chinochano
            El mundo chino al alcance de tu chano


Inicio


En toda la web
En Chinochano
Contacta

chinochanoblog@gmail.com


¿Interesado en viajar a China?

(promocionado por
The China Guide)


Chinochanadas
en Feisbuk
y en Twitter




Estos posts
te pueden servir
Estudiar mandarín en China 

Encontrar trabajo en China 

Hacer negocios en China 

Buscar piso
en China
 

Encontrar hispanos en China 

Tu nombre
en chino
 

Preparar el viaje
a China
 

Clima en China 

Llamar por teléfono desde China 

Ver TV china
en español
 

Libros sobre China 

Las mejores pelis chinas 

Chino mandarín
en tu ordenador
 

Hoteles en Pekín 

Restaurantes
en Pekín
 

Bares en Pekín 


Y si quieres ahondar
en un tema, aquí tienes posts sobre...
01. Música china
o sobre China


02. Cine y TV
en China


03. Arte y literatura de China

04. Historia
de China


05. Idioma chino

06. Comer y beber en China

07. Viajes por China y alrededores

08. Política y actualidad en China

09. Vida cotidiana en China

10. Nombres y apellidos chinos

11. Pekín,
esa ciudad


12. Shanghai,
esa ciudad


13. Hong Kong y Cantón, esas ciudades

14. Tíbet y Xinjiang

15. Taiwán

16. India, el otro gigante asiático

17. Japón y Corea

18. Sureste asiático

19. Fútbol chino

20. Otros deportes en China

21. Bellezas chinas

22. Amor y sexo
en China


23. China en mapas

24. Juegos
para los lectores


25. Consultorio
para los lectores


26. Asuntos personales

27. Cosas inclasificables

Archivos
Junio 2016 
Mayo 2016 
Abril 2016 
Marzo 2016 
Febrero 2016 
Enero 2016 
Diciembre 2015 
Noviembre 2015 
Octubre 2015 
Septiembre 2015 
Agosto 2015 
Julio 2015 
Junio 2015 
Mayo 2015 
Abril 2015 
Marzo 2015 
Febrero 2015 
Enero 2015 
Diciembre 2014 
Noviembre 2014 
Octubre 2014 
Septiembre 2014 
Agosto 2014 
Julio 2014 
Junio 2014 
Mayo 2014 
Abril 2014 
Marzo 2014 
Febrero 2014 
Enero 2014 
Diciembre 2013 
Noviembre 2013 
Octubre 2013 
Septiembre 2013 
Agosto 2013 
Julio 2013 
Junio 2013 
Mayo 2013 
Abril 2013 
Marzo 2013 
Febrero 2013 
Enero 2013 
Diciembre 2012 
Noviembre 2012 
Octubre 2012 
Septiembre 2012 
Agosto 2012 
Julio 2012 
Junio 2012 
Mayo 2012 
Abril 2012 
Marzo 2012 
Febrero 2012 
Enero 2012 
Diciembre 2011 
Noviembre 2011 
Octubre 2011 
Septiembre 2011 
Agosto 2011 
Julio 2011 
Junio 2011 
Mayo 2011 
Abril 2011 
Marzo 2011 
Febrero 2011 
Enero 2011 
Diciembre 2010 
Noviembre 2010 
Octubre 2010 
Septiembre 2010 
Agosto 2010 
Julio 2010 
Junio 2010 
Mayo 2010 
Abril 2010 
Marzo 2010 
Febrero 2010 
Enero 2010 
Diciembre 2009 
Noviembre 2009 
Octubre 2009 
Septiembre 2009 
Agosto 2009 
Julio 2009 
Junio 2009 
Mayo 2009 
Abril 2009 
Marzo 2009 
Febrero 2009 
Enero 2009 
Diciembre 2008 
Noviembre 2008 
Octubre 2008 
Septiembre 2008 
Agosto 2008 
Julio 2008 
Junio 2008 
Mayo 2008 
Abril 2008 
Marzo 2008 
Febrero 2008 
Enero 2008 
Diciembre 2007 
Noviembre 2007 
Octubre 2007 
Septiembre 2007 
Agosto 2007 
Julio 2007 
Junio 2007 
Mayo 2007 
Abril 2007 
Marzo 2007 
Febrero 2007 
Enero 2007 
Diciembre 2006 
Noviembre 2006 
Octubre 2006 
Septiembre 2006 
Agosto 2006 
Julio 2006 
Junio 2006 
Mayo 2006 
Abril 2006 
Marzo 2006 
Febrero 2006 
Enero 2006 
Diciembre 2005 
Noviembre 2005 
Sicilia 1947 


Mis posts
favoritos
Principios fundacionales de Chinochano 

El birrograma 

China conquista
el mundo
 

China rebautizada 

Un país de 5 

Etnias de China 

¡¡Me llamo
Josep Lluis!!
 

