chinochano
            El mundo chino al alcance de tu chano


Inicio


En toda la web
En Chinochano
Contacto

Rellena
este formulario
(o mándame un email)


¿Interesado en viajar a China?
Completa
este otro formulario


(promocionado por
The China Guide)


Chinochanadas
en Feisbuk
y en Twitter




Estos posts
te pueden servir
Estudiar mandarín en China 

Encontrar trabajo en China 

Hacer negocios en China 

Buscar piso
en China
 

Encontrar hispanos en China 

Tu nombre
en chino
 

Preparar el viaje
a China
 

Clima en China 

Llamar por teléfono desde China 

Ver TV china
en español
 

Libros sobre China 

Las mejores pelis chinas 

Chino mandarín
en tu ordenador
 

Hoteles en Pekín 

Restaurantes
en Pekín
 

Bares en Pekín 


Y si quieres ahondar
en un tema, aquí tienes posts sobre...
01. Música china
o sobre China


02. Cine y TV
en China


03. Arte y literatura de China

04. Historia
de China


05. Idioma chino

06. Comer y beber en China

07. Viajes por China y alrededores

08. Política y actualidad en China

09. Vida cotidiana en China

10. Nombres y apellidos chinos

11. Pekín,
esa ciudad


12. Shanghai,
esa ciudad


13. Hong Kong y Cantón, esas ciudades

14. Tíbet y Xinjiang

15. Taiwán

16. Fútbol chino

17. Otros deportes en China

18. Bellezas chinas

19. Amor y sexo
en China


20. Asuntos personales

21. China en mapas

22. Consultorio
para los lectores


23. Juegos
para los lectores


24. Cosas inclasificables

Archivos
Julio 2015 
Junio 2015 
Mayo 2015 
Abril 2015 
Marzo 2015 
Febrero 2015 
Enero 2015 
Diciembre 2014 
Noviembre 2014 
Octubre 2014 
Septiembre 2014 
Agosto 2014 
Julio 2014 
Junio 2014 
Mayo 2014 
Abril 2014 
Marzo 2014 
Febrero 2014 
Enero 2014 
Diciembre 2013 
Noviembre 2013 
Octubre 2013 
Septiembre 2013 
Agosto 2013 
Julio 2013 
Junio 2013 
Mayo 2013 
Abril 2013 
Marzo 2013 
Febrero 2013 
Enero 2013 
Diciembre 2012 
Noviembre 2012 
Octubre 2012 
Septiembre 2012 
Agosto 2012 
Julio 2012 
Junio 2012 
Mayo 2012 
Abril 2012 
Marzo 2012 
Febrero 2012 
Enero 2012 
Diciembre 2011 
Noviembre 2011 
Octubre 2011 
Septiembre 2011 
Agosto 2011 
Julio 2011 
Junio 2011 
Mayo 2011 
Abril 2011 
Marzo 2011 
Febrero 2011 
Enero 2011 
Diciembre 2010 
Noviembre 2010 
Octubre 2010 
Septiembre 2010 
Agosto 2010 
Julio 2010 
Junio 2010 
Mayo 2010 
Abril 2010 
Marzo 2010 
Febrero 2010 
Enero 2010 
Diciembre 2009 
Noviembre 2009 
Octubre 2009 
Septiembre 2009 
Agosto 2009 
Julio 2009 
Junio 2009 
Mayo 2009 
Abril 2009 
Marzo 2009 
Febrero 2009 
Enero 2009 
Diciembre 2008 
Noviembre 2008 
Octubre 2008 
Septiembre 2008 
Agosto 2008 
Julio 2008 
Junio 2008 
Mayo 2008 
Abril 2008 
Marzo 2008 
Febrero 2008 
Enero 2008 
Diciembre 2007 
Noviembre 2007 
Octubre 2007 
Septiembre 2007 
Agosto 2007 
Julio 2007 
Junio 2007 
Mayo 2007 
Abril 2007 
Marzo 2007 
Febrero 2007 
Enero 2007 
Diciembre 2006 
Noviembre 2006 
Octubre 2006 
Septiembre 2006 
Agosto 2006 
Julio 2006 
Junio 2006 
Mayo 2006 
Abril 2006 
Marzo 2006 
Febrero 2006 
Enero 2006 
Diciembre 2005 
Noviembre 2005 
Sicilia 1947 


Mis posts
favoritos
Principios fundacionales de Chinochano 

El birrograma 

China conquista
el mundo
 

China rebautizada 

Un país de 5 

Etnias de China 

¡¡Me llamo
Josep Lluis!!
 

