chinochano
            El mundo chino al alcance de tu chano


Inicio


En toda la web
En Chinochano

Recibe chinochano
en tu correo

Mándame un email,
que es gratis:


Chinochanadas
en Feisbuk
y en Twitter




Estos posts
te pueden servir
Estudiar mandarín en China 

Encontrar trabajo en China 

Hacer negocios en China 

Buscar piso
en China
 

Encontrar hispanos en China 

Tu nombre
en chino
 

Preparar el viaje
a China
 

Clima en China 

Llamar por teléfono desde China 

Ver TV china
en español
 

Libros sobre China 

Las mejores pelis chinas 

Chino mandarín
en tu ordenador
 

Hoteles en Pekín 

Restaurantes
en Pekín
 

Bares en Pekín 


Y si quieres ahondar
en un tema, aquí tienes posts sobre...
01. Música china
o sobre China


02. Cine y TV
en China


03. Arte y literatura de China

04. Historia
de China


05. Idioma chino

06. Comer y beber en China

07. Viajes por China y alrededores

08. Política y actualidad en China

09. Vida cotidiana en China

10. Nombres y apellidos chinos

11. Pekín,
esa ciudad


12. Shanghai,
esa ciudad


13. Hong Kong y Cantón, esas ciudades

14. Tíbet y Xinjiang

15. Taiwán

16. Fútbol chino

17. Otros deportes en China

18. Bellezas chinas

19. Amor y sexo
en China


20. Asuntos personales

21. China en mapas

22. Consultorio
para los lectores


23. Juegos
para los lectores


24. Cosas inclasificables

Archivos
Julio 2014 
Junio 2014 
Mayo 2014 
Abril 2014 
Marzo 2014 
Febrero 2014 
Enero 2014 
Diciembre 2013 
Noviembre 2013 
Octubre 2013 
Septiembre 2013 
Agosto 2013 
Julio 2013 
Junio 2013 
Mayo 2013 
Abril 2013 
Marzo 2013 
Febrero 2013 
Enero 2013 
Diciembre 2012 
Noviembre 2012 
Octubre 2012 
Septiembre 2012 
Agosto 2012 
Julio 2012 
Junio 2012 
Mayo 2012 
Abril 2012 
Marzo 2012 
Febrero 2012 
Enero 2012 
Diciembre 2011 
Noviembre 2011 
Octubre 2011 
Septiembre 2011 
Agosto 2011 
Julio 2011 
Junio 2011 
Mayo 2011 
Abril 2011 
Marzo 2011 
Febrero 2011 
Enero 2011 
Diciembre 2010 
Noviembre 2010 
Octubre 2010 
Septiembre 2010 
Agosto 2010 
Julio 2010 
Junio 2010 
Mayo 2010 
Abril 2010 
Marzo 2010 
Febrero 2010 
Enero 2010 
Diciembre 2009 
Noviembre 2009 
Octubre 2009 
Septiembre 2009 
Agosto 2009 
Julio 2009 
Junio 2009 
Mayo 2009 
Abril 2009 
Marzo 2009 
Febrero 2009 
Enero 2009 
Diciembre 2008 
Noviembre 2008 
Octubre 2008 
Septiembre 2008 
Agosto 2008 
Julio 2008 
Junio 2008 
Mayo 2008 
Abril 2008 
Marzo 2008 
Febrero 2008 
Enero 2008 
Diciembre 2007 
Noviembre 2007 
Octubre 2007 
Septiembre 2007 
Agosto 2007 
Julio 2007 
Junio 2007 
Mayo 2007 
Abril 2007 
Marzo 2007 
Febrero 2007 
Enero 2007 
Diciembre 2006 
Noviembre 2006 
Octubre 2006 
Septiembre 2006 
Agosto 2006 
Julio 2006 
Junio 2006 
Mayo 2006 
Abril 2006 
Marzo 2006 
Febrero 2006 
Enero 2006 
Diciembre 2005 
Noviembre 2005 
Sicilia 1947 


Mis posts
favoritos
Principios fundacionales de Chinochano 

El birrograma 

China conquista
el mundo
 

China rebautizada 

Un país de 5 

Etnias de China 

¡¡Me llamo
Josep Lluis!!
 

Pongamos que hablo de Pekín 

Gracias a la China 

Gripe pekinar 

Alfabeto chino 

El post más polémico 

Agujeros 

Aprende a ligar
con Richar
 

Una vez
fui activista
 

¿Te quedas
o te vas?
 

Colección de objetos superfluos 

China élfica 

Las cabezas de YSL 

Der Untergang
aus Kochinnen
 

Triciclos de China 

Hasta el infinito
y más allá
 

Supermegaofensivo 

Sindicación (RSS)
Artículos
Comentarios



Publicidad

Photobucket - Video and Image Hosting

Photobucket - Video and Image Hosting

 


La muchedumbre del tanque

5 de Junio, 2014, 0:01

Si ayer se cumplía el 25 aniversario de la matanza de Tiananmen, hoy podemos decir que ha pasado exactamente un cuarto de siglo desde la archifamosa escena del Hombre del Tanque (Tank Man), ese señor aún desconocido que el 5 de junio de 1989 se colocó delante de una hilera de vehículos blindados sin otra arma que dos bolsas conteniendo quién sabe el qué.

La más célebre foto de aquel asombroso instante la tomó un periodista de Associated Press, Jeff Widener, desde un balcón del sexto piso del Beijing Hotel, a cosa de uno o dos kilómetros de la plaza de Tiananmen. En realidad fueron cuatro los fotógrafos que consiguieron inmortalizar aquel casi mágico momento, aunque fue la foto de AP la que se hizo más famosa, quizá porque tenía un ángulo ligeramente mejor.


De izquierda a derecha y de arriba abajo, fotos de
Jeff Widener (AP)
Charlie Cole (Newsweek, ganadora ese año del World Press Photo)

Stuart Franklin (Magnum)
Arthur Tsang (Reuters).
Franklin tiene otra imagen espectacular que contextualiza muy bien el suceso.
Y la BBC lo grabó todo en vídeo.


Para muchos, la escena es el perfecto símbolo de la rebeldía ante la injusticia, las dictaduras, los abusos... pero puede tener muchas otras lecturas. A mí, por ejemplo, me inspira la idea de que tras el 4 de junio los chinos ya no pudieron luchar juntos, como una sociedad, y desde entonces han tenido que enfrentarse individualmente, cada uno por su lado, a lo que creían malo. La sociedad china se ha vuelto más individualista y egoísta, pero al mismo tiempo los activistas han sido más valientes y heroicos, porque estaban todo este tiempo prácticamente solos frente a la gigantesca máquina del Estado.

La foto del Hombre del Tanque -fotos- es una de las más famosas de la historia del fotoperiodismo, una imagen que casi todo el mundo reconoce (siempre que no haya vivido toda su vida en China, claro está). Su fama ha provocado cientos, miles de versiones de esa imagen. Aquí os pongo algunas:

CULTURA POPULAR

Lego Tank Man




Angry Birds


Pank Man (Pac Man + Tank Man)

Kukutxumutxu
(quién si no iba a versionear el asunto desde España...)


Los Simpsons



Star Wars


Padre de Familia


Pixar


8 Bits


Minecraft


Teletexto


Sailor Moon


Mi Pequeño Pony


Propuesta de Doodle (no usada de momento, que yo sepa)



REIVINDICACIONES DE OTRAS COSAS

Promoción de la bicicleta frente al automóvil


Tea Party (los tanques, no os lo perdáis, simbolizan a Obama)


Del otro lado de la política estadounidense,
el movimiento "Ocupa Wall Street"


Durante las protestas de los indignados estadounidenses,
se hizo famoso un policía que roció con pimienta a los manifestantes,
al que convirtieron en carne de Photoshop:


Campaña contra Pekín 2008
(a la que me opuse con todas mis fuerzas, dicho sea de paso)


Causas ecologistas
(esta portada de cómic la vi en Pekín)



SÁTIRAS SOBRE OTROS TEMAS POLÍTICOS

Primavera árabe de 2011,
Bahrain acoge un Gran Premio de Formula 1
pese a su represión de las protestas


Crisis política en Egipto


Por cierto, Egipto tuvo su propia versión del Hombre del Tanque,
aunque fuera algo menos espectacular


Aunque también los ha habido en Palestina


Y mucho antes de 1989, en Praga 68



Snowden se refugia en China en 2013


Otra del caso Snowden pero con una ligera variación:
los tanques son EEUU


Voces en EEUU piden no consumir productos made in China


Nobel a Liu Xiaobo


Ocupa Wall Street


Obama visita China en 2009


Conflicto entre Rusia y Alemania por el gas


Protestas en Irán, extendidas por las redes sociales


Protestas tibetanas en el año de Pekín 2008


Google confiesa que se autocensura en China
(años antes de salir de ese mercado)