Pongamos que hablo de Pekín 

Gracias a la China 

Gripe pekinar 

Alfabeto chino 

El post más polémico 

Agujeros 

Aprende a ligar
con Richar
 

Una vez
fui activista
 

¿Te quedas
o te vas?
 

Colección de objetos superfluos 

China élfica 

Las cabezas de YSL 

Der Untergang
aus Kochinnen
 

Triciclos de China 

Hasta el infinito
y más allá
 

Supermegaofensivo 

Sindicación (RSS)
Artículos
Comentarios



Publicidad

Photobucket - Video and Image Hosting

Photobucket - Video and Image Hosting

 


11. Pekín,
esa ciudad


Yashowicidio

22 de Junio, 2016, 0:01

Durante bastantes meses, un año quizá, el Mercado de Yashow, uno de los centros comerciales más populares de Pekín, estuvo cerrado por reformas. Yashow era, como el Mercado de la Seda o el Mercado Ruso de Yabaolu, un lugar de tenderetes donde los turistas y los no tan turistas iban a comprar ropa o bolsos de marca (a veces falsificaciones), souvenirs chinos varios, o regalos. Antes de ir a España, solía visitarlo para hacer compras de última hora y llevarme algún regalillo para familiares y amigos españoles.





Yashow reabrió sus puertas recientemente (bueno, cosa de tres o cuatro meses, creo recordar) y sí, la fachada ahora es muy cool, pero por dentro el que fuera uno de los mercados más concurridos y animados de la ciudad da auténtica pena. Con un aspecto frío y deshumanizado, los chiringuitos de alegres tenderas gritonas han sido sustituidos por tiendas de marcas chinas desconocidas, más aburridas que un concierto de Bjork y con un tono como de vestíbulo de hospital, o de pasillo del metro. Nada más entrar ya te dan ganas de huir corriendo de allí. El lugar, no es de sorprender, está prácticamente vacío todo el día.





No sé a qué mente preclara del Ayuntamiento de Pekín, al que tantas veces he visto cagarla, se le ha ocurrido cargarse uno de los mejores sitios para ir de compras en Pekín, pero al que haya sido le digo que tiene la misma brillantez para los números que la troika de la UE. La gentrificación es una epidemia maligna que afecta a todas las ciudades del mundo, pero nunca la había visto actuar tan rápida y desastrosamente como en el Yashow.

El Mercado de la Seda también tuvo su proceso de gentrificación hace unos años, del que también salió bastante malparado, pero aguanta mal que bien, precisamente porque está regresando al original espíritu de mercadillo en algunas de sus plantas. Y dicen que al Mercado Ruso también le quedan los días contados... Es desquiciante, espero que el mercado popular vuelva a aflorar en otros lugares, que siempre va a hacer falta.

Enlace Permanente

Por ahora hay 8 comentarios

Pincha aquí para comentar


Olvidado mirador

20 de Noviembre, 2015, 0:01

Los que viváis en Pekín habréis visto alguna vez, seguramente de lejos, esta extraña estructura que se alza al norte de la zona olímpica, normalmente envuelta en bruma porque está algo lejos:



La estructura en cuestión se llama Torre Olímpica (Aoyun Ta) y es un mirador que se construyó hace cosa de cinco años, mucho después de terminadas las Olimpiadas de Pekín. No sé muy bien por qué, quizá porque está un poco a desmano, pero este reclamo turístico está un poco olvidado.

Hace unos meses -el día en el que fui a recoger a la zona olímpica el dorsal para correr la maratón- hacía un día espléndido, tenía toda la tarde libre, y decidí ante ello acercarme a esa torre y subirla, eso sí, si se podía, porque ni siquiera sabía si estaba abierta. Allí que me acerqué, y aunque era fin de semana y, como digo, el día era fantástico, el monumento estaba tan vacío que dudé incluso de si estaba abierto al público. Pero sí, lo estaba, y subí. Tuve que pagar 200 yuanazos por ello, una de las razones que pueden explicar su escaso éxito, pero una vez arriba pude disfrutar de una gran vista de Pekín.


