chinochano
            El mundo chino al alcance de tu chano


Inicio


En toda la web
En Chinochano

Recibe chinochano
en tu correo

Mándame un email,
que es gratis:


Chinochanadas
en Feisbuk
y en Twitter




Estos posts
te pueden servir
Estudiar mandarín en China 

Encontrar trabajo en China 

Hacer negocios en China 

Buscar piso
en China
 

Encontrar hispanos en China 

Tu nombre
en chino
 

Preparar el viaje
a China
 

Clima en China 

Llamar por teléfono desde China 

Ver TV china
en español
 

Libros sobre China 

Las mejores pelis chinas 

Chino mandarín
en tu ordenador
 

Hoteles en Pekín 

Restaurantes
en Pekín
 

Bares en Pekín 


Y si quieres ahondar
en un tema, aquí tienes posts sobre...
01. Música china
o sobre China


02. Cine y TV
en China


03. Arte y literatura de China

04. Historia
de China


05. Idioma chino

06. Comer y beber en China

07. Viajes por China y alrededores

08. Política y actualidad en China

09. Vida cotidiana en China

10. Nombres y apellidos chinos

11. Pekín,
esa ciudad


12. Shanghai,
esa ciudad


13. Hong Kong y Cantón, esas ciudades

14. Tíbet y Xinjiang

15. Taiwán

16. Fútbol chino

17. Otros deportes en China

18. Bellezas chinas

19. Amor y sexo
en China


20. Asuntos personales

21. China en mapas

22. Consultorio
para los lectores


23. Juegos
para los lectores


24. Cosas inclasificables

Archivos
Abril 2014 
Marzo 2014 
Febrero 2014 
Enero 2014 
Diciembre 2013 
Noviembre 2013 
Octubre 2013 
Septiembre 2013 
Agosto 2013 
Julio 2013 
Junio 2013 
Mayo 2013 
Abril 2013 
Marzo 2013 
Febrero 2013 
Enero 2013 
Diciembre 2012 
Noviembre 2012 
Octubre 2012 
Septiembre 2012 
Agosto 2012 
Julio 2012 
Junio 2012 
Mayo 2012 
Abril 2012 
Marzo 2012 
Febrero 2012 
Enero 2012 
Diciembre 2011 
Noviembre 2011 
Octubre 2011 
Septiembre 2011 
Agosto 2011 
Julio 2011 
Junio 2011 
Mayo 2011 
Abril 2011 
Marzo 2011 
Febrero 2011 
Enero 2011 
Diciembre 2010 
Noviembre 2010 
Octubre 2010 
Septiembre 2010 
Agosto 2010 
Julio 2010 
Junio 2010 
Mayo 2010 
Abril 2010 
Marzo 2010 
Febrero 2010 
Enero 2010 
Diciembre 2009 
Noviembre 2009 
Octubre 2009 
Septiembre 2009 
Agosto 2009 
Julio 2009 
Junio 2009 
Mayo 2009 
Abril 2009 
Marzo 2009 
Febrero 2009 
Enero 2009 
Diciembre 2008 
Noviembre 2008 
Octubre 2008 
Septiembre 2008 
Agosto 2008 
Julio 2008 
Junio 2008 
Mayo 2008 
Abril 2008 
Marzo 2008 
Febrero 2008 
Enero 2008 
Diciembre 2007 
Noviembre 2007 
Octubre 2007 
Septiembre 2007 
Agosto 2007 
Julio 2007 
Junio 2007 
Mayo 2007 
Abril 2007 
Marzo 2007 
Febrero 2007 
Enero 2007 
Diciembre 2006 
Noviembre 2006 
Octubre 2006 
Septiembre 2006 
Agosto 2006 
Julio 2006 
Junio 2006 
Mayo 2006 
Abril 2006 
Marzo 2006 
Febrero 2006 
Enero 2006 
Diciembre 2005 
Noviembre 2005 
Sicilia 1947 


Mis posts
favoritos
Principios fundacionales de Chinochano 

El birrograma 

China conquista
el mundo
 

China rebautizada 

Un país de 5 

Etnias de China 

¡¡Me llamo
Josep Lluis!!
 

Pongamos que hablo de Pekín 

Gracias a la China 

Gripe pekinar 

Alfabeto chino 

El post más polémico 

Agujeros 

Aprende a ligar
con Richar
 

Una vez
fui activista
 

¿Te quedas
o te vas?
 

Colección de objetos superfluos 

China élfica 

Las cabezas de YSL 

Der Untergang
aus Kochinnen
 

Triciclos de China 

Hasta el infinito
y más allá
 

Supermegaofensivo 

Sindicación (RSS)
Artículos
Comentarios



Publicidad

Photobucket - Video and Image Hosting

Photobucket - Video and Image Hosting

 


08. Política y actualidad en China


Xibanya Lou

27 de Marzo, 2014, 0:01


Mucho revuelo ha levantado en Madrid (o eso parece desde aquí, desde China) la compra del Edificio España, todo entero él, por parte del millonario chino Wang Jianlin. Y comprendo este revuelo, porque los ingredientes de la fábula son muy atractivos: el hecho de que Wang sea el hombre más rico de China, que el edificio comprado sea tan emblemático de Madrid y tenga un nombre tan simbólico, que llegue en un momento tan especial para Madrid (deprimida por los fracasos de los JJOO y de Eurovegas, aunque ya sé que muchos no están nada deprimidos)... Todo niquelado y medido para que en los bares de la Villa y Corte más de uno grite eso tan clásico de "¡estos chinos, nos van a invadir!"...

No diré que mi relación con el Edificio España sea intensa, porque creo que muy pocos pueden decir eso (el edificio, hemos corroborado estos días en las crónicas de prensa, lleva casi una década prácticamente vacío y sin uso), pero sí puedo afirmar que la única vez que entré a él, hace unos 13 años, fue por motivos relacionados con China. ¿La razón? Por aquel entonces, verano de 2001, en el Edificio España estaba la Oficina de Turismo de China. Yo acababa de saber que iba a irme a Pekín a trabajar, así que fui a esa oficina para recoger algo de información, algún mapa o lo que buenamente pudieran dame, en una época en la que todavía no lo mirábamos todo en internet. Ello me permitió entrar en un edificio que conocí por primera vez de pequeño, en los 80, cuando en el colegio de Huesca nos tocó hacer un mural sobre edificios de la Edad Contemporánea en España y yo pegué ése mismo en la cartulina, creo que robado de una colección de postales que tenían mis hermanas. Se me quedó desde entonces la silueta y los colores tan peculiares del edificio, y cuando fui a vivir a Madrid años después, en 1994, lo reconocí al instante.

Recuerdo poco de aquella visita al interior del edificio, porque duró apenas unos minutos... En la planta baja y los pasillos, el lugar me pareció elegante y a la vez polvoriento, contenía un ambiente como de película de espías de los años 40 que sólo volví a respirar cuando años después fui a Shanghái y entré en el Peace Hotel del Bund, y más tarde, en Nueva York, cuando subí al Rockefeller Center (no en vano he leído estos días que el arquitecto que lo diseñó se inspiró bastante en el rascacielos neoyorquino). Respecto a la oficina china de turismo, en realidad no me atendieron demasiado en ella y se limitaron a indicarme un mostrador con folletos de las distintas provincias chinas para sugerirme a continuación que tomara todos aquellos que quisiera. No aprendí mucho de China en el Edificio España, pero al menos en esos folletos, que llevé a Pekín y rodaron por mis distintos domicilios pequineses varios años, leí por primera vez los nombres de provincias chinas como Hubei, Hunan, Hebei... También descubrí lo mal que salían algunas traducciones del chino al español, y eso que aún no habían inventado Google Translator.

Al lado del Edificio España, en su tocaya Plaza España, también hice la pasada década varias visitas relacionadas con China, éstas ya después de mi primer viaje a Pekín, cuando volvía a Madrid de vacaciones. En este caso, porque en los sótanos de la plaza, unos sótanos casi secretos, se encontraba un supermercado chino, el más chino de la ciudad (pensado sobre todo para inmigrantes de ese país) por el que a veces me gustaba pasar, como para no perder del todo de vista a Pekín durante mi mes español. Compré allí un par de diccionarios chino-españoles bastante buenos, los únicos que entonces encontré en toda la ciudad, aunque ahora me imagino que habrá otros sitios donde encontrarlos, dado que el chino es el idioma del futuro y todas esas monsergas. Ah, y cuando fui a España con novia china, la llevaba a ese super para que comprara algo que le permitiera quitarse un poco la morriña de dejar su país durante largas semanas.

