chinochano
            El mundo chino al alcance de tu chano


Inicio


En toda la web
En Chinochano
Contacta

chinochanoblog@gmail.com


¿Interesado en viajar a China?

(promocionado por
The China Guide)


Chinochanadas
en Feisbuk
y en Twitter




Estos posts
te pueden servir
Estudiar mandarín en China 

Encontrar trabajo en China 

Hacer negocios en China 

Buscar piso
en China
 

Encontrar hispanos en China 

Tu nombre
en chino
 

Preparar el viaje
a China
 

Clima en China 

Llamar por teléfono desde China 

Ver TV china
en español
 

Libros sobre China 

Las mejores pelis chinas 

Chino mandarín
en tu ordenador
 

Hoteles en Pekín 

Restaurantes
en Pekín
 

Bares en Pekín 


Y si quieres ahondar
en un tema, aquí tienes posts sobre...
01. Música china
o sobre China


02. Cine y TV
en China


03. Arte y literatura de China

04. Historia
de China


05. Idioma chino

06. Comer y beber en China

07. Viajes por China y alrededores

08. Política y actualidad en China

09. Vida cotidiana en China

10. Nombres y apellidos chinos

11. Pekín,
esa ciudad


12. Shanghai,
esa ciudad


13. Hong Kong y Cantón, esas ciudades

14. Tíbet y Xinjiang

15. Taiwán

16. India, el otro gigante asiático

17. Japón y Corea

18. Sureste asiático

19. Fútbol chino

20. Otros deportes en China

21. Bellezas chinas

22. Amor y sexo
en China


23. China en mapas

24. Juegos
para los lectores


25. Consultorio
para los lectores


26. Asuntos personales

27. Cosas inclasificables

Archivos
Mayo 2016 
Abril 2016 
Marzo 2016 
Febrero 2016 
Enero 2016 
Diciembre 2015 
Noviembre 2015 
Octubre 2015 
Septiembre 2015 
Agosto 2015 
Julio 2015 
Junio 2015 
Mayo 2015 
Abril 2015 
Marzo 2015 
Febrero 2015 
Enero 2015 
Diciembre 2014 
Noviembre 2014 
Octubre 2014 
Septiembre 2014 
Agosto 2014 
Julio 2014 
Junio 2014 
Mayo 2014 
Abril 2014 
Marzo 2014 
Febrero 2014 
Enero 2014 
Diciembre 2013 
Noviembre 2013 
Octubre 2013 
Septiembre 2013 
Agosto 2013 
Julio 2013 
Junio 2013 
Mayo 2013 
Abril 2013 
Marzo 2013 
Febrero 2013 
Enero 2013 
Diciembre 2012 
Noviembre 2012 
Octubre 2012 
Septiembre 2012 
Agosto 2012 
Julio 2012 
Junio 2012 
Mayo 2012 
Abril 2012 
Marzo 2012 
Febrero 2012 
Enero 2012 
Diciembre 2011 
Noviembre 2011 
Octubre 2011 
Septiembre 2011 
Agosto 2011 
Julio 2011 
Junio 2011 
Mayo 2011 
Abril 2011 
Marzo 2011 
Febrero 2011 
Enero 2011 
Diciembre 2010 
Noviembre 2010 
Octubre 2010 
Septiembre 2010 
Agosto 2010 
Julio 2010 
Junio 2010 
Mayo 2010 
Abril 2010 
Marzo 2010 
Febrero 2010 
Enero 2010 
Diciembre 2009 
Noviembre 2009 
Octubre 2009 
Septiembre 2009 
Agosto 2009 
Julio 2009 
Junio 2009 
Mayo 2009 
Abril 2009 
Marzo 2009 
Febrero 2009 
Enero 2009 
Diciembre 2008 
Noviembre 2008 
Octubre 2008 
Septiembre 2008 
Agosto 2008 
Julio 2008 
Junio 2008 
Mayo 2008 
Abril 2008 
Marzo 2008 
Febrero 2008 
Enero 2008 
Diciembre 2007 
Noviembre 2007 
Octubre 2007 
Septiembre 2007 
Agosto 2007 
Julio 2007 
Junio 2007 
Mayo 2007 
Abril 2007 
Marzo 2007 
Febrero 2007 
Enero 2007 
Diciembre 2006 
Noviembre 2006 
Octubre 2006 
Septiembre 2006 
Agosto 2006 
Julio 2006 
Junio 2006 
Mayo 2006 
Abril 2006 
Marzo 2006 
Febrero 2006 
Enero 2006 
Diciembre 2005 
Noviembre 2005 
Sicilia 1947 


Mis posts
favoritos
Principios fundacionales de Chinochano 

El birrograma 

China conquista
el mundo
 

China rebautizada 

Un país de 5 

Etnias de China 

¡¡Me llamo
Josep Lluis!!
 

Pongamos que hablo de Pekín 

Gracias a la China 

Gripe pekinar 

Alfabeto chino 

El post más polémico 

Agujeros 

Aprende a ligar
con Richar
 

Una vez
fui activista
 

¿Te quedas
o te vas?
 

Colección de objetos superfluos 

China élfica 

Las cabezas de YSL 

Der Untergang
aus Kochinnen
 

Triciclos de China 

Hasta el infinito
y más allá
 

Supermegaofensivo 

Sindicación (RSS)
Artículos
Comentarios



Publicidad

Photobucket - Video and Image Hosting

Photobucket - Video and Image Hosting

 


01. Música china
o sobre China


No más China Girl

12 de Enero, 2016, 0:01






El fallecimiento de David Bowie nos pilló a todos ayer por sorpresa: no era tan mayor, no se sabía públicamente que estaba enfermo, acababa de sacar un disco... Ha sido una impactante noticia, aunque bueno, tal y como están los estándares en el mundo del rock y el pop, donde hay tantas muertes precoces y truculentas de grandes ídolos, casi se puede decir que Bowie se ha marchado con el paso tranquilo.