Su forma simboliza los cinco anillos olímpicos,
aunque como no la sobrevueles en helicóptero no lo verás bien.




Vestíbulo de la torre, en estilo dórico bestia.

Si estáis en Pekín y os apetece algún día subir a esta torre, la parada de metro más cercana es la que se llama "South of Olympic Park", en la línea 8. El precio es algo elevado, cierto, pero bueno, rascacielos y miradores suelen tener estos niveles en sus entradas. Me dio un poco de pena su escaso éxito por ahora, así que os animo a que vayáis, os aseguro que no tendréis que hacer esas colas que suelen sufrirse en los rascacielos de lugares como Shanghai o Nueva York.

POST DATA: Otro lugar muy bueno para vistas en Pekín, y más céntrico, es la última planta del rascacielos de Guomao donde está el Hotel Park Hyatt (y el famoso club Xiu). Allí se supone que no hay que pagar nada, pero al ser una cafetería queda bien tomar algo y sentarse en una mesa a disfrutar del paisaje (en esos sitios ya sabéis, 100 yuanes o así una birria de café). También me pasé por ahí en esos días de inicio de otoño, y volví a disfrutar de grandes vistas.


Enlace Permanente

Por ahora hay 3 comentarios

Pincha aquí para comentar


Un nido multiusos

27 de Octubre, 2015, 0:01

El pasado sábado entré casi sin querer en el Estadio Olímpico de Pekín y me encontré con que en su interior había caballos triscando por el campo: ese día se celebraba en su interior una competición de hípica de la que no me había enterado hasta entonces.


Ello me hizo recordar las muchas veces que tuve que leer en la prensa extranjera noticias de lo mal que se había gestionado ese estadio, que después de los Juegos Olímpicos de 2008 apenas se había utilizado y que había sido un gran despilfarro. Unas noticias que siguen una de las máximas del periodismo: repite una y otra vez una mentira, que al final se acabará asumiendo como una verdad.

Para empezar, el Estadio del Nido da mucho dinero. No cómo sede de partidos de fútbol, sino como monumento turístico. Todos los días abre sus puertas a los turistas, a los que cobra entrada (creo que de 50 yuanes), y por lo menos en los días de buen tiempo, está lleno de viajeros chinos de fuera de Pekín que van a conocer el estadio. Algunos años ha llegado a superar a la Ciudad Prohibida como el lugar más visitado de Pekín por el turisteo.

En cuanto a que el estadio no se usa, bueno, es cierto que no funciona apenas como campo de fútbol, que hubiera sido su destino ideal, pero es que a la instalación le pasa lo que a muchos estadios olímpicos, que no gustan a los clubes balompédicos. Son demasiado grandes, y al tener una pista de atletismo alrededor del césped los espectadores quedan demasiado lejos del partido y no mola tanto ver allí encuentros como en un campo de fútbol propiamente dicho, donde el público con sus ánimos forma una "olla a presión". Entre eso y que no está muy céntrico, el equipo de la ciudad, el Beijing Guoan, decidió no jugar allí sus partidos y sigue teniendo su casa en el Estadio de los Trabajadores, al lado de mi curro, un campo donde sus hinchas son más y animan mejor.

Sin embargo, en verano el Estadio Olímpico de Pekín sí que ha acogido algún amistoso o encuentro internacional importante. Por ejemplo, la final de la Supercopa de hace unos pocos años, o todo un Superclásico Brasil-Argentina, partidos que tuve el placer de ver en persona pero que, os reconozco, hubieran molado más vistos desde el Estadio de los Trabajadores, desde un campo sin pista de atletismo.



Además, los gestores del Estadio Olímpico, más conocido como Nido de Pájaro, se han estrujado las meninges durante todos estos años desde 2008 para que la instalación siguiera viva, y me parece que han demostrado un espíritu bastante imaginativo. Decidme vosotros en qué otros grandes estadios del mundo habríais podido ver ópera, esquí, hípica o carreras de coches... Pues en el Nido de Pájaro ha habido todo eso y más. Para que luego digan que el estadio está siempre vacío.










