nochebuena en China (los que la celebran, que son cada vez más) porque los chinos a ese día lo llaman "Ping An Ye" (Noche de Paz, como el villancico) y consideran que el mejor regalo para ese día es una manzana ("pingguo") por el parecido fonético con paz ("pingan"). Ya puestos podrían regalar seguros de la mayor aseguradora china, que también se llama Ping An, pero parece que de momento esta idea no es muy factible.


Había, por supuesto, un Papa Noel, pero estaba muy delgadito, y era uno de los camareros.




Mientras esperábamos la cena, se sucedieron las actuaciones, que empezaron con un cuarteto de chicas guapas haciendo un playback descarado con instrumentos tradicionales chinos, algo poco navideño pero que intentaron arreglar llevando gorrito de Papá Noel.



Les siguió un imitador de Michael Jackson bastante malillo...


... una cantante de Kazajistán con una cara que daba un poco de miedo y que sabía alguna que otra canción en chino...


... y al Rey Mono haciendo piruetas, que aunque no sea algo muy navideño, en una fiesta china es un valor seguro, al público fijo que le va a encantar.



También hubo un desfile de bellas modelos vestidas con trajes inspirados en la porcelana azul china...



... y una subasta de caros productos, algo muy típico en los banquetes chinos, donde por ejemplo alguien pagó 50.000 yuanes (más de 6.000 euros) por esta botelllita que acabó en la mesa que estaba a mi lado.



La cena estuvo bien, no hubo pavo sino marisco y filetes a la plancha, aunque lo que más me fascinó fueron los panecillos chino (mianbao) con forma de rosa. Con ellos me despido y os deseo nuevamente lo mejor de lo mejor.


Enlace Permanente

Por ahora hay 7 comentarios

Pincha aquí para comentar


Artículos anteriores en 09. Vida cotidiana en China




Este blog -sorpresas te da la vida- recibió el premio Blasillo de Huesca 2006 al ingenio español en Internet

Y como no hay uno sin dos, fue galardonado poco después con el Premio 20 Blogs 2006 al mejor blog expatriado

Y agárrate bien a la silla, porque más de un lustro después, llegó el Premio BOBs 2012 al mejor blog en español




  
Translate
this page
into English


Mis adorados
(en español)

A un clic de China
Acupuntura China
Aorijia
Aprende chino blog
Arroz con cristales
Asia, Buda y rollitos de primavera
Asociación Cultural Amigos de China
Asociación Familias Adoptantes
Bitácora Sino-Cubana
Búsqueda de orígenes
Casa de España en Shanghai
China actual
China en su tinta
China es un Planeta
China Files
China Viva
China, por descubrir
Chinaempleo
Chinalati
Chino Ahora
Chino-China
Chinoesfera
Comida china de verdad
Emigrante retornada
En Beijing
Escala Pekín
Experiencia en China
Farolillos chinos
Foro Chino
Fútbol en China
Gazpacho Agridulce (cómic)
Global Asia
Guangzhou, mi casa
Historias de China
Humitas con Arroz
Importar productos de China
Infinity plus one
Instituto Cervantes en Pekín
La sabiduría del I-Ching
Latinoamericanos en China
Living in Pekín
Man Zai Er Gui
Mi vida y China
Ni Hao, Ni Daniel
Nordeste Asiático
Observatorio de la política china
Paella de Kimchi (desde Corea)
Pásame esa China
Pasión por China
Persiguiendo una ilusión
Quality Control Blog
Reflexiones Orientales
Revista de Oriente
Sapore di Cina
Sobre China
Sprachcaffe Chino
Toro y dragón
Trabajo en China
Viamedius
Xibanya
Y un poquito del vecino Vietnam
Zai China


Mis enchufados
(en inglés)

China Car Times
China Daily
China Digital Times
China Herald
China Hush
China Radio International
China.org
ChinaCulture
ChinaSMACK
Chinat0wn
Chinesepod
Chinos durmientes
CRCC Asia
Danwei
ESWN
Frog in a Well
Global Times
Global Voice
Hanzi Smatter
Layabozi
Ministry of Tofu
New Dynasty
Offbeat China
Shanghaiist
Sinalunya
Sinosplice
South China Morning Post
The Beijinger
Tibetan Altar
Transpacifica
Weibo Trends
Xinhuanet


Mis favoritos
(en chino)

Acramelo (escrito por un español)
Blog de mi amigo el artista Huang Wen
Zeng Jinyan


Mis predilectos
(en portugués)

Associaçao dos Macaenses


Mis queridos
(en catalán, valenciano, balear, LAPAO)

Sergi Vicente (corresponsal de TV3 en China)

 

Blog alojado en ZoomBlog.com

Creative Commons License
Los textos de este blog están bajo una licencia de Creative Commons.

Si eres el autor de alguna de las fotos colocadas en el blog
y no deseas que sea usada aquí,
notifícamelo y la retiraré