Pongamos que hablo de Pekín 

Gracias a la China 

Gripe pekinar 

Alfabeto chino 

El post más polémico 

Agujeros 

Aprende a ligar
con Richar
 

Una vez
fui activista
 

¿Te quedas
o te vas?
 

Colección de objetos superfluos 

China élfica 

Las cabezas de YSL 

Der Untergang
aus Kochinnen
 

Triciclos de China 

Hasta el infinito
y más allá
 

Supermegaofensivo 

Sindicación (RSS)
Artículos
Comentarios



Publicidad

Photobucket - Video and Image Hosting

Photobucket - Video and Image Hosting

 


Viviendo bien en Pekín

11 de Julio, 2015, 0:01


Hace escasos minutos he escuchado en la SER (radio que casi nunca oigo, porque la publicidad en la radio me pone del hígado) a Ana Fuentes, periodista que hace unos años trabajó en Pekín, en una tertulia sobre ciudades y calidad de vida. En la tertulia dibujaba una lúgubre pintura sobre la vida en las ciudades chinas: la contaminación allí es terrible, a ella le salieron manchas en la piel que le desaparecieron cuando se fue a vivir a Nueva York, etc. Después hizo un comentario en broma sobre pequineses comiendo ratas que temo que alguno se haya tomado en serio (debido al contexto, se trataba de una tertulia seria), así que os dejo aquí bien clara una cosa: en Pekín no se come rata y no se ha comido nunca, como no fuera en tiempos de guerra.

La contaminación en Pekín es grave e innegable, pero también os diré una cosa: en este año 2015, los residentes en la ciudad notamos que la situación ha mejorado bastante con respecto al año anterior y sobre todo con respecto a 2013, que fue el peor año de todos los últimos tiempos, especialmente en aquel "airpocalypse" que vivimos en invierno. No sabemos si se debe a medidas medioambientales, a que ha hecho más viento (nuestro gran aliado en la ciudad) o a que simplemente ha habido suerte, pero lo cierto es que 2015 está siendo un poco mejor, a ver si la tendencia sigue en el futuro.

Pero a lo que iba:
en la tertulia se habló de Pekín como paradigma de ciudad sin calidad de vida frente a otras ciudades del mundo que sí la tienen, y se puso como ejemplo de lugares fantásticos a las urbes de Alemania. Yo no he estado en Alemania (ese país donde los jubilados se retiran en Mallorca), pero sí en Pekín, y precisamente estos días que estoy en España me acuerdo de cosas de la capital china que echo de menos, y que me parecen muestras de que, a su manera, esa Pekín con tan mala fama también tiene ejemplos de calidad de vida. Algunos de ellos:

- Los carriles bici: veo en España (o recientemente en Lisboa) intentos de llevar la bici a ciudades que no estan preparadas para ello: calles estrechas, carriles bici que van de calzada a acera como locas... por eso debe ser que los ciclistas de otros países van por la ciudad como locos, como huyendo, mientras que los de Pekín pedaleamos bastante tranquilos (en Pekín se nota perfectamente cuándo un ciclista guiri acaba de llegar a la ciudad, porque circula enloquecido). Pekín es, lo mires por donde lo mires, la ciudad mejor preparada para ir en biciclo que nunca he visto. Carriles anchísimos, sólo para bicis (aunque se cuele a veces en ellos algún coche), tráfico algo más lento que en Europa... La pena de ello es que el tráfico en dos ruedas está siendo poco a poco conquistado por las motos y los carriles de bici eléctrica, pero en fin, el mundo cambia. Y todavía sigue siendo impresionante pasear por la avenida Changan, la principal de la ciudad, en un carril para bicis en el que cabrían dos carriles de coches.

- Los parques: Pekín, por mucho que digan, es una de las ciudades con espacios verdes más amplios, bonitos y animados. Parques como Ritan, Chaoyang, el del Bambú Púrpura, el del Templo del Cielo, el del Templo de la Tierra, o muchos otros están llenos de vida (los días que no hay contaminación) y en ellos se practican todo tipo de actividades. Con estanques, bambúes y sauces, los parques de Pekín recuerdan que otra capital china es posible, si uno busca un poco.