Os mentiría si os dijera que soy un gran fan suyo: en los 70 y los 80, sus años más gloriosos, yo aún era muy pequeño, y lo más que recuerdo de él en aquellos tiempos es verle haciendo de malo en "Dentro del Laberinto", aquella versión gótica de los Fraguel que dirigió Jim Henson.


Bowie está en mi larga lista de clásicos de la música de los que, tonto de mí, me gustan mucho dos canciones pero no conozco o no aprecio demasiado el resto: en su caso son Space Oddity -la que le gusta a todo el mundo, vamos- y Modern Love, que me temo que es su éxito más facilón.

Sin embargo, creo que Bowie tiene derecho a este pequeño e indigno obituario en un blog sobre China teniendo en cuenta que una de sus canciones más famosas fue China Girl.



Lo más chino de la canción es su inicio melódico, inconfundiblemente oriental, y la presencia en el vídeo musical de una bella chica de rasgos orientales, la modelo neozelandesa Geeling Ng (quien ayer se sumó a las condolencias de todo el planeta).


En cuanto a la letra, allí ya hay más problemas: sí es cierto que en ella se nombra una y otra vez "China Girl", que para eso la canción se llama así, pero la verdad es que tampoco está muy claro el significado de los versos. Hay quien dice que es un alegato contra el racismo del hombre blanco hacia los orientales, pero también hay quien ve en la expresión "China Girl" una metáfora de las drogas (heroína, opio) que Bowie en sus épocas más descarriadas tomaba para desayunar, almorzar, merendar y cenar (más algunas que se zampaba entre horas).

También merece la pena hablar aquí de los paseos de la discografía de Bowie por el budismo tibetano... no es que el cantante fuera un fervoroso seguidor del Dalai Lama, pero en sus años más camaleónicos probó todas las religiones y creencias posibles (por márketing o porque realmente quería hacerlo todo en esta vida, quién sabe) y hubo ratos en los que toco ser budista. En esos ratos salió la excelente canción Silly Boy Blue, en la que habla de Lhasa, el palacio Potala, las estatuas de mantequilla de los templos tibetanos... La canción es de los años 60, cuando los hippies estaban también en plena vorágine tibetano-hindú, pero Bowie se desmarcó de ellos. A él, contaba, la fascinación por el Tíbet le venía de antes, de cuando de pequeño leyó el libro "Siete Años en el Tíbet".



Décadas después, en los 90, sacó precisamente una canción llamada como ese libro, Siete Años en el Tíbet, y cuya letra parece criticar la ocupación china en esa región del Himalaya, aunque lo hace con una lírica menos explícita que el "Aidalai" de Mecano, o que la pelicula homónima que apareció en el mismo año que el disco de Bowie, 1997. Una vez más, era época de tibetanismo en Occidente: el Dalai Lama, entonces recientemente galardonado con el Nobel de la Paz, había ganado muchos adeptos en el mundo del espectáculo, desde Richard Gere a Madonna. Pero, una vez más, David Bowie se desmarcó de esa moda: no era budista convencido, iba por libre, y su canción no formaba parte de una campaña, la compuso porque sí.



Para más inri, el cantante que ayer nos dejó hizo una versión de la canción anterior en chino mandarín, que interpretó con una dicción casi perfecta. Con ella me despido hoy, simplemente deseando que Ziggy Stardust esté en el espacio y nos mande algún mensaje al Ground Control.


Enlace Permanente

Pincha aquí para comentar


La música de nuestras vidas

6 de Agosto, 2015, 0:01





Esta semana he sentido el inexplicable pero a la vez implacable deseo de hacer una lista de mis canciones favoritas de todos los tiempos. No aquellas de mejor calidad, sino las que me han acompañado en la vida, y por ello están relacionadas conmigo de una manera o de otra. Algunas podrán ser algo horteras, otras demasiado comerciales, alguna será demasiado manida, pero son las que son, y de momento la lista (que creo que aumentará en los próximos meses) es una playlist de YouTube que podré reproducir desde aquí. Podréis ver que hay toda clase de géneros, épocas e idiomas, es que soy muy ecléctico yo.

En la lista, en efecto, hay canciones en español, inglés, italiano, francés, y también alguna en chino, porque aunque en general prefiero la música en mi lengua materna, con alguna que otra incursión en otros idiomas europeos, también hay temas chinos que me traen recuerdos, me tocan la fibra sensible, me alegran o me deprimen (que a veces una canción que te deprime te gusta mucho, las cosas son así). Éstas son, por el momento las canciones en chino que he metido en la lista, aunque en el futuro seguramente habrá más, y este post tendrá que aumentar su tamaño:




- 橄榄树 (El Olivo), de Chyi Yu: Sin duda, mi canción favorita en el idioma de Yao Ming. Esta melodía está basada en los poemas de San Mao, la escritora taiwanesa que se casó con un joven canario llamado José y enviudó muy pronto, cuando éste se perdió en el mar. El poema habla de alguien que está lejos de casa, vagando por el mundo, y que sueña con un olivo, símbolo nada escondido de José. Más hermoso y relacionado con nosotros los españoles por el mundo, imposible.





-北京欢迎你 (Pekín te da la bienvenida), de decenas de cantantes chinos: La canción oficial de los Juegos Olímpicos de Pekín 2008, por mucho que nos la repitieran en todas partes aquel año, me causa cierto nudo en la garganta cuando la oigo, sobre todo si veo el vídeoclip y añado con ello imágenes a la música. En esta canción veo el esfuerzo de la gente de Pekín por gustar a los visitantes que llegaron ese año, pero me da cierta tristeza entender que a veces es difícil que ese esfuerzo logre sus frutos, por las diferencias entre dentro y fuera de China. En todo caso, para mí es como el Barcelona de la Caballé y Mercury, sólo que cantado en honor a una ciudad en la que viví en primera persona las Olimpiadas, mientras que las barcelonesas las seguí con pasión, pero desde la tele.