Tensiones en Hong Kong por la llegada masiva de turistas chinos
(que algunos, muy desafortunadamente, apodan como "langostas")


Conflictos agrícolas en EEUU



VERSIONES ARTÍSTICAS















HUMOR (NO SIEMPRE POLÍTICAMENTE CORRECTO)


TATUAJES





TAZAS DE DESAYUNO



ACTUALIZACIÓN (A las pocas horas): Ya que todo el mundo ha hecho su propia versión del Hombre del Tanque, ¿por qué no hacer yo la mía propia? Y de paso que lo hago, aprovecho para quejarme de lo ocurrido hoy en España, donde la principal revista de humor del país, El Jueves, no ha podido hablar de la noticia del año en España (la abdicación del Rey) por presiones de "arriba", no se sabe aún hasta qué nivel. Varios dibujantes de la revista han anunciado que se largan de ella, y el futuro de El Jueves peligra tras casi 40 años de historia. Ésta es mi aportación, ante semejante vergüenza:

Enlace Permanente

Por ahora hay 4 comentarios

Escribe aquí tu comentario
(Comments in Chinese or English
are also welcome)

Referencias (0)

Compárteme en Facebook, Twitter, Menéame
y otros lugares pulsando aqui: Bookmark and Share



10 cosas que quizá no sabes
sobre la Matanza de Tiananmen

4 de Junio, 2014, 0:01




Tal día como hoy de hace 25 años se produjo la Matanza de Tiananmen, un suceso con mayúsculas en la historia contemporánea mundial y que irónicamente en China, donde ocurrió, apenas es nombrado y es prácticamente desconocido por la mayoría de la población (y los que recuerdan algo se lo callan). Es un hecho asombroso, algo que es posiblemente único en el mundo: es como si España ocultara a propósito el 11-M, o EEUU los atentados de las Torres Gemelas.

Al vivir en Pekín, aunque no estuviera en la ciudad en la época de las protestas, cuando leo o veo fotos sobre lo que ocurrió hace un cuarto de siglo en calles y lugares por los que he pasado cientos de veces suelo sentir algo muy intenso, algo así como estar dentro de un mal sueño casi increíble. Lleva a pensar que muchos rincones de esta ciudad guardan muchos fantasmas, gente que murió allí y que el régimen quiere olvidar pero que seguramente serán recordados durante siglos.

No me gusta dedicar cada 4 de junio en este blog a conmemorar la masacre, porque haciendo eso se corre peligro de convertir la fecha en una rutina repetitiva, pero por lo menos creo que vale la pena hacerlo en fechas redondas. Ya escribí algo en 2009, a los 20 años de los sucesos, y ahora que se cumplen 25 volveré sobre el tema para contar algunos detalles alrededor de aquel hecho histórico que creo yo que no siembre se recuerdan lo suficiente, dando lugar a versiones de los acontecimientos algo erradas o demasiado simplificadas.

1- No era la primera vez que la plaza de Tiananmen se usaba para protestar

La plaza de Tiananmen, en el centro de Pekín, junto a la Ciudad Prohibida, el Gran Palacio del Pueblo y otros edificios históricos y de renombre está tan cargada de simbolismo, tiene tal electricidad, que muchas generaciones de chinos la usaron para reivindicar cosas en el siglo XX. El 4 de mayo de 1919, por ejemplo, fue escenario de grandes protestas que para muchos marcaron el inicio de la China moderna y sembraron la semilla del posterior comunismo. En la Revolución Cultural, millones de Guardias Rojos hicieron sentadas en la plaza, como harían los estudiantes de 1989. En 1976, tras morir el entonces primer ministro Zhou Enlai, sus partidarios se concentraron en Tiananmen y criticaron los excesos de la mencionada Revolución Cultural, en los últimos meses de vida del Gran Timonel. En 1986 también hubo protestas en Tiananmen, un adelanto de las que habría tres años después.


1919


Revolución Cultural (años 60)



1976


Esta tradición de usar Tiananmen para pedir cosas, un poco como en la Puerta del Sol de Madrid o en otras plazas del mundo, se cortó de cuajo en 1989, ya no ha vuelto a permitirse, aunque algunos de forma individual lo hayan intentado a pequeña escala.


2 - Los manifestantes que comenzaron las protestas de 1989 no pedían en un principio el fin del régimen comunista


El movimiento de protesta de 1989 empezó casi casi siendo un asunto interno del Partido Comunista: al morir el 15 de abril Hu Yaobang, ex secretario general del partido que había mostrado simpatía por los participantes de las protestas de 1986, estudiantes de universidades muy politizadas de la ciudad (es decir, con fuerte adoctrinación comunista), como la Universidad de Pekín o la Universidad de Tsinghua, decidieron ir al centro de la ciudad para recordar a Hu, a quien veían como un reformista político frente al conservadurismo de Deng Xiaoping o de Li Peng.


Hu aparece en el retrato con crespones negros,
tradicional costumbre en los funerales de Asia



En los primeros días de concentraciones, aún en abril, se exigía el fin de la rampante corrupción o la instauración de la libertad de prensa, cosas que hoy en día siguen pidiendo muchos chinos comunistas pero no del todo contentos con la cerrazón de su Gobierno. También se quejaban mucho de la fuerte inflación que entonces había en China, y que estaba aumentando la desigualdad social.

Sólo cuando la protesta fue creciendo y empezó a ser atacada abiertamente por el régimen, a medida que iba avanzando el mes de mayo, fue cuando algunos de los manifestantes se radicalizaron y empezaron a pedir el fin del comunismo. Algunas facciones, sin embargo, siguieron siendo moderadas hasta el final. En realidad, el movimiento de protesta se volvió en las últimas semanas muy heterogéneo, tanto que ya no había manera de negociar con él, cada corrillo de Tiananmen pedía algo diferente.


3 - No sólo hubo protestas en Pekín, y éstas no terminaron abruptamente el 4 de junio

Cientos de ciudades del país acabaron uniéndose al movimiento, también comunidades chinas en otros países, y por supuesto Hong Kong, donde había mucho miedo porque la ex colonia ya sabía que iba a regresar a soberanía china en 1997 (tras el fracaso de las protestas, hubo muchos hongkoneses que emigraron a Canadá y otros lugares del planeta).

Y tras la masacre de la noche del 3 al 4 de junio, en algunas urbes de China hubo concentraciones de condena, hasta dos o tres días después, aunque los gobiernos locales las fueron reprimiendo. Mención especial merece el caso de Shanghai, ciudad que entonces estaba gobernada por Jiang Zemin: Jiang habló con los manifestantes y les dijo que en parte comprendía su actitud rebelde, hasta dijo que él a su edad también había sido muy activista. Sin embargo, mientras aparentaba simpatía por el movimiento, ordenó que los medios locales criticaran a los estudiantes y preparó amplios dispositivos policiales que lograron acabar, con menos violencia que en Pekín, con las protestas. Su éxito en acabar de forma relativamente pacífica con el movimiento en Shanghai, demostrando además que tenía unas maneras de gobernar un tanto maquiavélicas, lo auparían muy poco después a la presidencia de China.


Protesta ante el gobierno local de Shanghái


4 - No sólo hubo estudiantes en el movimiento de protesta


Aunque se habla mucho de los estudiantes de Tiananmen, lo cierto es que probablemente fueron muchos más los obreros de factorías los que participaron en protestas, huelgas y revueltas, tanto en Pekín como en otras ciudades. Incluso hubo policías y soldados que, en las primeras semanas, se unieron a los estudiantes, o expresaron públicamente su negativa a usar la fuerza contra los manifestantes.


Tras la represión del 4 de junio, se dice que el régimen fue especialmente duro con los obreros que se habían unido al movimiento: mientras muchos estudiantes no fueron condenados a prisión (algunos eran menores de edad), sí hubo muchos trabajadores que sufrieron largas sentencias de cárcel, torturas y seguramente ejecuciones.


5 - Un periódico, un viaje a Corea del Norte y una visita de Gorbachov jugaron un papel decisivo en el devenir de los acontecimientos

Las protestas de Tiananmen pudieron en parte florecer en abril de 1989 porque había sectores del Partido Comunista que estaban de acuerdo con lo que pedían los estudiantes. En concreto, las veía con buenos ojos Zhao Ziyang, entonces secretario general del Partido Comunista (Deng Xiaopeng estaba por encima de él, pero no ostentaba ningún cargo oficial). Zhao pensaba, como su antecesor Hu Yaobang, que la reforma económica emprendida en los 80 había sido muy buena, pero había traído efectos negativos no deseados como corrupción, desigualdad social e inflación. En cambio Li Peng, primer ministro entonces, no estaba de acuerdo con él, creía que las protestas desestabilizaban el régimen y apostaba por un castigo duro a los manifestantes. Li y Zhao simbolizaron las dos facciones que en el Partido causó el movimiento, con Deng en teoría "neutral", aunque en realidad estaba más inclinado a apoyar a Li.