Pero en fin, volvamos a la compra inmobiliaria, que estoy desvariando como si fuera nonagenario... Esta compra es una pequeña ironía del destino: Madrid no consiguió los Juegos Olímpicos porque el COI prefirió Asia (Tokio). Tampoco logró Eurovegas porque Sands prefirió también Asia (Singapur, Corea, Japón, lugares donde el gigante de los casinos ha decidido centrar su estrategia de inversiones). Ante estos plantones, es como si Madrid hubiera decidido que, si no puedes vencerles, mejor unirte a ellos, a la Asia emergente... Está claro que esto es una gran simplificación de mal literato (los JJOO eran sobre todo objetivo del Ayuntamiento, Eurovegas de la Comunidad, y el edificio lo ha vendido el Banco de Santander) pero sí parece haber cierta melodía en todo ello. Una música que dice: no nos hemos querido enterar de que Asia ahora es la que lo peta, la hemos desdeñado durante años, hemos sufrido por ello desdén, y ahora toca repensarlo todo un poco.

El comprador del edificio, Wang Jianlin, es un señor curioso. Soldado del ejército en los 70 y 80, como su padre, él nunca soñó con ser magnate, la pasión familiar era la disciplina castrense, pero lo tuvo que ser porque no le quedó más remedio: en los 80 el Gobierno chino empezó a recortar efectivos en el ejército, él fue uno de los enviados a la reserva, y ante esta tesitura se reconvirtió a los negocios, posiblemente ayudado por las fuertes influencias políticas y empresariales que el ejército tenía entonces y sigue teniendo ahora. En los 90, Wang medró en el Dalian del que era alcalde Bo Xilai, el reciente ángel caído del régimen comunista... Ya sabéis lo que es la hoguera de las vanidades, cuando un amigo cae en ella hay que mirar para otro lado. Por otro lado, Wang fue dueño en aquel entonces del Dalian Wanda, el mejor equipo chino de fútbol de los años 90 (lo cual tampoco es mucho decir) y equipo igualmente caído en desgracia desde hace unos años por haber sido epicentro de un feo escándalo de compras de partidos durante temporadas enteras. Nadie dice que Wang Jianlin tenga que ver en estas cosas, sólo lo comento por curioso, a ver si luego no me va a dejar entrar en lo que monte en el Edificio España...

Ahora parece que el millonario está más interesado en el cine que en el deporte: el pasado año inauguró en Qingdao unos grandes estudios de cine con una gran fiesta a la que acudieron desde Nicole Kidman hasta Leonardo Di Caprio, John Travolta o Ewan MacGregor (dicen que nunca alguien en China consiguió traer al país tantas estrellas de Hollywood). A ver si consigue similares fuegos artificiales en Madrid, porque bueno, traer miles de monjas con guitarra a la capital de España tiene su aquel friki, pero molan más las alfombras rojas.

Enlace Permanente

Por ahora hay 6 comentarios

Escribe aquí tu comentario
(Comments in Chinese or English
are also welcome)

Referencias (0)

Compárteme en Facebook, Twitter, Menéame
y otros lugares pulsando aqui: Bookmark and Share



Sin noticias

14 de Marzo, 2014, 1:19


Vamos camino de cumplir una semana desde que el avión MH370, con 239 personas a bordo, de las que 154 eran chinas (estos tres números en China ya nos los sabemos todos de memoria) desapareciera sin dejar rastro, o al menos un rastro que sea fácil de encontrar. Barcos y aviones de una docena de países de la región rastrean de momento las aguas donde se supone que pudo caer el avión (ójala no haya caído). El misterio comienza a convertirse, si esto se prolonga mucho más, en uno de los más inexplicables de la Historia reciente. Carne de programas de Íker Jiménez y de teorías sobre un triángulo de las Bermudas en el sureste asiático, región donde el único polígono de tres lados que conocemos hasta ahora es el Triángulo de Oro (el lugar donde se cruzan las fronteras de Birmania, Tailandia y Laos).

Las informaciones cada día son más desesperadas y desesperantes. Forzadísimos intentos de culpar a un piloto de lo que aún no se sabe con pruebas añejas (que recuerdan en precariedad a aquellas búsquedas en la página de Facebook del maquinista del tren accidentado el año pasado en Santiago). Presuntos pedazos de avión que descubre cada día un barco, un avión o un satélite de alguno de los países que buscan, pero que luego acaban indefectiblemente por ser una falsa alarma. Espiritistas malayos que van al aeropuerto de Kuala Lumpur a ver si pillan tajada. Falsas reivindicaciones de atentados por parte de supuestos grupos terroristas con nombres que parece que se acabe de inventar un niño de primaria. Ante la incertidumbre, la información comienza a caer en esta espiral de rumores y habladurías tan habitual de los fenómenos mediáticos en los que hay menos noticias de las que la gente quiere. Y los redactores jefes lo van a comprar todo.

En China, donde debe haber ocurrido el extremo contrario y es probable que la censura china haya prohibido publicar en exceso este tipo de informaciones con poca base, los periodistas nos hemos topado con una de las semanas más extrañas en décadas, informativamente hablando. Se podría decir que en China no ha pasado NADA, o que no se ha contado NADA, y no ya del avión, sino del resto de lo que haya podido acontecer en el país. Ha sido una semana prácticamente en blanco. En Pekín se reunían estos días los legisladores chinos, como cada año, para decidir las políticas de los próximos 12 meses, pero ni los medios oficiales chinos han prestado demasiada atención a un hecho que para ellos en otras ocasiones suele suponer dos semanas de artículos larguísimos sobre las bondades de la reforma y apertura. Ni siquiera se ha recordado apenas estos días otro triste y reciente suceso, la matanza de la estación de ferrocarriles de Kunming, el 1 de marzo.

O eso, o todos estamos tan aturdidos por el avión desaparecido, que el resto nos ha pasado por la espalda como si fuera un sueño. Pocas veces un tema ha dominado tanto nuestras conversaciones, casi me remontaría a los tiempos de la epidemia del SARS (2003) para poder recordar un momento en el que sólo habláramos de un tema día tras día.

Muchas veces he escrito posts en este blog que han quedado obsoletos casi a la hora de publicarse... ojalá que esta vez también ocurra, más que nada por el bien de los familiares de los pasajeros, que deben estar pasando los peores días de su vida, y ya han empezado a salir en las televisiones perdiendo los nervios y llorando en reuniones con los responsables de Malaysian Airlines. Puestos a pedir, que se cumplan las hipótesis más "optimistas" que manejan los investigadores (el secuestro, o un accidente con supervivientes).

Enlace Permanente

Por ahora hay 8 comentarios

Escribe aquí tu comentario
(Comments in Chinese or English
are also welcome)

Referencias (0)

Compárteme en Facebook, Twitter, Menéame
y otros lugares pulsando aqui: Bookmark and Share



Dos sábados de dolor

9 de Marzo, 2014, 0:01

El sábado suele ser para muchos el día más relajante de la semana, pero en China los dos últimos han sido más bien de enorme tristeza. El de la semana pasada, 1 de marzo, nos dejaba horribles y ensangrentadas imágenes de viajeros acuchillados en la estación de tren de Kunming. Una ciudad hasta entonces famosa sobre todo por su buen clima y por ser capital de una de las provincias más bellas de China, pero que ahora, al menos durante unos meses o quizá incluso unos años, estará asociada a una tragedia.


De la cobertura de la noticia me ha dolido especialmente una cosa: lo poco que se ha hablado de las víctimas, en los medios chinos también pero sobre todo en los grandes medios internacionales. Quiénes eran (seguramente inmigrantes rurales pobres que viajaban a sus casas), cómo han sufrido sus familiares, cómo van los más de un centenar de heridos que también hubo... Me duele especialmente al ver que, por ejemplo, estos días la prensa española está recordando intensamente el 11-M en su décimo aniversario (otra tragedia que tuvo a estaciones de tren como escenario) y se está volcando en el recuerdo de las víctimas. Entiendo hasta cierto punto lo de que la lejanía geográfica disminuye el interés, o que en China el tema de la muerte es aún más tabú que en Occidente y pocos quieren hablar aquí de los difuntos, pero el anonimato casi total de las víctimas en tragedias como las que ocurren en este lugar es a veces un tanto descorazonador.

En cambio, se ha hablado mucho estos días de Xinjiang (región de la que son originarios los sospechosos del ataque), de la brecha étnica o religiosa allí, del temor de sus habitantes uigures a que les miren peor tras el suceso. Correcto, pero... ¿y los protagonistas de la desgracia, los inocentes que nada tienen que ver con todo eso? Es como si en el 11-M o en el 11-S sólo hubiéramos leído noticias sobre la nacionalidad de los autores de los atentados, para después escuchar un análisis sobre la mala situación que se vivía y vive en sus países... Vale, pero, ¿y la gente inocente que ha muerto? Tampoco es que quiera que sólo se hable de ellos, eso podría significar caer en el amarillismo, pero por lo menos unas palabras de recuerdo deberían merecer...


No siempre es el momento para ciertos tipos de periodismo.