-一无所有 (Nada en mi nombre), de Cui Jian: Para compensar el ataque de oficialidad de la anterior canción, y para demostrar mi heterodoxia, esta canción, que para muchos es el himno de los estudiantes de Tiananmen en 1989, también me encanta. La voz rota de Cui Jian, ese tono ochentero similar al del rock urbano español de aquella época... No se oye mucho ya en China, pero muchos no la olvidamos.





-甜蜜蜜 (Dulce miel), de Teresa Teng: Otra canción taiwanesa, como la primera de la lista, y probablemente el himno pop generacional de todos los chinos que ahora tienen 50, 60 años. Una melodía sencilla, una letra simplona, pero Teresa Teng -de cuya muerte se cumplen en 2015 veinte años- la supo convertir con su tono de cabaretera del Shanghái de 1930 en un clásico.




-天黑黑 (Cielo negro), de Stephanie Sun: También en Singapur se canta muy bien en chino, y Stephanie Sun es un gran ejemplo (a muchos chinos de China la música que más les gusta es la taiwanesa o la singapuresa, para qué ocultarlo). No me he parado a traducir la letra, pero por su principio me la imagino como la historia de una chica que siente gran nostalgia por su infancia. Como casi todos, vamos.





-光辉岁月 (Años gloriosos), de Beyond: No me gusta como suena el idioma cantonés, siempre lo he dicho, pero hago una excepción con esta canción, la más famosa del legendario grupo de rock hongkonés Beyond. El cantante del grupo, Wong Ka Kui, murió en un escenario mientras actuaba, lo cual no hizo sino agrandar la leyenda de esta banda.





-天路 (Camino celestial), de Han Hong, aunque el vídeo karaokero que coloco después es una versión de otra artista: Esta canción de aires tibetanos me estremeció desde la primera vez que la oí. Más tarde descubrí que estaba dedicada al tren del Tíbet, obra del Gobierno chino, por lo que tiene ciertas connotaciones propagandísticas no del todo recomendables. Sin embargo, para entonces la canción ya me impresionaba y no puedo volver atrás.





-敖包相会 (Cita en la yurta), canción tradicional mongol: Ya que nos hemos puesto con músicas de minorías étnicas, ésta es obligada en mi lista de favoritas, porque además es quizá la única de la que me sé la letra (bueno, media letra, la estrofa que se supone que canta el hombre) y me atrevo a cantar en bodas y eventos. Será que tiene algo de jota (ya dicen las leyendas que los aragoneses tenemos muchos genes mongoles, de los que repartió Gengis Khan acostándose a la fuerza o no con miles de mujeres de los pueblos que conquistó).




-情人 (Amante), de Dao Lang: Después de tibetanos y mongoles, había que traer algo de aires uigures, y para ello nada mejor que Dao Lang, cantante de Xinjiang que aunque es chino de la mayoritaria etnia han, y por tanto no es uigur, intentó llevar a sus canciones los aires de los pueblos de Asia Central. Quizá no es su mejor canción, pero sí la que más se ha quedado en mi memoria.





-Radio in my Head, de Pu Shu: Esta tonadilla de aire brit ha quedado un poco olvidada en China, pero en su día pegó muy fuerte gracias a que sirvió de banda sonora a un anuncio de Motorola. Y ya se sabe, las canciones de los anuncios a veces se te quedan en la mente para toda la vida.





-Super Star, de SHE: A mí el pop comercial me puede llegar a gustar mucho, para qué negarlo, y quizá como gran epítome del mandopop figura en mi imaginario estante musical este exitazo del trío taiwanés SHE.





-不怕不怕 (No tengo miedo), de Jocie Kok: Otro género habitualmente no considerado "bueno" por los puristas pero que a mí a veces me llega al corazón es el de las canciones de risa (tipo las de Los Nikis o las de Un Pingüino en Ascensor). Y creo que en chino un buen ejemplo es esta canción, que en realidad es una versión en chino de aquella famosa canción rumana (¿o era moldava?) llamada Dragostea din Tei, aunque todos la conocemos como el Numa Numa. La pizpireta cantante es singapuresa.





-姐姐妹妹站起來 (Hermanas, levantaos), de Tao Jingying: Otro ejemplo de canción de coña. Me encanta el estribillo de aires alegres, y lo que dice, que más o menos es: "de cada 10 hombres nueve son tontos, ocho estúpidos y siete malos, pero queda uno amoroso, así que hermanas, saltad, agarradlo y no lo dejéis escapar".





-蝴蝶飞来又飞去 (La mariposa vuela de aquí para allá), tradicional: Dios me libre de internarme demasiado en el proceloso mar de la música tradicional china, pero esta canción, que descubrí en mis primeros meses en China, me pareció una hermosa joya.





-十年 (Diez años), de Eason Chan: Me emocionan mucho las canciones sobre viejos amores, desde el Pénelope de Joan Manuel Serrat al Muelle de San Blas de Maná. Esta canción de Eason Chan (al que vi en un concierto en directo) me recuerda a esas historias.





-吉祥三宝 (Tres tesoros afortunados), de Buren Bayaer: En general no aguanto a los niños cantantes, que Joselito y Marisol me perdonen, pero esta canción en la que una niña mongol le pregunta a sus padres por el sol y la luna, como Heidi cuando le preguntaba a su abuelo, me resulta encantadora (en general, la música tradicional de Mongolia nos suena muy bien a los occidentales, me parece a mí). La canción, que se hizo famosa en una gala televisiva de Año Nuevo en 2006, es mitad en mandarín, mitad en mongol.