En esas discusiones estaban cuando a Zhao le tocó hacer una visita oficial a Corea del Norte, que ya había sido organizada muchos meses atrás, antes de todo el lío. El entorno de Zhao recomendó a éste que no viajara con la que estaba cayendo, pero él no hizo caso y se fue a visitar a Kim Il-sung. Con él fuera de China, Li Peng y Deng aprovecharon para ordenar la publicación de un editorial en el Diario del Pueblo que por primera vez declaraba las protestas contrarrevolucionarias, subversivas y enemigas de la paz. Este editorial marcó un antes y un después en el movimiento de protesta: muchos estudiantes se sintieron traicionados y se radicalizaron, otros se declararon abiertamente anticomunistas, y mucha gente que al principio veía a los manifestantes como gente ingenua se unió a las protestas.

Días después otra visita oficial contribuiría a aumentar la tensión: la de Mijaíl Gorbachov a Pekín, a mediados de mayo. Sabedores que con Gorbachov llegarían muchos periodistas de todo el mundo, algunos estudiantes de Tiananmen iniciaron huelgas de hambre y su historia empezaba a salir en las portadas de los diarios internacionales.


Gorbi y Deng


La visita tenía que marcar una histórica reconciliación entre China y la URSS tras décadas de ruptura (y de hecho lo hizo) pero quedó eclipsada por las protestas, que obligaron, por ejemplo, a que la tradicional ceremonia de bienvenida se trasladara de la plaza de Tiananmen (fuera del Gran Palacio del Pueblo, donde se sigue haciendo hoy en día) al aeropuerto. Eso enfureció más al ala dura del régimen, pues le hizo "perder cara", y ya se sabe que eso en China son palabras mayores.


6 - Hubo reuniones entre los máximos líderes del Gobierno chino y los estudiantes

Se suele considerar que Li Peng fue el gran "malo" de la historia, el que defendió desde el principio el uso expeditivo de la fuerza contra lo que consideraba unos "alborotadores". Sin embargo, hay que reconocerle que se sentó, al menos un día, a hablar con ellos, aunque probablemente fuera para avisarles que en poco tiempo se iba a anunciar la ley marcial que autorizaría el uso de la fuerza contra los manifestantes.

Uno de los más famosos líderes estudiantiles, el uigur Wuer Kaixi, fue llevado desde la plaza, donde estaba concentrado y en huelga de hambre, al interior del Gran Palacio del Pueblo (iba sorprendentemente en pijama, quizá porque estaba bajo cuidado médico) y habló el 18 de mayo con Li, quien después pasaría a la historia con el apodo de "carnicero de Tiananmen".


El charcutero en traje Mao y Wuer Kaixi en pijama


Un día después, el 19 de mayo, Zhao Ziyang, con un megáfono, visitaría la plaza y pediría emocionado a los estudiantes que abandonaran la huelga de hambre. La foto es muy famosa porque es su último acto público como jefe del Partido Comunista, después sería purgado y puesto en arresto domiciliario hasta su muerte en 2005. Además, en la foto estaba también un entonces joven Wen Jiabao, que entonces era una especie de encargado de protocolo de los líderes comunistas y 15 años más tarde sería primer ministro chino. Su presencia en la foto, al lado del moderado Zhao, hace pensar que Wen también estaba secretamente a favor de algunas de las peticiones estudiantiles, aunque la verdad es que nunca lo ha dicho abiertamente, y no sufrió la misma purga que su jefe, aunque sí le costó unos años salir de puestos bajos en el escalafón comunista.


Wen es el de traje negro, a la derecha de Zhao y su megáfono


Apenas un día después, el 20 de mayo, se declaró la ley marcial, que marcaba el principio del fin del movimiento: el régimen había decidido el uso de fuerzas militares para acabar con ella.


7 - En los últimos días de las protestas, se erigió la Diosa de la Democracia y se unió a las huelgas el intelectual Liu Xiaobo

A finales de mayo y principios de junio, con la ley marcial ya establecida, y cuando ya se mascaba la tragedia, el gran canto del cisne de los estudiantes fue construir en Tiananmen una especie de réplica en cartón y yeso de la Estatua de la Libertad, que llamaron la Diosa de la Democracia. La estatua parecía mirar desafiante a Mao, cuyo retrato colgaba y cuelga en la puerta de la Ciudad Prohibida (la puerta de Tiananmen, que da nombre al resto de la plaza).



También fue en esos días cuando el escritor y profesor Liu Xiaobo, intelectual que había mostrado su simpatía hacia las protestas, fue a la plaza y se unió a los que hacían huelga de hambre. Años después, en 2008, volvería a pedir democratización en China. En 2009 era condenado a prisión por subversión, y en 2010 se le otorgaba el Nobel de la Paz.


8 - La mayoría de las muertes no fueron en la Plaza de Tiananmen


Aunque en Occidente se suele hablar de la Matanza de Tiananmen, expresión que de hecho he usado en el título del post (en China son más contenidos y prefieren hablar simplemente del "liu si", el "cuatro de junio"), lo cierto es que la mayoría de las muertes no fueron allí. El mayor derramamiento de sangre se produjo cuando los tanques y vehículos blindados, que llevaban semanas en las afueras de la ciudad esperando el asalto final, comenzaron a rodar por la Avenida Changan, la principal de Pekín, en dirección a la plaza. Simpatizantes del movimiento o simples vecinos intentaron convencer a esas columnas de tanques que no avanzaran hacia Tiananmen. Algunos lo hicieron por las buenas, gritando a los soldados, y otros por las malas, montando barricadas con vehículos o lanzando cócteles molotov. Fue entonces cuando el ejército chino empezó a disparar a civiles y a causar las primeras muertes. Las principales matanzas se produjeron en el oeste de Pekín, a kilómetros de la plaza de Tiananmen, en lugares que a los que vivís en esta ciudad os sonarán como paradas de la línea 1 de metro: Muxidi, Museo Militar, Nanlishilu, Xidan...


Justo es decir que también murieron soldados en estos enfrentamientos, pero por lo que dicen los cronistas no debieron ser más de media docena, frente a los cientos, quizá miles de civiles asesinados esa noche. La plaza tardó horas en ser desalojada, hubo forcejeos entre estudiantes y soldados, pero no hubo tanta violencia como en la avenida Changan, seguramente porque algunos de los que habían visto la masacre en esa calle fueron corriendo, con camisas manchadas de sangre, a avisar a los estudiantes en la plaza que tuvieran mucho cuidado, que los soldados estaban dispuestos a todo.


9 - Algunos líderes estudiantiles escaparon en "patera", en la llamada "Operación Pájaro Amarillo"


El más famoso líder de los estudiantes, Wang Dan, fue detenido y pasó años en prisión, pero otros destacados protagonistas de las protestas, como Wuer Kaixi o Chai Ling, sí lograron escapar, a través de una operación organizada por movimientos prodemocracia de Hong Kong, bautizada con el nombre en clave de "Pájaro Amarillo". Se tardó semanas, incluso meses, pero se pudo salvar a cientos de ellos de la cárcel y la tortura. En su mayoría viajaron lo más discretamente posible por carretera hasta la costa sur de China, donde montaron en barcazas cuyos dueños les cobraban verdaderas fortunas por llevarles (algunos de esos barqueros estaban envueltos en asuntos de contrabando y ligados a las mafias de Hong Kong). De esta manera llegaron a tierras hongkonesas, entonces aún bajo soberanía británica, desde donde emigraron a otros lugares (la mayoría a EEUU o a Taiwán).


10 - El famoso "Hombre del Tanque" no estaba exactamente impidiendo a los tanques que fueran a la plaza

La foto que muchas veces resume todo el movimiento de Tiananmen, tan famosa en todo el mundo como casi desconocida en China, es la del hombre que, con una bolsa en la mano, se atrevió a ponerse delante de una fila de tanques, pararlos durante unos minutos e incluso charlar quién sabe de qué con el conductor del primero de esos mortíferos vehículos.


Muchos piensan que la imagen simboliza la heroicidad de un hombre que intentó parar el avance de los tanques en Tiananmen, pero hay que decir que los tanques no estaban yendo hacia la plaza, sino que, por el contrario, estaban alejándose de ella, se iban para las afueras de la ciudad nuevamente (la foto se tomó el 5 de junio, un día después de la sangrienta represión). Fotos de ese momento con una perspectiva diferente así lo muestran:


Este plano abierto es espectacular, casi más que el primero, pero no aparece tanto en homenajes y recuerdos. Creo yo que es por lo que acabo de comentar, acaba un poco con el mito, aunque sea cual sea la dirección en la que iban los tanques el tío le echó muchos huevos al ponerse a apenas centímetros de una máquina de matar como ésas.