Enlace Permanente

Por ahora hay 2 comentarios

Pincha aquí para comentar


Regalos de cumple

4 de Agosto, 2015, 0:01

El lunes 3 de agosto, que era el día de mi -- cumpleaños, el cielo de Pekín me regaló una vista muy poco frecuente en la ciudad, la de un arco iris completo. Además fue al atardecer, por lo que sus colores eran algo diferentes a los habituales en estos casos. Éstas son algunas de las fotos que se publicaron en internet:





Yo no lo conseguí inmortalizar con la cámara, pero el año pasado vi y pude fotografiar uno en Huesca, mi ciudad natal, que además tenía halo doble. Hasta en el periódico local me lo publicaron y todo:


Otro "regalo" del lunes, aunque no me gustó tanto, fue el de una modelo china que sugirió que ese día, el tercero del octavo mes, sea designado el "Día del Hombre Trabajador", por similitud con el día de la mujer trabajadora (que como sabéis es el 8 de marzo, el octavo día del tercer mes). Para ello se hizo fotos desempeñando oficios reservados aún a los hombres en este país.




Muy mona salió en todas ellas, pero me niego rotundamente a que el día en qué nací sea especialmente relacionado con el trabajo (salvo, claro está, que lo hagan festivo).

Enlace Permanente

Por ahora hay 6 comentarios

Pincha aquí para comentar


Viviendo bien en Pekín

11 de Julio, 2015, 0:01


Hace escasos minutos he escuchado en la SER (radio que casi nunca oigo, porque la publicidad en la radio me pone del hígado) a Ana Fuentes, periodista que hace unos años trabajó en Pekín, en una tertulia sobre ciudades y calidad de vida. En la tertulia dibujaba una lúgubre pintura sobre la vida en las ciudades chinas: la contaminación allí es terrible, a ella le salieron manchas en la piel que le desaparecieron cuando se fue a vivir a Nueva York, etc. Después hizo un comentario en broma sobre pequineses comiendo ratas que temo que alguno se haya tomado en serio (debido al contexto, se trataba de una tertulia seria), así que os dejo aquí bien clara una cosa: en Pekín no se come rata y no se ha comido nunca, como no fuera en tiempos de guerra.

La contaminación en Pekín es grave e innegable, pero también os diré una cosa: en este año 2015, los residentes en la ciudad notamos que la situación ha mejorado bastante con respecto al año anterior y sobre todo con respecto a 2013, que fue el peor año de todos los últimos tiempos, especialmente en aquel "airpocalypse" que vivimos en invierno. No sabemos si se debe a medidas medioambientales, a que ha hecho más viento (nuestro gran aliado en la ciudad) o a que simplemente ha habido suerte, pero lo cierto es que 2015 está siendo un poco mejor, a ver si la tendencia sigue en el futuro.

Pero a lo que iba:
en la tertulia se habló de Pekín como paradigma de ciudad sin calidad de vida frente a otras ciudades del mundo que sí la tienen, y se puso como ejemplo de lugares fantásticos a las urbes de Alemania. Yo no he estado en Alemania (ese país donde los jubilados se retiran en Mallorca), pero sí en Pekín, y precisamente estos días que estoy en España me acuerdo de cosas de la capital china que echo de menos, y que me parecen muestras de que, a su manera, esa Pekín con tan mala fama también tiene ejemplos de calidad de vida. Algunos de ellos:

- Los carriles bici: veo en España (o recientemente en Lisboa) intentos de llevar la bici a ciudades que no estan preparadas para ello: calles estrechas, carriles bici que van de calzada a acera como locas... por eso debe ser que los ciclistas de otros países van por la ciudad como locos, como huyendo, mientras que los de Pekín pedaleamos bastante tranquilos (en Pekín se nota perfectamente cuándo un ciclista guiri acaba de llegar a la ciudad, porque circula enloquecido). Pekín es, lo mires por donde lo mires, la ciudad mejor preparada para ir en biciclo que nunca he visto. Carriles anchísimos, sólo para bicis (aunque se cuele a veces en ellos algún coche), tráfico algo más lento que en Europa... La pena de ello es que el tráfico en dos ruedas está siendo poco a poco conquistado por las motos y los carriles de bici eléctrica, pero en fin, el mundo cambia. Y todavía sigue siendo impresionante pasear por la avenida Changan, la principal de la ciudad, en un carril para bicis en el que cabrían dos carriles de coches.