- 无尽的爱 (Amor sin final), de Jackie Chan y Kim Hee-sun: Jamás pensé que me gustaría una canción interpretada por el astro de las artes marciales, del cine de hostiejas, pero así es. Esta canción sirvió de banda sonora a la película "El Mito", protagonizada por Jackie, y en ella canta a dúo con la surcoreana Kim Hee-sun, en una preciosa unión de mandarín y coreano. La canción me aborrega, y eso que no he visto la peli, al parecer sobre viajes en el tiempo.





-煙雨濛濛 (En la lluvia), de Leo Ku: Probablemente si oyera esta canción por primera vez hoy no me diría nada, pero esta melindrosa melodía se encontraba escondida en el primer CD de música china que me compré, hace más de 10 años, y el hecho de ser de las primeras canciones en mandarín que escuché y me gustó le aseguró un lugar en mi corazón melómano. Era la banda sonora de una serie de televisión taiwanesa protagonizada por Zhao Wei y Leo Ku (o quizá no, quién sabe) y había en el mismo CD tres versiones de esta misma canción: una cantada por la Zhao (la chica), otra por Leo (el chico) y otra instrumental. De las tres, la que más me gustó fue la de voz masculina.





-稻草上的火鸡 (El pavo sobre la paja), de The Flowers: El punk pequinés es un fenómeno muy interesante, y dentro de él quizá los mejores son este trío de jovenzuelos que lo petaban a principios de este siglo con canciones que recuerdan a Off Spring y suenan pero que muy bien. Es uno de los pocos grupos chinos del que puedo decir que me gustan todas las canciones del disco que tengo. La del vídeo no es la que más me gusta, pero es que no hay vídeos de YouTube de todas las que quisiera.






¿Y vosotros? ¿Cuál es vuestra canción china favorita?


Enlace Permanente

Por ahora hay 7 comentarios

Pincha aquí para comentar


Algo darás de aroma

12 de Julio, 2015, 0:01

Nos levantamos hoy con la triste noticia de la muerte de Javier Krahe, uno de los cantautores más irreverentes y a la vez más olvidados de la música española. En mi casa, allá por los años 80, aquella mítica cinta de La Mandrágora (Krahe junto a Joaquín Sabina y Alberto Pérez) se escuchaba a todas horas, hasta el punto de convertirse en la banda sonora de mi infancia. Por ello, muchas letras de Krahe perviven en mi memoria y seguirán allí para siempre, frente al hecho de que a veces no pueda recordar lo que he comido ayer.


La canción del cromosoma (en la que Krahe reflexionaba sobre su futura muerte, por lo que tomé de ella un verso para el titular de hoy), la del burdo rumor (qué gran tema para quitarse complejos), la de la hoguera, la de Marieta, la de la venus afrodita... qué recuerdos sobre un hombre que le dijo a Felipe González que hablaba con lengua de serpiente.

Consigo una excusa para citar a Krahe en un blog sobre China al terminar esta entrada con posiblemente la única canción en la que Krahe "viajó" a territorio chino (aunque sea un lugar políticamente controvertido como es el Tíbet). El tema se llama "La Yeti", y en él Javier muestra un sorprendente conocimiento del Everest (ya que en un verso alude a él con su nombre chino y tibetano, el Qomolangma). No es una de las canciones krahianas de mi infancia, pero en ella se contiene un famoso verso que siempre formó y formará parte de mi filosofía de vida: "cuando todo da lo mismo, por qué no hacer alpinismo".



Krahe, descansa en paz, tomaremos un crucifijo al ast en tu honor (nota mental: borrar estas últimas líneas si algún día llegara a ser concejal de algún sitio).

Enlace Permanente

Por ahora hay 2 comentarios

Pincha aquí para comentar


Agridulce Teng

13 de Mayo, 2015, 0:01


Recientemente se han cumplido 20 años del golazo de Nayim, uno de los momentos más emocionantes de la historia del deporte español. Un gol en el último minuto de una final, cuando nadie se lo esperaba, dando un enorme triunfo internacional a un equipo modesto de casa... Fue un gran aperitivo al gol de Iniesta en el Mundial 2010, 15 años después.

En aquella España de mayo de 1995 seguramente nadie, o casi nadie, se enteró de que dos días antes del gol de Nayim se había producido una triste noticia en el Extremo Oriente: Teresa Teng, una de las cantantes más famosas en lengua china, moría en unas vacaciones en Tailandia, con sólo 42 años, víctima de un ataque de asma. Fue el 8 de mayo de aquel año, un día triste tanto para los taiwaneses (que la enterraron con honores de Estado) como para los chinos, pues era igual de apreciada en ambos lugares. En el vigésimo aniversario de su fallecimiento se la ha recordado en los dos sitios, sin grandes fastos pero con algún pequeño detalle, como una serie de sellos taiwaneses en su honor, o ramos de flores en la casa de su familia en la provincia china de Hebei, cerca de Pekín.


Teresa Teng era una cantante de voz sencilla y dulce, alejada de esas horribles cantantes con voz de soprano revientavasos que tanto abundan, desgraciadamente, en la música china. Al lado de ellas, Teng ofrecía una música de melodía amable, que además recordaba a la vieja canción china de antes de la guerra, la que se podía oír en los cabarets de Shanghai.

Su canción más famosa, seguramente, es Tian Mi Mi (algo así como "dulce miel"), una tonadilla que 20 años después aún se puede escuchar en las radios o en los hilos musicales de muchos sitios en China, y que a mí me enseñaron en clase de chino hace tiempo, así que la puedo tararear y todo.