- La convivencia de gran y pequeño comercio: La ciudad china, como muchas otras, es un hervidero de consumo, en la que tiendas de todo tamaño conviven sin que unas se traguen a las otras. Pekín es una de esas ciudades en las que tienes tiendas de todo siempre cerca, no sólo en el centro de la ciudad. Modestos negocios, supermercados chinos y occidentales, grandes almacenes, mercados de vegetales, edificios con tiendas pequeñas al estilo Mercado de la Seda... Hay de todo, por todas partes, y en general más barato que en Europa, aunque eso está cambiando poco a poco.

- La ausencia de barrios "chungos": Pekín, como otras ciudades chinas, no tiene barrios que no puedas visitar porque de seguro te van a robar, zonas sin ley donde los taxis no quieran llevarte o la policía se niegue a entrar. Después de haber estado en EEUU, donde recibí órdenes de no poner el pie en el sur de Chicago, el este de San Luis o el Skid Row de Los Ángeles, es algo que aprecio mucho. Sobre este tema ya hablamos y debatimos largamente en un reciente post sobre la gente que vive bajo tierra en los bloques residenciales de Pekín, así que no me extiendo más.

En fin, que sí, Pekín es la capital de un país en desarrollo al que le queda mucho por desarrollar, eso está claro, pero no pensemos que todo lo que pasa en ella es terrible. Es más, habría cosas que importaría de ella para otras urbes aparentemente maravillosas del mundo occidental, que a veces se mira demasiado al ombligo. No me gusta que mi familia y amigos en España teman que vivo en el infierno, así que conviene de vez en cuando recordar este tipo de cosas.

Enlace Permanente

Por ahora hay 6 comentarios

Pincha aquí para comentar


Momias no egipcias

8 de Julio, 2015, 0:01

Me encuentro estos días de vacaciones en la bella Lisboa, una ciudad que ya conocía pero a la que siempre es bueno regresar. Ayer estuve en el Convento do Carmo, la iglesia en ruinas que hay en el centro de la ciudad (como recuerdo del terremoto de 1755) y en su museo me topé con algo que no esperaba vwr allí: dos momias incas perfectamente conservadas y realmente impresionantes, que me recordaron a la que aparece en "Las Siete Bolas de Cristal", una de las aventuras de Tintín.

El "hallazgo" de ayer también me recordó algunas historias recientes ocurridas en China, otro sitio donde era tradicional en la antigüedad momificar a personas ilustres, desde emperadores y nobles a monjes budistas.

Recientemente, por ejemplo, ha habido en China bastante revuelo porque un pueblo donde hace años fue robada una momia de un monje que vivió allí hace mil años (guardada dentro de una estatua de buda) encontró la estatua y su buda a miles de kilómetros de allí, en una exposición en Hungría, y ha estado intentando hacer gestiones para recuperarla.





También se publicaron en las últimas semanas imágenes de otro monje que falleció hace 17 años y cuyo cadáver, casi milagrosamente, se conserva muy bien, como si hubiera sido momificado. Muerto a los 102 años, el monje había pedido ser conservado en posición sedente, dentro de una hornacina de cristal sellada, y allí sigue, con un aspecto algo inquietante.


No todas las momias chinas están en templos o museos... Hace cuatro años, en las obras de una carretera, se encontró el cuerpo momificado de un oficial de la dinastía Ming, que vivió hace 700 años, en un estado sorprendentemente bien conservado. Las imágenes del post de hoy dan un poco de yuyu, lo sé, pero es que tras mi visita al Carmo me entraron ganas de volverlas a ver...

Enlace Permanente

Pincha aquí para comentar


Taiwán 2 - China 0

5 de Julio, 2015, 0:01

Mientras en China la lucha por los derechos civiles va cada año a peor, en la vecina Taiwán están a punto de conseguir dos grandes hitos en este sentido, que prueban que la distancia entre ambas, en el aspecto social, es todavía de bastantes años luz.