- Los parques: Pekín, por mucho que digan, es una de las ciudades con espacios verdes más amplios, bonitos y animados. Parques como Ritan, Chaoyang, el del Bambú Púrpura, el del Templo del Cielo, el del Templo de la Tierra, o muchos otros están llenos de vida (los días que no hay contaminación) y en ellos se practican todo tipo de actividades. Con estanques, bambúes y sauces, los parques de Pekín recuerdan que otra capital china es posible, si uno busca un poco.

- La convivencia de gran y pequeño comercio: La ciudad china, como muchas otras, es un hervidero de consumo, en la que tiendas de todo tamaño conviven sin que unas se traguen a las otras. Pekín es una de esas ciudades en las que tienes tiendas de todo siempre cerca, no sólo en el centro de la ciudad. Modestos negocios, supermercados chinos y occidentales, grandes almacenes, mercados de vegetales, edificios con tiendas pequeñas al estilo Mercado de la Seda... Hay de todo, por todas partes, y en general más barato que en Europa, aunque eso está cambiando poco a poco.

- La ausencia de barrios "chungos": Pekín, como otras ciudades chinas, no tiene barrios que no puedas visitar porque de seguro te van a robar, zonas sin ley donde los taxis no quieran llevarte o la policía se niegue a entrar. Después de haber estado en EEUU, donde recibí órdenes de no poner el pie en el sur de Chicago, el este de San Luis o el Skid Row de Los Ángeles, es algo que aprecio mucho. Sobre este tema ya hablamos y debatimos largamente en un reciente post sobre la gente que vive bajo tierra en los bloques residenciales de Pekín, así que no me extiendo más.

En fin, que sí, Pekín es la capital de un país en desarrollo al que le queda mucho por desarrollar, eso está claro, pero no pensemos que todo lo que pasa en ella es terrible. Es más, habría cosas que importaría de ella para otras urbes aparentemente maravillosas del mundo occidental, que a veces se mira demasiado al ombligo. No me gusta que mi familia y amigos en España teman que vivo en el infierno, así que conviene de vez en cuando recordar este tipo de cosas.

Enlace Permanente

Por ahora hay 6 comentarios

Pincha aquí para comentar


Remember, remember,
the red leaf November

2 de Diciembre, 2014, 0:01

A principios del pasado mes de noviembre hice lo que todo pequinés de pro tiene que hacer cuando llega el otoño, aunque yo no lo había hecho nunca, vergüenza la mía: ir a las Colinas Perfumadas, en las afueras al oeste de Pekín, para ver "hongye", es decir, hojas rojas. Los bosques que hay allí tienen fama de ser los más bonitos de la ciudad cuando llega la estación otoñal, y todo el mundo va a comprobarlo. Me cuidé de ir un día entre semana, porque en los findes de octubre y noviembre las aglomeraciones que hay allí te pueden agobiar bastante.

No vi demasiadas hojas rojas, más bien naranjas y amarillas. Quizá porque había ido demasiado pronto, o quizá por lo contrario, por ir tarde: quién sabe, una de las cosas de las que menos sé es de botánica. Pero eso sí, el parque estaba agradable, desde arriba del todo había unas vistas espléndidas de la ciudad (sí, eran los días del APEC blue) y todavía estaba lejos el frío que ya se ha adueñado, nada más llegar diciembre, de la capital china. Winter is coming, así que recordemos ya con nostalgia los mejores días del otoño.










(esta última foto es del Olympic Green, pero también es de esos días)

Enlace Permanente

Pincha aquí para comentar


El Blues del APEC Blue

19 de Noviembre, 2014, 0:01

Se ha demorado unos días tras los grandes fastos, pero finalmente el smog ha regresado a Pekín con fuerza.


Así se ve la ciudad hoy desde la oficina.

No ha habido sorpresas, las medidas para conseguir unos cielos azules durante la cumbre del APEC funcionaron pero sólo los días de la cumbre en sí. A buen seguro acabaremos echando de menos aquellos días de "APEC Blue", como se ha dado en llamar a ese tiempo sin contaminación (como algunos comentaristas explicaron aquí y en Facebook, la expresión "APEC Blue" ha empezado a ser usada por los chinos como sinónimo de falsedad).

Esperemos que no tengamos que esperar hasta 2016 (año en el que China será la sede de la cumbre del G20, según se ha sabido también estos días) para volver a ver un firmamento tan azulado.