Con estos diez puntos lo dejo ya, creo que el histórico hecho ha quedado suficientemente repasado. Únicamente decir que, 25 años después, muchas de las cosas por las que protestaban los estudiantes, incluso los más moderados (la corrupción, el nepotismo...) siguen siendo el pan nuestro de cada día en China, y probablemente el fracaso de aquel movimiento contribuyó a que se enquistaran en el sistema durante las décadas venideras.

Además, la represión del movimiento acabó con algunas tendencias aperturistas que China había mostrado en los 80, sobre todo en lo que a separación de poderes se refiere. Antes de 1989 el jefe del ejército chino, el del Gobierno y el del Partido Comunista eran tres personas diferentes, pero a partir de la matanza todos los cargos fueron a parar a la misma persona, Jiang Zemin, y así sigue la cosa en la actualidad. Y no sólo fue malo para el régimen, sino también para la sociedad china, que perdio la fe en conseguir cosas en grupo y se volvió más indiviudalista, más materialista, más cínica.

Hace pensar, una vez más, qué podría haber pasado si las protestas hubieran triunfado, si ahora China podría ser un lugar mejor, menos corrupto, con más librepensadores y menos temeroso (temor del Gobierno por el pueblo, temor del pueblo por el Gobierno).




PD: Puede que tras tanto rollo no os queden ganas de leer más sobre el asunto, pero os recomiendo que, cuando estéis más descansados, le echéis un vistazo al espectacular monográfico que South China Morning Post le ha dedicado al aniversario. Borda la perfección. También es interesante un curioso proyecto interactivo que me han pasado vía Twitter, y que intenta ver las protestas de Tiananmen desde los dos lados opuestos, el oficial chino y el de los que apoyaron las protestas.

Enlace Permanente

Por ahora hay 10 comentarios

Escribe aquí tu comentario
(Comments in Chinese or English
are also welcome)

Referencias (1)

Compárteme en Facebook, Twitter, Menéame
y otros lugares pulsando aqui: Bookmark and Share



Ya no sigo siendo el Rey

2 de Junio, 2014, 0:01

Tenía intención de dedicar hoy el blog al 25 aniversario de las protestas de Tiananmen y su triste final, pero esa efeméride se puede dejar para otro día, porque dimisiones de reyes españoles hay una cada dos siglos o así, de manera que hay que aprovechar el momentum.

La abdicación de Juan Carlos I, acontecimiento para la Historia, nos ha pillado en China de fiesta (hoy era el Día de los Barcos Dragón), lo que nos ha venido muy bien a todos los miembros, miembras y miembrillos de la comunidad española para seguir el acontecimiento con toda la intensidad merecida, es decir, tuiteando chistes de Peñafiel y vivas a la República, mandando memes y fotos graciosas del asunto por el móvil, o escuchando por internet la radio con intensidad nivel noche del 23-F. En casa hemos visto el mensaje en directo, con sensación de que nos encontrábamos ante un acontecimiento para el recuerdo.


Qué mejor día como el de hoy para recordar los viajes de Juan Carlos I por China, que han sido tres: en 1978 (uno de los primeros de su reinado), en 1995 y en 2007, acompañado en todos ellos por la reina Sofía (aunque ella vino sola en otra ocasión, en el año 2003).

El de 1978 formó parte de una gira que hoy me parece a mí que pocos harían... Juan Carlos primero pasó por Irán, donde se reunió con el Sha de Persia (al que le quedaban dos telediarios para ser derrocado), después por China, y finalmente por Irak.

Del viaje de 1978 lo que más se recuerda es que Deng Xiaoping regaló a los reyes españoles una pareja de pandas, macho y hembra. Ésta daría a luz, más tarde, en el zoo de Madrid, a Chu-Lin, el primer animal de esta especie que nacía en Europa.

De la visita de 1978 he encontrado, gracias a este foro dinástico, varias fotos curiosas, que os pongo a continuación:


Recibimiento en el aeropuerto de Pekín
(nótese la pancarta en español al fondo)


En la Gran Muralla, visita obligada


Reunión con Ye Jianying, presidente de la Asamblea Popular
(nótese el detalle de las escupideras a los pies del líder chino y de la reina)


En la entrada del Mausoleo de Mao en Tiananmen, tras dejar una ofrenda de flores
(ahora esto sólo lo hacen los líderes de países muy izquierdosos, tipo Evo Morales)


La reina come con palillos en el banquete de bienvenida


La reina es contratada para recolectar té
(esta foto igual es del viaje de 1995, porque el té es del sur
y en 1978 sólo estuvieron en el norte de China, en Pekín)



Junto a Deng Xiaoping


Del viaje de 1995, que incluía Pekín y Cantón, no he encontrado muchas fotos, porque tampoco es que haya buscado mucho, ya que prefiero hablar del encuentro que el Rey tuvo un año después en Madrid con el entonces presidente chino, Jiang Zemin, cuando éste visitó España. El líder chino rompió todos los protocolos existentes y se sacó un peine delante del monarca, cosa que, por lo visto, hacía muy a menudo en muchos actos protocolarios en China y el extranjeiro.



El detalle no gustó mucho a sectores monárquicos, y, por supuesto, menos aún al diario ABC, que al día siguiente dedicaba una columna de Jaime Capmany (uno de los columnistas más casposos de la historia del periodismo español, aunque eso sí, con fervientes seguidores) en el que éste llamaba a Jiang Zemin una y otra vez "el chinito".



El último viaje del Rey a China, en 2007, ya me pilló a mí en Pekín, y de hecho es la única vez en la vida en que he visto en persona a Juan Carlos. Fue en la inauguración en el Museo Nacional de Arte de China de una exposición de obras maestras del Museo del Prado.


Esta foto (y las dos siguientes) la hice yo, peleándome con seguratas y público.

Recuerdo de aquel acto, aparte de la malísima educación de los equipos de seguridad chinos y españoles (que pese a sus malos modos no impidieron cierto caos), que la reina tenía una misteriosa tirita en la pierna, tirita que el protocolo real pidió que por favor no fuera mostrada en las imágenes de prensa.


Además, en la inauguración todos estaban de pie menos la reina, que a los pocos minutos se sentó en una silla preparada para ella. No sé si es que se había intentado otra vez subir la Gran Muralla y se había caído, o qué había pasado...



La estrella de la muestra era "El Quitasol" de Goya,
que los curadores pensaron que gustaría mucho a los chinos
por aquello de que los paraguas y sombrillas son una cosa traída de China




En aquel viaje los Reyes, casi 20 años después, volvían a conseguir una pareja de pandas, aunque esta vez no regalados, sino alquilados, y la reina se hizo una foto con uno de ellos, una imagen que en años posteriores ha sido bastante motivo de chanza en la Revista El Jueves, que de vez en cuando exagera el perfil ecologista y amante de los animales de doña Sofía (en contraposición con su marido mataosos y elefantes).





En fin, ésta es la historia de Juan Carlos I, nuestro ex rey, en China, ahora a ver si Felipe VI nos visita (ya lo ha hecho como príncipe, de hecho él y Letizia inauguraron el Instituto Cervantes de Pekín).

PD: En los últimos meses de desprestigio de la institución monárquica, quizá ha ayudado a agrandar la bola de nieve mierda una foto que ha circulado de el Rey junto al famoso empresario Gao Ping, acusado de fraude y protagonista de la Operación Emperador.

Enlace Permanente

Escribe aquí tu comentario
(Comments in Chinese or English
are also welcome)

Referencias (0)

Compárteme en Facebook, Twitter, Menéame
y otros lugares pulsando aqui: Bookmark and Share



Alta graduación

30 de Mayo, 2014, 0:01


Nos encaminamos inexorablemente a junio, mes de los estudiantes por excelencia. En China, como en otros países, es una época de nervios y emociones para ellos: examenes de selectividad (que en este país se conocen con el nombre de gaokao), ceremonias de graduación, despedidas de compañeros de pupitre y dormitorio para quién sabe cuántos años... Y preocupación por buscar trabajo lo antes posible, claro está.


Feria de búsqueda de trabajo para jóvenes en Pekín.


En la graduación, los estudiantes chinos se hacen las fotos de rigor, con toga y birrete, o encorbatados. En tiempos pretéritos, estas fotos eran serias y pomposas...


...pero en los últimos tiempos los jóvenes chinos le han echado mucha imaginación a estas fotos y las han hecho más relajadas y divertidas. Y no sólo hablo de la típica imagen en la que los chavales lanzan sus birretes al aire.