El siguiente sábado, es decir, ayer, dejó una noticia igual de triste y además llena de interrogantes que vaya usted a saber cuánto durarán, la desaparición de un vuelo entre Kuala Lumpur y Pekín con 239 pasajeros y tripulantes a bordo, (unos 150 chinos, entre ellos una veintena de artistas que viajaron a una exposición en Malasia). Ya lo habréis visto todos en las noticias, así que no creo que tenga que explayarme mucho en el suceso.

La angustia se multiplica por el hecho de que el avión, dos días después de su desaparición, no ha sido aún encontrado. La posibilidad más probable, desgraciadamente, es que se haya estrellado en el mar, pero no está confirmado porque los restos de momento no aparecen, y la búsqueda puede ser muy larga (el avión de Air France que cayó al mar en 2009, después de despegar de Brasil, tardó dos años en ser encontrado).

Para colmo, se sabe que algunos de los viajeros en el avión utilizaron pasaportes falsos al embarcar, lo que hace temer que el aparato haya sido víctima de un ataque terrorista, pero, una vez más, esto es sólo una probabilidad aún no confirmada. Esperemos que pronto haya más información para poder pensar, hablar y obrar en consecuencia.


De momento, lo único que relaciona ambas noticias es lo terribles que son y los dos fines de semana tan tristes que han dejado, especialmente en China. La de Kunming, por lo que hemos visto en las fotos. La del avión que partió de Kuala Lumpur, por lo que no podemos ver ni saber todavía, aunque en nuestras mentes bulllan muy negros pensamientos.

Enlace Permanente

Escribe aquí tu comentario
(Comments in Chinese or English
are also welcome)

Referencias (0)

Compárteme en Facebook, Twitter, Menéame
y otros lugares pulsando aqui: Bookmark and Share



Más de chinos en Indonesia

4 de Febrero, 2014, 0:01

Qué tal va todo... Yo sigo vacacionando en Indonesia, aunque ya me queda poco para regresar a los fríos de Pekín.

Una cosa que me ha gustado mucho de Java y Bali es que los alojamientos son muy familiares, a veces parece que estás viviendo con una familia indonesia. Gracias a ello muchas noches la "familia" veíamos juntos las noticias del día en el telediario: la principal noticia durante toda mi estancia han sido las inundaciones de Yakarta, en las que murieron varias decenas de personas y hubo decenas de miles de evacuados. (Para que veáis que no exageraba).

También parece que ha sido muy importante en Indonesia estos días la detención de un empresario corrupto que llevaba cinco años huido del país, y que finalmente ha sido atrapado en Cantón, desde donde fue extraditado por las autoridades chinas. El presunto corrupto, dueño al parecer de una empresa de telecomunicaciones indonesia, se llama Anggoro Widjojo y me llamó la atención, al verlo, que tenía un aspecto diferente al del indonesio medio, es más, parecía cien por cien chino.


Ya me imaginé que Anggoro, como muchos millonarios indonesios, es de ascendencia china, pero me llamó la atención su nombre, Anggoro, porque parece que fuera una "indonesización" de un apellido chino tipo "Huang". Consultando sobre ello en Google, me he enterado de que en los años 60, durante los años más duros de la dictadura de Suharto, a los chinos de Indonesia se les obligó a cambiar sus nombres por unos que sonaran más indonesios.

Así, muchos Hong (y no Huang, como pensé al principio) se pusieron de apellido Anggoro. Algunos Lin se acabaron apellídando Limanto, y los Deng pasaron a llamarse en muchos casos Tenggara. En Wikipedia, cómo no, tenéis una larga lista de estos cambios.

Otras prohibiciones que los chino-indonesios sufrieron fueron las de usar los caracteres chinos en carteles públicos (una prohibición que ya no existe, aunque es muy cierto que en Indonesia ver letras chinas es muchísimo más raro que en el resto del sureste asiático). También se les prohibió celebrar en público sus fiestas, entre ellas el Año Nuevo Chino. Hoy en día creo que ese día es incluso fiesta nacional indonesia, y en todo caso los chinos de China se han tomado la revancha "invadiendo" Bali en esta festividad, como estoy pudiendo ver estos días aquí.


Creo que ya lo he comentado en posts anteriores, pero por si acaso mencionaré que la discriminación que los chinos sufrieron entonces (y las matanzas, que por cierto se han repetido también en otras épocas de crisis nacionales) se debieron en parte a que los chinos eran ligados al comunismo, el gran enemigo de Suharto, pero también a que durante la colonización holandesa los chinos habían sido buenos aliados de los neerlandeses, gestionando empresas, bancos y otras riquezas. Con la independencia, la relación entre Indonesia y su comunidad china fue complicada: por una parte los veían como un recuerdo del colonialismo holandés, pero por otra se les tenía por buenos gestores de empresas, y los mismos indonesios a veces se veían poco capaces de tomar las riendas de ciertos sectores económicos o políticos donde los chinos tenían siglos de experiencia.

Enlace Permanente

Por ahora hay 8 comentarios

Escribe aquí tu comentario
(Comments in Chinese or English
are also welcome)

Referencias (0)

Compárteme en Facebook, Twitter, Menéame
y otros lugares pulsando aqui: Bookmark and Share



Igual W.W. era Wang Wei

16 de Enero, 2014, 0:01


En el último fin de semana de 2013, se produjo una de las mayores operaciones antidroga de la historia de China. Participaron 3.000 policías de cinco ciudades diferentes, equipados y armados como si fueran SEALs dispuestos a encontrar de nuevo a Bin Laden, apoyados por helicópteros, tanquetas y toda clase de parafernalia que más que policial parecía militar. Su objetivo era un pequeño pueblo de 14.000 habitantes llamado Boshe. El pueblo entero. Se sospecha que en él se producía la tercera parte de la metanfetamina que se consume en China, que no es poca.


Pues no parece melocotón con vino lo que llevan en las perolas, no...



Detenido y encima enseñando la hucha.



En la macrorredada se incautaron tres toneladas de meth, lo suficiente como para abastecer Pachá dos noches
, y se detuvo a 200 personas. Al parecer, en Boshe una de cada cinco familias se dedicaba a lo mismo a lo que decidió dedicarse Walter White cuando se enteró de que tenía cáncer. Era un negocio de clanes o familias: una de ellas empezó a producir, invitó a parientes a unirse al negocio, y así fue creciendo la cosa.

Me llamó la atención al ver las fotos de Boshe que parece un pueblo bastante bonito, tradicional y todo, e incluso me recordó a los pueblos cantoneses que visité en 2011, cuando fui a Kaiping.


Boshe debía ser, antes de la redada, un lugar peculiar. Según cuentan los periódicos estos días, los vecinos iban armados con AK47 de pegolete y granadas de verdad para amedrentar a los policías que quisieran acercarse por allí. Los accesos al pueblo estaban a menudo bloqueados por vehiculos o hasta alambradas, algo que en este sentido recuerda a otro pueblo "irredento" de Cantón, la aldea de Wukan (aunque en este caso el bloqueo era por otros motivos, más políticos). Wukan y Boshe, de hecho, están en el mismo término municipal, así que si vais algún día por el este de la provincia de Cantón podéis visitar en un mismo día el "pueblo de la droga" y el "pueblo de la democracia" (aunque dependerá de si los aguerridos cantoneses os dejan o no, porque ya se ve cómo las gastan).

En Boshe, por lo visto, el principal ingrediente para fabricar metanfetamina era un antigripal de los que recetaría cualquier médico, el ContacNT, y según la policía no es tan difícil convertirlo en droga dura de diseño, bastaba con tener "conocimientos básicos de química" (no sé si nivel profesor de Nuevo México o superior). Los niños de Boshe eran los principales encargados de conseguir ese ingrediente: iban al hospital, pillaban unas cuantas cajas, y las llevaban a los narcotraficantes, que les daban unos 10.000 yuanes al mes por ese trabajito (un sueldo nada malo en un pueblo de China, y más para un menor de edad).

Al parecer, la producción de droga en Boshe era a una escala tal que había arruinado el medio ambiente de la zona. El río local, donde se echaban los desechos del antigripal que sobraban, había cambiado de color. El suelo alrededor de la pequeña localidad ya no servía para cultivar (quizá por ello a muchos vecinos no les había quedado más remedio que unirse al negocio).

El desmantelamiento de Boshe ha dado fuerza a la teoría de que China es un importante centro de producción mundial de metanfetamina (con el permiso de Albuquerque). Al parecer, mucha de esta droga se produce en este país por encargo de las triadas, las mafias de Hong Kong, que están aliadas con los cárteles de la droga mexicanos para llevar después esta droga al mercado americano. Un enorme entramado internacional con mucho poder, pero oye, aún no saben hacer la droga de color azul.
PD: Si algo del post no lo acabas de entender del todo, a lo mejor es porque no has visto esa gran serie.