La cantante, cuyo nombre en chino era Deng Lijun, fue popular en Taiwán, pero en China fue un mito, la gran diosa del mandopop de los 80. Todo el mundo la oía a todas horas. No me puedo meter totalmente en las mentes chinas de esa época, pero imagino que para una gente salida de la Revolución Cultural, harta de himnos revolucionarios repetidos hasta la saciedad, Teresa Teng era una gran bocanada de aire fresco. En aquellos tiempos se decía que en China "por el día mandaba Deng Xiaoping, pero por la noche mandaba Deng Lijun", en el sentido de que se la oía sin parar en bares, sales de conciertos, restaurantes y fiestas (aún sigue siendo un valor seguro en los karaokes). También fue muy popular en Japón, lugar donde los artistas del mandopop y el cantopop no suelen conseguir mucho éxito, y por otro lado se la apreciaba mucho en el sureste asiático.

En el éxito de la cantante seguramente ayudó su imagen de niña buena, casi virginal, esa cara redonda y mofletuda que apenas cambió con el paso de la adolescencia a la madurez.


Su muerte en Tailandia, un poco rodeada de misterio y quizá derivada de una mala reacción a una medicina, se asemejó un poco a la de otro mito chino caído demasiado joven, Bruce Lee. De Bruce nos quedan sus películas, y de Teresa sus melosas melodías: merece la pena escuchar alguna de vez en cuando. Suenan un poco anticuadas, un poco como nuestro pop español de los 80, pero tienen ese tono nostálgico tan agradable de oír en un domingo tranquilo.




Enlace Permanente

Por ahora hay 6 comentarios

Pincha aquí para comentar


Feliz Navidad
(y esta vez con chinancico)

24 de Diciembre, 2014, 0:01

Bien saben los que me conocen que las Navidades no me gustan demasiado, pero esta vez me voy a portar muy bien con ellas. Para empezar os voy a felicitar las fiestas con EL ÁRBOL DE NAVIDAD MÁS TRISTE DEL MUNDO.

Está en la planta baja del edificio donde trabajo, lo colocaron ayer (bueno, igual llevaba ya días allí, pero hasta ayer no descubrí su misérrima presencia) y basta con verlo para apiadarse de él:



El árbol, como no podía ser de otro modo dada su pobre condición, lo han colocado como medio escondido, en un rincón detrás de los buzones:


Lo que más pena da, incluso más que su aspecto escuchimizado y torcido, es su "sistema de iluminación", con un cable que sale del techo y se descuelga, o mejor dicho, se despeña hacia el pobre pseudoárbol de plástiquete.


Además de con este árbol, os voy a felicitar cantando una versión de mi villancico favorito, ése que cantan los angolparlantes llamado "Twelve Days of Christmas". Hace tiempo que quería hacerle una versión española y con temática china, y desde luego quería publicarla en Vanidades, huy perdón, en Navidades. Se lo dedico a todos ustedes, que son estupendos. ¡A pasar buenas fiestas!



Enlace Permanente

Por ahora hay 8 comentarios

Pincha aquí para comentar


Cante ultrajondo

23 de Octubre, 2014, 0:01









Dejemos hoy China un momento para viajar a la vecina Mongolia, donde existe una espectacular tradición: los cantos de garganta. En el lejano año 2010 convoqué aquí un concurso de fotografía, uno de los ganadores (Sebastián Urquidi) tenía como premio escribir aquí un post o pedirme que escribiera sobre un tema de su elección, y su decisión fue que yo contara algo sobre estos cantos mongoles. Aquí lo tienes, Sebastián, con cuatro años de retraso. ¡Mas vale tarde que nunca!

Si alguno de vosotros habéis tenido ocasión de escuchar a alguien hablar en mongol, habréis comprobado que el idioma es muy gutural: se usa mucho la garganta, y todos tienen unas voces muy graves. Eso se traduce al cantar: los mongoles usan en su música tonos de voz muy bajos, raspados por la laringe y que dan un poco de miedo, como podréis escuchar en este vídeo, donde el que canta es un tierno infante que al abrir la boca no parece tener nada de tierno:



Da yuyu, ¿verdad? Este tipo de música que sale de bien adentro, tanto que podría confundirse con unas arcadas demasiado largas, es muy típica de numerosos pueblos de Asia Central y del norte, no sólo los mongoles. Los tibetanos también cantan así muchas de sus canciones, especialmente salmos religiosos, como habréis comprobado aquellos que hayáis estado en un lamasterio. En Rusia, estos cantos guturales son muy típicos de la República de Tuva, una región en Siberia donde la gente es muy similar en aspecto y costumbres a los mongoles. Incluso al otro lado del Estrecho de Bering, por el que los asiáticos cruzaron a América, el canto de garganta es muy popular entre los esquimales, que en los últimos años han pedido que se les llame mejor con el término inuit. Ved un ejemplo de sus melodías, aunque más que canciones para ellos son juegos de habilidad bucal con los que imitan a perros, lobos y otros animales de la tundra:



En estas canciones-ruidos se usa lo más interno de la garganta y ello hace que las ondas de sonido tengan un recorrido por la boca mayor que al hablar o cantar de forma "normal", por lo que el sonido puede, por decirlo de una forma coloquial, "desdoblarse", convertirse en dos, uno muy grave y otro muy agudo. Es algo casi sobrenatural, que acaba pareciéndose a una gaita en la que por un lado se oye el runrun ronco del aire y por el otro un tono agudísimo. A ver si lo podéis advertir, por ejemplo, en las habilidades de estos cuatro tenores mongoles, maestros del canto de garganta:



Si no habéis advertido el doble sonido aún, seguro que sí lo conseguiréis con estos otros dos ejemplos, aunque el primero no sea de música mongol. El segundo es un extranjero que ha aprendido a cantar como los descendientes de Genghis Khan y que, sencillamente, no parece de este mundo:





Espectacular, ¿no? No sé si sonará bien o no, pero desde luego parece un superpoder mutante.