Os muestro aquí una recopilación de fotos de graduaciones en China, que en los últimos años ha circulado mucho por internet. Algunos consideran que estas fotos muestran que llega al mundo laboral chino una generación más imaginativa e irreverente que las anteriores, cosa que se antoja buena. También los hay que opinan que los chavales chinos, especialmente los nacidos a partir de los 90, ya no respetan ni la sagrada institución de la educación, pero en fin, para gustos hay colores. Vamos a ver cómo pasan los estudiantes chinos el día de su graduación:


Recreando famosas obras de arte









Aprovechando una inundación estival
(Universidad de Wuhan)








Desarrollando poderes sobrenaturales







Homenajeando a algún estudiante o profesor





Creando mensajes y formas
(Universidad de Anhui)








Enseñando cacho







Y, en resumen... haciendo el gamba











Enlace Permanente

Por ahora hay 6 comentarios

Escribe aquí tu comentario
(Comments in Chinese or English
are also welcome)

Referencias (0)

Compárteme en Facebook, Twitter, Menéame
y otros lugares pulsando aqui: Bookmark and Share



Extraña, capital... Mandil
Rancia, capital... Parchís

26 de Mayo, 2014, 0:01


Voy a hablar otra vez de las Islas Paracel, el archipiélago que Vietnam y China se disputan y que he nombrado en dos posts recientes, pero esta vez fijándome en el topónimo más que en la política que le rodea. Y es que ahora que aparecen más en los medios de comunicación, se ha puesto de moda referirse a ellas como las Islas Paracelso (sic).

Islas Paracelso en un artículo de ABC
Islas Paracelso en un artículo de El País
Islas Paracelso en un artículo de El Mundo
Islas Paracelso en la web en español de la BBC
Islas Paracelso en Wikipedia


Paracelso fue un médico-alquimista-pluriempleado (un hombre del Renacimiento, vaya) que vivió entre los siglos XV y XVI en Suiza. No sé si a nadie de los que ha escrito los artículos anteriores le ha extrañado el hecho que unas islas de Oriente lleven el nombre de un médico (hay islas con nombres de geógrafos, exploradores, políticos, reyes, pero no hay muchas que honren a galenos) y además un ciudadano de un país sin mares.

En fin, el caso es que las islas Paracel NO SE LLAMAN PARACELSO EN ESPAÑOL. Todos los medios están repitiendo el error, quizá causado porque la entrada sobre esas islas en la Wikipedia también está equivocada.

Seguramente la causa de la generalizada equivocación está en que en muchos textos en inglés se alude a estas islas como "Paracels" o "The Paracels", aunque el nombre oficial sea "Paracel Islands". Y claro, algunos vivos han pensado que Paracels es la traducción inglesa del nombre Paracelso, cosa que no es cierta (Paracelso en inglés y en muchos otros idiomas se traduce "Paracelsus").

Las Islas Paracel fueron bautizadas así por exploradores portugueses, que las llamaron al principio "Islas do Pracel", aunque la palabra cambió ligeramente con los siglos y acabó añadiéndose otra letra A. No está del todo claro qué significa "pracel" o "paracel", pero probablemente es una forma genérica de llamar a un trozo de tierra. Vamos, lo que en castellano conocemos como "parcela". Si Wikipedia y los medios desean tanto españolizar el nombre del archipiélago, sería mejor que llamaran a las islas "Islas Parcela", aunque tampoco parece que sea estrictamente necesario y a lo mejor liaría aún más la ya complicada situación.

Me gustaría poder corregir el error en la Wikipedia, pero al parecer en el pasado cambié algún artículo de forma que no gustó a los gestores de la enciclopedia internetera y me bloquearon. Si alguno puede hacerlo, por favor, que cambie ese fallo garrafal.

Aunque bueno, si lo que queremos es adaptar los topónimos del mundo a palabras o expresiones que nos suenen más, ofrezco este mapa. Todo es cuestión de acostumbrarse.

Enlace Permanente

Por ahora hay 13 comentarios

Escribe aquí tu comentario
(Comments in Chinese or English
are also welcome)

Referencias (0)

Compárteme en Facebook, Twitter, Menéame
y otros lugares pulsando aqui: Bookmark and Share



Jorge Javier, pon tus barbas a remojar

23 de Mayo, 2014, 0:01

Parece increíble y hasta surrealista, pero en un año, los chinos, así, en general, le han cogido manía a Telecinco, un canal televisivo de un país que se encuentra a miles de kilómetros de donde ellos viven. Ríete tú de las polémicas de China con CNN o el Niu York Taims. La cosa ha llegado a tal nivel que esta semana el portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores chino ha dicho en rueda de prensa oficial que el canal español "insulta repetidamente a los chinos".

Recapitulemos los episodios que han llevado a semejante dislate, que recuerda a aquellos tiempos en los que la revista Codorniz e Inglaterra estaban en guerra.


Todo empieza hace cosa de un año, cuando Aída Nízar, ex concursante de Gran Hermano y, por tanto, personaje absolutamente irrelevante para cualquier persona que no sigue la telebasura, presentó un reportaje sobre los restaurantes chinos en un programa de la cadena amiga llamado "Sálvese quien pueda" (no confundir con la saga de espacios "Sálvame", en los que también ha colaborado).


En el programa, la señora Nízar se colaba en cocinas de restaurantes chinos en España, los acusaba de sucios, e intentaba difundir topicazos del tipo "los restaurantes chinos cocinan a sus abuelos". Un contenido televisivo no sólo amarillista, sino además poco original: ese lugar común, unas veces en broma y otras en serio, ha salido en cientos de programas españoles antes que en el de la Nízar. Bueno, con una diferencia: al visitar la presentadora los restaurantes y montar escándalo en ellos, los chinos que viven en España, que normalmente no entran en polémicas por lo que se cuenta de ellos en programas de televisión españoles (quizá porque no los ven) esta vez sí se molestaron, y mucho, por haber sido visitados por cámaras de televisión sin permiso, sufrir calumnias, etc.

Pero la cosa no quedó allí: el malestar de los chinos en España viajaría miles de kilómetros y llegaría a China, donde a través de las redes sociales miles de internautas se enteraron de que había un programa de una tal Aída Nízar que se metía con sus compatriotas en España. "Aída Nízar" se convertiría así en trending topic de los microblogs chinos, y con ello en un personaje famosillo en el país (y persona non grata). A mí me la llegaron a nombrar y criticar hasta los taxistas pequineses cuando les decía que era español. La polémica, como todas, se va olvidando con el tiempo, pero los chinos decidieron a partir de entonces tener un ojo encima de lo que haga Telecinco.

Meses después, otro programa con el típico sello de calidad de Telecinco, "La Noche en Paz" (gala de Nochevieja producida por José Luis Moreno) volvería a molestar a los chinos por nuevas alusiones ofensivas contra los restaurantes chinos. Esta vez aparecieron en un gag cómico, así que no deberían ser tomadas en serio, pero los hosteleros chinos estaban ya algo sensibles por la polémica anterior, se quejaron, en China la polémica volvió a llegar vía sus inmigrantes en España, y esta vez también fue reproducida y magnificada por los medios de comunicación del país asiático.



Estas dos primeras polémicas podrían comprenderse por el hecho de que descansan en un prejuicio, el de que los restaurantes chinos en España son de mala calidad, que seguramente debe doler y causar pérdidas económicas a los empresarios del país oriental que emigran a tierras españolas. En todo caso, si los inmigrantes chinos supieran que a buena parte de los españoles los exconcursantes de realities no nos parecen precisamente Jordi Evole, o que los chistes "matrimoniada style" de José Luis Moreno no nos despiertan ni la más tímida sonrisa, quizá no se hubieran tomado tan en serio dos polémicas que en realidad no dejan de tener un toque kafkiano.

Algo similar ocurre con la tercera y por ahora última trifulca entre China y Telecinco: la protagonista es otra Aída, pero esta vez no la Nízar, sino la serie homónima de Luisma, Lore, Macu y compañía. En el capítulo del pasado domingo, Mauricio Colmenero le declara la guerra a Wang, hostelero chino de Esperanza Sur, y coloca en su bar, el Bar Reinols, el siguiente cartel:


Vuelta a empezar: el cartel ha vuelto a pasar de pantalla en pantalla por las redes sociales de los inmigrantes chinos en España, de ahí ha saltado a los internautas chinos, y así hasta llegar a la prensa del país, que se ha hecho eco del supuesto "insulto" y ha llegado a preguntar al portavoz de Exteriores chino, quien contestó lo que he comentado al principio del post.