Enlace Permanente

Por ahora hay 2 comentarios

Escribe aquí tu comentario
(Comments in Chinese or English
are also welcome)

Referencias (0)

Compárteme en Facebook, Twitter, Menéame
y otros lugares pulsando aqui: Bookmark and Share



China no quiso al Citizen Kane

12 de Enero, 2014, 0:01






Hace unos días pasó sin pena ni gloria una noticia que a mí al menos sí me llamó la atención: Rupert Murdoch, tal vez el magnate de los medios de comunicación más poderoso del mundo (sí, más poderoso que Pedro Jota), abandonaba su interés en China, puesto que uno de sus dos grandes conglomerados empresariales, 21st Century Fox (el otro es News Corp) vendía las acciones que le quedaban en Star TV China, una plataforma de televisión por satélite que ofrecía varios canales a los telespectadores orientales. Y ahora permítanme un flashback a los años 90, cuando un servidor era estudiante universitario...

Pocas cosas recuerdo de mis estudios de Periodismo en la Complutense de Madrid, una carrera muy mal hecha (o por lo menos muy mal hecha entonces) y con muchas asignaturas totalmente inútiles y absurdas, pero al menos un profesor intentó enseñarnos algo de periodismo de verdad. Era un profesor más rojeras que Marx y Engels juntos, fan total de McLuhan y de Chomsky, un maestro del que pese a ser uno de los pocos del que recuerdo enseñanzas interesantes no recuerdo cuál era su nombre. Es más, ni siquiera me acuerdo del nombre de su asignatura. Pero es lo de menos...

El caso es que este profesor quería inculcarnos sobre todo un par de ideas. Una de ellas, que el periodismo anglosajón era reflejo del imperialismo americano, y su dominio de la información mundial era muy peligroso (una cosa que la práctica periodística en China me ha demostrado, gracias profe por avisar). La otra, que las grandes corporaciones multinacionales de los medios de comunicación han sido y serán el cáncer de la libre información. El gran ejemplo que nos daba de ello era Murdoch, y recuerdo que nos puso un muy interesante reportaje sobre la vida de éste magnate, que me impactó bastante, y en el que se contaba que Rupert era tan ambicioso que su gran objetivo entonces era "conquistar" la información asiática, y entrar en la entonces aún desconocida China. Fue una de las pocas veces que en la facultad oí hablar algo del país donde vivo ahora. Hale, ya he acabado el flashback.

Murdoch compró Star TV en 1993. Más de veinte años han pasado, y con ella a Murdoch le ha ido fatal en China, algo que simboliza bastante bien los problemas que tiene un empresario occidental, por influyente que sea, para triunfar en este gran mercado (y también simboliza las trabas de la prensa para lograr ese mismo objetivo). Murdoch tenía todo el dinero y poder del mundo, pero no consiguió abrirse camino en la China entonces aún bajo la batuta de Deng Xiaoping, ni en las posteriores de Jiang Zemin, Hu Jintao y Xi Jinping.

Y mira que Rupert hizo todo lo posible por agradar a los chinos... Su mayor editorial, Harper Collins, publicó una polémica biografía de Deng escrita por la hija del pequeño timonel, pese a que en ella se edulcoraban bastante temas como el papel de su padre en la matanza de Tiananmen. También aceptó quitar del menú de Star TV en China uno de los mejores canales que ofrecía, BBC, porque incisivos reportajes emitidos por la televisión pública británica sobre temas como Tiananmen o los orfanatos chinos (recordad aquel famoso reportaje que entonces conmocionó al mundo) no gustaban a Pekín.

Murdoch cedió y cedió, pero no encontró la misma respuesta de China, que pese a todo recelaba, y recela, de los medios extranjeros, hasta de alguien tan conservador y poco ético como Rupert. Pekín nunca dejó que Star TV se viera más allá de los hoteles de lujo o las zonas residenciales diplomáticas o especialmente pensadas para laowais, en aquellos tiempos en los que los extranjeros aún teníamos que vivir en "ghettos" especiales (yo veía Star TV en el Hotel de la Amistad, hace 10 años).


Ya se ve en la mirada de Jiang Zemin
que está pensando "sí, mucho jajaja y mucho apretón de manos,
pero en China todos a ver CCTV".



No es lo único que le ha salido mal a Murdoch en China... En lo personal, tampoco ha terminado bien su matrimonio con Wendi Deng, la chica china que conoció hace cosa de 10 años en Hong Kong y de la que se ha divorciado el pasado año (entre rumores de que Wendi se la pegaba con el mismísimo Tony Blair).


La chica, unas cuántas décadas más joven que él, tiene un bajaje sentimental cuando menos sospechoso: antes de conocer a Murdoch, un matrimonio de empresarios estadounidenses la llevó a su casa para que aprendiera inglés, se lió con el marido y logró que éste dejara a su esposa, para luego divorciarse de él.

En todo caso, Wendi siempre quedará en el corazón de Murdoch por el famoso placaje en plan jugadora de rugby que le hizo a un tipo que intentó dar a Murdoch un tartazo durante una sesión de preguntas del Parlamento británico para responder por aquel escándalo de las escuchas ilegales a media Inglaterra.



Murdoch, uno de los hombres más poderosos del mundo, dueño de los gigantes que poseen la cadena de televisión FOX, la productora de cine 20th Century Fox, los diarios británicos The Times y The Sun, la agencia de noticias económicas Dow Jones, el Wall Street Journal, buena parte de la prensa de Australia (su país natal), la editorial Harper Collins y muchas otras cosas, no ha conseguido adueñarse del mercado chino. Seguro que no lo vamos a encontrar veraneando en Sanya.

Enlace Permanente

Por ahora hay 19 comentarios

Escribe aquí tu comentario
(Comments in Chinese or English
are also welcome)

Referencias (0)

Compárteme en Facebook, Twitter, Menéame
y otros lugares pulsando aqui: Bookmark and Share



Si Asia fuera Nerja

7 de Enero, 2014, 0:01




Las tensiones entre China y Japón se han convertido en un peliagudo asunto. Hasta en este blog, o en su Grupo de Facebook complementario, traer el tema a colación se está volviendo casi peligroso. Este post, por ejemplo, lo estoy escribiendo con casco puesto, no os digo más.

En todo caso, a veces tanta tensión tiene su gracia, como ha ocurrido los últimos días en el Reino Unido, donde los embajadores de China y de Japón en Londres se han acusado mutuamente (bueno, al Gobierno del rival) de ser Voldemort, el innombrable malvado de la saga Harry Potter. Lo han hecho a través de artículos de opinión para el británico The Telegraph, primero el embajador chino (el 1 de enero) y después el japonés (el 5 de enero).

Fragmento del artículo del embajador chino



Fragmento de la réplica de su homólogo nipón.


Ambos diplomáticos han sido astutos en intentar atraer a los ingleses a su bando utilizando uno de los más famosos malvados de la cultura británica actual. Si el cruce de acusaciones hubiera sido en EEUU, los embajadores quizá hubieran asociado al país "rival" con Magneto. En Francia hubieran usado seguramente al malo del Inspector Gadget, ése al que sólo se le veía la mano, y en España a Escariano Avieso, el némesis de Superlópez. En resumidas cuentas, que menudo método ése de llevar la riña a un campo popular y asequible.

La ocurrencia ha sido muy comentada, y un bloguero por ejemplo ha tenido la idea de ampliar el juego de los embajadores y dar a cada país del Asia-Pacífico un papel en la saga de Harry Potter.

He pensado en hacer algo parecido, pero como no me he leído ni un libro de Harry Potter y de sus pelis sólo he visto una y cuarto, he decidido irme por otros derroteros de la cultura popular y asignar a cada país de Asia Oriental un personaje de Verano Azul, saga que conozco bastante mejor. A ver qué tal se me da:

PANCHO: De orígenes humildes, algo pendenciero y siempre discutiendo con Javi, Pancho es CHINA.



JAVI: De "familia bien", más molón que Pancho pero con un padre de disciplina casi militar, Javi es JAPÓN (el padre de Javi representaría el pasado militarista japonés, no sé si me ha quedado muy freudiano el simil).

BEA: La deseada por los dos gallitos del corral... Aunque no es un país, la vamos a identificar con las islas DIAOYU/SENKAKU. Conviene recordar que en muchos capítulos no hace caso ni a Javi ni a Pancho y se quiere ligar a terceros, a ver si aquí va a pasar lo mismo y las Diaoyu acaban siendo checoslovacas.

DESI: La inseparable amiga de Bea va a ser TAIWÁN, no sólo porque está al lado de las Diaoyu (de Bea), sino porque Desi era hija de padres separados y Taiwán es hija de una separación. 

PIRAÑA: El personaje que busca atraer la atención de todos con sus payasadas no se lo podemos otorgar a nadie más que a COREA DEL NORTE, porque además guarda cierto parecido físico con Kim Jong-un.