Enlace Permanente

Por ahora hay 5 comentarios

Pincha aquí para comentar


Pequeña historia musical de Pekín

24 de Junio, 2014, 0:01

Hay ciudades del mundo a las que les gusta salir mucho en las canciones contemporáneas. Nueva York, París, Roma, Las Vegas... Pekín, la ciudad desde la que se escribe este blog la mayoría de las veces, no ha sido tan asidua del pop o el rock internacional, aunque sí exista más de una canción sobre ella en mandarín, para el público chino. Por ejemplo, la popular One Night in Beijing, que han interpretado desde los 90 varios grupos chinos.



Quizá el artista chino que más y mejor le ha cantado a Pekín es Wang Feng, que empezó su carrera en los 90 y desde entonces ha dedicado a su ciudad natal varias canciones, entre ellas Buenas noches Pekín y Pekín, Pekín, temas que pongo a continuación.





Pekín, por tanto, ha sido tradicionalmente inspiración sólo para el mandopop (pop en mandarín), aunque en los últimos años la cosa está cambiando y la capital china se está internacionalizando un poco musicalmente, aunque sea gracias al auge de internet y los memes.

Quizá la primera foránea que se atrevió con Pekín en su música fue Katie Melua, con una bonita canción llamada Nueve millones de bicicletas, en la que la chica afirmaba que ése era el parque ciclístico de la capital china (no se sabe si se había basado en datos demográficos o lo había dicho a ojo). Recuento de bicis aparte, la canción no tenía tampoco mucho que ver con Pekín, pero bueno, fue un bonito inicio de la ciudad en el mundo de la música moderna internacional.



Tres años después, Pekín sería durante unas semanas la capital mundial del deporte, por los Juegos Olímpios, y quién sabe si aprovechando esa coyuntura un cantante amateur sacaba máximo provecho a una versión karaoke de una canción de Joaquín Sabina para grabar en la primavera de 2008 Pongamos que hablo de Pekín. Ese "artista" era yo, para qué seguir hablando en tercera persona. Qué morro, diréis, es ponerse a uno mismo en una antología musical, pero es lo que tiene tener blog propio, que uno abusa todo lo que quiere y más. Y oye, que fui de los primeros laowais en cantarle a Pekín, tiene su mérito...



Poco después, un gran elenco de celebridades chinas entonaría una canción que al menos en Pekín escucharíamos sin parar todo aquel verano olímpico: Pekín te da la bienvenida, el tema oficial de Pekín 2008. Y no estaba mal, fue para los pequineses lo que el temazo de Freddy Mercury y Montserrat Caballé representó para los barceloneses en 1992.



Tras ello Pekín, ley de vida, volvió a pasar a un segundo plano internacional y musical, aunque en los últimos años, gracias a algunos fenómenos interneteros y a la llegada de auténticos monstruos musicales a la comunidad extranjera de Pekín, ha habido interesantes experimentos. Pekín, sin ir más lejos, tuvo sus propias versiones del Gangnam Style en otoño de 2012, de las que quizá la mejor fue realizada por unos estudiantes extranjeros que bautizaron a su obra Laowai Style.



Poco después, en febrero de 2013, el gran encargo a los frikis de todo el mundo fue crear versiones del Harlem Shake. En Pekín hubo muchas, aunque posiblemente la más visionable y la de sabor más pequinés (aunque sea por la puerta que aparece de fondo) fue ésta.



Meses después, llegó la que seguramente es la mejor canción sobre Pekín que se ha hecho en inglés, aunque en realidad sea una versión del New York State of Mind de Jay Z y Alice Keys. Gran letra, y excepcionales cantantes, ayudaron a que el Beijing State of Mind nos llegara a los pequineses al corazón.



En el inicio de 2014, se repitió en cierta manera el fenómeno del Gangnam Style o el del Harlem Shake con el magnífico tema Happy: gentes de todo el mundo hicieron sus propias versiones, y en Pekín también tenemos una muy guapa, eso sí, envuelta en el clásico smog invernal que sufre esta ciudad.



Enlace Permanente

Pincha aquí para comentar


Lo que sonó antes
del fragor de los tanques

13 de Mayo, 2014, 0:01


El mes que viene se cumplirán 25 años de la Matanza de Tiananmen, probablemente el hecho histórico más famoso de China, que irónicamente en este país es todavía un tabú del que apenas se habla. El otro día en los comentarios de un post salió el tema, y uno de los comentaristas más activos de los últimos tiempos, Javier, me retó a que buscara qué tipo de música escuchaban los estudiantes que participaron en aquellas protestas que tan mal acabaron. Aceptado el reto, he de reconocer que no he encontrado mucho, pero contaré lo poco que he hallado:

Los jóvenes de aquel movimiento de protesta, acampados durante días en la gran plaza pequinesa, escuchaban sobre todo rock, un género rebelde, juvenil y occidental que se adaptaba bien a su forma de pensar. El rockero chino más famoso entonces era -y sigue siendo- Cui Jian, cuya canción "Yi Wo Suo You" ("No tengo nada") se convirtió en una especie de himno de las protestas, que él mismo llegó a tocar en la plaza, ante los jóvenes estudiantes.



Pero la verdad es que de Cui Jian y de su himno ya había habado en un post anterior, así que tendré que extenderme y decir que también otros grupos de rock chinos de aquella época sonaban en los walkman de los acampados en Tiananmen, como por ejemplo el grupo Hei Bao (Pantera Negra), que los entendidos consideran el primer grupo heavy de la corta historia de la música moderna china.