En primer lugar, Taiwán está cerca de convertirse en el primer lugar de Asia donde será legal el matrimonio gay. El proyecto de ley ya se está discutiendo en el parlamento de la isla, y podría aprobarse antes de final de este año. Aunque los matrimonios entre personas del mismo sexo no tienen por ahora validez legal en Taiwán, lo cierto es que se celebran a veces bodas gays en la isla, aunque sea con carácter simbólico o festivo. Incluso con ceremonia religiosa incluida, como en este enlace de dos chicas en 2012:


En China también ha habido alguna ceremonia en este sentido, como la que dos famosas activistas, Li Tingting y Teresa Xu, celebraron esta semana (casualmente, el mismo día en el que se conmemoraban los 10 años de la legalización del matrimonio gay en España). Li Tingting estuvo detenida este año más de un mes por protestar pública y pacíficamente contra el acoso sexual a las mujeres. Lo dicho, en China la lucha por los derechos civiles se encuentra en el periodo prehistórico.


El segundo gran hito en lo social que Taiwán va a protagonizar próximamente, si no hay grandes sorpresas, será el de tener una mujer presidenta, aunque en este caso no va a ser el primer sitio de Asia (ya ha ocurrido en Indonesia, Pakistán, Corea del Sur, India, Filipinas...). En 2016 la isla celebra elecciones presidenciales, y tanto el partido gobernante KMT como el principal opositor, el PDP, van probablemente a presentar a mujeres como candidatas: Hung Hsiu-chu es la principal candidata del Kuomintang (aunque deberá competir con otros aspirantes), mientras que por el Partido Demócrata Progresista ya es seguro que la candidata presidencial será Tsai Ing-wen. Conviene matizar que China tuvo en los años 80 una presidenta (Soong Qing-ling, viuda de Sun Yat-sen), aunque con carácter honorífico y durante sólo 12 días.


Hung y Tsai



Cuando todo esto ocurre en Taiwán, una isla con cultura y tradiciones chinas, en la vecina China no se pueden defender públicamente los derechos de las mujeres (ni cualquier otra cosa), las ONGs extranjeras van a ver próximamente limitados sus ya pocos derechos para trabajar en el país, y la gran expresión pública del año 2015 va a ser un desfile militar. China, te queda mucho por andar...

Enlace Permanente

Por ahora hay 1 comentarios

Pincha aquí para comentar


Tinta choni

2 de Julio, 2015, 0:01

Recientemente han circulado por internet unas imágenes muy cucas basadas en el arte tradicional chino pero que incorporan, como invitados especiales, a iconos pop de los últimos años:


Gandalf en las Minas de Moria (¡No pasarás!)


Viernes 13


Megaman


Tetris


¡Yo soy tu padreeee!


Cazafantasmas 2


Pikachu


Totoro

Enlace Permanente

Por ahora hay 5 comentarios

Pincha aquí para comentar


La isla que se comió al pueblo

27 de Junio, 2015, 0:01

Recientemente circularon por el internet chino unas hermosas fotos de un pueblo de pescadores en una isla china llamada Guoqi, cerca de la desembocadura del río Yangtsé (aunque ya bastante mar adentro). El pueblo quedó abandonado y ha sido invadido por la hiedra, dejando un paisaje casi tolkieniano que ha sabido captar muy bien el fotógrafo Tang Yuhong, de quién provienen las siguientes instantáneas:






Viniendo como vengo de Huesca, la provincia española con más pueblos abandonados, estas imágenes me han impresionado especialmente.

Enlace Permanente

Por ahora hay 6 comentarios

Pincha aquí para comentar


¡Novios wan sui!

25 de Junio, 2015, 0:01

Hola gentes: os escribo desde Madrid, porque ya han comenzado mis vacaciones estivales, en las que vuelvo a mi patria querida. Pero no voy a hablaros de la Carmena o de Podemos, ni siquiera de Marujita Díaz (DEP), sino de lo que hice el último día antes de volar a España: asistir a una boda china.

 

Aunque llevo muchos años en Pekín, es sólo la segunda boda china a la que asisto, quizá señal de lo difícil que es adaptarse a este país y ser uno más (o igual señal de que mis amigos son solterones como yo, quién sabe). En fin, el caso es que esta boda fue mejor que la primera, porque ésta no fue sólo un banquete (que es a lo que suelen limitarse las bodas chinas) sino que también tuvo otras "diversiones".

 

La primera de ellas fue que la boda era por la iglesia (católica), ya que tanto el novio como la novia son de esta religión. No es habitual en China, pero eso no quiere decir que no pueda pasar, y además entre los jóvenes chinos lo del catolicismo tiene cierto componente "cool" que en Occidente se perdió hace como 2.000 años. El caso es que la boda se celebró en una bonita iglesia de la provincia de Hebei, de donde es el novio (una de las diferencias con España: la boda se hace en el lugar del novio).