Esta vez, el malentendido es total: muchos chinos, en España o en China, han confundido a la serie Aída con Aída Nízar. Tampoco han entendido, quizá porque el humor chino no es igual, que Mauricio Colmenero es un antihéroe, un personaje que en ningún caso va a ser modelo a imitar: al contrario, es presentado como homófobo, machista y racista (lo que, al final, lo acaba convirtiendo en uno de los personajes más graciosos de la serie).

En fin, todo esto no es más que un choque cultural en parte comprensible por la distancia y las diferencias de humor, en el fondo bastante gracioso, aunque quizá no bueno para la popularidad de España en China, donde no había circulado tanto el estúpido tópico ese de que "los españoles son racistas" que sí se ha difundido, desgraciadamente, en los países anglosajones, por lo de los insultos en el fútbol y tal.

Telecinco, que hay que admitir que no es precisamente el máximo referente de calidad audiovisual en España, ha sufrido en todo caso un juicio algo riguroso por parte de China. Parte de la culpa es el efecto bola de nieve que causan las redes sociales, que hace tiempo que han probado tener ciertos defectos a la hora de difundir cosas. Tonterías sin importancia se han magnificado, quizá se han malinterpretado, y la cadena amiga ha quedado señalada por los chinos como "enemiga", por lo que ahora los chinos están con ella a la que salta. Me recuerda un poco como cuando toda la red española se ceba en las chorradas de Mariló Montero o Toni Cantó: les tienen en el punto de mira y no les dejan pasar una.

Pero el choque cultural suele venir de las dos partes: los chinos no han entendido bien el humor español, pero los españoles también han obrado con desconocimiento de la cultura china. Intentaré ejemplificar esto explicando por qué ha ofendido tanto el cartel de Mauricio Colmenero en el Bar Reinols. Los guionistas de Aída probablemente no lo saben, pero para el imaginario colectivo chino un cartel en el que ponga "perros y chinos no pueden entrar" es el culmen del racismo, del colonialismo, de la humillación, hasta el punto de que ni en un chiste se lo toman a bien.

Esto tiene sus razones históricas en el Shanghái colonial, hace cosa de un siglo: por aquel entonces, cuando esa ciudad estaba dividida en barrios ingleses, franceses, estadounidenses, los extranjeros construyeron en su zona más exclusiva, el Bund, un parque llamado Huangpu en el que estaba prohibido que entraran los chinos, y tampoco se permitía entrar a los perros. Los chinos convirtieron ese parque en un símbolo de la injusticia colonial, hasta el punto de que hoy en ese lugar hay un monumento de homenaje a la lucha contra la ocupación extranjera.

La leyenda dice que en la entrada del localmente odiado parque había un infame cartel en el que se podía leer "chinos y perros no están autorizados", un letrero que se reproduce en esta escena de la mítica "Fist of Fury", donde el gran héroe chinoamericano, Bruce Lee, decide, cómo no, hacerlo añicos:



En los últimos años de contenciosos territoriales entre China y sus vecinos, algunos nacionalistas chinos dueños de restaurantes, bares, tiendas y otros establecimientos decidieron mostrar su ira a los países rivales haciendo desafortunadas versiones de aquel famoso cartel:





Lo cierto es que la existencia del cartel original es una leyenda urbana, y que probablemente nunca existió. Sí había un cartel con diez normas a la entrada del parque, y una de ellas estipulaba que los chinos no podían entrar (cosa que ya de por sí no estaba demasiado bien), mientras que otra norma, sin relación gramatical con la anterior, avisaba de que no se podían pasear canes.


En todo caso, Mauricio Colmenero, no vuelvas a jugar con fuego. Y no me bailes el tiritití.


PD: El día que los chinos descubran que Karmele Marchante es activa defensora de un Tíbet independiente, tendremos la cuarta polémica...

Enlace Permanente

Por ahora hay 25 comentarios

Escribe aquí tu comentario
(Comments in Chinese or English
are also welcome)

Referencias (1)

Compárteme en Facebook, Twitter, Menéame
y otros lugares pulsando aqui: Bookmark and Share



No sé qué ha pasado,
pero seguro que es culpa china

19 de Mayo, 2014, 0:01





Supongo que la mayoría de vosotros estáis enterados de las broncas cada vez mayores que hay en Asia Oriental a causa de varias islas que China se disputa con sus vecinos. Especialmente tensos estos días son el contencioso por las islas Paracel, por las que pelean Vietnam (que las llama Hoangsa) y China (que las llama Xisha), y el de las islas Senkaku (que los chinos llaman Diaoyu), que ha contribuido a que los Gobiernos chino y japonés lleven prácticamente sin hablarse un año y medio. Se trata en todos los casos de islotes deshabitados, aunque en aguas con ricos recursos pesqueros y se cree también que energéticos (petróleo, gas...).

Personalmente, son conflictos ante los que tengo una visión desapasionada, en parte porque, como decía, son islas deshabitadas, así que en realidad todo son peleas por recursos, con mucha economía y poco sentimiento histórico o humano. No soy chino, ni japonés, ni vietnamita, así que nada gano o pierdo con que esos islotes sean de un lado o de otro. Es decir: no sabría decir si las Paracel las merece más China o Vietnam, ni tampoco si las Senkaku/Diaoyu son más chinas o japonesas.

Por eso no acabo de entender, y a veces me da un poco de rabia, ver cómo no todo el mundo que no está directamente implicado -es decir, que no es chino, japonés o vietnamita- es igual de neutral. Y me refiero a actores tan importantes como son el Gobierno de EEUU, que sigue siendo el más poderoso del mundo y el que más pincha y corta en la política mundial, y la prensa internacional, con gran poder para crear opiniones especialmente en asuntos cuyos lectores no conocen bien porque viven lejos y no están personalmente afectados.

EEUU y prensa internacional, qué sorpresa, se inclinan a menudo a favor de Japón y Vietnam en estos conflictos, o mejor dicho, contra China. La energía que les mueve es más negativa (ir contra algo) que positiva. Recuerda más a aquel hincha de un equipo de fútbol que siempre quiere que pierda un equipo rival al que tiene mucha inquina. O al de un votante que más que apoyar a su partido odia al rival, y por eso vota siempre para que el enemigo no gane, por muy mal que esté su partido también.

Para demostrar esto, no hay más que comparar los dos conflictos, ver cómo está China y sus rivales en cada uno, y ver cuál es la actitud que despiertan. Veamos primero una visión muy general y esquemática de los dos contenciosos:


 
SITUACIÓN GENERAL DE AMBOS CONFLICTOS:

- En el caso de las Diaoyu/Senkaku, quien controla de facto las islas en disputa es Japón, que las ganó en la guerra que libró contra China en 1894-95. Es decir, que cuenta con cierta ventaja de base con respecto a China: cambiar el status quo requiere especial esfuerzo por parte de los chinos.


Un avión nipón sobrevuela una de las islas Senkaku.


- En el caso de las Paracel, para Pekín es justo lo contrario: quien controla el archipiélago es China, que conquistó las islas, como ya conté en un reciente post, en una guerra contra Vietnam del Sur en 1974. China es la que tiene el control de facto del archipiélago, y es Vietnam la que ha de hacer las reivindicaciones.


Pista de aterrizaje y otras estructuras construidas por China en una de las Paracel.


CONTEXTO HISTÓRICO:


- En el caso de las Diaoyu/Senkaku, China defiende que esas islas eran nombradas por sus registros históricos desde el siglo XV. Japón asegura que las islas no interesaban a China hasta que Tokio no las empezó a explorar en el siglo XIX. En todo caso, el hecho de que la anexión definitiva de Japón se hiciera tras la guerra chino-japonesa muestra que el archipiélago ya era un "botín" tras la victoria contra los chinos.

- En el caso de las Paracel, los primeros mapas de las islas que hicieron chinos y vietnamitas (pueblos ambos con buenos navegantes) son en los dos casos del siglo XV. Sin embargo, China defiende que sus pescadores las usaban como base hace casi 2.000 años, y que estaban habitadas por chinos ya en la dinastía Tang (siglos VII-X de nuestra era), con restos en las islas que así lo atestiguan.


DISTANCIAS ENTRE LOS ARCHIPIÉLAGOS Y LOS PAÍSES QUE LAS DISPUTAN: 


- Lo que más cerca está de las Diaoyu/Senkaku son islotes de Taiwán (unos 140 kilómetros). Taiwán (que también reclama las Diaoyu) es reclamada a su vez por China, lo cual complica un poco las cosas... A unos 170 kilómetros del archipiélago en disputa está la pequeña isla japonesa de Ishigaki. En cuanto a las costas de Japón y China propiamente dichas, están más lejos.


- Las Paracel están casi a la misma distancia de la costa de Vietnam que de la isla china de Hainan, unos 300 kilómetros.