El caso es que ya casi tenemos en Pekín nostalgia de los días del APEC, y por eso creo que la siguiente canción (que si entráis desde Facebook no vais a ver, mejor entrad directamente al blog) viene que ni pintada. Recordad que no es una copia de The Mamas and The Papas, sino un homenaje...



No hay que ser Shekspir para entender la letra, pero por si acaso la pongo, que con tanto gorgorito igual no se entiende.

All the leaves are brown and the sky is grey
I've been for a walk on a Beijing's day
I'd be safe and warm if I was in APEC
APEC summit dreaming on such a Beijing's day

Putin was in town, he was in Yanqi Lake
Well Obama was in town as well, he was in Yanqi Lake,
Xi Jinping and Abe were also in Yanqi Lake
APEC summit dreaming, on such a Yanqi Lake

All the leaves are brown and the sky is grey
I've been for a walk on a Beijing's day
I'd be safe and warm if I was in APEC
APEC summit dreaming on such a Beijing's day
APEC summit dreaming on such a Beijing's day


Los mencionados gorgoritos están hechos con una app para hacer karaokes con desconocidos -qué gran invento- que se llama Sing, pero también os pueden salir parecidos si al cantar os pasáis el dedo por los labios.

Enlace Permanente

Por ahora hay 2 comentarios

Pincha aquí para comentar


APEC in pa qué,
pa qué a Pekín

7 de Noviembre, 2014, 0:01


En Pekín nos preparamos para recibir en los próximos días a grandes líderes de Asia-Pacífico. Obama, Putin, jefes de Estado o Gobierno de Australia, Canadá, Japón, Perú, México, Chile, el sureste asiático... La flor y nata del poder mundial, aunque excluyendo Europa, claro está. En fin, una cumbre de ésas que se repiten 10 o 12 veces al año entre G20s, Iberoamericanas, de la UE y demás, y que cada vez entiendo menos. ¿Qué mundos arreglan con tantas grandes citas "históricas", que cada vez se reúnen más y las cosas van peor? ¿Y no tienen Skype, email, telefono, móvil o Whatsapp para hablar entre ellos sin que le cueste tanto a sus contribuyentes?

La cumbre del APEC va a ser uno de los acontecimientos internacionales que más va a movilizar la capital desde los Juegos Olímpicos de 2008. Y por ello, en la ciudad hemos notado ciertos cambios, sobre todo una reducción considerable del tráfico en los últimos días. Ello se debe a que, para intentar reducir la contaminación, se ha prohibido a la mitad de los vehículos (los de matrícula par en días impares, los de matrícula impar en días pares) circular según el día que sea, de forma similar a lo que se hizo en los JJOO. A ello se añade que muchos funcionarios tienen vacaciones todos estos días.

También se han cerrado muchas fábricas contaminantes, lo que unido al menor tráfico y a algo de viento helado que estos días sopla por estas latitudes, ha conseguido en la ciudad lo nunca visto en los últimos tiempos: casi una semana seguida de cielos azules, sin smog.

Por una parte a los pequineses nos parece bien, el cielo azul siempre se aprecia en una ciudad como ésta, pero por otro lado nos da pena y un poco de rabia que se haga sólo para complacer a los visitantes, a Obama y a Putin. Da la impresión de que importa más el qué dirán de fuera que el qué decimos dentro (y además es un poco tonto, porque con la brasa que dan los medios extranjeros con el tema de la contaminación en Pekín, fuera de este país la idea sobre la polución pequinesa es incluso peor fuera que la que tenemos dentro).


Y total, los grandes líderes mundiales se reúnen en este hotel, situado como a dos horas de la ciudad,
no sea que los vaya a ver nadie cuando se pongan sus disfraces


Otro asunto que da un poco de rabia si se piensa bien es el hecho de que en la zona de la cumbre del APEC, donde acudirán periodistas de todo el mundo, la censura de internet se haya relajado del todo y se pueda acceder a todo lo que no se puede fuera de allí: Facebook, Twitter, la web de El País, la del New York Times... Paralelamente, en el resto de la ciudad sufrimos un internet más lento si cabe de lo habitual, porque siempre que hay reuniones políticas importantes, el internet es reducido a velocidades de los años 90. Pues eso, que da un poco de grima que Pekín por un lado quiera dar a los que vienen imagen de apertura informativa, y sin embargo al resto nos cierran más todavía el grifo del ADSL.