 

La misa ofició a las 6 y media de la mañana. En efecto, demasiado pronto, pero en fin, así no pasamos tanto calor. A la ceremonia habíamos sido invitados bastantes extranjeros, amigos y colegas de trabajo de la novia, que probablemente debido al madrugón fuimos los últimos en llegar a la iglesia. Cuando los guiris llegamos, nos encontramos al novio y a la novia en la puerta del templo (sí, en China lo de que la novia llegue tarde no parece que sea costumbre) y esperando un poco impacientemente a que llegáramos los extranjeros tardones. Nosotros y el novio éramos los únicos que llevábamos traje y corbata, el resto del mundo iba de normal.

 

La misa fue en chino, así que no entendimos mucho de ella: sí puedo decir que los rituales son muy parecidos, aunque cantan muchísimos salmos más que en España, y cuando se dan la paz no se dan la mano, sino que se reverencian unos a otros. Cuando los novios se pusieron los anillos, la intimidad del momento quedaba algo reducida por el hecho de que un cámara contratado para la ocasión estaba junto a ellos metiendo la cámara sobre sus cabezas.



Los extranjeros nos portamos muy bien pero hicimos un poco el ridículo en la comunión, cuando nos pidieron en inglés que si queríamos comulgar cruzáramos nuestras manos sobre el pecho, como en el sarcófago de Tutankamón. Nosotros pensamos que teníamos que estar así todo el rato, no sólo al pasar a comulgar, y nos quedamos en esa rara postura varios minutos, sin saber qué hacer. Aunque todo fue muy católico, al final de la ceremonia los novios hicieron reverencias a estilo chino a sus padres y a los asistentes a la misa.

 

A la salida de la misa, en vez de arroz (y mira que en China tienen arroz) se tiraron petardos, una gran traca que había sido dispuesta en forma de corazón en la puerta de la iglesia.

 

Desde allí fuimos a la casa del novio, donde nos recibió otra gran traca y donde la tradición mandaba al parecer que los niños invitados robaran prendas de los recién casados (la chaqueta de él, los zapatos de ella) y se los revendieran, mientras la pareja se sentaba un buen rato en el lecho nupcial y se hacía allí fotos con los invitados. Los niños ladrones eran premiados con unos hongbaos (sobres rojos) nada desdeñables, de hasta 1.000 yuanazos. Así me gusta, premiando el crimen desde la infancia… También hubo sobre rojo para una niña que les dio a los novios un bol de fideos (símbolo de larga vida) para que se los comieran.

 



Mientras ocurría esto y la novia se cambiaba de traje (llevó tres distintos a lo largo de la ceremonia, dos blancos como de novia occidental y uno rojo de novia china) los invitados éramos agasajados con té, pipas, sandía, dátiles chinos y cosas así que nos quitaron un poco el hambre de cara al banquetazo, que empezó a eso de las 12 de la mañana en un hotel cercano a la iglesia.

 

En el banquete todos comimos muy bien salvo los pobres novios, que subidos a un escenario tenían que hacer toda clase de rituales: escuchar el discurso de una especie de presentador que les decía las obligaciones que tenían con el matrimonio, dar el ramo a la mejor amiga de la novia (no se tiró indiscriminadamente) y, por encima de todo, el ritual de colocarse frente a los padres de los novios y ofrecerles té con una reverencia mientras se les decía "ma, qing he cha" y "ba, qing he cha" (máma y papá, bebed té), que suena muy gracioso. Es uno de los actos centrales de las bodas chinas, simboliza en cierta manera que la novia es ya parte de la familia del novio, y es lo que seguramente más emocionó a los recién casados.

 

Antes del banquete cada invitado entregó en una mesita de la entrada su particular regalo, un hongbao con dinero que la familia del novio no se cortaba en sacar del sobre y contar, para apuntar lo que cada uno daba (es lo normal en China, no se asusten). Otra cosa chocante para un guiri ocurrió al final del banquete (a las 2, la hora a la que en España comenzamos a comer), cuando los camareros no tuvieron miramientos para empezar a recoger las mesas (incluso llevándose sillas y tableros) cuando algunos comensales estaban comiendo aún (incluidos los novios, que con tanto ritual habían empezado a comer bastante más tarde que el resto).