Visto lo visto, entenderéis que es difícil inclinarse por bando alguno... En ninguno de los dos casos está muy claro el contencioso. Las razones históricas son poco claras, y podrían estar trucadas por los gobiernos para dar razón a sus reivindicaciones. No hay grandes diferencias en las distancias geográficas, los archipiélagos están en complejos cruces de caminos. Lo único en lo que podemos estar de acuerdo es que por ahora las Paracel las controla China y las Diaoyu/Senkaku las controla Japón, mientras que Vietnam reivindica las primeras y China las segundas.

Sin embargo, para otros todo está muuuuuuy clarito. Veamos lo que algunos "árbitros internacionales" piensan:



EL GOBIERNO DE EEUU:


- En el caso de las Diaoyu/Senkaku, Washington ha estado unos años en terreno aparentemente neutral, pero al final ha dicho que no, que está con Japón, y que incluso colaboraría en defensa del archipiélago en caso de un hipotético conflicto.


- En el caso de las Paracel, Washington cambia de parecer y está no con el que controla de facto las islas, sino con el que reivindica su "regreso", en este caso Vietnam. Por ejemplo: si China intenta explorar petróleo en la zona, no le parece bien.




LA PRENSA INTERNACIONAL:

Para mostrar su parcialidad, me fijo en el tratamiento que los medios españoles han hecho de dos sucesos muy similares, pero con China en distinta posición, que han ocurrido en estos conflictos. Os pongo en antecedentes:

- Cuando Japón hizo un movimiento importante para mostrar su control de las Diaoyu/Senkaku (nacionalizando tres de los islotes, comprándoselos a un empresario privado) en China hubo ataques a la embajada de Japón y negocios japoneses.

- Cuando China hizo un movimiento importante para mostrar su control de las Paracel (poner una plataforma petrolífera en aguas cercanas) en Vietnam hubo ataques a negocios chinos (en realidad también sufrieron de esta furia empresas taiwanesas y surcoreanas, sólo porque pasaban por allí). 

Enfoque de la prensa:

- Caso de ataques antijaponeses en China: Se pone especial énfasis en los ataques chinos y en los daños que causan a los japoneses. Se baraja la posibilidad de que hubiera muertos (aunque al final no se confirmaran).


- Caso de ataques antichinos en Vietnam: Se pone el acento no en los ataques, sino en lo que los ha provocado. Hay poco interés en informar de las muertes de chinos (dos confirmadas).



En resumen: entiendo que haya conflictos, en Asia y en cualquier parte del mundo, pero estaría bien que quienes no estén directamente implicados se mostraran equidistantes. Si EEUU mantiene esta actitud tan inconsecuente y falta de equidad en unos conflictos que conozco, desconfíaré de ella cuando opine sobre conflictos que conozco menos (Ucrania, Oriente Medio...). Aquí ni siquiera tiene la excusa de decir que no apoya a China por ser un régimen no democrático, ya que en el caso de las Paracel está apoyando a Vietnam, que tampoco lo es.

Lo mismo para los  medios: si su discurso es parecido al de la prensa deportiva, los leeré sólo por las páginas de deportes.

Enlace Permanente

Por ahora hay 24 comentarios

Escribe aquí tu comentario
(Comments in Chinese or English
are also welcome)

Referencias (0)

Compárteme en Facebook, Twitter, Menéame
y otros lugares pulsando aqui: Bookmark and Share



De Goya a Yue,
de Madrid a Pekín

16 de Mayo, 2014, 0:01

Mi paisano más universal es probablemente Francisco de Goya y Lucientes, gran pintor y mejor sordo, que hace exactamente 200 años, en 1814, pintó uno de sus cuadros más famosos, el que conocemos popularmente como Los fusilamientos del 3 de mayo (aunque yo lo confundo con su cuadro del 2 de mayo, siempre tengo que pararme a pensar unos segundos qué día es cada uno).


Esta obra de Goya ha sido "fusilada", y nunca mejor dicho, por algunos de los mejores pintores de épocas posteriores. A finales del siglo XIX, Edouard Manet, quien sería luego casi por accidente uno de los padres del impresionismo francés, pintó La ejecución del emperador Maximiliano, claramente inspirada en la obra anterior, aunque llevaba el drama de la montaña madrileña de Príncipe Pío al México de Benito Juárez. Comenzaba la universalización del modelo goyesco...


Ya en el siglo XX, nos encontramos con otro genio que homenajea con uno de sus cuadros a los fusilamientos de Goya, su compatriota Pablo Picasso, quien además con su pintura hablará de un tema relacionado con Asia Oriental, con lo que este post ya se va acercando a la temática principal del blog. Me refiero al cuadro Masacre en Corea, que el malagueño pintó en 1951 para condenar la matanza de Sinchon, en la que al parecer murieron 40.000 personas a manos de tropas anticomunistas surcoreanas y estadounidenses (Sinchon, ciudad que actualmente está en Corea del Norte, perdió la cuarta parte de su población).


El río del medio evoca la división de Corea, dicen los entendidos.


Finalmente, en 1995 uno de los más famosos artistas contemporáneos chinos, Yue Minjun (para los que ya hayan visto algo de arte chino: el de las risitas insoportables) pintaba otra obra claramente inspirada en el cuadro de Goya. Se titula Ejecución y en 2007 se subastó por 2,9 millones de libras en Londres, lo que la convierte, si no me he olvidado de alguna puja posterior, en la obra de arte contemporáneo chino más cara de la historia (hay otros cuadros chinos que se vendieron más caros, pero pertenecen al arte clásico, incluso obras realizadas en el siglo XX).


¿Alguien sabe qué lleva el personaje de la derecha en la camiseta?


Yue siempre se ha negado a relacionar su obra con algún hecho histórico determinado, incluyendo la masacre de Tiananmen, ocurrida pocos años antes de que pintara el cuadro (y de la que este año se cumplirá el 25 aniversario, recordémoslo otra vez). Sin embargo, esos muros rojos que aparecen en el fondo de la obra recuerdan a las puertas de la Ciudad Prohibida, en el norte de la plaza.

Enlace Permanente

Escribe aquí tu comentario
(Comments in Chinese or English
are also welcome)

Referencias (0)

Compárteme en Facebook, Twitter, Menéame
y otros lugares pulsando aqui: Bookmark and Share



Lo que sonó antes
del fragor de los tanques

13 de Mayo, 2014, 0:01


El mes que viene se cumplirán 25 años de la Matanza de Tiananmen, probablemente el hecho histórico más famoso de China, que irónicamente en este país es todavía un tabú del que apenas se habla. El otro día en los comentarios de un post salió el tema, y uno de los comentaristas más activos de los últimos tiempos, Javier, me retó a que buscara qué tipo de música escuchaban los estudiantes que participaron en aquellas protestas que tan mal acabaron. Aceptado el reto, he de reconocer que no he encontrado mucho, pero contaré lo poco que he hallado:

Los jóvenes de aquel movimiento de protesta, acampados durante días en la gran plaza pequinesa, escuchaban sobre todo rock, un género rebelde, juvenil y occidental que se adaptaba bien a su forma de pensar. El rockero chino más famoso entonces era -y sigue siendo- Cui Jian, cuya canción "Yi Wo Suo You" ("No tengo nada") se convirtió en una especie de himno de las protestas, que él mismo llegó a tocar en la plaza, ante los jóvenes estudiantes.



Pero la verdad es que de Cui Jian y de su himno ya había habado en un post anterior, así que tendré que extenderme y decir que también otros grupos de rock chinos de aquella época sonaban en los walkman de los acampados en Tiananmen, como por ejemplo el grupo Hei Bao (Pantera Negra), que los entendidos consideran el primer grupo heavy de la corta historia de la música moderna china.



Siguiendo en el reino animal y en el de los grupos pioneros, habrá que mencionar a Cobra, otro conjunto de la época, el primero compuesto íntegramente por mujeres.



También de esa época son Tang Dinasty, de los que os pongo este vídeo digno de Barón Rojo u Obús, aunque probablemente es de los 90, no de los 80:



Fuera del rock, se dice que los estudiantes también escuchaban mucho el cuarto movimiento de la Novena Sinfonía, melodía que simboliza como pocas la libertad y la democracia "a la europea", aunque esa música no es coto privado de los manifestantes chinos, también se ha usado en protestas políticas de muchos otros lugares. Os lo sabéis de sobra, es la adaptación que Beethoven hizo de la inmortal canción de Miguel Ríos, pero bueno, os refresco la memoria con este vídeo en donde la canta Japón entero encerrado en un estadio:



Buscando toda esta información, he encontrado una curiosidad que no es exactamente sobre la música de los manifestantes de 1989 pero que vale la pena mencionar aquí: dice la leyenda que la canción "Shinny Happy People", una de las más famosas de REM, publicada en 1991, está inspirada en un cartel de propaganda comunista que el Gobierno chino hizo después de la Matanza de Tiananmen, para intentar ocultar con buenrrollismo la represión posterior.