TITO: No puede ser otra que COREA DEL SUR: siempre al lado del Piraña, con el que siempre anda discutiendo, pero en el fondo son inseparables.


CHANQUETE: Siendo el marinero del grupo, le voy a dar el papel a las FILIPINAS, que son un archipiélago, y por ello también muy ligadas al mar. De la misma forma que Chanquete se aferraba a su barco, La Dorada, y cantaba el "no nos moverán", los filipinos aseguran que no los moverán de las Islas Spratly. Esperemos que no tengan el mismo final que Chanquete (si alguien no sabe cómo acabó Chanquete en la serie, por favor que me informe de qué tiempo hace hoy en Saturno).

JULIA: La pintora hippy que quiere caer bien a todo el mundo es un papel que le podría ir bien a TAILANDIA. Pero recordemos que en un capítulo se revela que tiene un triste pasado (perdió a su marido y a su hija en un accidente de coche), así que vamos a cambiar ligeramente y le vamos a dar el rol a VIETNAM, país también un poco hippy pero con un pasado reciente más duro que el tailandés.

QUIQUE: Por su paso sin pena ni gloria por nuestros recuerdos de infancia, le voy a dar el papel al SULTANATO DE BRUNEI, lugar del que tampoco sé mucho.

Enlace Permanente

Escribe aquí tu comentario
(Comments in Chinese or English
are also welcome)

Referencias (1)

Compárteme en Facebook, Twitter, Menéame
y otros lugares pulsando aqui: Bookmark and Share



Un año nada relaxing

30 de Diciembre, 2013, 0:01


Termina el año 2013, por dios qué año, ¡ha pasado de todo! Un año que recordaremos por los grotescos pero a la vez conmovedores intentos de Ana Botella por hablar inglés y de Miley Cyrus por ser sexy. El año en que nos dejaron Mandela, Hugo Chávez, Manolo Escobar y Constantino Romero, el año en el que por primera vez abdicó un Papa (al que le sucedió uno que, milagro, le mola a todo el mundo). Ese año en el que un diario español publicaba en portada la foto a toda página de un señor de 80 años desnudo sólo de cintura para abajo (estoy yendo a un psiquiatra para olvidarlo ¿y vosotros?). También fue el año en que mi pueblo soñó con ser la capital mundial.

En China, 2013 estuvo dominado por el cambio de presidente, con la ansiedad que conllevaba saber si con él iba a cambiar algo más. Una semana parecía que sí, que Xi era reformista como Deng Xiaoping, pero otra semana parecía que no, que era un nacionalista con pulsiones neomaoístas.

Nada más empezar el año, decidí apuntar en un papel (bueno, en un documento de Word) todos los hechos que fueran ocurriendo en China y que me pareciera que al final de año iban a ser recordados, así que en esta ocasión, el resumen anual que aquí hago por tradición (tras 2005, 2006, 2007, 2008, 2009, 2010, 2011 y 2012) está hecho con más premeditación y alevosía que nunca. Como ya sabéis los de años anteriores, esto va por orden alfabético, y empezaremos, oh sorpresa, por la letra

de Accidente de Avión de la Aerolínea Asiana: el accidente ocurrido en San Francisco fue una de las desgracias que más conmovieron a China, porque muchos de los pasajeros eran adolescentes chinos que viajaban a EEUU para participar en unos campamentos de verano. Tres pasajeras murieron, las tres jóvenes estudiantes chinas, y terrible fue saber que una de ellas había sobrevivido al accidente pero murió al ser atropellada por un vehículo de bomberos durante las tareas de rescate.


de Bo Xilai: repetimos el mismo personaje que el año pasado ocupó también la letra B, porque fue en 2013, aprovechando que los medios internacionales habían agotado ya todos los titulares posibles sobre el escándalo, cuando el régimen comunista celebró el juicio contra un personaje tan sonado en las noticias chinas como Bárcenas lo ha sido en las españolas. El juicio duró cuatro días y fue muy extraño: todo él se "transmitió" por microblog, apenas circularon unos vídeos y fotos del interior de la sala procesal, y siempre quedará la duda de saber cuál parte del juicio fue real y cuál fue teatro destinado a contentar a la hambrienta prensa occidental. Sea como fuere, Bo dio espectáculo proclamando por sorpresa su inocencia, acusando a su mujer de loca, a su teniente de alcalde y mano derecha de estar enamorado de su esposa, y a su hijo de traer carne de animales raros en sus muchos viajes a África, en los que aún no sabemos si se encontró con el Rey de España o con su amiga entrañable.


de Camacho el de Cieza: nunca nos acabamos de creer del todo que teníamos al murciano de seleccionador en China, y creo que él tampoco lo llegó a asimilar. Una derrota humillantísima por 1 a 5 ante la debil Tailandia, en casa, y encima el día del cumpleaños del presidente Xi Jinping (gran aficionado al fútbol) fue la gota que colmó el vaso de los aficionados chinos, que pidieron la cabeza del técnico, destituido con cajas destempladas y sin la indemnización establecida por contrato (aunque espero que a estas alturas los abogados de Camacho ya hayan resuelto ese problema). No todos los españoles que hay en el fútbol chino fracasaron en 2013: dos jugadores, Rafa Jordà y Nano, ganaron con el Guizhou Moutai la Copa de China (versión local de la Copa del Rey).


de Desgracias compostelanas: fue un año muy triste para Galicia, con dos sucesos que nos encogieron el corazón a todos, y curiosamente, en los dos estuvo China indirectamente involucrada. En el primero de ellos, el accidente del Alvia cerca de Santiago de Composterla, Mariano Rajoy, o su equipo de comunicación, tuvo el feísimo gesto de escribir la declaración de condolencias con plantilla (hace falta ser mezquino) y, para colmo, usarla tan mal que en ella se coló un párrafo de una declaración de condolencias anterior dirigida a China, la que España había emitido días antes por un terremoto del que hablaré en la letra T. El segundo suceso funesto para Santiago fue el asesinato de Asunta, una niña china adoptada, un triste caso con terribles hipótesis y aún bajo investigación que llevó al Gobierno chino a pedir a España mayor control a las adopciones, algo que molestó a muchos padres adoptantes, por lo que pude ver cuando escribí de ello en el blog.


de Evergrande: cuando los chinos ya daban por eternamente desahuciado a su fútbol, y más viendo el fracaso de su selección con Camacho (ver letra C), uno de sus clubes, el Guangzhou Evergrande, ha ganado esta temporada nada más y nada menos que la Liga de Campeones Asiática, algo que los equipos del país sólo habían logrado una vez y hacía más de un cuarto de siglo. Construido a base de talonario y de jugadores suramericanos sin mucha fama pero laboriosos (Conca, Muriqui, Elkeson), el equipo lleva tres años siendo una especie de Barça de la liga china, es decir, ganando las temporadas de calle y con 10 o 15 puntos de diferencia. El gran premio del Guangzhou, creo yo, ha sido poder ir al Mundialito de Clubes, hace apenas unos días, donde encima tuvo suerte con los cruces y pudo medirse tanto al campeón europeo, el Bayern de Munich, como al suramericano, el Atletico Mineiro. Perdió ambos partidos, pero... ¿y lo que disfrutaron?


de Farmacéuticas: la sensación de fondo es que esto pasa en muchos otros países y nadie le da importancia o puede frenarlo, pero lo cierto es que en China, durante muchos meses, hubo una importante persecución a las grandes multinacionales de fármacos (GlaxoSmithKline, AstraZeneca...) por sospechas de que sobornaban ampliamente a hospitales y médicos de todo el país para que ofrecieran sus productos. Ay, el gran negocio de la salud, cómo es, y más ahora que nos la están privatizando en todos los países.


de Glamour: el que dicen que tiene por primera vez en la historia de la República Popular China una primera dama nacional, en concreto Peng Liyuan, la cantante y esposa de Xi Jinping. El primer viaje de Xi al extranjero como presidente chino (Rusia y África) fue un espectáculo digno de ver, porque la gente en China no hacía ni caso de su nuevo mandatario y en cambio todo el mundo estaba pendiente de ver qué bolso, zapatos o ropa llevaba su esposa, siempre a juego con la corbata de su marido. La aparición de algo de glamour y cuore en la política china ha venido bien, sea verdad o no que Peng es elegante (para gustos hay colores), porque ya estamos un poco hartos aquí de tanta solemnidad y caras estiradas de líderes feos.