 

En fin, cosas muy diferentes de una boda española, pero a la vez divertidas y que nos hicieron disfrutar mucho la ceremonia, pese al gran madrugón (que me permitió llegar pronto de vuelta a Pekín para hacer las maletas, dejar a la perra en la perrera y hacer la maleta, pues al día siguiente volaba a España). ¡Vivan los novios!

Enlace Permanente

Por ahora hay 3 comentarios

Pincha aquí para comentar


Siguiendo la corriente II
(game edition)

18 de Junio, 2015, 0:01


La semana pasada, como ya os conté, estuve en Fushun y Dandong, dos ciudades atravesadas por grandes ríos que forman parte muy importante de su personalidad. China es un país de grandes corrientes fluviales, y buena parte de las grandes urbes del país están en sus orillas.

La visión de aquellos ríos, y también el reciente naufragio de un barco en el Yangtzé, me hizo pensar estos días en agua dulce, y se me ocurrió crear un juego en el que los más avezados entendidos de China intenten emparejar distintas ciudades de este país con los ríos que las atraviesan.

Así que si te atreves, prodigioso lector, intenta acertar todos los ríos de este juego, al que puedes retarte pinchando en el siguiente link:




Ya me dirás cuántos has acertado. Y si te quedas con ganas de saber más de ríos chinos, te recuerdo que en este post hablé más cosas de ellos.

Enlace Permanente

Por ahora hay 2 comentarios

Pincha aquí para comentar


El Tordesillas chino

17 de Junio, 2015, 0:01









Este año, como el pasado, la prensa en inglés ha publicado kilos de noticias sobre el Festival de Carne de Perro de Yulin, una ciudad de la región china de Guangxi donde los habitantes celebran la llegada del solsticio de verano consumiendo la carne de este animal. Miles de estos animales que para nosotros son mascotas son sacrificados estos días a tal fin. Paralelamente a esta gran exposición mediática, hay organizaciones de defensa de los animales tanto dentro como fuera del país que llevan por lo menos un par de años pidiendo la abolición de esta festividad, apoyados a veces por celebridades (este año, por ejemplo, Ricky Gervais).


Como dueño de perro que soy, sufro al ver las imágenes que de este festival pueden verse a nada que googleemos un poco (y por eso he decidido no poner aquí algunas muy crueles que he visto), aunque tampoco sé si esta fuerte oposición va a conseguir los fines que persigue o va a desembocar en una especie de Tordesillas, en la que los vecinos de la localidad acaben mostrándose hostiles hacia todo forastero que llegue, y más si lo hace con una cámara en la mano. Una especie de efecto armadillo.

Tampoco me gusta mucho que aparezcan estas noticias si no tienen alguna matización, porque contribuyen a extender el tópico de que todos los chinos comen perro constantemente. Si bien es una carne popular en el sur de China (donde está Yulin) y en el noreste del país (por la influencia coreana, ya que ese pueblo es el que más come perro), no es para nada de consumo frecuente en el inmenso resto del país. Podrá haber en muchas ciudades chinas, Pekín incluida, restaurantes cantoneses o coreanos que la ofrezcan, pero muchos chinos no la han probado en la vida ni tienen intención de hacerlo. Por otra parte, con el auge del uso de perros como mascotas en las ciudades, proliferan muchas organizaciones animalistas chinas contrarias al consumo de perros, que incluso han protagonizado protestas o liberaciones masivas de canes que viajaban hacia mataderos.

Por último, recordemos que las divergencias mundiales sobre la carne que es o no es aceptable varían mucho y probablemente han nacido de ancestrales creencias religiosas o traumas históricos (por ejemplo, los musulmanes seguramente no comen cerdo porque en el pasado tenían cerdos que les transmitieron alguna grave enfermedad).

Coreanos, vietnamitas o suizos comen perro, los franceses consumen caballo, los musulmanes abominan del cerdo, o los hindúes serían incapaces de hincarle el tenedor a una ternera. Es posible que el ecologismo chino acabe en el futuro con festivales como el de Yulin, pero también podría tocar una conciliación de nuestros tabúes alimentarios.