Siguiendo en el reino animal y en el de los grupos pioneros, habrá que mencionar a Cobra, otro conjunto de la época, el primero compuesto íntegramente por mujeres.



También de esa época son Tang Dinasty, de los que os pongo este vídeo digno de Barón Rojo u Obús, aunque probablemente es de los 90, no de los 80:



Fuera del rock, se dice que los estudiantes también escuchaban mucho el cuarto movimiento de la Novena Sinfonía, melodía que simboliza como pocas la libertad y la democracia "a la europea", aunque esa música no es coto privado de los manifestantes chinos, también se ha usado en protestas políticas de muchos otros lugares. Os lo sabéis de sobra, es la adaptación que Beethoven hizo de la inmortal canción de Miguel Ríos, pero bueno, os refresco la memoria con este vídeo en donde la canta Japón entero encerrado en un estadio:



Buscando toda esta información, he encontrado una curiosidad que no es exactamente sobre la música de los manifestantes de 1989 pero que vale la pena mencionar aquí: dice la leyenda que la canción "Shinny Happy People", una de las más famosas de REM, publicada en 1991, está inspirada en un cartel de propaganda comunista que el Gobierno chino hizo después de la Matanza de Tiananmen, para intentar ocultar con buenrrollismo la represión posterior.



En realidad esto es sólo una leyenda urbana, no está probado ni los cantantes de la banda ateniense (de Athens, Georgia) lo han confirmado nunca (lo que sí han dicho es que se arrepienten un poco de esa canción). Es un poco como aquello de que el Ojalá de Silvio Rodríguez está dedicado a Pinochet (cosa harto difícil, ya que se compuso cuatro años antes del golpe de Estado de 1973), pero en fin, lo comento por si acaso y por si alguien pudiera probarlo con hechos consumados.

ACTUALIZACIÓN (4/6/2014): Hoy, 25 aniversario de la masacre, añado a este post, tras haber leído un poco más sobre aquellos acontecimientos, que otro cantante que actuó en la plaza fue Hou Dejian, quien además se puso en huelga de hambre y fue uno de los que estaba en la explanada en la noche del desalojo. Estuvo muchos años vetado en China, pero en 2011 pudo regresar y participar en un concierto. Ésta es una actuación suya para la televisión, en 1988.


Enlace Permanente

Por ahora hay 3 comentarios

Pincha aquí para comentar


China muy movida

6 de Marzo, 2014, 0:01

Ayer se publicó una noticia que me causó gran sorpresa y podría motivar mi próxima visita a Shanghái, pese a ser la ciudad enemiga de mi querida Pekín: Los Secretos, el mítico grupo ochentero, actuarán allí en una Semana de España que al parecer se va a organizar a finales de mayo y principios de junio. Otro grupo ligado a la edad de oro del pop español, Mamá, también va a estar allí (les bastaría con cambiar sólo una consonante para cambiar su tema más famoso a "Chinas de colegio").



La visita va a traer a China un pequeño trocito y un recuerdo de la movida madrileña, ese fenómeno cultural que en España hemos mitificado hasta el extremo, especialmente aquellos a los que pilló de jóvenes y adolescentes (yo era aún muy niño, pero como todos mis coetáneos recibí algunas dosis vía La Bola de Cristal). Por cierto, los más veteranos de la comunidad expatriada en Pekín aseguran que en los 80 en esta capital hubo cierta movida pequinesa, traída por las primeras olas de estudiantes occidentales que iban a las universidades de la ciudad, aunque parece ser que aquí primó el rock sobre el pop (rollo Cui Jian y sus amigos).

En todo caso, la movida madrileña ya ha tenido alguna que otra relación, aunque fuera tangencial, con China. Por ejemplo, uno de los componentes de Aviador Dro, uno de los grupos más rarunos de aquella época, ha vivido muchos años (y supongo que aún vive, aunque le he perdido la pista) en Pekín. Arturo Lanz, que es el componente en cuestión, ha compaginado en la ciudad actividades empresariales con la que sigue siendo su pasión, la composición de música electrónica, ya no con Aviador Dro sino con el grupo Esplendor Geométrico (que, por lo que él decía, ha tenido mucho éxito en Japón).



Otro hombre que vivió la movida y ha creado arte en Pekín ha sido el que para muchos fue el retratista oficial de aquella época, Alberto García-Álix, quien se vino por la época de los Juegos de 2008 a esta ciudad, imagino que para hacer alguna muestra de sus fotografías, y ya que estaba por aquí retrató a los pequineses, mostrando, como hizo muchas veces en España, quizá a la sociedad más canalla de esta ciudad, la de los barrios polvorientos de las afueras (o malolientes, como Heiqiao, que siempre que voy tengo que taparme la nariz).




Ouka Leele, otra fotógrafa de referencia para los años del Madrid posfranquista y loco, también ha expuesto en más de una ocasión en Pekín, aunque no sé si vino ella en persona.

Si García-Álix fue el fotógrafo de cámara de los movidos, el que creo los carteles de cine y los posters de esa época por antonomasia fue Ceesepé, quien también estuvo por aquí en el Pekín preolímpico (en el que bullía algo más el arte que ahora) para una muestra de su obra. Igual pasar por aquí le ha inspirado alguna obra posterior...


Empecé con música y termino con ella también, porque mientras me documentaba brevemente para este post he descubierto que en los primeros años de la Movida un grupo sólo de chicas que se llamó Las Chinas. No parecen muy relacionadas con Oriente (en el Madrid de finales de los 70 y principios de los 80 seguramente "china" sonaba más a hachís que a un país lejano, igual que "chino" estaba asociado a la heroína) pero, en todo caso, suenan muy bien y despedir con ellas me viene que ni pintado.




PD: Javier García Erviti nos recuerda en el Grupo de Facebook dos famosos temas de los primeros 80 con temática china. Aquí los ponemos.