de Huelga: ya algunos la habrán olvidado, porque fue la primera gran noticia del año 2013 en China y ya han pasado 12 meses desde ella, pero fue muy sonado el paro que secundaron los periodistas de una de las mejores publicaciones periodísticas del país, el semanario "Southern Weekly", después de que les obligaran a cambiar un editorial el día de Año Nuevo. Meses después, otro diario chino protagonizaba una audacia similar, la de publicar en portada con grandes letras la palabra Liberadlo, en alusión a uno de sus redactores, que había sido detenido por presuntas calumnias. Dos hechos que mostraron que la sociedad china quiere mayor libertad de prensa, y que el nuevo Gobierno de Xi de momento no está muy dispuesto a ello. La relación del nuevo presidente con los medios ha sido bastante mala durante todo este ejercicio, a pesar de sus esfuerzos por parecer más cercano.


de Increíble: supongo que es la primera palabra que a muchos les vendría a la boca al enterarse de una de las noticias más insólitas del año, el rescate de un recién nacido chino que había caído por el desagüe de una bañera y había quedado atrapado durante horas en las tuberías. Enorme la capacidad de supervivencia del mozalbete, que de mayor será como mínimo presentador de la versión nacional de "Frank de la Jungla". Sigue sin saberse muy bien qué pasó, pero todo apunta a que su madre acababa de tenerlo y quería abandonarlo o incluso... ya sabéis, no quiero contarlo con palabras. Ser madre soltera en China se pena con fuertes multas, y muchas desgracias con bebés como protagonistas en el país están ligadas a esta dura normativa, creo que más incluso que a la archifamosa ley del hijo único.


de Julito Iglesias: el aquí muy cacareado 40 aniversario del establecimiento de lazos entre España y China se acabó sin visita de los Reyes, ni de los Príncipes, ni de Rajoy (al que Xi básicamente le dio plantón, pues Mariano quería ir a Pekín en septiembre). Como mucho vinieron la Cospedal y Wert, creo que más por descansar un poco de la que les cae en España que por conocer China. Pero oye, ¿a quién le importa? Estuvo el más grande, el latin lover, el hombre que ha tenido más mujeres que Charlie Sheen y Warren Beatty juntos, el gran Julio Iglesias, que actuó por primera vez en su carrera en China con conciertos en Pekín y Shanghái. El truhán y señor ya es septuagenario, pero sigue entrando a todas las coristas, y suple con desparpajo y chistes sobre el escenario la natural decadencia de su gran voz. Yo estuve allí para verlo, para presenciar Historia de la música.


de Kim Jong-un: otro que repite tras aparecer en la lista de 2012, porque anda que no ha dado guerra nuestro nuevo dictador vecino. A mediados de año, con eso de que se celebraban 60 años del armisticio que puso fin a medias a la Guerra de Corea, empezó a aparecer en fotos como haciendo que preparaba ataques a Corea del Sur, aunque más bien lo que hacía era jugar al Risk. Después se rumoreó que se había cargado a una ex novia presuntamente por aparecer en un vídeo erótico (que de erótico no tenía nada) y finalmente dio la campanada ordenando la ejecución de su propio tío, que además era el principal mediador en los negocios entre Corea del Norte y China. En fin, que lo mejor que se puede hacer a estas alturas es empezar a seguir su Twitter en español, que es de lo mejor que hay.


de Luxor: en el templo de la ciudad egipcia homónima, un adolescente chino pintarrajeó en la pared su nombre, lo que le hizo más famoso de lo que él hubiera querido. Las redes sociales chinas organizaron una caza y captura del chaval, que fue encontrado, públicamente criticado y algo humillado, aunque la verdad es que un poco merecido lo tenía después de mostrar tan poco cerebro y dañar unas ruinas milenarias. El incidente, uno más de una larga lista de malos comportamientos de turistas chinos cuando viajan al extranjero, motivó llamadas hasta gubernamentales a que los turistas chinos se porten mejor cuando salgan a ver mundo (aunque yo apostillaría que deben también mejorar si viajan por su país).


de Matanza de Marranos: el acontecimiento que a priori iba a ser el más importante del año en China, la elección de nuevo presidente y de nuevo Gobierno, quedó eclipsado a nivel internacional porque coincidió con la elección de nuevo Papa, un relevo igual de poco democrático pero bastante más emocionante y mucho mejor montado para interesar a los espectadores. Pero es que hasta dentro de China hubo esos mismos días un hecho más apasionante, que eclipsó la llegada al poder de Xi Jinping: la misteriosa aparición en aguas de Shanghái de cientos, de miles de cerdos muertos. La cochina hecatombe, que luego se repitió en otros ríos de zonas cercanas, fue durante un tiempo un pequeño misterio que al parecer se explicaba porque había habido una epidemia que mató a miles de cerdos en granjas y a sus avispadísimos dueños no se les había ocurrido mejor idea que tirar los cadáveres a los ríos aledaños. Si en manos de mentes tan brillantes está nuestra alimentación, casi es mejor que nos inyectemos suero nutritivo por vía intravenosa.


del Nicaragua: en China no ha sido tan comentado, pero lo cierto es que en América fue muy sonado el proyecto de construir en Nicaragua un canal entre el Caribe y el Pacífico, que compita con el de Panamá, y que al parecer va a ser encargado a una empresa constructora china. Como el tema no se ha seguido tanto en China como en Centroamérica, no sé exactamente los detalles, pero parece que ha sido muy polémico, no sólo por la citada competencia que puede hacer a Panamá y su canal "estadounidense" (Panamá es un país que se inventaron los EEUU para poder construir más a sus anchas esa estructura), sino también porque la oposición nicaragüense no parece muy convencida en la viabilidad del faraónico proyecto, o que éste sea concedido a China. Y ojo que Costa Rica también tiene idea de hacer un "canal terrestre" con ayuda china...


de Ñoña: la Ñ, por falta de variedad en el vocabulario español, siempre es para algún tonto, y este año el honor de estar aquí va a ser para Aída Nízar, una de esas pseudofamosas que han salido de vete tú a saber de qué edición de qué Gran Hermano o similar, y que decidió declararle la guerra a los restaurantes chinos que hay en España, con un reportaje televisivo presentado por ella. El programa se ha hecho famosísimo en China, pero famoso para mal, y Aída Nízar fue un personaje muy  denostado en las redes sociales de este país (hay desconocidos chinos ahora que cuando les digo que soy periodista español, me dicen que tengo una compañera horrenda llamada Aída Nízar). La chica, seguramente, ni se ha enterado, y mejor para ella, pero es posiblemente la española más non grata en el gigante asiático.


de Órdago: el que la Justicia española, o mejor dicho, la Audiencia Nacional, lanzó este año al dictar nada más y nada menos que una orden de arresto internacional contra Jiang Zemin, el presidente de China entre 1993 y 2003, por presuntos delitos de genocidio en el Tíbet (y contra otros líderes de esa época). La querella tiene una base razonable, el cumplimiento de las leyes de los jueces de la Audiencia fue correcto, pero aquí falla algo. Un país pequeño como España no puede quedarse sólo en aplicar justicia universal, porque no tiene poder para ponerla en práctica y en vez de hacer justicia lo que conseguirá es ganar enemigos diplomáticos. Una Justicia de un país pequeño y con claros problemas de excesivos expedientes apilados como es la española (una Justicia que tarda 10 años en juzgar el caso Prestige, por ejemplo) no puede hacerse cargo, porque no tiene tiempo ni poder, de supuestas violaciones a los derechos humanos en todo el resto del planeta. Y mucho menos la Justicia de un país que decidió una ley de silencio y punto final a sus propias violaciones de derechos humanos, las del franquismo. No tiene tiempo, ni fuerza, ni principios intachables que le permitan dar ejemplo.


de Pato: el que ilustra el post, gigantesco y que ha paseado este año por Hong Kong, Pekín y Taiwán, ha sido sin duda alguna uno de los grandes símbolos populares de China en 2013. Idea de un artista holandés, que antes lo había llevado a otros lugares de todo el mundo, en este país tan kitsch y excesivo el pato gigante ha encontrado su hábitat natural. Las imágenes que dejó cuando navegaba por el puerto de Hong Kong (incluido el día en que pinchó) fueron inolvidables, como lo fueron también cuando estuvo en el Palacio de Verano de Pekín. Todo chino que se precie tiene desde este año en su casa un patito de goma o peluche, reproducción del gigante (yo tengo dos que me regalaron).


de Quietosparaos: esto daban ganas de gritar en Pekín el pasado verano, cuando una ola de sucesos violentos y desasosegantes asoló la ciudad, con esa desagradable manía que tienen las desgracias de no llegar nunca solas. En apenas 15 días, esta ciudad vivió un intento de atentado en el aeropuerto, varias muertes por apuñalamiento en lugares públicos (sobre todo supermercados) y un par de extraños incendios también en grandes almacenes. Todo apuntaba a que el calor nos había reblandecido el cerebro, o que hay gente realmente tan tarada como para repetir un suceso que ven en el telediario. En fin, ya pasaron los sustos.