Enlace Permanente

Por ahora hay 5 comentarios

Pincha aquí para comentar


Regreso en Bamiyán

16 de Junio, 2015, 0:01


Hace unos días un matrimonio chino, Zhang Xinyu y Lian Hong, tuvo la bonita iniciativa de "resucitar", mediante proyecciones en 3D y juegos de luces, los famosos Budas de Bamiyán (Afganistán), que fueron dinamitados por el régimen talibán en marzo de 2001. Dicen que algunos vecinos de esas tierras afganas lloraron al asistir al espectáculo, que duró dos días y en el que la pareja se gastó unos 120.000 dólares.



China fue uno de los países que protestó con más fuerza la destrucción de aquellas estatuas, ya que los consideraba en cierto modo parte de su propia historia, puesto que las construyeron artistas que viajaron en el siglo sexto por la Ruta de la Seda, ésa que unía comercial y culturalmente al imperio chino con los pueblos de Asia Central.

A la espera de que esos Budas puedan un día volver a ser algo más que un holograma, invitamos al matrimonio Zhang-Lian que continúe con gestos así y se vayan preparando para recuperar con homenajes como éste lugares como la ciudad babilónica de Nínive, que el ISIS se está cargando con saña. Sin olvidar tampoco, que todo debe decirse, que en China también se destruyó mucho patrimonio arqueológico durante la Revolución Cultural y en saqueos de arqueólogos occidentales, así que también tienen trabajo por hacer en casa.

Enlace Permanente

Por ahora hay 5 comentarios

Pincha aquí para comentar


Otro himno que no se oye

15 de Junio, 2015, 0:01

A veces es sorprendente el gran parecido entre la política de lugares tan lejanos como España y China. Si hace escasos días fue noticia el hecho de que aficionados del Barcelona y del Athletic de Bilbao silbaran con fuerza el himno nacional español, aquí hemos tenido también controversia (menor, pero controversia al fin y al cabo) debido a que fans hongkoneses silbaron el himno chino durante un partido entre la selección de Hong Kong y la de Bhután. ¿Será por todo esto que tanto en España como en China haya gente que esté llamando a crear estados federales?



Pongamos un poco en contexto la situación: gracias al principio "un país, dos sistemas", Hong Kong tiene selección nacional propia que compite en torneos de la FIFA, al mismo nivel que las de Escocia, Gales o Gibraltar (y mayor nivel que las de Cataluña o País Vasco, que sólo pueden disputar amistosos). Sin embargo, Hong Kong, que tiene bandera propia, no tiene himno nacional, y el que se escucha en los partidos de su selección es el de China, la llamada "Marcha de los Voluntarios". Todo un poco complicado, pero bien explicadito no deberían quedar dudas.

Los aullidos contra el himno chino (los aficionados hongkoneses, al parecer, no saben silbar, y en lugar de ello abuchearon) se enmarcan, como no podía ser de otra manera, en el momento de conflicto social entre China y Hong Kong por diversos temas (políticos, económicos, sociales) y que cristalizó el pasado año en la famosa Revolución de los Paraguas. Además, esta semana el parlamento hongkonés (no elegido democráticamente) votará una polémica ley electoral que fue la excusa contra la que nació aquel movimiento revolucionario del pasado año, por lo que es posible que esta semana vuelva a haber follones.

Pero volviendo al fútbol, la más importante de las cosas poco importantes, el conflicto entre China y Hong Kong podría recrudecerse por el hecho de que ambas selecciones están en el mismo grupo de clasificación para el Mundial de Rusia 2018, y en otoño competirán entre ellas. China y Hong Kong, que en principio no tienen problemas para jugar juntas en torneos oficiales (ya lo han hecho otras veces) medirán fuerzas el 3 de septiembre en campo chino y poco después, el 17 de noviembre, en tierras hongkonesas. Si ya en un Hong Kong-Bhután hubo polémica, la que puede saltar en esos encuentros puede ser antológica. Para añadir aún más morbo, el 3 de septiembre es una fecha muy simbólica para los chinos, que conmemorarán entonces 70 años de su victoria ante Japón con, entre otras cosas, un gran desfile militar en Pekín.


No está ayudando mucho a calmar los ánimos
el cartel que anuncia esos cruces, de lenguaje algo políticamente incorrecto:
dice algo así como "no hay que subestimar al rival,
que tiene jugadores de piel negra, amarilla y blanca".