Enlace Permanente

Por ahora hay 4 comentarios

Pincha aquí para comentar


Una voz de ciertopelo

1 de Diciembre, 2013, 0:01

(El post de hoy incluye varios vídeos de YouTube que no se verán si estás leyendo esto en Facebook, así que, si quieres disfrutarlo al completo, tendrás que ir al viejo blog de toda la vida).









El mandopop tiene sus dos grandes canteras de estrellas en China y Taiwán (sobre todo en esta última), pero no hay que olvidarse de Singapur, donde en las últimas décadas han salido artistas que han vendido millones de discos también entre fans chinos y taiwaneses. Probablemente el mayor éxito musical en la pequeña ciudad-estado es el de Stefanie Sun, también conocida en el mundo chino por su nombre en mandarín, Sun Yanzi, o, simplemente, Yanzi. Fue uno de los grandes fenómenos del pop chino de comienzos de siglo, estuvo en el dique seco durante unos años (entre 2007 y 2011), pero ha regresado desde entonces con fuerza, con garra y con gallardía.


Stefanie tiene una de las voces más bellas que se han escuchado jamás en el idioma más hablado del mundo. Como muestra de ello es esta joya que muchos residentes chinos habréis oído alguna vez: Tian Hei Hei (Cielo Oscuro), en la que la cantante recuerda una cancioncilla que su abuela le cantaba de pequeña en dialecto hokkien. Aquí tenéis la traducción al inglés de una de mis canciones favoritas en chino.



Stefanie tiene una voz muy especial, suave, agradable en los graves y con gorgorito de jilguero en los agudos. Es especialmente agradable oír sus baladas (como Tian Hei Hei), que son casi como nanas para dormir. Más ejemplos:







A Stefanie lo que más le gusta es eso, las canciones intimistas y personales, aunque también ha tenido éxitos más movidos, cómo éste, que a los que hayáis vivido en China unos años también os sonará:



Además, la cantante ha sido dos veces (en 2002 y 2003) la autora de la "canción del Día Nacional", que cada año lanza en Singapur un artista famoso para mostrar las bondades de la isla singapuresa:





Stefanie Sun ha probado también con el inglés, aunque como le ha pasado a prácticamente todos los artistas asiáticos menos PSY, no ha conseguido conquistar el mercado occidental. Una lástima, no saben lo que se pierden (quizá ya no son tiempos de buenas voces, sino de buenos cuerpos, si puede ser desnudos encima de bolas de demolición).





Enlace Permanente

Por ahora hay 2 comentarios

Pincha aquí para comentar


Artículos anteriores en 01. Música china
o sobre China




Este blog -sorpresas te da la vida- recibió el premio Blasillo de Huesca 2006 al ingenio español en Internet

Y como no hay uno sin dos, fue galardonado poco después con el Premio 20 Blogs 2006 al mejor blog expatriado

Y agárrate bien a la silla, porque más de un lustro después, llegó el Premio BOBs 2012 al mejor blog en español




  
Translate
this page
into English


Mis adorados
(en español)

A un clic de China
Acupuntura China
Aorijia
Aprende chino blog
Arroz con cristales
Asia es Fútbol
Asia, Buda y rollitos de primavera
Asociación Cultural Amigos de China
Asociación Familias Adoptantes
Bitácora Sino-Cubana
Búsqueda de orígenes
Casa de España en Shanghai
China actual
China en su tinta
China es un Planeta
China Files
China por descubrir
China por descubrir II
China Viva
Chinaempleo
Chinalati
Chino Ahora
Chino-China
Chinoesfera
Comida china de verdad
Emigrante retornada
En Beijing
Escala Pekín
Experiencia en China
Farolillos chinos
Foro Chino
Fútbol en China
Gazpacho Agridulce (cómic)
Global Asia
Guangzhou, mi casa
Historias de China
Hong Qiao Liang
Humitas con Arroz
Importar productos de China
Infinity plus one
Instituto Cervantes en Pekín
La sabiduría del I-Ching
Latinoamericanos en China
Living in Pekín
Man Zai Er Gui
Mi vida y China
Ni Hao, Ni Daniel
Nordeste Asiático
Observatorio de la política china
Paella de Kimchi (desde Corea)
Pásame esa China
Pasión por China
Persiguiendo una ilusión
Quality Control Blog
Reflexiones Orientales
Revista de Oriente
Sapore di Cina
Sobre China
Sprachcaffe Chino
Tintas de China
Toro y dragón
Trabajo en China
Viamedius
Xibanya
Y un poquito del vecino Vietnam
Zai China


Mis enchufados
(en inglés)

China Car Times
China Daily
China Digital Times
China Herald
China Hush
China Radio International
China.org
ChinaCulture
ChinaSMACK
Chinat0wn
Chinesepod
Chinos durmientes
CRCC Asia
Danwei
ESWN
Frog in a Well
Global Times
Global Voice
Hanzi Smatter
Layabozi
Ministry of Tofu
New Dynasty
Offbeat China
Shanghaiist
Sinalunya
Sinosplice
South China Morning Post
The Beijinger
Tibetan Altar
Transpacifica
Weibo Trends
Xinhuanet


Mis favoritos
(en chino)

Acramelo (escrito por un español)
Blog de mi amigo el artista Huang Wen
Zeng Jinyan


Mis predilectos
(en portugués)

Associaçao dos Macaenses


Mis queridos
(en catalán, valenciano, balear, LAPAO)

Sergi Vicente (corresponsal de TV3 en China)

 

Blog alojado en ZoomBlog.com

Creative Commons License
Los textos de este blog están bajo una licencia de Creative Commons.

Si eres el autor de alguna de las fotos colocadas en el blog
y no deseas que sea usada aquí,
notifícamelo y la retiraré