de Reforma, entre otras cosas, de la Reeducación: a mediados de noviembre, después de una de esas reuniones ultraimportantes del Partido Comunista de las que no se sabe ni dónde se han celebrado, se publicó una batería de grandes reformas que, de cumplirse, marcarán enormes cambios políticos, económicos y sociales en China, aunque por ahora que nadie espere sistema multipartidista o sufragio universal. Entre las grandes reformas prometidas se encuentra la muy pedida, dentro y fuera de China, abolición de los campos de reeducación, que suponían que cualquier persona en el país podía ser condenada a años de trabajos forzados sin sentencia judicial de por medio. También se suavizó la ley del hijo único, y ahora millones de parejas podrán tener un segundo hijo si lo desean, aunque no todas. (A Zhang Yimou igual le da).


de Smog: debo ser el único, sí, pero sigo preguntándome todavía por qué demonios este año se habló tanto de la contaminación en China y otros años menos. Quizá fue porque este año se empezó a medir en muchas ciudades el 2,5 PM, las partículas más pequeñas y nocivas. Quizá fue porque realmente la cosa empeoró. No lo sé, lo cierto es que cada vez que en Pekín os levantábamos con niebla sucia, se informaba de ello a conciencia (y ojo, no sólo en medios extranjeros, que los chinos también este año mostraron gran preocupación por el asunto). En fin, si ha de servir para que el Gobierno chino realmente coja el toro por los cuennos y cumpla su promesa de gastar 300.000 millones de dólares en arreglarlo (una pasta comparable al plan de estímulo anticrisis de 2009), pues bienvenida sea la locura mediática. Y social, porque el smog de las narices fue el tema omnipresente en todas las conversaciones.


de Terremoto: la verdad es que en un país tan grande y tan frecuentemente sacudido por los desastres naturales como es China, 2013 puede ser un año "benévolo" en esta materia, al menos si lo comparamos con muchos otros ejercicios. Sin embargo, conviene recordar que la tierra volvió a temblar nuevamente en Sichuan, en casi el mismo sitio, en la misma falla, donde el seísmo de 2008 causó 90.000 muertos. En esta ocasión los fallecidos fueron significativamente menos, unos 200. En la misma semana se produjo el famoso derrumbe de la fábrica de ropa de Bangladesh, en el que fallecieron seis veces más víctimas.


de Uigures: el problema uigur va adquiriendo oscura tonalidad de conflicto armado, aunque sea de baja intensidad, con esporádicos ataques a comisarías, tiroteos entre policía y presuntos terroristas... Desde Pekín todo ello parecía lejano, pues ocurre normalmente al otro lado del extenso país, en Xinjiang, hasta que el pasado octubre un automóvil conducido por uigures irrumpió en la turística zona donde se encuentra el retrato de Mao Zedong, en la entrada de la Ciudad Prohibida pequinesa, y estallaba, o ardía, causando cinco muertos (entre ellos los tres ocupantes del auto) y 40 heridos. El suceso, que de haber ocurrido en Occidente hubiera tenido el alcance mediático de, digamos, el atentado de Boston -donde una de las víctimas fue una estudiante china, por cierto- en China fue ocultado lo más posible por el Gobierno en la prensa e internet. Increíble el poder censor que aún tiene el régimen, pese a la rapidez con la que vuelan hoy en día las noticias por las redes.


de Villa de Montaña: la construyó un médico chino, él solito, pero no en el monte, sino en lo alto de un edificio residencial de veintipico pisos, en el norte de Pekín. La casa, con aspecto de guardia de científico loco o malo de James Bond, fue posiblemente una de las noticias más comentadas del año dentro y fuera del país, más por su tono jocoso y bizarro que por su importancia. En todo caso, ejemplificó el furor constructivo que vive China, que sufre su particular burbuja inmobiliaria.


de Wang Yaping: la W sería difícil de usar si esto fueran noticias de España, pero en China siempre hay algún Wang o Wen que da que hablar, y en 2013 fue el caso de Wang Yaping, astronauta china que protagonizó una emotiva clase de física impartida desde una nave espacial a millones de niños chinos. Fue emotiva porque la anterior mujer que se había propuesto dar clases desde el espacio, la cosmonauta estadounidense Christa MacAuliffe, falleció en el accidente del transbordador Challenger, en 1986. Wang Yaping, a la que un medio en español tradujo como Wang Ahoraping (os juro que es cierto) recogió así el testigo del profesorado espacial. Meses después China llevó a cabo el primer alunizaje controlado que realiza el ser humano desde agosto de 1976, el mes en que nací.


de Xi Jinping: otro que repite tras salir en la lista del pasado año, y es que si en 2012 asumía el cargo de secretario general del Partido Comunista, en marzo de 2013 era investido presidente. Un suceso que, como hemos visto en la letra M, fue algo eclipsado por catástrofes porcinas, pero que en todo caso será seguramente importante para la Historia del país. Como dije al empezar, todavía no nos acabamos de convencer de si Xi es reformista como Deng Xiaoping o nacionalista y ortodoxo como Mao Zedong, pero lo más probable es que el nuevo timonel de China (¿el Mediano Timonel? ¿el Timonel Regordete?) quiera jugar a dos bandas, para contentar a todos los sectores del comunismo.


de Ya os vale: es lo que debería China decirle a EEUU ahora y siempre, después de que a principios de este año, no os lo vais a creer los que lo hayáis olvidado, la prensa estadounidense y el Gobierno de Obama criticaran repetitiva y machaconamente a China de ESPIAR POR INTERNET. Sí, no bromeo, EEUU acusando a otro país de espiar por internet. En fin, menos mal que poco después llegó Snowden y, primero en Hong Kong y luego en Moscú, puso las cosas un poco más en perspectiva.


de Zona Aérea: las tensiones entre China y Japón este año se han intensificado y han sido amargas absolutamente todo el año. Quizá uno de los puntos álgidos se produjo cuando China decidió unilateralmente crear una Zona de Identificación para Defensa Aérea que se solapa con la que tiene Japón, algo que según observadores y entendidos rompe el status quo de la política exterior en el Pacifico y pone las cosas un poquito más al borde de un ataque de nervios. Lo mejor es que su nombre oficial es CADIZ (siglas de China Air Defense Identification Zone), a ver si con eso la convierten en tema de chirigota carnavalera.

Eso ocurrió en China o en torno a ella en este largo pero fugaz año, un año en el que también hubo inquietantes sanciones comerciales chinas contra el vino importado a la UE (España tembló), en el que una firma china parece ser que compró o está a punto de comprar Campofrío -la de los anuncios por los que cualquier día de éstos iniciaremos una nueva guerra civil-, o en el que millones de bichos se escaparon de una granja de cucarachas china (la noticia, más que en la fuga, estuvo en descubrir que hay granjas dedicadas a semejantes alimañas). Ah, y el acontecimiento apocalíptico del año, para los estándares de Piqueras, fue la explosión del oleoducto de Qingdao.

Un año que a veces tuvo cierto aroma de déjà vu, al menos para los que ya llevamos unos añitos informando de lo que pasa en China (otra vez tensiones con Japón, otra vez Corea del Norte soltando bravatas, otra vez gripe aviar, otra vez contaminación, otra vez ciberataques) pero en el que ocurrieron muchísimas cosas. Esperemos que 2014 nos depare muchas más, y que por lo menos una parte de ellas nos den optimismo y esperanza, que en estos tiempos que corren no andamos sobrados de estos productos. Que comencéis bien el año, y que se cumplan algunos de vuestros sueños.

Enlace Permanente

Por ahora hay 46 comentarios

Escribe aquí tu comentario
(Comments in Chinese or English
are also welcome)

Referencias (0)

Compárteme en Facebook, Twitter, Menéame
y otros lugares pulsando aqui: Bookmark and Share



Ese chino enamorado de la Luna

14 de Diciembre, 2013, 0:01




Hace un rato se ha cumplido lo planeado y China ha logrado depositar suavemente una sonda espacial en la Luna, 37 años después del anterior alunizaje controlado, el Lunik 24, llevado a cabo por la URSS (qué jóvenes con ilusiones éramos entonces, yo tenía 15 días de vida).

China ha llegado finalmente a la Luna, aunque todavía no con astronautas, algo que sólo ha conseguido EEUU, y que hace más de 40 años que no se intenta (los últimos cosmonautas en el satélite terrestre viajaron en 1972, con el Apolo XVII).

La llegada a la Luna para China no sólo tiene un componente tecnológico (explorar el cosmos) o político (darse prestigio internacional), sino también cultural, y de hecho los medios chinos hacen hincapié hoy en que China ha hecho realidad un sueño de siglos de historia, el de alcanzar un lugar clave para su civilización.