Es más importante gustar a los de aquí que a los de allá, queridos pequineses...

Enlace Permanente

Por ahora hay 2 comentarios

Pincha aquí para comentar


Una verdadera perra

1 de Agosto, 2014, 0:01

Mao dijo que sólo los hombres que suben a la Gran Muralla son verdaderos hombres, pero no dijo nada de los perros, y mucho menos de las perras. En todo caso, el pasado 20 de julio, el nombre de mi perra Once quedaba inscrito con letras de oro en la Historia del magno monumento defensivo, ya que se convertía en el primer can que ha subido el largo muro chinesco (hasta que alguien demuestre lo contrario, que seguro que le sale algún competidor). Pensé que los guardias no la dejarían entrar, pero no fue así, no tuvo ningún problema. Tras acceder, sabedora de la importancia del lugar que pisaba, no hizo necesidades mayores ni menores en ningún momento de la excursión, algo bastante raro para ser ella. Fue la gran protagonista de la jornada, todos los turistas le hacían fotos.





Cabe matizar que en el curso de su hazaña Once casi muere por el calor y por el esfuerzo (en todas las fotos que le hicimos sale con un palmo de lengua fuera). Además, algunos escalones de la Muralla eran demasiado altos para ella, así que en algunos ratos la tuve que cargar en su bolsa, con lo que yo también pasé mis malos momentos.



Once descubrió que entre cacho y cacho de muro había torres de vigilancia que venían muy bien para encontrar sombra, espatarrarse y descansar de la paliza.



El trascendental hecho para la Historia de la caninidad ocurrió en el tramo de Mutianyu, el que tras ser ascendido puede bajarse en tobogán, como ya comprobó el año pasado Michelle Obama. Fotos de Miss Obama bajando por la rampa se muestran en la taquilla de billetes, para que los visitantes se atrevan a imitar a la más importante Primera Dama de Occidente. Once y yo también bajamos por el tobogán, aunque no haya fotos para atestiguarlo.

Enlace Permanente

Por ahora hay 4 comentarios

Pincha aquí para comentar


Arena de pelotas y baladas

2 de Enero, 2014, 0:01








¡Feliz 2014! El otro día fui por primera vez a un concierto al Estadio Wukesong, el pabellón que fue sede de los partidos de baloncesto en los JJOO de Pekín y hoy acoge los encuentros de los gloriosos Beijing Ducks. El lugar se ha convertido además en el mejor sitio para grandes recitales de la ciudad, y por ahí han pasado desde Beyoncé a Justin Bieber. Es posiblemente el recinto olímpico de Pekín 2008 al que mejor uso se le ha dado, sobre todo si comparamos con el Estadio del Nido, que el pobre sólo lo usan para uno o dos partidos al año.

Al pabellón Wukesong yo lo sigo llamando así, Wukesong, porque me gusta mucho ese nombre (y me recuerda que está en el quinto pino) pero no es su nombre oficial actual. Ya sabéis que ahora le ponen marcas a todo, desde la estación Sol Vodafone de Madrid (qué aberración) a la Liga BBVA (asco) o el Teatro HaagenDazs (por dios, ¿HaagenDazs realmente gana prestigio con eso?). Bueno, que me voy por las ramas, que el nombre oficial del pabellón pequinés ahora es MasterCard Center.

Había visto grandes partidos allí, entre ellos el partidazo que el pasado mes de octubre disputó el Real Madrid de baloncesto, primer equipo español -que yo sepa- que ha jugado un amistoso en China. Y también, por supuesto, la final olímpica España-EEUU, posiblemente uno de los mejores encuentros de baloncesto entre naciones de la historia. Pero ahora he descubierto que es también un muy buen recinto para conciertos. Con muy buen sonido y, sobre todo, una magnífica iluminación. Nada que ver con los conciertos que sufrí cuando vivía en Madrid e iba a escuchar recitales al Palacio de Deportes, muy famoso por su mala sonoridad (el de antes del incendio, no sé el de ahora cómo será).

Os pongo algunas fotos que hice durante el concierto para que comprobéis vosotros mismos el tema de las luces, aunque no pruebe lo del sonido. No había visto nunca un concierto con tan buena iluminación, pero tampoco es que yo sea Diego Manrique, voy a estas cosas de Pascuas a Ramos.


El señor de la izquierda escribía en el papel y lo que iba escribiendo iba saliendo de fondo.