En realidad esto es sólo una leyenda urbana, no está probado ni los cantantes de la banda ateniense (de Athens, Georgia) lo han confirmado nunca (lo que sí han dicho es que se arrepienten un poco de esa canción). Es un poco como aquello de que el Ojalá de Silvio Rodríguez está dedicado a Pinochet (cosa harto difícil, ya que se compuso cuatro años antes del golpe de Estado de 1973), pero en fin, lo comento por si acaso y por si alguien pudiera probarlo con hechos consumados.

ACTUALIZACIÓN (4/6/2014): Hoy, 25 aniversario de la masacre, añado a este post, tras haber leído un poco más sobre aquellos acontecimientos, que otro cantante que actuó en la plaza fue Hou Dejian, quien además se puso en huelga de hambre y fue uno de los que estaba en la explanada en la noche del desalojo. Estuvo muchos años vetado en China, pero en 2011 pudo regresar y participar en un concierto. Ésta es una actuación suya para la televisión, en 1988.


Enlace Permanente

Por ahora hay 3 comentarios

Escribe aquí tu comentario
(Comments in Chinese or English
are also welcome)

Referencias (0)

Compárteme en Facebook, Twitter, Menéame
y otros lugares pulsando aqui: Bookmark and Share



Paracel bien la guerra
hay que venir al sur

11 de Mayo, 2014, 0:01

Esta semana China y Vietnam han tenido una bronca bastante importante en aguas del Mar de China Meridional. Todo comenzó porque los chinos quieren explorar el lecho marino de una zona que ambos países se disputan, los alrededores de las islas Paracel (que los chinos llaman Xisha, "arena del oeste" y los vientamitas Hoang Sa, "arena amarilla"). Se cree que por allí existe una de las mayores reservas marinas de crudo del mundo, pero al ser una zona tan compleja (hay muchos países alrededor, y todos reclaman islas y aguas del lugar) nadie había podido o querido hacerlo hasta ahora.


Las Paracel (y de paso mostramos las Spratly, que también se las disputa todo quisqui).


China, sin embargo, considera que ya tiene la fuerza y la capacidad técnica necesarias para intentar esa exploración, por lo que ha llevado allí estos últimos días una gigantesca plataforma petrolífera que ha alarmado mucho a Vietnam. Los vietnamitas trataron de impedir la instalación de la planta, lo que fue respondido por buques chinos (no sé si militares o guardacostas) con manguerazos de agua que obligaron a los buques vietnamitas a irse con el rabo entre las piernas. En fin, un episodio más de un contencioso que cada año va ganando en intensidad.

El incidente se produce cuando se cumplen 40 años del suceso que dio a China su actual control de facto de las islas. El 19 de enero de 1974, China y Vietnam del Sur libraron la Batalla de las Islas Paracel, una escaramuza naval que se saldó con la muerte de 48 marineros survietnamitas y 18 chinos. Antes de esa batalla, el control del archipiélago se lo repartían a regañadientes China y Vietnam del Sur, pero tras la victoria china Pekín logró el control de todas las islas. Los chinos hasta hicieron una canción conmemorativa de aquella batalla... (Si os la ponéis, ojo a la vajilla de vuestra casa porque la cantante llega a notas agudas dignas de silbato para perros).




La actitud de Vietnam del Norte en aquel conflicto (Vietnam del Norte, por si conviene aclararlo, era la parte comunista de Vietnam, los charlies, los que acabarían ganando al Sur que apoyaba EEUU) fue algo ambigua: por una parte Vietnam del Sur era el enemigo principal y aquella batalla pudo contribuir a que un año después lograran la conquista definitiva de Saigón, pero China tampoco era un amigo del todo claro. Lo había sido en los 60, antes de que China y la URSS se distanciaran ideológicamente, pero en los 70 Vietnam del Norte era sobre todo amiga de Moscú, no de Pekín.


Mao y Ho Chi Minh en los 50, cuando todos los comunistas eran amiguetes.


Como consecuencia de la poca simpatía de Hanoi hacia Pekín, Vietnam del Norte no felicitó a China por su victoria, algo que llamó mucho la atención, y mostró así los inicios de lo que años más tarde sería una clara enemistad entre comunistas chinos y comunistas vietnamitas (enemistad que llevó a que ambos países tuvieran una pequeña guerra fronteriza en 1979, poco después de que los vietnamitas derrocaran al régimen prochino de Pol Pot en Camboya).

Vamos a ver si la actual cuestión de las Paracel acaba abriendo esas heridas setenteras, o si por lo contrario se llegan a soluciones negociadas. El contencioso es preocupante, pero China tiene tantos que cada semana tiene que ir cambiando la atención de uno a otro (Japón, Xinjiang, Paracel, Spratly, Tíbet, EEUU metiendo baza en todos ellos...) y al final, paradójicamente, tantos jaleos se acaban neutralizando mutuamente.

PD: No se sabe muy bien de dónde viene el nombre de las islas Paracel, que inventaron los portugueses (¿Placer?, ¿Paracelso?), pero lo que sí sé es que cuando oigo ese nombre me acuerdo del principio del estribillo de esta canción que en los 70 dio a conocer la gran Rafaela Carrá, en la que no sé si se refería al sur de Europa o al de Asia, y en la que decía que "donde no hay odio ni guerra el amor se convierte en rey", en clara sugerencia a chinos y survietnamitas para que dejaran de liarse a cañonazos.


Enlace Permanente

Por ahora hay 8 comentarios

Escribe aquí tu comentario
(Comments in Chinese or English
are also welcome)

Referencias (0)

Compárteme en Facebook, Twitter, Menéame
y otros lugares pulsando aqui: Bookmark and Share









Este blog -sorpresas te da la vida- recibió el premio Blasillo de Huesca 2006 al ingenio español en Internet

Y como no hay uno sin dos, fue galardonado poco después con el Premio 20 Blogs 2006 al mejor blog expatriado

Y agárrate bien a la silla, porque más de un lustro después, llegó el Premio BOBs 2012 al mejor blog en español




  
Translate
this page
into English


Mis adorados
(en español)

A un clic de China
Acupuntura China
Aorijia
Aprende chino blog
Arroz con cristales
Asia, Buda y rollitos de primavera
Asociación Cultural Amigos de China
Asociación Familias Adoptantes
Bitácora Sino-Cubana
Búsqueda de orígenes
Casa de España en Shanghai
China actual
China en su tinta
China es un Planeta
China Files
China Viva
China, por descubrir
Chinaempleo
Chinalati
Chino Ahora
Chino-China
Chinoesfera
Comida china de verdad
Emigrante retornada
En Beijing
Escala Pekín
Experiencia en China
Farolillos chinos
Foro Chino
Fútbol en China
Gazpacho Agridulce (cómic)
Global Asia
Guangzhou, mi casa
Historias de China
Humitas con Arroz
Importar productos de China
Infinity plus one
Instituto Cervantes en Pekín
La sabiduría del I-Ching
Latinoamericanos en China
Living in Pekín
Man Zai Er Gui
Mi vida y China
Ni Hao, Ni Daniel
Nordeste Asiático
Observatorio de la política china
Paella de Kimchi (desde Corea)
Pásame esa China
Pasión por China
Persiguiendo una ilusión
Quality Control Blog
Reflexiones Orientales
Revista de Oriente
Sapore di Cina
Sobre China
Sprachcaffe Chino
Toro y dragón
Trabajo en China
Viamedius
Xibanya
Y un poquito del vecino Vietnam
Zai China


Mis enchufados
(en inglés)

China Car Times
China Daily
China Digital Times
China Herald
China Hush
China Radio International
China.org
ChinaCulture
ChinaSMACK
Chinat0wn
Chinesepod
Chinos durmientes
CRCC Asia
Danwei
ESWN
Frog in a Well
Global Times
Global Voice
Hanzi Smatter
Layabozi
Ministry of Tofu
New Dynasty
Offbeat China
Shanghaiist
Sinalunya
Sinosplice
South China Morning Post
The Beijinger
Tibetan Altar
Transpacifica
Weibo Trends
Xinhuanet


Mis favoritos
(en chino)

Acramelo (escrito por un español)
Blog de mi amigo el artista Huang Wen
Zeng Jinyan


Mis predilectos
(en portugués)

Associaçao dos Macaenses


Mis queridos
(en catalán, valenciano, balear, LAPAO)

Sergi Vicente (corresponsal de TV3 en China)

 

Blog alojado en ZoomBlog.com

Creative Commons License
Los textos de este blog están bajo una licencia de Creative Commons.

Si eres el autor de alguna de las fotos colocadas en el blog
y no deseas que sea usada aquí,
notifícamelo y la retiraré