Para los chinos, la Luna siempre ha sido un lugar legendario y mítico: los antiguos chinos creían que en ella vivía la diosa Chang E, acompañada de un conejo alquimista que hace píldoras mágicas (estos dos personajes han servido para dar nombre a las naves y robots exploradores chinos). Además, el calendario chino es lunar, y los chinos aprovechan la Luna llena para celebrar algunas de las principales fiestas del año, como el Festival de la Linterna (primera Luna llena del año chino) o el Festival de Medio Otoño (la Luna llena más cercana a la Tierra del año, la "más grande"). En la primera de esas fiestas comen yuanxiao, unos dulces redondos y blancos como la Luna, mientras miran fijamente a ésta si el tiempo lo permite. En la segunda comen yuebing, pasteles de luna, cuyo nombre ya no deja lugar a dudas sobre a quién homenajean una vez más. Lo dicho, que los chinos han estado ligados a nuestro satélite durante milenios y han sentido fascinación por él.





Además, chino fue el primer hombre que, según dicen los relatos históricos del país (aunque los datos no son cien por cien fiables), intentó viajar a la Luna, a principios del siglo XVI. Fue Wan Hu, un alto cargo de la dinastía Ming que, enamorado de la Luna como el toro de la canción, se ató 47 cohetes a una silla y los encendió, esperando que ello le diera el suficiente impulso para alcanzar la blanca Selene. La explosión debió de ser de tal calibre que, o bien llegó de verdad al satélite y allí se quedó encantado a vivir, o se desintegró, opción esta última que desgraciadamente se maneja como la más plausible. En todo caso, hay un cráter en la cara oculta de la Luna que lleva su nombre, en homenaje a su intento.

Enlace Permanente

Por ahora hay 6 comentarios

Escribe aquí tu comentario
(Comments in Chinese or English
are also welcome)

Referencias (0)

Compárteme en Facebook, Twitter, Menéame
y otros lugares pulsando aqui: Bookmark and Share



Todos atentos a la Luna

11 de Diciembre, 2013, 0:01


Este fin de semana, a todas las personas que se asemejen en mayor o menor medida a los protagonistas de The Big Bang Theory les espera un grandioso acontecimiento. No, no van a conseguir una novia rubia y guapa como Penny (o sí, quién sabe), pero van a poder ver por la tele, al menos si están en China, el primer alunizaje de un objeto fabricado por el ser humano en 37 años (la nave china no tripulada Chang E III). La última vez que pasó algo similar fue en agosto de 1976, cuando un país que ya no existe, la Unión Soviética, llegó a nuestro blanco satélite con el Lunik 24. No es que desde entonces no haya habido misiones lunares, pero han sido todas orbitales: objetos que volaban alrededor de la Luna y pasado el tiempo de "vida" de esos aparatos se estrellaban (entre ellos sondas chinas y japonesas). Casi 40 años después, el hombre "vuelve" a la Luna suavemente.

No puedo decir que me acuerde demasiado del Lunik 24, porque cuando ocurrió aquello tenía exactamente 15 días de vida, así que para mí la misión del próximo finde marca, y nunca mejor dicho, una "espera" de toda una vida (por dios qué trascendental, ni que lo hubiera lanzado yo). Es algo curioso y que puedo ver en directo por vez primera, así que me quedaré a la hora que haga falta para presenciarlo.

Una vez alunizado, el aparato sacará de sus entrañas un vehículo rodante (lo que se conoce en inglés como "rover") que los chinos, por votación popular, han bautizado Yutu, que no tiene nada que ver con el grupo de Bono, porque más bien significa "Conejo de Jade" (o quizá "Liebre de Jade", creo que el mandarín no se distingue mucho entre uno y otro animal).


La razón de este nombre es poderosa, y se la puede imaginar aquel que recuerde el post que escribí sobre la Luna hace un tiempo: los chinos creen que las manchas grisáceas que podemos ver cuando la Luna está llena (sea cual sea la estación del año, porque siempre vemos la misma cara de la Luna) forman un conejo o liebre picando con un mortero, un animal que según algunas leyendas se encuentra en el satélite fabricando píldoras de la inmortalidad o cosas igual de increíbles. Es curioso cómo en temas espaciales se mezcla algo tan aparentemente serio y frío como la ciencia con fantasiosas leyendas y mitologías (también lo hacemos en Occidente, ojo, que planetas y constelaciones tienen nombres de dioses y héroes griegos y romanos).


Hay que decir que la aventura de este próximo fin de semana viene antecedida de algunas malas vibraciones, porque hace nada, el pasado lunes, China ha tenido graves problemas con uno de sus lanzamientos espaciales. En concreto, los ha tenido con un satélite conjunto chino-brasileño que iba a servir para observar desde el cielo la Amazonía, pero que por problemas técnicos no lograron poner correctamente en órbita y se les ha perdido a los dos países irremediablemente (no tenemos a Sandra Bullock allá arriba para solucionarlo). El fracaso (decimotercero en 200 lanzamientos llevados a cabo por China) no tiene nada que ver con la exploración china de la Luna, pero añade un puntillo de inquietud que obligará a cruzar los dedos mientras el conejo de jade se acerca a la superficie selenita, por aquello de seguir mezclando de forma coqueta ciencia y superstición.

En todo caso, esperemos que la misión lunar china vaya bien y a los investigadores del país asiático les continúen las ganas de lanzar cohetes, porque así podemos tener todavía mejores espectáculos televisivos en próximos años. Hacia 2020 China se plantea llevar astronautas de carne y hueso a la Luna, así que los que no vivíamos en 1969 podremos tener una sensación similar a la de los que sí oyeron a Jesús Hermida retransmitiendo las pisadas de Neil Armstrong. En suma, China nos devuelve a los espectáculos que estadounidenses y soviéticos nos dieron en los 60 y 70, pero que apenas hemos conocido los más "jóvenes" (ya no tanto).


Enlace Permanente

Por ahora hay 5 comentarios

Escribe aquí tu comentario
(Comments in Chinese or English
are also welcome)

Referencias (0)

Compárteme en Facebook, Twitter, Menéame
y otros lugares pulsando aqui: Bookmark and Share



Artículos anteriores en 08. Política y actualidad en China







Este blog -sorpresas te da la vida- recibió el premio Blasillo de Huesca 2006 al ingenio español en Internet

Y como no hay uno sin dos, fue galardonado poco después con el Premio 20 Blogs 2006 al mejor blog expatriado

Y agárrate bien a la silla, porque más de un lustro después, llegó el Premio BOBs 2012 al mejor blog en español




  
Translate
this page
into English


Mis adorados
(en español)

A un clic de China
Acupuntura China
Aorijia
Aprende chino blog
Arroz con cristales
Asia, Buda y rollitos de primavera
Asociación Cultural Amigos de China
Asociación Familias Adoptantes
Bitácora Sino-Cubana
Búsqueda de orígenes
Casa de España en Shanghai
China actual
China en su tinta
China es un Planeta
China Viva
China, por descubrir
Chinaempleo
Chino Ahora
Chino-China
Chinoesfera
Emigrante retornada
En Beijing
Escala Pekín
Farolillos chinos
Foro Chino
Fútbol en China
Gazpacho Agridulce (cómic)
Global Asia
Guangzhou, mi casa
Historias de China
Humitas con Arroz
Importar productos de China
Infinity plus one
Instituto Cervantes en Pekín
La sabiduría del I-Ching
Latinoamericanos en China
Living in Pekín
Man Zai Er Gui
Mi vida y China
Ni Hao, Ni Daniel
Nordeste Asiático
Observatorio de la política china
Paella de Kimchi (desde Corea)
Pásame esa China
Pasión por China
Persiguiendo una ilusión
Quality Control Blog
Reflexiones Orientales
Revista de Oriente
Sapore di Cina
Sobre China
Sprachcaffe Chino
Toro y dragón
Trabajo en China
Viamedius
Xibanya
Y un poquito del vecino Vietnam
Zai China


Mis enchufados
(en inglés)

China Car Times
China Daily
China Digital Times
China Herald
China Hush
China Radio International
China.org
ChinaCulture
ChinaSMACK
Chinat0wn
Chinesepod
Chinos durmientes
CRCC Asia
Danwei
ESWN
Frog in a Well
Global Times
Global Voice
Hanzi Smatter
Layabozi
Ministry of Tofu
New Dynasty
Offbeat China
Shanghaiist
Sinalunya
Sinosplice
South China Morning Post
The Beijinger
Tibetan Altar
Transpacifica
Weibo Trends
Xinhuanet


Mis favoritos
(en chino)

Acramelo (escrito por un español)
Blog de mi amigo el artista Huang Wen
Zeng Jinyan


Mis predilectos
(en portugués)

Associaçao dos Macaenses


Mis queridos
(en catalán, valenciano, balear, LAPAO)

Sergi Vicente (corresponsal de TV3 en China)

 

Blog alojado en ZoomBlog.com

Creative Commons License
Los textos de este blog están bajo una licencia de Creative Commons.

Si eres el autor de alguna de las fotos colocadas en el blog
y no deseas que sea usada aquí,
notifícamelo y la retiraré