La tensión apunta alto, aunque es de desear que no ocurran cosas como en los míticos altercados de Pekín en 1985, cuando Hong Kong, entonces aún británica, tuvo la "desfachatez" de ganar a China en su propio feudo, en el Estadio de los Trabajadores de Pekín, por 1-2, lo que alejó a los chinos de toda posibilidad de jugar el Mundial de México 86. Aquella derrota, bastante humillante por el siempre escaso nivel de Hong Kong (es como si a España le ganara Andorra, o Gibraltar) desató entonces enormes incidentes en las calles próximas al estadio, donde se volcaron y destrozaron varios vehículos y hubo varios heridos y detenidos (aunque ningún fallecido, que yo haya visto en las hemerotecas). La prensa de entonces los llamó las peores revueltas de la ciudad desde las que había habido en 1976 tras la muerte de Zhou Enlai. Y fue exactamente 10 días antes de la matanza de Heysel, en la final de la Copa de Europa...




(No estoy seguro de que la imagen pertenezca a aquellos incidentes,
me parece de excesiva calidad para ser de hace 30 años,
pero buscando en Baidu es lo que me salió).



Es de esperar que no se repita la violencia ahora, exactamente 30 años después, pero también es cierto que no es el mejor momento para que dos entidades con una relación tan peculiar como China y Hong Kong se midan en el césped.

Enlace Permanente

Por ahora hay 2 comentarios

Pincha aquí para comentar





Este blog -sorpresas te da la vida- recibió el premio Blasillo de Huesca 2006 al ingenio español en Internet

Y como no hay uno sin dos, fue galardonado poco después con el Premio 20 Blogs 2006 al mejor blog expatriado

Y agárrate bien a la silla, porque más de un lustro después, llegó el Premio BOBs 2012 al mejor blog en español




  
Translate
this page
into English


Mis adorados
(en español)

A un clic de China
Acupuntura China
Aorijia
Aprende chino blog
Arroz con cristales
Asia es Fútbol
Asia, Buda y rollitos de primavera
Asociación Cultural Amigos de China
Asociación Familias Adoptantes
Bitácora Sino-Cubana
Búsqueda de orígenes
Casa de España en Shanghai
China actual
China en su tinta
China es un Planeta
China Files
China Viva
China, por descubrir
Chinaempleo
Chinalati
Chino Ahora
Chino-China
Chinoesfera
Comida china de verdad
Emigrante retornada
En Beijing
Escala Pekín
Experiencia en China
Farolillos chinos
Foro Chino
Fútbol en China
Gazpacho Agridulce (cómic)
Global Asia
Guangzhou, mi casa
Historias de China
Hong Qiao Liang
Humitas con Arroz
Importar productos de China
Infinity plus one
Instituto Cervantes en Pekín
La sabiduría del I-Ching
Latinoamericanos en China
Living in Pekín
Man Zai Er Gui
Mi vida y China
Ni Hao, Ni Daniel
Nordeste Asiático
Observatorio de la política china
Paella de Kimchi (desde Corea)
Pásame esa China
Pasión por China
Persiguiendo una ilusión
Quality Control Blog
Reflexiones Orientales
Revista de Oriente
Sapore di Cina
Sobre China
Sprachcaffe Chino
Tintas de China
Toro y dragón
Trabajo en China
Viamedius
Xibanya
Y un poquito del vecino Vietnam
Zai China


Mis enchufados
(en inglés)

China Car Times
China Daily
China Digital Times
China Herald
China Hush
China Radio International
China.org
ChinaCulture
ChinaSMACK
Chinat0wn
Chinesepod
Chinos durmientes
CRCC Asia
Danwei
ESWN
Frog in a Well
Global Times
Global Voice
Hanzi Smatter
Layabozi
Ministry of Tofu
New Dynasty
Offbeat China
Shanghaiist
Sinalunya
Sinosplice
South China Morning Post
The Beijinger
Tibetan Altar
Transpacifica
Weibo Trends
Xinhuanet


Mis favoritos
(en chino)

Acramelo (escrito por un español)
Blog de mi amigo el artista Huang Wen
Zeng Jinyan


Mis predilectos
(en portugués)

Associaçao dos Macaenses


Mis queridos
(en catalán, valenciano, balear, LAPAO)

Sergi Vicente (corresponsal de TV3 en China)

 

Blog alojado en ZoomBlog.com

Creative Commons License
Los textos de este blog están bajo una licencia de Creative Commons.

Si eres el autor de alguna de las fotos colocadas en el blog
y no deseas que sea usada aquí,
notifícamelo y la retiraré