"Senorita", una de las canciones se llamaba así y tenía aires latinos.


Podría parecer que con ese fondo estaba cantando En un bosque de la China,
pero lamento deciros que no fue así.


¿Peng Liyuan, la esposa del presidente? No, pero se le parecía...
Era una de las cantantes invitadas, y entonó notas tan agudas que algún vidrio estalló.


El protagonista del concierto.




Borrachera de luz y color (a la que contribuían las barras de lucecitas
que nos habían dado a cada espectador, muy típicas de los conciertos de Asia).


Ah, por cierto, el concierto era de Sha Baoliang, un cantante chino famoso por sus baladas de amor. A mí no me sonaba mucho, ni es que sea mi estilo, pero bueno, me invitaban así que a caballo regalado no le mires los piños. Como suele pasar en estos casos, al final resultó que conocía varias canciones suyas, sin saber de antemano que eran de él. Por ejemplo, ésta que habla de desamor, un tema mucho mejor que el amor a la hora de inspirar baladas.



(Las imágenes no son del concierto que yo vi, sino de otro día).

Enlace Permanente

Pincha aquí para comentar


Artículos anteriores en 11. Pekín,
esa ciudad




Este blog -sorpresas te da la vida- recibió el premio Blasillo de Huesca 2006 al ingenio español en Internet

Y como no hay uno sin dos, fue galardonado poco después con el Premio 20 Blogs 2006 al mejor blog expatriado

Y agárrate bien a la silla, porque más de un lustro después, llegó el Premio BOBs 2012 al mejor blog en español




  
Translate
this page
into English


Mis adorados
(en español)

A un clic de China
Acupuntura China
Aorijia
Aprende chino blog
Arroz con cristales
Asia es Fútbol
Asia, Buda y rollitos de primavera
Asociación Cultural Amigos de China
Asociación Familias Adoptantes
Bitácora Sino-Cubana
Búsqueda de orígenes
Casa de España en Shanghai
China actual
China en su tinta
China es un Planeta
China Files
China por descubrir
China por descubrir II
China Viva
Chinaempleo
Chinalati
Chino Ahora
Chino-China
Chinoesfera
Comida china de verdad
Emigrante retornada
En Beijing
Escala Pekín
Experiencia en China
Farolillos chinos
Foro Chino
Fútbol en China
Gazpacho Agridulce (cómic)
Global Asia
Guangzhou, mi casa
Historias de China
Hong Qiao Liang
Humitas con Arroz
Importar productos de China
Infinity plus one
Instituto Cervantes en Pekín
La sabiduría del I-Ching
Latinoamericanos en China
Living in Pekín
Man Zai Er Gui
Mi vida y China
Ni Hao, Ni Daniel
Nordeste Asiático
Observatorio de la política china
Paella de Kimchi (desde Corea)
Pásame esa China
Pasión por China
Persiguiendo una ilusión
Quality Control Blog
Reflexiones Orientales
Revista de Oriente
Sapore di Cina
Sobre China
Sprachcaffe Chino
Tintas de China
Toro y dragón
Trabajo en China
Viamedius
Xibanya
Y un poquito del vecino Vietnam
Zai China


Mis enchufados
(en inglés)

China Car Times
China Daily
China Digital Times
China Herald
China Hush
China Radio International
China.org
ChinaCulture
ChinaSMACK
Chinat0wn
Chinesepod
Chinos durmientes
CRCC Asia
Danwei
ESWN
Frog in a Well
Global Times
Global Voice
Hanzi Smatter
Layabozi
Ministry of Tofu
New Dynasty
Offbeat China
Shanghaiist
Sinalunya
Sinosplice
South China Morning Post
The Beijinger
Tibetan Altar
Transpacifica
Weibo Trends
Xinhuanet


Mis favoritos
(en chino)

Acramelo (escrito por un español)
Blog de mi amigo el artista Huang Wen
Zeng Jinyan


Mis predilectos
(en portugués)

Associaçao dos Macaenses


Mis queridos
(en catalán, valenciano, balear, LAPAO)

Sergi Vicente (corresponsal de TV3 en China)

 

Blog alojado en ZoomBlog.com

Creative Commons License
Los textos de este blog están bajo una licencia de Creative Commons.

Si eres el autor de alguna de las fotos colocadas en el blog
y no deseas que sea usada aquí,
notifícamelo y la retiraré